sábado, 19 de diciembre de 2009

Si acaso me llevaste al olvido

María Cristina Garay Andrade (Desde Monte Grande, Buenos Aires, Argentina)

Apoyé mi cabeza en la ventana esta mañana
El cielo está gris, las nubes amenazan
Encuentro sombras del ayer que te reclaman
Mis horas se convirtieron en un calvario
Y mi corazón oyendo llover callado y solitario

Otra vez sola por haberte perdido
El camino recorrido acobardado recluido
El tiempo extravió su alcance alicaído
No quiero preguntarme para consolarme
Si acaso me llevaste al olvido

El día se hizo eternamente largo
El sol cayó en el letargo y no imagino
El silencio despertó a la muerte
La muerte sonriente baila conmigo
Si acaso me llevaste al olvido

Por no saber querer me equivoqué
Y sin querer te lastimé, no lo sé
Se empañan mis ojos frente al vidrio
Siento que de mi alma se apodera el frío
Si acaso me llevaste al olvido

Y el compás del reloj cruel enemigo
Marcando esperanzas avanza envejecido
A mi amor lo abandonaste plañido
Sin saber que hacer arrumbado en el hastío
Si acaso me llevaste al olvido
El niño Cupido anda desorientado y perdido
Buscando desesperado en la noche
La estrella donde me llevaste al olvido
Para irse a vivir sin reproches
Silenciosamente bajo tu abrigo
Admitiendo su dolor por haberte perdido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.