sábado, 26 de septiembre de 2009

Convento de Ocopa y ciudades de América


Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En la sierra central del Perú, el Convento de Santa Rosa de Ocopa, depositario de la
 historia evangelizadora y urbanística de América Latina, reapareció en la escena internacional, en el 2005, como sede inaugural de la Mesa de Diálogo para encontrar la "Solución Integral y Sostenible al Problema de Salud Ambiental y Laboral en La Oroya, Cerro de Pasco y la Cuenca del Río Mantaro".
 
Creado por la Orden Franciscana en 1725, este Convento tiene una valiosa pinacoteca, museo y biblioteca con incunables de antes que América fuera descubierta, y hoy enfrenta, al igual que otras organizaciones religiosas, el reto de la supervivencia de la Iglesia frente a la globalización.

La indicada Mesa de Diálogo, integrada por más de 60 instituciones del Estado y la Socieda
d Civil, conoce la dramática realidad de una zona considerada por el PNUMA como una de las diez más contaminadas del planeta. Más del 90% de los niños sufre enfermedades mentales y pulmonares incurables por exceso de plomo en la sangre, según investigaciones de la Universidad jesuita de Missouri y el propio Ministerio de Salud, pero empresa como la americana “Doe Run”, es un “ciervo que se corre” de las leyes del Estado peruano.

El nuevo guardián del Convento, el franciscano e historiador Jorge Cajo, ve con expectativa las propuestas del Congreso Nacional de Arquitectos, gremio con más de doce mil profesionales que se reúne en Huancayo, a 25 kilómetros de Ocopa. El tema central de esa organización es rescatar y desarrollar los espacios púbicos, frente a los excesos del libre mercado en la ocupación de las urbes, tarea que implica fortalecer la relación entre Municipio, Región y Estado central.

Consciente del desborde popular en América Latina por la crisis de los sistemas políticos, el misionero Cajo considera que el futuro de los conventos tiene que ver con el futuro de la vida religiosa. “La situación de hoy es muy similar a la que se vivió en el siglo XIX, que hubo gran crisis de la vida religiosa, debido a los ideales de la independencia, a la cuestión anticlerical,
 inclusive la posición de Bolívar que cerró el Convento en 1824 y se reabrió en 1836 con frailes de otros lugares y la expulsión de los jesuitas”. (Ver la emblemática Carta a los Españoles Americanos” de Juan Pablo Vizcardo y Guzmán”). “Ha habido momentos pletóricos, de auge, y hay momentos de crisis. Quizá sea el momento de crisis en cuanto a personal, pero no en cuanto a calidad de vida religiosa”.

El Convento en los siglos XVIII y XIX mantuvo influencia en casi toda América. A raíz de la expulsión de los jesuitas en 1765, los territorios que ellos misionaban fueron copados por los franciscanos, como ocurrió con Chiloé al sur de Chile y Maynas que era atendido por los jesuitas desde Quito. Hoy cada provincia es autónoma, y mantiene relación entre regiones, por ejemplo con la Conferencia Bolivariana que aglutina a Venezuela, Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia. La última cita fue en julio, en Santa Cruz y La Paz.

“Quienes hemos sido llamados y hemos optado por la vida religiosa estamos ante un desafío. En Europa, en España, donde he estudiado, se afirma, que en nuestras naciones tenemos muchas oportunidades, muchos elementos por los cuales debemos seguir trabajando, porque hay muchas cosas positivas”, expresa Cajo.

CERRO DE PASCO. El novicio ocopino Saúl Isaac Carhuamapa Maraví, miembro del Coro de Niño, afirma que “la política en Cerro de Pasco, lamentablemente está más embarrada que un lodo, que si se suelta un dinero las autoridades se callan. En esa zona minera, desde hace 120 años, solo saben sembrar cemento y no sembrar plantas que ayudarían un poco a evitar la insoportable polución. La Volcan, compañía minera, que hoy se va de picada, no trabaja con los estándares de calidad. Hay tanto plomo en la sangre en aquellos niños y el Estado no hace nada”. 

Como estudiante de Administración y partícipe en distintas organizaciones de las parroquias, comparte la opinión de que el traslado de la ciudad es un engaño: “Se podría decir que las familias pasqueñas hace tiempo se trasladaron a Lima. La casa que dejaron ha sido alquilada a la población estudiantil que es foránea en un 90%. Los estudiantes somos de provincias vecinas. Si todos los alumnos se ponen de acuerdo y la Universidad es trasladada, la ciudad queda vacía. La familia cerreña está allí por el empleo, pero precario. La gente no desea cambiar una casa grande por una cárcel, es como llevar a las aves de la selva a una jaula”. 

INCUNABLES. La Biblioteca al igual que la de otros conventos del Perú, carece de fondos para pago de personal especializado, para adquirir siquiera una computadora y menos para disponer de una biblioteca virtual. Este Convento cuenta con libros tan antiguos como una biblia Vulgata, 1497, de la imprenta de Lyon. Hasta hace un año había una Biblia de 1490, que la usó el padre fundador y que ha sido sustraída. Tiene incunables de 1480, con hojas de cuero de oveja y cubiertas de cueros de vaca que contienen letras de Canto Gregoriano, que han servido mucho al colegio de propaganda Fide y misiones.

El interés de la comunidad científica es relativo. La Pontificia Universidad Católica comenzó en el 2007 un proyecto de incorporación en la Web, pero se ha detenido. La Biblioteca Nacional ha enviado una misión evaluadora. Igual lo han hecho directivos de la Universidad Cayetano Heredia y del Tribunal Constitucional, que han quedado maravillados de los tratados de medicina, derecho civil y canónico, planos de ciudades… La biblioteca está estructurada desde los años 40, y en los 70, la catalogación lo hizo el padre Julián Heras.

Ocopa, del quechua “ucupi”, significa “dentro” o “rinconada”. Es parte de la cultura huanca, tan rica en tejidos de camélidos, artesanía de oro y plata, gastronomía, junto con una rica gama de danzas, literatura, música y canciones que reinterpretan la vida local y el mensaje nostálgico de los millones de emigrantes que transitan por el mundo comercializando su novedosa producción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.