viernes, 19 de noviembre de 2010

Música: El violonchelo

ARGENPRESS CULTURAL

El violonchelo, que representa el bajo de la familia del violín, apareció poco después de éste, alrededor de 1560. En efecto, los bajos de la viola da braccio, construidos por los Amati, Gasparo da Saló y Maggini en las últimas décadas del siglo XVI son verdaderos violonchelos, cuya forma, derivada del violín, los distingue de los bajos de las otras familias de instrumentos de arco.

Aunque su aparición es casi contemporánea a la del violín, el violonchelo tardó mucho más en imponerse ya que tuvo que soportar durante mucho tiempo la tenaz competencia del bajo de viola da gamba.

La primera música dedicada específicamente al violonchelo solista fue escrita en Italia alrededor de 1689 (Ricercari e canzoni, de Domenico Gabrielli, y Sonare, de Jacchini). Hay que llegar hasta Beethoven para que este instrumento sea apreciado en su justo mérito en la orquesta

El Cello o Violoncello, como también se le conoce, es en esencia un violín bajo que se toca manteniéndolo de pie.

Su tono es rico y sonoro, y sus cuerdas altas tienen una cualidad melódica inconfundible. El cello se adapta perfectamente tanto a la intimidad de un cuarteto de cuerdas como a una orquesta.

Contrariamente a otros instrumentos de la música académica europea, el violonchelo nunca pasó al campo de lo popular. Su repertorio, por tanto, se encuadra casi exclusivamente en lo que se conoce como “música clásica”.

Para ejemplificar su enorme versatilidad y amplias posibilidades, presentamos aquí tres distintas expresiones en que funciona, siempre como voz cantante: como solista, en dúo y como solista con acompañamiento de orquesta. Respectivamente entonces:

• Johannes Sebastian Bach, Gavotas I y II de la Suite N° 6 en re mayor, para violonchelo
• Ludwig van Beethoven, Rondo de la Sonata en sol menor para cello y piano, Op. 5 N° 2
• Luigi Boccherini, Allegro del Concierto N° 1 en Do mayor, G. 477, para cello y orquesta




Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.