viernes, 12 de septiembre de 2008

Nace ARGENPRESS CULTURAL

Hoy estamos presentando una nueva sección: Argenpress Cultural. ¡Menuda tarea, por cierto! ¿Qué se debe ofrecer en una sección así? ¿Qué significa, en definitiva: "hacer cultura"? El problema está planteado, y ustedes mismos, queridos lectores, están convocados a resolverlo. Participando, obviamente, enviando sus colaboraciones, dándole sustancia al debate, escribiendo, o pintando, o fotografiando, o… ¿"haciendo cultura", podríamos decir?

Sin dudas todos tenemos alguna idea de qué estamos hablando cuando hablamos de "cultura". ¿Será lo que dicen los antropólogos, en el sentido que no hay ser humano sin proceso civilizatorio, sin mundo cultural que humanice? (religión, arte, filosofía, sistemas de parentesco, orden económico-social, mitos…) ¿Será lo que dicen los psicoanalistas, en el sentido de lo que el mundo simbólico establece en cada cría humana para hacerla evolucionar como "normal", sujeto adaptado a su medio con capacidad de amar y trabajar? ¿O lo que nos dicen los hacedores de las bellas artes? (¿García Lorca o un poema anónimo de un baño público?, ¿Mozart, Silvio Rodríguez o Shakira?, ¿Botero o un grafitti callejero?…. 

¿Qué poner en la página cultural entonces? ¿Son "cultos" quienes leerán –si es que hay lectores– Argenpress Cultural? Y quienes no lo lean, quienes no tengan jamás la posibilidad de leer estas cosas, simplemente porque no saben leer… ¿no son cultos? 

Una vez más, entonces, queremos ayudar a fomentar un debate fecundo, así como hacemos con el portal que acaba de cumplir seis años, donde se publican distintas colaboraciones políticas, de análisis social, reflexiones. Son ustedes, entonces, los que dirán qué deberá ponerse en la sección cultural. Son ustedes los que irán escogiendo qué conviene montar ahí, con qué prefieren encontrarse, qué cosas los seducen más. 

Con toda la modestia del caso, para esta primera entrega traemos hoy unas pocas colaboraciones de varios autores hispanohablantes: diez en total (algo de literatura, reflexiones, semiótica). La idea original es renovar esos materiales los sábados, cada quince días. Ustedes tienen la palabra y nos dirán si vale la pena el esfuerzo, qué debemos colocar, cómo hacerlo. Desde ya, la página está abierta, y es de ustedes. Hasta donde sea posible –sabiendo de los límites reales en esto– aprovechemos este relativo espacio democratizador que es el internet. ¿Podríamos decir finalmente, aún a riesgo de ser ampulosos: cultura para todos? Bueno, si es así… hagamos el esfuerzo para darle sentido a estas palabras. 

Los Editores

Colaboraciones hacerlas llegar al correo: cultural@argenpress.info