sábado, 25 de abril de 2009

Que paguen los culpables

Beatriz Paganini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¡Que paguen los culpables!

El ómnibus está por llegar a la última parada y el chofer aumenta el volumen de la radio para que se despierten los pasajeros y se bajen.

¡Que paguen los culpables! ¡Asesinos! ¡Más de doscientos muertos!

Roque se despierta con la voz alterada de esa madre que clama, en una entrevista radial, su indignación y su impotencia.

Ya es noche cerrada, son las 23 y cuarenta, faltan minutos para la media-noche.

_ Los culpables son muchos señora - quisiera contestarle Roque a ese ser sufriente que no puede con la angustia de la pérdida-Son muchos, son anónimos, el origen no está en Cromañón .Si fue, en ese boliche, donde ocurrió la tragedia y murieron casi doscientas personas, aunque habría que contar las que fallecieron por secuelas inherentes al grave y evitable accidente. Cromañón es la punta del iceberg que no se va a descubrir nunca.¿Usted se da cuenta de lo que pasaría si se descubriera con que plata se compró ese edificio donde funcionó? Ahora le cuento, señora: Al inmueble lo compró una sociedad off-shore. ¿Sabrá lo que es off-shore señora? No, yo tampoco lo sabía, me enteré por la prensa y por el prof. de inglés que aprovechó y nos explicó. A partir de ahí, algunos pasamos a ser expertos en la palabrita inglesa pero, veinte días antes, si nos hubieran preguntado, contestaríamos.

_ ¿Off-shore, que es eso?

Algunas fuentes periodísticas (no todas porque no hay que enojar a la mano que te da de comer), nos ilustraron que los que habían comprado el edificio, lo hicieron con un capital que, previamente estaba depositado en una cuenta bancaria de un paraíso fiscal, es decir que era proveniente de “lavado de dinero” o dinero negro, que le dicen.

A continuación, formaron una sociedad, en Uruguay, con dos viejitos jubilados que declararon que pusieron sus firmas, les pagaron quinientos pesos a cada uno y chau Pinela. ¿Se da cuenta señora, como un acto corrupto, ilegítimo, da origen a otros actos corruptos? Así se fueron formando con una cadena de delitos hasta llegar a los que dieron permisos falsos, vendieron mas entradas de las permitidas, murieron menores que por ley no debían estar ahí, etc, etc.

¿Usted a quién votó señora? En el 83, en el 90, en el 98? No señora, disculpe, no voy a decirle que la culpa es suya, solamente le pregunté…Pero yo estoy de acuerdo con usted señora: que paguen todos…

Roque se baja, aprieta el paso porque hace frío y quiere llegar antes que se duerma Janina, su hermanita porque hace dos días que cuando llega ya está durmiendo y, a la mañana él se va temprano.

Minutos antes de su llegada, se había desarrollado el siguiente diálogo entre su madre y su hermanita:

_ Mamá ¿Porqué somos pobres?

Al no saber, que contestarle, Feliza optó por el silencio.

_ Mamá ¿por qué somos pobres? Contestame.

Feliza levantó su vista cansada, iba por la vigésima quinta alforcita del vestido de novia que estaba cosiendo, aún le faltan ciento ochenta y tres, debiendo entregar la costura mañana a las ocho.

_ Mamá ¿No me oís?

Sí que la ha oído.

Trata de pensar ¿Porqué somos pobres? Y, en lugar de una respuesta comienza a llorar.

_ Mamá ¿Porqué llorás?

Pero fue en ése momento que Feliza sintió el ruido de la llave, se seca las lágrimas y trata de disimular.

_ ¡Vieja! ¿Qué te pasa?- pregunta Roque al darse cuenta del disimulo.

_ Nada.

_ ¿Cómo nada? ¿ Llorás por nada?

_ Por nada no - aclara Janina - yo le pregunté por qué somos pobres-

Roque es un aventajado alumno que asiste al último año del bachillerato y tiene como profesora de Literatura a la señora Ladi Fernández, quien practica un original método de enseñanza; consistente en que los últimos quince minutos de la clase los dedica a conocimientos generales. Estos comprenden desde novedades científicas, hechos políticos, problemas sociales, derechos humanos, es decir todo lo que sea de interés y actualización cultural: POLÍTICA, HISTORIA, CIENCIAS.

Por supuesto, sembrada la semilla del conocimiento, los alumnos investigan luego por su cuenta.

Así aprendieron que era el Juicio a los Comandantes en Argentina, la guerra de Bosnia, quienes eran los tres de Las Azores, que al ex-presidente Aznar el Congreso yanqui le iba a conceder una medalla pero que el gobierno español tenía que pagarla al costo de más de un millón de dólares, que un dictador africano se había hecho el trono en oro macizo, que el gobierno de Estados Unidos secuestraba ciudadanos en algunos países de Europa, porque los consideraba terroristas y los trasladaba en aviones a sitios desconocidos, que en China no pueden tener más de dos hijos y existen los niños fantasmas porque los padres no los quieren matar pero tampoco los pueden anotar en ningún registro civil, que Henry Kissinger, premio Nóbel de la paz colaboró con el dictador Pinochet , que el comandante Massera, integrante de la Junta Militar Argentina se enriqueció apropiándose de los bienes de los ciudadanos a quienes mandaba matar, que estudios de A.D.N permiten individualizar a un asesino o violador, que el comandante Marcos era un patriota como el CHE y que tuvo mejor suerte porque se radicó en CHIAPAS y allí logró formar un asentamiento que subsiste y se mantiene, que HUGO CHAVEZ el presidente de Venezuela había conseguido la adhesión internacional en el acto que se llevó en Mar del Plata con la contra-Cumbre de Las Américas y que le hizo pito catalán a Bush , con una frase que se hizo famosa recorriendo la prensa mundial:

¡ALCA al CARAJO!

Además, cada fin de semana ordenaban los temas que iban incluyendo en las carpetas individuales.

En la carátula se especificaba:
COMPILACIÓN DE NOTICIAS
COLABORACIONES DE:
Alumnos – Familiares – Amigos.
INFORMACIÓN EXTRAÍDA DE:
Diarios – Revistas – Internet – Televisión – Radio.
Fue con esa metodología de enseñanza, que Roque expandió sus conocimientos. La biblioteca era su consulta semanal o el ciber del barrio servía de excelente auxiliar.
Ahora estaba frente a su madre y a su hermanita y tenía que explicarles:
Porqué eran POBRES...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.