jueves, 26 de agosto de 2010

Dos poesías

Mirna García (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

A su memoria

“Cerraron sus ojos,
Que aún tenía abiertos;
taparon su cara
con un blanco lienzo;
Y unos sollozando, y otros en silencio,
de la triste alcoba
todos se salieron.”

Gustavo A. Becker

A ÉL

A ese hombre tan alegre
Ese hombre tan sonriente
Que nunca lo vi de mal humor;
En la vida siempre lo veía como un ser amable,
De corazón valiente y de una distinción única.

Las varias horas que compartiste conmigo agradezco,
y porque sé que lo hiciste de corazón y con mucha pasión,
en la que tu entrega fue por brindarme mucho amor.

Un amor incomparable, donde reinaba la ausencia de la violencia,
recuerdo perdurable en mi memoria, eras para mi gran héroe.

Tu ausencia física en lo terrenal, lo tomo
Como un bello descanso, aunque mi corazón se comprima y
no lo acepta tan fácilmente, y tenga esa sensación sensible,
siempre fuiste y serás un gran hombre ejemplar, que marcaste
mi personalidad.

A mi gran héroe que entregaste tu vida por tus hijas y por
tu esposa y por toda una sociedad que necesitaba justicia,
y por el solo hecho de sentir a flor de piel las necesidades de otros y otras
Ya eres para mi; mi gran PAPA que vivirá por siempre en mi recuerdo…

__________

“La naciente mañana”

Una mañana más que va naciendo,
Y con ella despiertan todas las aves,
Que anuncian con sus algarabías un nuevo amanecer.
Nuevamente yo aquí, bajo estos lindos arbustos verdes y frescos,
Sigo pensado que aunque la vida es cruel siempre será justa y que el tiempo lo cura todo.

Hoy tengo nuevas perspectivas con mi vida
Nuevos proyectos que me ayudaran a cimentar
y crear un ambiente armonioso.

El olor a flores naturales,
Envuelven mi entorno
En el cual a la utopía sigo mis pasos para alcanzarlo
Más no ceso, ya que el tiempo es primoroso.

Oigo el aire remecer a los grandes árboles de pinos,
Que anuncian que la naturaleza es bella
si la sabes apreciar.

En esta fresca mañana, espero su energía
del día, para fortalecer mis expectativas,
porque la naturaleza y yo somos lo mismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.