jueves, 25 de febrero de 2010

Argenpress Cultural y la crítica de arte

Marcelo Colussi (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Cuenta la historia que alguna vez un grupo de visitantes recorría una afamada galería de arte acompañado de un connotado crítico. De pronto, en el medio de cuadros de atrevida estética, todo el grupo se detiene ante un enorme lienzo blanco en que sólo se veía un punto negro en su centro. Ante la obra, el crítico toma su más histriónico aspecto y, levantando la voz, dice: "vemos cómo aquí el autor quiere significar la infinitud del ser humano, a través de este minúsculo punto negro, ante lo inconmensurable del universo representado en todo este fondo sin color. Con hondo patetismo al par que con una técnica maravillosa, nos transmite la situación de desgarramiento existencial en que nos movemos, dejando ver cómo el microcosmos revela protocatalépticamente el macrocosmos, a través de un manejo sobrio de luces y sombras y con un posicionamiento filosófico profundo en bisectriz dicotómica". Los oyentes de tan sesuda explicación, en respetuoso silencio, asintieron todos con un ligero movimiento de cabeza, y uno de ellos -el que llevaba más cadenas de oro- pidió precio por la obra. Una vez firmado el cheque con el que se vendió esa "pieza única", cuenta también la historia que, ante el asombro de todos, el punto negro del cuadro… salió volando. Era una mosca.

Esta historia -quizá verídica, quizá no, eso no importa- me permite expresar algo que, para mí, reviste gran importancia: me gusta participar como colaborador en Argenpress Cultural porque, si bien esta es una revista cultural, está lejos, lejísimos, a años luz de distancia de situaciones como las arriba pintadas.

¿Quién dijo que una revista cultural debe ser esa caricatura de seriedad como la relatada en nuestra historia? Quién sabe quién lo dijo, pero es evidente que ese prejuicio decide sobre el perfil de muchos de los que se dedican a ese raro oficio de la crítica de arte. ¿Se será mejor y más profundo crítico de arte cuantas más palabras estrambóticas se empleen?

Como en Argenpress Cultural, que si bien es una publicación dedicada a la cultura y al arte, no se cae en ese tipo de estereotipos -risibles, para mi gusto-, por eso, por su frescura y su falta de acartonamiento, es que me gusta participar.

Y ya que estamos, yo que no soy un artista, y muchos menos un crítico, me permito dejar una pregunta: el arte, ¿necesita de los críticos de arte? ¿Para qué?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.