jueves, 9 de diciembre de 2010

La historia de Daisy

Marcelo Colussi

Aburrida de ver siempre lo mismo, Nancy apagó el televisor. No entendía mucho de esas cosas, ni pretendía entender. La repetida, monótona, casi grotesca propaganda sobre la guerra de Vietnam ya la tenía harta.
Lo único que le importaba al respecto era que un sobrino -su sobrino preferido: Tom, huérfano desde muy pequeño, criado en parte por ella- estaba prestando servicio en el frente; no era tanto la marcha del conflicto lo que la aquejaba, sino la suerte corrida por el muchacho.
Ya obtenida su jubilación como maestra, con sus recién cumplidos sesenta y un años y una soltería bien llevada, la vida le transcurría plácida en aquel pequeño pueblito del condado de New Shipping, en Carolina del Norte. Conocida desde siempre en el vecindario, era querida por todos. Cariñosamente la llamaban la Tía Nancy.
Ocurrió un caluroso día de junio de 1971. Nancy era muy afecta a tener mascotas; en aquel entonces tenía una tortuguita: Elsa, con quien pasaba horas hablando; y su primor, su amor incondicional: la perrita Daisy. Esta última hacía ya más de 10 años que era parte indisoluble de su vida; con ella había tenido -ella misma lo aseguraba sin pudor- los momentos más felices de su existencia. Habitualmente dormían juntas.
Para esa época Daisy había entrado en celo. Simpática cocker, despertaba las pasiones no sólo de su dueña sino de cantidad de perros de los alrededores. Como ocurría siempre para esas circunstancias, muchos canes se acercaban a merodear por la casa de Nancy a la espera de ser el elegido de la solicitada mascota. Había de todo: algún otro cocker, perros de otras razas, algunos vagabundos. Para todos la atracción se ejercía por igual.
La perrita -en lenguaje humano diríamos: haciéndose rogar- no era de tomar una rápida decisión; las filas caninas se engrosaban largamente, siendo muchos los decepcionados al final de la espera. Ese verano, como en ocasiones anteriores, la cantidad de pretendientes era grande.

