viernes, 30 de julio de 2010

Sin pausa deben apuntalar su palabra democracia

Juan Alonso (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Intelectuales, publicistas, periodistas, cobran monedas de oro
para limpiar el concepto, de sus engaños, muertes y dolores
La mayoría cree que es una perfección por la que se puede dar la vida
pero aunque sea difícil hay que decir lo que es;
que no se parece a lo que dicen
Ya en Atenas la sociedad democrática esclavizaba gente
después estados demócratas amparaban la compraventa de personas negras
casi ayer la democracia en Alabama y El Cabo apartaba las escuelas, buses, playas, según razas
en el día su dictadura de ricos y pobres está convertida en arquetipo universal
La democracia es la arma política de los dueños, la gota diaria hipócrita, mentirosa, cínica;
ella lanzó un hongo nuclear sobre niños ancianos enfermos y volatilizados lo repitió a otros,
su cruzada redentora quemó esa niña que pudo correr con agente naranja en la carne
Al lado de su rito de las urnas mata niños de hambre, margina 1400 millones de indigentes,
amputa manos a machetazos para embellecer vanas mujeres de diamantes
Son los dueños de la democracia los que calientan el viento, sepultan la biodiversidad,
rocían el mar con los ventisqueros,
depredan la fuerza de sol del petróleo en lugar de caminar o ir en caballo
La democracia y el fasci nazi sionismo es un tornasol de los mismos hombres
un año, un color asfixia, tortura, secuestro, prisión, fusilamiento, desaparición
al próximo, el reflejo de derechos a la libertad, la vida, la ciudadanía
Son demócratas los que ocupan Irak, Afganistán, vigilan cada metro de la Tierra con armas,
preparan misiles y deforestan paraísos
los ambiciosos que hicieron insustentable el planeta engullendo sus bienes
Una marcha opuesta da otro significado a democracia
para esparcir su acepción tiene que penetrar al fondo de la que predomina

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.