viernes, 13 de noviembre de 2009

Para cuando tú te vayas

María Cristina Garay Andrade (Desde Monte Grande, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Para cuando tú te vayas
El teclado se negará a obedecerme
Ha silenciado el sonido adormilado y ausente
En esta noche que estoy tan triste
Y aun así necesito escribirte

Para cuando tú te vayas
Sensible a todo acomodaré a mi modo
Redoblando esfuerzos para comprenderte
Ese tiempo compartido que quedó suspendido
Y la prudencia se ocultará detrás de la apariencia

Para cuando tú te vayas
Todo es inexorable aprendizaje
Sentiré a la vida dándome un mensaje
En el itinerario en que vivo a diario
Escribiré algún poema como algo rutinario

Para cuando tú te vayas
Me sobrará un tiempo de convivir
La sabiduría me indica como puedo subsistir
La sensibilidad me revela como la soledad combatir
Duele acostumbrarse a vivir sin compartir

Para cuando tú te vayas
No se abrirá más la ventana del encuentro
Esas protagonistas en fraternidad coincidiendo
Solo tu voz retumbara en mis oídos
Y el muñequito permanecerá siempre dormido.

Para cuando tú te vayas
Todo rondará en el aire dibujando sombras
El escenario en fantasmas solitarios transforma
Al monitor yace inmóvil y enmudecido
Evoca con transparencias los recuerdos mas sentidos

Para cuando tú te vayas
Buscaré en las tristezas encontrar tu silueta
Nostálgica poeta conmovida buscándote inquieta
Sonriente repasará en videos gratos momentos
Vivencias emotivas que sirven de aliento.

Para cuando tú te vayas
En mi adentro recojo en silencio con mil cerrojos
Esos sonidos queridos que fueron fieles testigos
Buscando refugio encontrando dogmático al amigo
Cálidamente cobijado en custodia recluido conmigo

Para cuando tú te vayas
Decir amigo perderá su sentido
Peluches llorando guardaran lo vivido
Elevaré mi espíritu para recordarte
Sabiendo que será inútil intentar buscarte

Para cuando tú te vayas
No podré dejar de pensar en ti
Oiré tu risa aún en la ausencia como lo asumí
Buscaré en tus escritos encontrar tu presencia
Valores altísimos que tienen tu esencia

Para cuando tú te vayas
Recordaré entonces cuando te conocí
Universo de letras, poesías maestras
Enseñanzas profundas en mi alma fecundan
Las sabidurías que solo aprendí de ti

Para cuando tú te vayas
Quedará en mi memoria felizmente grabado
Ese tiempo subsistirá eterno en mi corazón guardado
Hoy te siento presente por lo que aprendí
Tal vez tú muy pronto sí te olvides de mí

Para cuando tú te vayas
Un chat en silencio... un muñeco dormido
Un correo vació... una cámara inactiva
Una pantalla encendida, una llamada en espera
Lo real en virtual, lo virtual en la nada
Para cuando tú te vayas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.