sábado, 22 de noviembre de 2008

Algo de música: El "Dan Bau" de Vietnam


ARGENPRESS

A partir de este número Argenpress Cultural incluirá regularmente algo de música. La idea es dar a conocer distintos aspectos de esta actividad cultural, buscando hacer un recorrido por algunas de sus tan diversas y ricas expresiones, así como por los diversos contextos culturales en donde la misma tiene lugar.

La música es algo universal, una de las pocas constantes que se repiten en toda civilización, y ninguna es "mejor" que otra. Nuestra intención es presentar parte de esta infinitamente extendida y tan bella riqueza humana. Hoy, gracias a la colaboración de su embajada en Argentina y de los integrantes de la corresponsalía de la Agencia VNA, presentamos algo de música de Vietnam.



“Dan Bau” (Đàn Bầu - Instrumento Musical de Calabacín) es un instrumento musical tradicional de una sola cuerda, muy típico de Vietnam y de gran aprecio tanto nacional como internacional. Según las investigaciones, el origen de este singular instrumento musical se remonta al siglo VII.

“Dan Bau” se compone de una pequeña y larga caja de madera que sirve como base y de resonancia, sobre la cual se tiende de un extremo a otro la única cuerda, sujetada por un lado a una media corteza de calabacín seca, que funciona como amplificador, con una caña o palanca flexible hecha de cuerno de búfalo como ajustador de tonos.


El músico toma con la mano derecha una varita de bambú y puntea la cuerda para obtener los sonidos, al mismo tiempo, con su mano izquierda mueve la palanca flexible para cambiar las vibraciones. La comunicación establecida entre el músico y la única cuerda es tan elegante y armónica produciendo un sonido suave, melancólico y sugerente. Las piezas de “Dan Bau” reflejan diferentes facetas y estados de la vida: el amanecer, el trabajo, la soledad, la nostalgia, el amor, la melancolía y otros. Es en fin, la unión del hombre con su tierra, de la tierra con el hombre.



Tan mágico y seductor es el sonido de este instrumento que hay un adagio popular que dice: “Dan Bau quien lo toca lo escucha; si es mujer, no debe escuchar al Dan Bau”. Es que al principio solamente los músicos hombres tocaban este instrumento, hoy día las mujeres lo hacen también.



Ha habido algunas modificaciones al “Dan Bau”, como la cuerda, originalmente era de seda compactada ahora es de metal, o la corteza de calabacín es sustituido por un tallado de madera con figura de la misma fruta; no obstante se mantiene su dulce y vibrante sonido. Se emplea amplificador eléctrico en caso de amplias audiencias.



Antes, “Dan Bau” se tocaba como solista al placer propio del músico, ahora se toca también en compañía de otros instrumentos tradicionales y hasta en los conciertos de orquesta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.