viernes, 7 de agosto de 2009

Fantasía


María Cristina Garay (Desde Monte Grande, Buenos Aires (Argentina). Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La noche que es cómplice de la fantasía
causa el desvarío de encerrarme en mi cofradía
apago la luz que me incomoda y se encienden estrellas
reposo en la alcoba desierta buscando sus huella.

Cerrando los ojos tu imagen en sombras
se proyecta entreabriendo la puerta
todo está listo ya no resisto percibir tu presencia
estremece mis sentidos sentirte tan cerca

En el lecho mi ser se dispone a la entrega
tu piel es almíbar que a mi boca provoca
saborearla por caminos que sin tino desembocan
los besos ambiciosos que al éxtasis provocan

Tus manos se desplazan lentas en caricias
sobre el mapa que certeras encuentran el canal
deslizadas tibiamente suaves como brisas
llevando a mi delirio a la etapa final

Los cuerpos en revuelcos entrelazaste con abrigo
Los ritos ancestrales quedaron persuadidos
observando la destreza de tu arte creadora de gemidos
posturas precisadas aceleraban los latidos

El éxtasis recobró su calma
el sudor evaporó sus aguas
los cuerpos quedaron en armonía
abrazados en descanso de semejante travesía

Rendida ante tu paz que llevo dentro
como un maravilloso e inefable encuentro
en mi entrega torbellino de pasión y sentimiento
concluyo en un amanecer sin ningún remordimiento

La imaginación desmedida de una inolvidable noche
que en el derroche de energías pudiste llamarme: “mía”
quedará guardada entre las sabanas enmudecidas
sin que nunca te enteres de mi atrevida fantasía

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.