Nancy no supo cómo, pero en un determinado momento, Daisy apareció encaramada en un árbol frente a su casa. Se supone -es lo que luego se dijo- que, subida al balcón del segundo nivel de la casa, pudo haber saltado, quién sabe por qué, hacia la rama más cercana del árbol. Una vez allí no supo bajar.
La angustia de ambas, mascota y ama, fue grande; seguramente mayor la de la última. Para ella su perrita era casi todo -sería excesivo decir todo; su sobrino en Vietnam también contaba bastante-. Si algo le sucedía, podía ser la ruina de su vida. Desesperada, llamó a los bomberos. No tardaron en llegar.
El capitán Mc Allison, robusto cincuentón de ojos azules y grueso bigote, enseguida se hizo cargo de la situación. En su vida laboral había asistido a numerosos rescates; algo como lo actual no lo inquietó en absoluto.
-Quédese tranquila, señora. En un instante le recuperaremos su mascotita-.
La tarea en modo alguno parecía complicada. La sonrisa bonachona del capitán lo acompañaba en todo momento; parecía un buen personaje de cualquier película de vaqueros, de esas que se veían luego de los noticieros sobre Vietnam.
-Muchachos- ordenó Mc Allison- ustedes suban al techo, y ustedes dos quédense abajo con la red, por una eventual caída de la perrita-.
Las cosas se hicieron como ordenó el jefe. El más joven del grupo fue quien se acercó a Daisy. Todo debería haber resultado fácil, rápido; pero no fue así.
El animalito, seguramente espantado por la situación, comenzó a ladrar locamente y a lanzar mordiscos a su salvador. Ante eso, el bombero que se había empinado en el árbol, algo sorprendido por la reacción, optó por retroceder. Se llamaba Tom, igual que el sobrino de Nancy. Eso fue motivo para que la candorosa maestra entablara relación con él; al rato, tanto Tom como sus compañeros, disponían de sendos emparedados y gaseosas, ofrecidos por la gentil señora.
-¡Ay, pobrecita mi Daisy! ¿Y cómo creen que sería mejor hacer para bajarla, muchachos?-
Luego de estos primeros minutos de contacto, y ante el inicial fracaso del rescate, todos, incluida la Tía Nancy, vivían ya un clima de confianza, de familiar camaradería como si se conociesen de toda una vida. Así era nuestra heroína.
-¿Sabes, Tom, que tengo un sobrino que se llama igual que tu?; incluso se te parece bastante, sólo que él tiene un lunar aquí, cerca del cuello-, y para ejemplificarlo se abrió algo el escote de su blusa, indicando el lugar exacto.
-¡Me da tanta lástima mi pobrecito Tom…! Me refiero a mi sobrino, claro. A ti casi no te conozco. Pero creo que eres un buen muchacho. Creo que Tom, mi sobrino, tiene más o menos tu edad. ¿A ti no te han convocado para el frente?-
El tono de Nancy invitaba a sentirse en confianza; casi, se diría, llamaba a la intimidad.
-Bueno, en realidad no todavía, pero… quiero decir: estoy esperando que me recluten-.
-Ah. ¿Y te gustaría ir?-, preguntó maternal la mujer.
-Eso no importa. ¡Hay que servir a la patria!, eso es lo que cuenta. Defenderla de esos malditos chinos-.
-Ay, mi muchachito. ¿Y para qué queremos estar en guerra?-
La conversación podía extenderse horas; ambos querían hablar, sentían la necesidad de hacerlo, al menos sobre ese tema. Pero la obligación deshizo el clima personal que se iba tejiendo. La voz del capitán Mc Allison resonó potente, casi descortés:
-¡Terminemos rápido este refrigerio y bajemos a esa perrita de una buena vez!-
Casi de inmediato todos los subalternos tragaron apresuradamente la merienda, y en un instante estuvieron listos para continuar con el rescate. La cuestión es que nadie sabía muy bien qué hacer.
-Yo creo, capitán, que deberíamos forzarla a saltar, y esperarla abajo con la red-.
-No. Eso es muy peligroso. Es mejor subir hasta donde está ella y recogerla-.
-Pero ya lo intentamos, y no se deja la pobrecita-.
-Modestamente yo diría que lo mejor es esperar a ver qué hace ella solita, y ayudarla-.
-Sí, claro… pero no tenemos todo el día para esperar-.
-¿Y si le mandamos un perro macho como señuelo? -
-O mejor tentarla a que baje con un buen pedazo de carne-.
-Perdónenme, pero la única manera de bajarla es sedándola con un dardo-.
Todos opinaban, todos tenían algo que agregar; también la Tía Nancy. Mientras eso sucedía, iba anocheciendo, y la perrita Daisy seguía en lo alto del árbol. A este punto comenzó a lloriquear.
El barrio completo ya se había movilizado con motivo del acontecimiento. En un condado como aquél nunca sucedía nada especial. La guerra era una extraña noticia de un lejano país; no parecía tocar a los habitantes de New Shipping. Salvo el sobrino de Nancy, nadie en el vecindario tenía familiares directamente implicados.
Las voces de solidaridad no tardaron en ir apareciendo.
-¡Ánimo, Tía Nancy! New Shipping está contigo-.
