sábado, 6 de diciembre de 2008

“Proceso a la C.N.T. 19 Fusilados el 23 de enero de 1937 en Santa Cruz de Tenerife”, de Ricardo García Luis

José Almeida Afonso (desde Artevirgo, Canarias. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Especialmente dedicado al amigo Álvaro Morera, por su inusual generosidad, por su valiente ejemplo de que, a pesar de los pesares, vale la pena apostar por la Libertad, la Justicia y la Humana Dignidad, por su constante ejemplo de modestia -que no humildad- que le enseñó a saber estar en todo momento y circunstancia. Por tener siempre una palabra de aliento, de comprensión, cuando me notaba decaído, desencantado...Por todo esto y por otras muchas cosas, que entran en el ámbito de lo más íntimo, muchas, muchísimas gracias, amigo.

Este es el último trabajo aparecido del historiador, profesor y mejor persona, Ricardo García Luis, y que vio la luz debido al interés de uno de los miembros de la editorial “Lágrimas y rabia”, Jonathan Delgado; (al que también le debemos que haya apostado por editar también -la primera y segunda edición-, la novela “Islas Canallas” de Miguel Díaz Díaz “La Zurda”, conocido más por su faceta musical en el ya legendario grupo canario “Guerrilla Urbana”, que como escritor que para nada tiene que envidiar -tanto en el sentido estrictamente literario, como ética y estéticamente- a otros ´plumíferos`, que si se habla de ellos es más porque son excelentes “relaciones públicas”, que por el valor en sí de “su” literatura).
________

Ricardo García Luis en este libro de investigación –que no es pago con dinero debido a la gran cantidad de horas que dedica Ricardo cuando decide investigar, estudiar, indagar, preguntar, buscar todos los documentos (escritos oficiales, libros que hablen del tema que le interesa, documentos gráficos, fuentes orales, ya sean de testigos directos o de familiares y conocidos...cuando ya ha reunido todo este material, viene la fase de contrastar fuentes, ordenar, y escribir claro, conciso, directo, sencillo ---siempre mucho menos de lo que hubiese deseado conseguir...-- con la seriedad, el rigor y la intuitiva lucidez que ha alimentado después de muchos años dedicados al estudio, a la investigación y a la difusión de los terribles sucesos que ocurrieron en Canarias después de La Rebelión militar en contra de la II República española, legítimamente salida de las urnas, y que fue derrotada con un perverso, salvaje y cruento ´golpe militar` tras el “alzamiento nacional” al frente del que estaba el General Francisco Franco Bahamonte, que se convertiría en la única persona que iría a “regir” los destinos de esa entelequia que llaman España “A dios rogando y con el mazo dando”, durante cuarenta años y que supondría una de las épocas más oscuras, retrógradas, represivas, frustrantes, que han sufrido los ciudadanos españoles a lo largo de su muy “sui géneris” Historia y “sus” Colonias de Ultramar.

Un tema este en el que, aunque hayan pasado más de 70 años, existen ciertos sectores de la población –generalmente ligados al Partido Popular (PP), cuyo discurso se centra en que “tocar” este tema, supone “abrir” heridas que, dicen, ya estaban curadas, (para estos, evidentemente estaban ya curadas porque tras la infame e injusta victoria de los rebeldes que se levantaron en armas en contra del Régimen Republicano legítimamente constituido, se ocuparon y preocuparon de buscar tan solo a “sus” muertos, al tiempo que se cuidaron muy mucho de que “los otros muertos” (los que aquellos llamaban “rojos comunistas de mierda”), fueran enterrados en fosas comunes y a los familiares que preguntaban por estos tan solo se les dijera que “habían desaparecido y que no sabían nada de éstos...” Así, hasta ahora...

Hasta que un 11 de septiembre de 2003 se leía un suelto en el periódico “El País”, titulado “El Congreso deniega revisar los juicios sumarísimos del franquismo”, en el que se dice que `El PSOE vio ayer cómo naufragaba una proposición de ley para que se pusiese en marcha el procedimiento de anulación de los juicios sumarísimos de la dictadura franquista que ocurrieron durante la Guerra Civil´.

Su diputada Amparo Valcarce “defendió la necesidad de esta actuación para restituir la memoria y el honor de cuantos fueron condenados y fusilados injustamente”.

“Fue apoyada por toda la oposición, excepto Coalición Canaria, que no intervino en el debate”. El portavoz del PP, Manuel Atienza, “consideró este asunto zanjado con el consenso de todos”.

LA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA (2007)

La novedad es la presentación, por parte del (PSOE), de una Ley de la Memoria Histórica (2007). Su objetivo es ´reconocer y ampliar derechos, promover su reparación moral y la recuperación de la memoria de quienes fueron perseguidos`. Según el texto definitivo, declara ´injustas` las condenas políticas del franquismo e ´ilegítimos` los tribunales que las emitieron. Sin embargo esto no va a suponer la ´anulación` de los juicios sumarísimos. Declarar ´ilegítimos ` aquellos juicios, mantiene la ´plena vigencia` de las sentencias. Se reconoce el derecho a obtener una ´Declaración de reparación y reconocimiento personal a quienes sufrieron condenas ´injustas` de tribunales ´ilegítimos`. Una declaración que no tendrá efectos económicos y será expedida por el Ministerio de Justicia.

Y una pregunta que martillea violenta dentro de mí y que no me permite continuar con esta sangrante injusticia a los ojos de la mayoría del pueblo español – es simple- ¿Por qué si todos, o una inmensa mayoría de lxs ciudadanxs de España reconoce que la inmensa mayoría de los asesinados, desaparecidos y torturados lo fueron injustamente, que no merecían tamaño castigo, tan tremenda condena, y ya no sólo éstos, sino tampoco la incertidumbre en la que quedaban sus familiares y que muchos murieron sin saber qué les ocurrió en verdad a sus maridos, sus hijos, sus nietos...y que aún hoy todavía queden descendientes que no sepan absolutamente nada de lo que les ocurrió a sus familiares...a qué le tiene tanto temor el PP (Partido Popular) y Coalición Canaria (CC)...¿A qué y porqué? Son cuestiones que exigen una rápida, inexcusable, pronta explicación. Si en verdad lo que quieren es que se cierre aquella cruel herida de los vencidos, no es un deber que se faciliten los trámites necesarios para conseguir ese objetivo, es una ineludible exigencia que no admite más absurdos argumentos como que “ese es un asunto zanjado con el consenso de todos”, como dijo un tal Manuel Atienza...Sí, claro, este señor pertenece al Partido Popular.¿No?

¿Cómo lo supiste? ¿A cuál sino? Claro, claro...

¡Ah! ¿A quién se refiere este elemento cuando dice con el “consenso de todos”? Desde luego que con el mío, de ninguna de las maneras... ¿y con el tuyo? No sé, pero dudo que hayan contado también con tu “consenso”...Entonces ¿con quienes?

¿Con quién va a ser? ¡Con los de siempre!

Esta es la prueba más evidente, más clara, más contundentemente incuestionable que aquí no ha cambiado nadita, absolutamente nada...

Como siempre a las pruebas, a la tozuda realidad me remito, los remito...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.