viernes, 14 de agosto de 2009

Algo de música: la guitarra eléctrica


ARGENPRESS CULTURAL

La guitarra eléctrica es, ante todo, una guitarra; por tanto, su estructura y su técnica no difieren sustancialmente de la guitarra clásica. O difieren en parte: ambas tienen seis cuerdas afinadas de la misma manera, ambas tienen una similar técnica para su mano izquierda, que es la que oprime las cuerdas sobre el mango o mástil con similares posiciones; ambas suenan a partir del tañido de las cuerdas. Aquí, en el pulsado de las cuerdas, es donde comienza a diferir: mientras que en la guitarra clásica son directamente los dedos de la mano derecha los que pellizcan las cuerdas, en la guitarra eléctrica es una uña artificial o púa la que arranca el sonido. Siguiendo con las diferencias, mientras en la guitarra tradicional las cuerdas suenan por la amplificación que produce su caja acústica (de madera) y las cuerdas son de plástico y/o de distintos materiales de origen animal, en la guitarra eléctrica esas cuerdas son de metal, y suenan a partir de la amplificación del sonido que convierte las vibraciones de las cuerdas en señales eléctricas debidamente procesadas, que llegan al oído del oyente a partir de medios electrónicos de tratamiento del sonido (amplificadores eléctricos y parlantes).

La guitarra eléctrica fue inventada en Estados Unidos en el año 1920 por Rickenbacker. Los primeros guitarristas de jazz veían que no tenían suficiente volumen para competir con el resto de instrumentos de la banda, por lo que fueron quienes primeramente adoptaron estos nuevos ingenios. Leo Fender diseñó la primera guitarra eléctrica sólida desmontable y con pocas piezas para que los músicos no tuvieran problemas al tener que cambiar piezas del instrumento gastadas o rotas por el uso. Fue así como nació la hoy ya legendaria Fender Telecaster. Luego vendrían otros modelos de esa marca (Stratocaster), y aparecerán también otras marcas como Gibson, ESP Guitars o las japonesas Ibanez, Jackson guitars y Yamaha.

El nuevo instrumento surgido en la década del 20 fue rápidamente adoptado por grupos de jazz y blues de la época. Su creación también permitió luego nuevos estilos musicales, como el rock and roll (en la década de los 50), la música beat (década de los 60) y posteriormente lo que se conocería como música-disco, convirtiéndose en el símbolo de estas nuevas corrientes, y por antonomasia, en el símbolo de la música popular urbana moderna con la enorme variedad de estilos que existen hoy día.

Actualmente, luego de casi un siglo de existencia, ha habido numerosos virtuosos del instrumento: Jimmy Hendrix, Carlos Santana, Erick Clapton, entre otros, pueden contarse como los más conocidos.

Ofrecemos aquí un ejemplo de su virtuosismo en manos de dos famosos guitarristas: Steve Vai (dos piezas) y Joe Satriani.








Autor imagen: VIRTUOSSO


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.