viernes, 8 de enero de 2010

Monólogos exteriores

Gustavo E. Etkin (Desde Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

I

Me tenés podrido con eso de la muerte, vos. Cuando te da con esa ni laburar me dejás. Te juro, me dan ganas de tirar la pala por ahí y mandar todo a la mierda. Y dale con lo mismo, y dale con lo mismo, y dale con lo mismo: que para qué si no somos nada, que todo se termina, que todo se acaba, que el tiempo pasa, que los años, que mirálo a Fulano como se vino abajo en poco tiempo, que mirá a Mengano que le iba tan bien, que uno nunca sabe, que hoy estamos y mañana no... Pareces un velorio, un velorio! Podrido me tenés, ¡podrido! Ta que tipo semáforo, amargo... Para qué vivís entonces, ¿eh? ¿Para qué? Agarra un bufoso y chau, si total... ¿Para qué laburas entonces, eh? ¿Para qué morfas...?. ¿Y las minas...?, mirá, mirá esa, mirá que culito reventón, fresquita, linda, tiernita, va con sus florcitas... adiós virgencita, te chupo toda nena... eh?, mirá qué hermosura... bah, si te miro la jeta a vos y me amargo el día. Pero mirá, mirá qué día bárbaro: ni una nube, todo azul y un solcito de primavera... mirá los árboles, ¡¡¡¡¡¡qué cipreses!!!!!! El pasto, el olor de las plantas, el aire puro....y las flores por todos lados, mirá que lindas... decime un poco... no te pone contento la naturaleza? Y ahí estás, parado como una vela y yo haciendo el pozo... cada vez que te agarra esa mufa negra el único que labura soy yo....y el laburo, por ejemplo, está bien que es pesado, pero tiene sus rebusques, ¿eh? O me vas a decir que cualquiera que labura con la pala encuentra oro. Claro que no siempre... cuestión de suerte… pero un diente o un anillito cada tanto ligamos... Bueno, terminado. Pero apártate del borde o querés que el enterrado sea yo, ¡¡¡¡¡¡papanata!!!!!!!

II

Las caras de Mariette Lidis tienen la piel muy suave pero son todas iguales. Ya me asquean. El cuadro está embadurnado con engrudo: es wasca.

Un loco se pajeó frente al cuadro y después la repartió. Pronto va a ser la hora de buscar las nenas al colegio. Tengo ganas de verlas. Le dieron litio a ese PMD insoportable. Como si nada. Le dieron unas piñas en el estómago y volvió a vomitar. Mejor un cocktail hipnótico. Tengo que sacar los pajaritos al sol. Cantan mejor. Al 28 si sigue así lo voy a sacar del grupo y le voy a enchufar un electro. Este café está muy bueno. El brasileño es bárbaro, lástima que se está por acabar la lata. ¿Le habrán hecho la autopsia al 5?

Con los electros debe tener las meninges de cuero. Que hago: le regalo el avión a Jorgito o le compro el material para que se lo arme él? Anda enloquecido con los mecanos. Al 10 lo voy a dar de alta, pero no sé, ya es la tercera vez y después siempre lo traen. Esta vez le voy a dar una filípica para que no hinche las pelotas. Sobran enfermos y faltan camas. Parece que la psicóloga me da pelota, anda media inquieta. Debe necesitar pijoterapia. La nueva fórmula del tranquilizante ese parece que anda pero hay que seguirla probando. Al 4, al 9 y al 12 les salieron flemones en el lugar del pinchazo.

Uy!!!! Tengo que sacar las entradas para ésta noche. Los de admisión me enchufaron otro epiléptico, lo melonearon al oligo del cabo, pero se los voy a mandar de vuelta. Estamos a 20 y todavía no hice el trabajo de psicofármacos para las Jornadas. ¡¡¡¡¡El negro de la 5 está alborotando de nuevo!!!!! Le voy a hacer enchufar otra insulina. O litio, vamos a ver. Cuando empezarán con los loqueros regionales. Todo antimanicomial. Que se los banquen las familias. Esos cabecitas borrachos mejor que se queden en sus provincias. ¿Habrá pasado la noche el viejito gatoso de la 3? Los enfermeros se quejan y tienen razón, che. Creo que ayer me olvidé de firmar. Ahí está el visitador de Squibb. Un caballero. Ese tipo tendría que seguir estudiando, a esos muchachos hay que darles un impulso para que no se queden a mitad de camino. Zás, cayó Coquito Y a pecharme cigarrillos. Igual que el otro. Estos microcéfalos son simpáticos. Por las dudas le voy a recordar a la gorda de la morgue que también me lo reserve. Ya me ganaron de mano con el idiota del otro pabellón. Mirando bien, a la sala le hace falta una mano de pintura. Y con florcitas va a quedar alegre.

III

Sé que somos muy distintos. El medio en que vivimos y quizá nuestro sentido de la vida, todo, todo nos separa.

Sin embargo te quiero lo mismo. A pesar de las diferencias, a pesar del profundo, infinito abismo que nos separa, soy tu hijo y tocarte aunque sea un momento me calma, me alivia. Me da paz.

Es que yo sé, estoy seguro, que aunque parezcas tan lejana, transparente, fría, viviendo en tu mundo, yo sé, estoy seguro mamá, que mi presencia, tocarte, hace vibrar alguna fibra, algún circuito te comienza a temblar, que en lo más profundo todavía está - tiene que estar - el recuerdo de cuando los dos éramos uno.

Por eso no me importa mamá, mamita querida, yo sé que me querés mucho, estoy seguro, seguro, como te quiero yo a vos. Sé que sentís mi amor cuando te agarro, te levanto y te acerco a mi mejilla: te siento húmeda, vibrante, temblorosa. Y me doy cuenta, a pesar de tu silencio mamita querida, que lo que entonces cae por tus filamentos no es agua, son lágrimas.

No, no quiero lastimarte. Por eso te pongo nuevamente en el frasco, te devuelvo a tu mundo, te dejo flotando en tu líquido, tranquila. Sé que así no te daño, es un tiempo pequeño, un poquito nomás en que necesito sentirte junto a mí, saber que estás conmigo, tenerte, tenerte conmigo, mamita querida.

No mamá, no, no sientas que te quiero incomodar o lastimar al sacarte a veces del frasco. Quizá puedo parecerte egoísta, pero yo sé que te das cuenta que es porque te quiero y te necesito, mamita querida.

Yo sé que sabés que mantengo tu PH con amor, que te cambio el agua como corresponde, que cuido siempre la temperatura, que me desespero por conseguirte siempre el mejor plancton.

Yo sé, mamita, que nos queremos mucho, estoy seguro mamita querida, estoy seguro que me querés mucho porque las madres quieren mucho a sus hijos, porque hay cosas que nunca van a cambiar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.