viernes, 18 de septiembre de 2009

Dos poemas

Luis Viú (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

EMILSE
 
Entre
la
Tierra
y
el 
Cielo,
sólo tú
para
sosegar
mi espíritu.
 
¿QUÉ SE HA DE PENSAR?
 
He visto pasar por mi puerta
a un sacerdote febril.
Muy solapado allá va;
va tras la falda de una mujer.
¡Ha caído en pecado!
y él nos perdona los nuestros.
¿Qué se ha de pensar?
Más tarde pasa mi amigo
corriendo a alcanzar a su amor;
pues lo ha dejado plantado
en la rama de un naranjal.
Después pasa una monja,
de años pasada ya está,
y con rezo en los labios
una mirada de amor
le ha dado al vecino de atrás.
Después pasa la cortesana
casi desnuda ante mi
y con ojos azules de mar
me ha invitado a pecar.
Ya son la seis de la tarde
y el mundo sigue ante mi;
el cura se ha condenado,
la cortesana me ha hecho feliz;
mi amigo muy triste se ha vuelto
y la monja, pensando en hacer el amor,
va rezándole a Dios.
¿Qué se ha de pensar?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.