jueves, 3 de junio de 2010

Recogiendo el otoño

María Cristina Garay Andrade (Monte Grande, Buenos Aires. Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Recogiendo en el jardín las hojas del otoño marchitas
Crujientes quejidos por el quiebre de mis pisadas fortuitas
Acumulaba ciclos nostálgicos coloreados de melancolía
Mutación entre la vida y la muerte me debatía

Del verdor naciente que retoña en primavera
Vencida hoja quebrada por el viento en rinconera
En el medio evolución milagrosa de supervivencia
Transformación en abono perennidad de la secuencia

¿En qué lapso disperso inadvertido todo se muda?
Como un soplo de aliento resuelto se trasmuda
A recuerdos de una cuna rosa que cálida me hospeda
Y de aquello que fui un día ya nada queda

Educarnos con filosofía de elevado misticismo
Aceptar la muerte como vida no es anacronismo
Sombrío tiempo de creencias desafortunadas
Despierta el temor desconocido de la nada

Contemplando la endeble hoja del otoño recogida
Invoqué el entretiempo por mis años de vida colorida
Qué energía asombrosa de perdurable permanencia
Comportamiento de la naturaleza en su equilibrada evidencia

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.