viernes, 30 de julio de 2010

Muestra anual de fotoperiodismo argentino 2009, en el Palais de Glace: El arte de vivir para contarla (gráficamente)

Demian Paredes (LA VERDAD OBRERA-PTS)

“Nada se le escapa a la cámara y al ojo del artista de la imagen.
(…) Arte y realidad, en todo. Imaginación pero testimonio
indiscutible. El ojo y la cámara”
Osvaldo Bayer

Aquella profesión nacida las últimas décadas del siglo XIX, y que luego tuviera su “edad dorada” en la convulsiva primera mitad del XX –con grandes como Henri Cartier-Bresson y Robert Capa– da una vez más muestras de vitalidad y entrega: en este caso con variados retratos de una Argentina y un mundo diverso y problemático, enérgico y caótico.
Los casi 90 fotoperiodistas seleccionados muestran una amplia variedad de temas: desde la pasión que despiertan las prácticas deportivas (fútbol, boxeo, carreras de autos) y artísticas (teatro, música), hasta los “paisajes sociales” del interior del país (“sojizado” en muchos casos, inundado o incendiado en otros) y otros lugares del mundo (como Honduras y Afganistán). Como dice Osvaldo Bayer en el texto que acompaña la muestra, tenemos “imágenes de todos los momentos de nuestra vida y de la vida de nuestra sociedad y de pronto, de nuestros diferentes mundos”. Y agrega, refiriéndose a los autores de estos mundos contados en imágenes: “Son gente imprescindible que hace la historia moderna”.
Bayer dice también que “le vemos el rostro a los protagonistas de la historia, de abajo o de arriba. Todos quedan retratados”. Y efectivamente es así: desde los fans de Sandro –en su último cumpleaños-, pasando por conocidísimos “ídolos del fútbol” y familias veraneantes en la playa, hasta los protagonistas de luchas sociales: entre ellas la muy importante de Kraft-Terrabusi (9 fotos), que contó con un paro y una ocupación de 38 días –según se lee en el epígrafe propuesto-, y que terminó en una brutal represión. En esta experiencia tuvo una importante presencia la izquierda –se ven las banderas rojas- y hubo una fuerte resistencia obrera; cosa que quedó retratada por ejemplo en una foto de un “gladiador” que, con un palo, intenta bajar a un “jinete policial”. Este fue (y es) un sector fundamental del llamado “sindicalismo de base”, donde hay una conducción clasista en la comisión interna, donde recientemente se luchó por superar el “techo salarial” del 35% en la industria de la alimentación.
Y hay más: desde la triste imagen de un joven golpeado por la policía de Córdoba, pasando por luchas de familias de una villa contra la policía, hasta el conflicto de los estudiantes universitarios contra la reelección de Hallú –realizada en el Congreso Nacional-, en un conflicto donde también se reprimió, en diciembre pasado.

“La verdad pero también el arte”, dice Bayer de este oficio: un verdadero arte que combina y brinda al público brillantes colores, blancos y negros, luces y sombras, tristezas y alegrías, en muy logrados planos y perspectivas.
Esta entrega 21 de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) –asociación creada en 1942, y que realiza esta muestra desde 1981, en ese momento en oposición a la dictadura- es sumamente interesante y recomendable.
***
Se la puede ver, hasta el 1 de agosto, en el Palais de Glace (Posadas 1725, Recoleta), con entrada libre y gratuita (martes a viernes de 12 a 20 hs., y sábados y domingos de 10 a 20).


















Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.