viernes, 12 de junio de 2009

Entrevista a Yahvé


Wilmer Estrada Cruz (Desde Puerto Rico. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Había sido una mañana pesada, el consultorio estuvo atestado todo el día. Me sentía agotado y mi amigo el Prof. Lucas Samuel Cruz le había dado una asignación a sus chicos para me entrevistaran sobre la diferencia entre cliente y paciente, Lucas me viene jodiendo con esto hace años. Además de explicarle a sus discípulos tenía un compromiso con Lucas para dialogar sobre su tesis doctoral. La tarde transcurrió con mucha tranquilidad. A eso de las de 3:30 P.M. la secretaria me dice que hay una persona anciana esperando. Que pase fue la contestación.

El señor que hizo entrada era muy alto de cabello blanco, barba larga y descuidada, llevaba un bastón y vestía una túnica blanca casi transparente. Le impresionó su figura y solo pudo decir. Y aquí el dialogo entre este servido y Yahvé

¡Buenas tardes buen hombre!

-Buenas tardes. Contestó

¿En qué puedo ayudarlo?

-Soy Yahvé

¿Yahvé? Contesté entre asombrado e incrédulo. Sin dejar que saliera del asombro volvió a la carga.

-Si, soy Jahvé, ¿no me reconoce? ¿No le han contado de mí? ¿No me ha visto en retratos? ¿Hasta películas han hecho de mí? ¿En verdad no me reconoce?

¿Es usted....?

-Mírame, a la una, a las dos, a las tres, ta, ta, ta, ta Soy Jahvé, Jehová, El Señor, el Todopoderoso, Dios.

Me había quedado de una pieza. Tenía una sensación mixta, de alegría y molestia. Yo un principiante de ateo y marxista me toca de cerca entrevistar al tipo que más de la mitad del mundo lo da como un ente justo, amoroso, pacificador y que traerá la paz a todos. No salía del pasmo cuando me tiró su currículum vitae y en cuestión de segundos vi toda la historia (narrada por él por supuesto) y desbocado rápido le pregunté.

¿Y también Jesús?

-No, no, no. A Jesús y su estirpe lo inventaron durante el primer Concilio ecuménico que se celebró en el año 325 en Nicea por el Emperador Constantino y por orden del obispo San Osi de Córdoba. Esas son historias de caminos. ¿Tu abuelo no te contaba historias?

Aturdido todavía pero con un gran repertorio de preguntas sobre la mesa, hice la más estúpida de todas. ¿En que puedo ayudarle?

-Se rascó la barba. Me miró intensamente durante 10 minutos me observaba de arriba abajo y dijo

Creo que ambos pensábamos lo mismo, ¿quién carajos es este? Se dio cuenta de lo que pensaba y me preguntó.

-¿Estás dispuesto a escucharme?

Sí, pero tengo muchas preguntas, ¿no hay inconveniente?

-No, ninguno, dispongo de mucho tiempo, aunque la gente no nos entiende.

Lo interrumpí, usted dice y cito “no nos endienten” ¿A quién se refiere no nos entienden?

-A nosotros, los dioses

¿Hay muchos dioses?, pregunté.

-Hay mijo no tienes idea cuantos somos que los del Olimpo, ya hemos retirado a unos cuantos.

Para un aspirante a ateo y marxista la suerte toca a la puerta y pregunté ¿Porqué ustedes han cometido tantas atrocidades contra la humanidad?

-Nosotros no hemos hecho nada han sido algunos dioses como Jurarán que los azota todos los años.

Los huracanes son cosas de la naturaleza. Dígame de las atrocidades que han cometido.

-Se levantó endemoniado dio un fuerte golpe en el escritorio y blasfemó. Somos la tierra, el agua, el aire, el árbol, la semilla, somos todo ignorante Maldita sea la raza... Se volteó y mordió su pulgar, me miro fijo y preguntó ¿qué atrocidades?

Le voy a enumerar algunas para conocer su impresión:

• El diluvio universal, en donde murieron miles de niños, mujeres, ancianos, animales. Génesis 6-8 dice que este ser misericordioso exterminó a todos los seres humanos en un diluvio universal incluyendo a niños, bebes y animales ¿Eran todos pecadores? (Génesis 6; 2 Pedro 2:5). Aun seguía mirándome pero se volteó.
• ¿Por que se sienten poderosos y se hacen adorar tanto (Éxodo 14:4), (Deuteronomio 10:17), crítica (Levítico 26:28; Números 11:1). Respiró hondo hasta inflarse.
• ¿Por que se enfadan con los hombres? Éxodo 4:14, Éxodo 22:23, (Éxodo 32:10), (Levítico 26:28), (Números 11:1), (Éxodo 20:5). Meneó el pulgar en la negativa.
• ¿Por qué tienen una actitud antisocial? Acaso los derechos y los sentimientos de las personas, sean niños, mujeres, ancianos no cuenta. Mandaste a asesinar menores de edad y animales (Génesis 6; 2 Pedro 2:5), (Levítico 1-7), (Éxodo 12:29), (Ezequiel 9:4-6). Sus ojos se tornaron rojos y tenía una mirada fulminante.
• ¿Por qué destruiste a Sodoma y Gomorra matando niños, ancianos, animales merecían morir y encima convertiste a una mujer en estatua de sal? Se levantó y me dio la espalda.
• Eres ese ser justo que no castiga a los hijos por los pecados de los padres (Ezequiel 18:20), en 2ª Samuel 12:1-22 asesinó a un feto, por los pecados del Rey David. ¿Vas a seguir? Preguntó.
• Porqué al Dios de Israel le parece bien asesinar a las mujeres solteras que tienen el himen roto. (Deuteronomio 22:20-21)
• ¿Cómo es posible tanto crimen narrado en tu Biblia.

-¿Quién dice eso? Son herejes y paganos los que difunden esa blasfemia.

Está narrado en su Biblia, le recordé.

-Miró hacia suelo por largo tiempo y luego dijo, hijo son muchas preguntas y bien pocos, te digo, bien pocos podrán (sin atentar contra su vida) escuchar la verdad. Lo que dices es cierto y acá entre nosotros, hay todavía más. ¿Hay alguna otra cosa que quieras preguntar?

¿Cómo permitió que sucedieran eventos como:

• la inquisición, las cruzadas, la colonización,
• II Guerra Mundial, La Bomba Atómica
• Vietnam
• el bloqueo a Cuba
• Dictadores
• Irak
• Afganistán
• Gaza?

-Miró de frente, no se veía molesto ni angustiado con las preguntas. Se incorporó y susurrándome al oído me dijo, “los relatos de los libros antiguos son falsedades”. Volteó la vista como queriéndome decir algo más importante. Salió hacia la puerta observó hacia los alrededores y me dijo “Ni tampoco creo que nosotros seamos verdad”. La culpa no es nuestra es de ustedes por mendigos, ingenuos, cándidos, incautos, bola de... Se esfumó y desapareció.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.