sábado, 21 de noviembre de 2009

En memoria de Nelson Gutiérrez, a un año de su muerte

Marta Zabaleta (Desde Londres, Inglaterra. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Se llevará a cabo un acto el viernes, 20 de noviembre de 2009 - 18:30 hrs, en el Auditorio de Lenguas de la Universidad de Concepción.

La actividad contempla el lanzamiento de un libro con dos importantes discursos, titulado “El joven Nelson”; Testimonios de compañeros, familiares y amigos; la entrega del “Premio Nelson Gutiérrez” a un estudiante de sociología; y la intervención del Canela, payador popular, y del Grupo Zurdaka.

Contamos con tu valiosa presencia y apoyo en difusión

Comisión Organizadora - Instituto de Estudios Estratégicos para el Desarrollo Humano - INEDH


PRESENTE

Londres, 18 de noviembre de 2009

Me sumo a ese encuentro dedicado a la memoria de mi ex alumno y compañero Nelson Gutiérrez, que me recibió con los brazos abiertos y como representante de Federación de Estudiantes cuando llegué a trabajar a la Escuela de Economía y Administración de la Universidad de Concepción, Chile.

Nelson era por entonces (abril de 1968) un joven de unos 20 años, muy serio y muy estudioso, y pronto se convirtió en uno de los mejores alumnos de mis clases de Economía de América Latina, dictadas para la Escuela de Sociología, de la cual él era alumno.

Hago por tanto llegar a sus amigas y amigos, familiares y compañeras/os históricas/os de ruta, mi afecto de siempre y mi permanente recuerdo.

Desde el exilio en Londres, PRESENTE, NELSON.

En mi corazón nunca has de morir.

Marta Raquel Zabaleta

DORMIR
Dedicado a Nelson Gutiérrez Yánez
(10-mayo-46/11-octubre-2008)
Vuelvo renovada a nacer,
con los recuerdos lacrados
-la luminosidad del gris ya se me escapa
en medio de ventanales batidos por la aurora-
son ahora risas
somos nosotros,
son otra vez
caminos
subiendo a la montaña.
La mujer que urde su poncho en luna suave,
el varón que durmiendo la acompaña,
el río en su furia de regresos
hambrientos
que volvieron
a reclamar lo suyo,
a obtener lo robado,
montando tu a caballo
yo en cintura
vi silenciar las bocas con metralla.
Y el cielo siempre prístino
en la altura
del volcán que le mira,
y el viento revisando en su angostura
al lago de los colores crema claros;
próximos estarán
el mercado, la feria libre, la capilla de madera,
la mediagua de lata, y de plata
la cruz,
perseverante sombra de milagros
rosario de mentiras mal pagadas
cual copihues, llorando la escarcha del tiempo
esta mañana.
Cauquenes porque te vio nacer,
Talca porque allí te educaste,
Concepción
donde empezaste la batalla inicial
de todas las ideas,
un libro que al final
hoy has cerrado.
Santiago, Estocolmo, La Habana,
luego
San Pedro, paredón ya sin escarnios
Rojinegra
bandera de en nuestra aula, la mina, el campo,
las fábricas, la toma, los cordones,
la esperanza.
Matizados, revueltos
nuestros huesos de sangre despojados,
nuestras venas
picanas hoy sin dormir
cual si en derrota
las penas demoraran.
Tu juventud,
tus tres hijos, la paz del camposanto:
tus cenizas rescoldando mi espalda
bajo del bus, me das la mano, y avanzamos, despiertos
ya sin hora mi amigo, alumno, compañero, hermano.
Hijo mío, hay mucho por lograr.
como copihues demorados en la fronda.
Pueblo, Conciencia, Fusil,
MIR, MIR,
Nelson, mi hermano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.