viernes, 29 de mayo de 2009

Caídos, caídos mis hermanos árboles


Calixta Gabriel (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Caídos, caídos, están mis hermanos árboles. Unos pudriéndose, otros en agonía,
Otros desnutridos por la sequedad.
Desierta quedó la madre naturaleza después de la guerra interna en Guatemala.

Nuestra madre tierra ha estado llorando desde la invasión de Abya Yala.
Ha padecido de muchos dolores por la perdida de sus hijos en las últimas décadas en Guatemala.

Caídos, caídos están mis hermanos árboles, por gobiernos genocidas que promovieron masacres y destruyeron a l a madre naturaleza, quemaron bosques enteros, botados árboles por kilómetros desde los más pequeños hasta los más frondosos torturados por motosierras de industria,
justificando por una plaga del gorgojo amarillo
Así han violado a la madre tierra sistemáticamente las industrias han dicho también que allí están los reductos de gorilas en la región
La práctica de la tierra arrasada para matar a los indígenas y sus bosques.
Amenaza el líquido sagrado agua.
Sufriendo la madre tierra con hijos animales que corrían en maratón para defender sus propias vidas y muchos de ellos murieron y quedaron como carbón junto con los árboles en los pueblos de Guatemala. Caídos, caídos mis hermanos árboles, la madre tierra sigue sufriendo, desnuda aguantando frío,
viuda llorando por la perdición de sus criaturas –FLORA Y FAUNA de todas las especies
Animales y árboles Algunos animales y aves se desplazaron para seguir la procreación en el vientre de las rocas y la mayoría cayeron en la tierra arrasada con los árboles.
Caídos, caídos mis hermanos la ciudad actual, quedó silenciosa, Cementerio de árboles nada más desierta quedo la tierra,
la madre tierra sigue sufriendo
árboles que retoñan los mata el sistema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.