sábado, 14 de febrero de 2009

Los tres antiguos

Raúl Centurión (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En el informativo anunciaron que sigue la búsqueda de Shefferson, desaparecido el jueves pasado en la zona sur de la colina normanda en Los Tres Antiguos.

Shefferson anota en su diario de viaje:

Lunes 20 8.00 Am

Inicio mi ascenso lento pero seguro, el equipo no es tan pesado como yo pensaba. El paisaje es imponente hay cierto encanto en ésta zona, se percibe en el aire.

13.00 Pm

Por fin llego al punto D de mi mapa y encuentro una caverna escondida, me preparo a inspeccionarla.

14.00 Pm

Ya he recorrido unos cuantos metros, por suerte traje repuestos para mi linterna.

He encontrado lo que parece ser los restos de un campamento antiquísimo, hay un cofre de hierro y en su interior un libro de viaje en su última página dice:

-Uno a uno están desapareciendo todos sin dejar rastro, toda búsqueda resultó en vano. Estoy sólo y preparo mi descenso. Deseo salir de este lugar.

El que escribe. Robert Mc lee 2 de enero de 1899.

Debo suponer que nunca descendió, ya que el diario sigue aquí. –pensó Shefferson

Delante hay un gran corredor de roca sólida y creo divisar una tímida luz al final del mismo. A medida que camino hacia ella, ésta parece alejarse aún más, entonces decido volver.

Había caminado más de lo que pensaba y ahora estoy confundido, no sé qué camino tomar. Estoy nervioso y preocupado, todos los intentos con mi celular no tienen efecto alguno.

Dios mío estoy perdido. Esa luz otra vez, o será un reflejo de mi linterna. Con mucho temor apago mi luz y el brillo al final del túnel sigue invitándome a seguir. No tengo otra mejor opción, camino hacia ella pensando que es mi única salida; llego al final del asunto y me encuentro en un emplazamiento concéntrico y para mi espanto seis esqueletos penden de la gran masa rocosa. Al intentar dar la vuelta para huir del lugar siento un desgarrador dolor agudo en mi cuello.

… Luego de dos meses suspenden la búsqueda del explorador perdido en la zona de Los Tres Antiguos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.