viernes, 13 de noviembre de 2009

¿Quién inventó a Chávez?

Martín Almada (Desde Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En la historia de los pueblos y de los hombres existen fechas que por su trascendencia se vuelven imborrables. Así parafraseando al notable escritor paraguayo Augusto Roa Bastos en su genial obra "El trueno entre las hojas" un “día un trueno cayó en Venezuela y se quedó entre las hojas, un joven militar comió esas hojas y empezó a rugir como el trueno en su cuartel reclamando justicia social llegando al extremo de declarar la guerra al capitalismo productor de hambre y cosechador de pobreza. Fue el fallido golpe de 1992 y que le costó 2 años de cárcel”.

“¿Quién inventé a Chávez?” es una obra de Modesto Emilio Guerrero que nos lleva por el vericueto de la historia social y política venezolana de lucha, fracasos y sobre todo de esperanzas.

Nos pinta su infancia y su adolescencia en los llanos de Barinas preñada de penurias económicas en un ambiente familiar eminentemente rural donde el papel de la mujer juega un rol importante en su vida sin olvidar el influjo de la leyenda de su bisabuelo, Maisanta, el ignorado Robin Hood venezolano.

El autor nos da una visión panorámica del proceso de desarrollo de las ideas políticas de Chávez, sobre todo el proceso de transformación que sufrió el líder militar como respuesta a la cambiante realidad social y económica de su país. Se señalan 3 etapas: lucha económica, lucha política y lucha ideológica.

Venezuela es un país que no ha saldado sus cuentas con el pasado porque la clase dominante borró de la historia oficial los nombres de los campesinos, obreros y estudiantes que lucharon contra la barbarie capitalista. "Borraron todo vestigio de la Venezuela rural, levantisca y anti oligárquica". Para dicha clase cada lucha debía comenzar de nuevo, separadas de las otras luchas para que no haya MEMORIA. Chávez justamente por el derecho a la MEMORIA reivindicó al "último hombre a caballo", primer caudillo campesino, MAISANTA, su bisabuelo, su primera fuente de inspiración revolucionaria sin olvidar a Simón Bolívar y Simón Rodríguez.

Según, el autor también fue muy fuerte en la vida política inicial del joven militar la presencia de un "viejo sabio comunista", crítico al modelo, José Esteban Ruiz-Guevara. Es decir, Chávez bebió primero de las aguas del marxismo latinoamericano para entrar de lleno en las fuentes europeas que dio paso a su transformación radical contra el imperialismo norteamericano.

Según el autor, Chávez está demostrando con los hechos que es viable lo que Allende pretendió llevar a Chile en la década del 70 a la construcción de la sociedad socialista por la vía pacífica utilizando el recurso de la propia democracia burguesa, electoralmente. Cabe aclarar que el sueño de Allende no fracasó sino se interpuso en su camino el imperio norteamericano siendo Henry Kissinger, entonces Secretario de Estado .Este preparó el ascenso de Pinochet y creó la OPERACIÓN CONDOR, pacto criminal entre los militares de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay, que dejó un saldo de más de 100.000 víctimas, entre trabajadores, docentes, estudiantes, artistas, periodistas y profesionales de las más diversas disciplinas, apuntó no solo a su desaparición física sino con ella a la destrucción de las distintas expresiones de luchas sociales, políticas, educativas, culturales. Así el imperio, supuestamente defensor de la "civilización occidental y cristiana", tronchó de un "cañonazo" a la clase pensante de América Latina, su capital social, delito imperdonable y que por ser una violación a los derechos humanos es imprescriptible.

Este es un libro escrito por un periodista; lo dice el estilo ameno y con pasión latinoamericana recorriendo la historia de Venezuela en el contexto mundial que arranca con la colonización española, revolución francesa, revolución bolchevique, la revolución sandinista, cubana, etc. llegando hasta nuestros días en plena construcción del Socialismo del Siglo XXI.

Para realizar este caleidoscópico desfile de personajes y de acontecimientos históricos que influyeron vigorosamente sobre la personalidad del militar venezolano y que determinaron su pensamiento político el autor ha debido acudir a numerosas fuentes de izquierda y derecha. Por ello esta obra es una síntesis del esfuerzo compartido con una impronta peculiar del autor que hizo la investigación tomando distancia de los hechos, es decir, desde Buenos Aires.

Lo admirable de este libro es el hecho de transformar la polémica en un fecundo diálogo rescatando el pasado y con proyección de un futuro esperanzador. En este contexto nos presenta la egregia figura de Chávez idealista, revolucionario que simboliza la rebeldía y dignidad venezolana.

Finalmente, en “¿Quién inventó a Chávez?” comparto plenamente el criterio sustentando por el autor que Chávez es "es una construcción particular de su generación de pertenencia, con sus defectos y virtudes, pero con todos los valores y marcas."

Cuando asumió el mandato presidencial dijo al pueblo venezolano “yo tengo la presidencia, pero el poder lo tienen ustedes”, se convirtió así en el CORONEL DE HOMBRES LIBRES, odiado por las burguesía y el imperio pero amado por su pueblo y los pueblos libres del mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.