viernes, 12 de junio de 2009

¿Por qué no editaron un libro que nos hablara de la vida y la obra del pintor canario Jorge López?

Liberto (Desde Artevigo, Canarias. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

“...Se llevaron las sonrisas en sus barcos de guerra,
y nos dejaron óleos, con sus caras de santos...
Trajeron algunas artes y todos los desastres.
La inquisición y toda su corrupción... ”

Andrés Bianque. “Día de la Raza”

La cuestión que utilizo como titular de este artículo podría parecer retórica; podría entenderse como que yo conozco los motivos de que no se haya publicado libro alguno del creador ya desaparecido Jorge López; que me sirve como figura literaria porque en el fondo yo sé las razones de que este genial creador canario no aparezca en esta especial colección dedicada tan sólo a lxs más geniales y auténticxs pintorxs plásticos.

Si les soy sincero -cuando empecé a escribir este artículo dónde intentaba encontrar respuestas auténticas, verdaderas, rigurosas, del enorme error, de la inmensa ignorancia, del imperdonable olvido que supone no contar con ninguna publicación dedicada monográficamente a mostrarnos la vida y la obra de este pintor inigualable en La Historia de La Plástica en Canarias- no me atrevía a mantener una tesis que explicara la increíble ausencia de Jorge López en esta cuidadísima, exquisita, lujosa, atractiva colección exclusivamente dedicada a LXS CREADORES PLÁSTICOS CANARIXS QUE MÁS HAN DESTACADO EN ESTA FACETA ARTÍSTICA.

Pero ya saben que los caminos de lxs periodistas díscolos, de lxs que no sólo no nos creemos a pies juntillas todo lo que vomitan a diario, periódicos impresos y digitales, emisoras radiofónicas, televisiones públicas y privadas, e incluso la cada vez más extendida Internet...pues eso, que todxs ustedes ya sabían que los caminos de estxs periodistas son inescrutables, precisamente porque nuestro espíritu inquieto, incrédulo, desconfiado nos ha demostrado más de una vez que el tan mentado y defendido artículo 20 de la Constitución Española que recoge el derecho a la opinión y a la información de todxs lxs ciudadanxs, se ha quedado en papel mojado, -aunque también podría utilizar una expresión que se me acaba de ocurrir y que está más acorde con los tiempos modernos: “se ha quedado en ordenadores caídos...”

(Como mi postura es total y absolutamente contraria al copyright –prefiero y hago apología del copyleft- permito que se cite esta expresión, siempre y cuando nadie se intente lucrar con ella, y haga mención de su autor...-¿a qué les suena a una autentica y verdadera proposición de, cuanto menos, un absoluto descerebrado falto de imaginación, carente de sensibilidad y que arrastra una frustración más pesada que uno de aquellos elefantes de “Memorias de Afrika”... pues esta postura es la que mantiene la actual responsable del Gobierno de Canarias, en total sintonía con la Sociedad general de autores que hasta en los Festivales benéficos quiere sacar tajada dando muestras de hasta dónde son capaces de llegar y cuánto les importa las personas que no pertenecemos a ese mundillo...-“Por eso dices lo que dices, y piensas como piensas” me podría objetar algún miembro de esta especial Sociedad”. A lo que yo le añadiría -“adiosgracias y pormuchosañosaun quetunoloveas).

Un Derecho éste que fue recogido por toda la prensa española en el año 1976 a “bombo y platillo”, cuando España reconoció la famosa “Declaración Universal de Los Derechos Humanos”, a la que pertenecían desde 1948 la mayoría de los países occidentales, y que España no había reconocido hasta tres décadas después por razones obvias...y es que el artículo 19 de esta Declaración dice literalmente que “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones , el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

***

Pero como este tema de la libertad de expresión y opinión es sólo tangencial de la verdadera cuestión que quisiera exponerles en este artículo, lo dejaré pendiente para una próxima oportunidad.

Y es que la cuestión del incomprensible olvido del pintor Jorge López desde la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias es tan sangrante, tan vergonzoso e indignante que me voy en la obligación como ciudadano de a pie, sin poder alguno, de, al menos denunciarlo a través de los Medios de Comunicación...aunque mucho me temo que tampoco estos se hagan eco de mi protesta y la de muchxs que conozco y sienten la misma impotencia y desazón que siento yo en estos momentos.

Y aunque en un primer momento pensé, creí que la no inclusión de este genial pintor canario en esta cuidada, exquisita y elitista colección de lxs más destacados creadorxs canarixs podría ser producto de la ignorancia, el desconocimiento o el olvido, finalmente llegué a la conclusión de que si Jorge López no fue incluido en esta colección tendremos que buscar los motivos en el espíritu rebelde, díscolo, independiente de este genial, único y original creador canario porque siempre estuvo apartado de los círculos del poder político, de las capillitas elitistas que consagran o elevan a los altares del parnaso a aquellxs que se venden por un plato de judías, por las migas de un día. Y, claro, Jorge López jamás perteneció a ninguna de estas capillas excluyentes, miserables, mezquinas, que pelotean y adulan a los poderosos de turno a cambio de este tipo de prebendas, de perversos y oscurantistas intercambios mercantilistas. He aquí clara y diáfana la razón de la ausencia de Jorge López en esta colección.

En fin, como siempre suelo decir yo, no me crean a mí: pregunten a expertos independientes sobre este tema concreto a ver cuál es la opinión de éstos con relación a Jorge López.

Yo sólo les voy a plantear una serie de cuestiones para que sean ustedes mismos los que saquen su propio criterio sobre el asunto que nos convoca: en primer lugar decirles que de los 30 autores plásticos canarios que están representados en esta colección, varios aún no han muerto físicamente y ya cuentan con el privilegio de pertenecer a esta colección...del mismo modo aparecen muchos que, yo, al menos no puedo realizar una valoración objetiva porque ni siquiera los conozco...y el resto, hasta llegar a los 30, tengo que reconocer que sí merecen ese rescate, estudio y difusión de su vida y su obra porque fueron grandes creadores.

Me hago cargo de lo difícil que es ser objetivo a la hora de valorar una obra artística...me hago cargo, pero no lo acepto por la sencilla razón de que si algún creador se merecía aparecer en esta colección es precisamente Jorge López.

Un pintor canario que se ganaba la vida de albañil y que vivió hasta sus últimos días en el barrio obrero de la Feria del Atlántico, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en un sexto piso de 70 metros cuadrados, donde vivió sus últimos días junto a su mujer y sus hijos y una mísera pensión...

Quizás esta sea la razón de no valorarlo en su justa medida los que son sus coetáneos... pero la historia, ese juez implacable, ya se encargará de poner a cada uno en su sitio...ya se encargará...lo más que me jode es que, quizás, yo no sea testigo de cuando inevitablemente llegue la hora de su justa valoración.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.