Había algo de emocionante en la situación. Los bomberos se sabían centros de la atención de todos, y querían estar a la altura de las circunstancias. Sin decirlo, más de uno estaba conteniendo la respiración para esconder el estómago. El capitán Mc Allison no dejaba de arreglar sus bigotes.
Comenzaba ya a oscurecer. No quedó claro quién dio la orden, ni para qué, pero una segunda dotación de servidores públicos llegó a la escena.
"¡Ahora sí! Ahora lo van a lograr", fue el clamor generalizado. Se sintió un suspiro de alivio. Mientras tanto el llanto de Daisy comenzaba a hacerse más hondo, teniendo ya algo de insoportable.
El segundo grupo recién llegado no traía muchas más ocurrencias que el primer contingente en cuanto a qué hacer; eso sí: traían más equipos. En poco tiempo, ya entrada la noche, relucían varias escaleras de aluminio y potentes reflectores. La admiración de los vecinos iba en aumento.
Mientras esto ocurría, la Tía Nancy tuvo la idea de sacar su televisor al jardín delantero de la casa -para que no se haga tan largo el tiempo-, pensó. Justamente en esos momentos estaban dando el noticiero nocturno; la guerra de Vietnam ocupaba buena parte del programa. Ese día no había sido victorioso para los Estados Unidos: muchos caídos, ningún avance en territorio enemigo. Sin embargo, las noticias siempre se presentaban con un toque de heroísmo triunfalista, por lo que los mismos muertos sufridos eran acicate para potenciar la masividad de la "futura y pronta" victoria total. De los vietnamitas, además de dar a conocer el número de bajas que se le había producido, nada se decía. Era obvio que se trataba de un noticiero norteamericano, más concebido como espectáculo colorido y con una cuota de entretenimiento que como boletín informativo objetivo. Nancy no lo terminaba de creer, pero uno de los rostros que aparecían en una toma hubiera jurado que era el de su sobrino Tom.
Terminando el noticiero, y mientras los dos cuerpos de bomberos estudiaban la mejor forma de llevar a cabo el rescate, llegó la televisión. Venían de Raleigh, de un canal con bastante audiencia. Sin dudas la noticia de Daisy ya había corrido bastante por allí; si bien no era algo especialmente trascendente, podía interesar.
Más reflectores se sumaron a los de los bomberos. Era evidente que el capitán Mc Allison se sentía muy a gusto con la situación. Él mismo, con sutileza, buscó ser entrevistado por los reporteros recién llegados.
-Bueno… no va a ser nada fácil el trabajo. Recuerdo vez pasada en la guerra de Corea me encontré en una situación parecida-, comenzó a decir.
-¿Rescatando una perrita?-, preguntó perplejo el periodista.
-¡No, no! Quiero decir: rescatando uno de nuestros muchachos que había quedado en uno de esos pozos-trampa que ponían estos chinos. O sea: era una situación comparable, usted me entiende, ¿no?-
-Claro, claro-.
Más que la cobertura de una nota periodística, la escena parecía el relato de una vieja historia heroica contada por un abuelo para su nieto, con la diferencia que había un micrófono y una cámara de televisión por medio.
-Fue así, muchacho, que casi sin herramientas, solo, corriendo entre las balas del enemigo, llegué donde estaba Bill, que había quedado atrapado en esa cochina fosa; y como pude, con un esfuerzo sobrehumano, logré rescatarlo-.
-¿Piensan que aquí va suceder algo semejante?-, dijo no sin cierta ironía el entrevistador.
Alisándose profusamente los bigotes, Mc Allison respondió mirando a la cámara:
-Para que sepa el condado, para que sepa el estado de Carolina del Norte, para que sepa el país: el glorioso cuerpo de bomberos de New Shipping jamás ha retrocedido ante ninguna adversidad. ¡Y si este rescate es más complicado de lo que pensábamos, por Dios y nuestros hijos juro que igualmente venceremos!-
El tono grandilocuente del capitán no difería mucho del utilizado por el presentador del telenoticiero unos minutos antes. Cambiando los personajes en juego, lo expresado era casi lo mismo. El pastor que sermoneó luego de las noticias no fue muy distinto tampoco.
Siguieron los aprestos para lograr el rescate de Daisy, que cada vez lloraba más desconsoladamente. Su dueña, evidenciando ya las secuelas del cansancio y la tensión, no lograba esconder alguna lágrima. Al mismo tiempo, y en una mezcla confusa de sentimientos, se sentía protagonista de una historia que jamás hubiera pensado. De repente junto a su casa apareció un enorme cartel que decía: "Tía Nancy: estamos contigo. ¡Venceremos!"
No sabía con exactitud a qué se referían: si al rescate de su mascota, a la guerra de Vietnam o al retorno de su sobrino Tom. Comenzó a sentir una jaqueca aguda.
Si bien no habían venido con ese propósito, al ver que la noticia produjo una espontánea y cálida reacción popular, los del canal de Raleigh, previa consulta con sus directivos, decidieron comenzar a cubrir en vivo la escena. Un periodista tuvo la idea de acercar un micrófono hasta la perrita.

