viernes, 31 de julio de 2009

Algo de música: el bolero


ARGENPRESS CULTURAL

El bolero, si bien tiene sus raíces en España (en la contradanza del siglo XVIII más específicamente, estando ésta, a su vez, emparentada a bailes de origen gitano) es, hoy por hoy, un ritmo enteramente latino, en buena medida ícono cultural en gran parte de Latinoamérica. Decir bolero es pensar en ciertos países de nuestro continente, los de la cuenca del Caribe más específicamente, y en México también. Y decir bolero es pensar un ritmo sereno, con letras pasionales, románticas y/o eróticas, cantado en idioma español. Es inconcebible un bolero en inglés, en italiano o en alemán, o en alguna de las tantas lenguas originarias de América.

El bolero habría llegado al continente americano a comienzos del siglo XIX con una compañía de baile española llevada a Cuba, donde la fusión con los ritmos africanos del Caribe dio como resultado el compás cadencioso tal como lo conocemos en la actualidad, con su acompañamiento clásico de guitarras y percusión, consistente esta última en bongós, congas o tumbadoras, y el tradicional agregado de maracas.

Se acepta en general, discutiendo la exactitud de la fecha, que el primer bolero que marca el inicio del género fue compuesto por el cubano José ‘Pepe’ Sánchez en Santiago de Cuba alrededor de 1886: “Tristezas”. Independientemente de la fecha exacta, lo importante es que esa pieza dio origen formal al género y con el acompañamiento musical que recién mencionábamos. Si bien hay variaciones regionales y por país, el bolero siempre es un ritmo asociado a un ámbito romántico, cantado en general por un solista (masculino o femenino), a veces con el acompañamiento de coros, con letras muy sentidas, tristes en muchos casos.

El bolero ha tenido momento de alta y de baja, pero estuvo presente en la música popular de casi todos los países latinoamericanos a través de todo el siglo XX. Hoy pasaron sus décadas de gloria (1930 a 1950 aproximadamente), pero sin dudas es un ritmo que sigue vivo, escuchándose y bailándose. Hay quien, incluso, habla de un renacer del bolero.

Para ejemplificar algo de este género, presentamos aquí algunos de sus más connotados intérpretes: Rocío Durcal, Armando Manzanero y el Trío Los Panchos.







Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.