viernes, 4 de septiembre de 2009

Despedida

María Cristina Garay Andrade (Desde Monte Grande, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Convivir con esto que me desborda y sobrepasa,
decirle al amor que calle y no se manifieste,
simular un cariño limitado cuando estoy a tu lado,
ni te imaginas lo que me cuesta que mi sentir encubra,
y las expresiones del amor no se descubran.
 
Contener lo incontenible sin que te des cuenta
sobreponerme a tu mirada que me atraviesa
diciéndote un no rotundo sintiéndome presa
negarte con descaro lo que más tarde lo pagué muy caro.
 
Te habías enamorado y no quise que en mí pudieras notarlo
ni demostrarte que el amor es tibio y suave
tu querías ligarte y yo no quise atarme
temí equivocarme y confundirme
preferí dejarte con la intriga y sin mucho pensarlo irme
 
Fueron incontables las horas compartidas
conocí tus heridas contándome de tu vida
te cobijé como amiga que comprendía
de fracasos y alegrías... emocionada de ternura
sin perder mi compostura...
 
Qué incertidumbre la mía porque sabía
cuando llegó la hora de la despedida nos dolería
me abrazaste conteniendo los suspiros y casi ni te miro
un “no te pierdas” me cortó el respiro
En estas horas te recuerdo con mi pluma que anota 
mi error asumiendo por cobardía mi derrota.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.