La transmisión comenzó a hacerse en cadena, con un presentador en estudios centrales, más las tomas en el vecindario. El efecto no se hizo esperar; la medición de audiencia -tan típica en Estados Unidos- evidenció un éxito inaudito, lo que llevó a transmitir rápidamente el evento para todo el estado.

Los quejidos de Daisy, las lágrimas de su dueña -que fue confianzudamente presentada ante las cámaras sin mayores escrúpulos como la Tía Nancy-, nuevas declaraciones del capitán Mc Allison, evocaciones confusas de Vietnam -que no se sabía por qué aparecían, pero que sin dudas despertaban interés en los televidentes-, comentarios de los vecinos, otros comentarios de los reporteros … todo se sucedía en una vorágine de imágenes deshilvanadas que, por misteriosos motivos de la psicología colectiva, concitaba cada vez más la atención general de los televidentes.

La idea de acercar un micrófono a Daisy fue de un efecto demoledor: casi instantáneamente, luego de salir al aire esos lamentos, se comenzaron a recibir llamadas telefónicas con contenidos de lo más diverso, desde compadecimiento hasta cólera, no faltando quien intentaba dar sugerencias prácticas para solucionar la situación. Hubo, igualmente, quien propuso sacrificar al animal, "para evitarle sufrimientos". Alguien también llamó sugiriendo nombrar a la perrita "símbolo de la resistencia nacional".

El cansancio comenzaba a hacerse notar en los bomberos. Era ya medianoche y el calor no cedía. Casi la totalidad de la población de New Shipping se había dado cita en las cercanías de la casa de Nancy para seguir de cerca los acontecimientos. Muchos, al mismo tiempo, los miraban también por la televisión. La Tía Nancy volvió a aparecer en las pantallas:
-Esto demuestra lo que podemos ser como gran pueblo, como gran país: un grupo que se une, que se da la mano para sacar adelante mancomunadamente una tarea en nombre del bien común-. Se sabía a sí misma mediocre oradora; en realidad sólo había hablado ante sus alumnos durante sus años de magisterio, pero jamás lo había hecho ante un gran público. Las circunstancias actuales, sin embargo, la envalentonaban. Los reflectores de los canales de televisión -ya no era sólo el de Raleigh; también habían llegado desde Washington- la estimulaban, la portaban más lejos de sus posibilidades. Le hubiera gustado seguir hablando sin límites, fascinada al escucharse, al saberse en esa situación.
Quien sufría, mucho, cada vez más, era Daisy. Sus gemidos eran captados por buena parte de la población noctámbula del estado. Había algo de indecible en toda la escena: los mismos periodistas, sin proponérselo, contribuían a profundizar un clima entre melodramático y de barato espectáculo de feria.
Mc Allison, acompañado del jefe de la otra brigada de bomberos llegada tiempo atrás: String, tomó finalmente la decisión de atrapar a la perrita con una red, y así bajarla del árbol. Iba siendo ya el amanecer, lo que le pareció una hora propicia para finalizar el rescate. "Buen trabajador, pasando la noche en vilo para cumplir con su deber", pensó. Así tendrían que verlo en la televisión, "era lo menos que se podía concluir de la faena desarrollada", razonaba.
Eran ya las seis de la mañana; el calor no se había ido en toda la noche, y ahora nuevamente comenzaba a arreciar. Una vez más aparecía el noticiero en las pantallas. Una vez más, también, la guerra de Vietnam ocupaba el primer lugar entre las noticias. En realidad no había mucha diferencia entre cómo se cubría esto y cómo se había encarado la historia de Daisy: lágrimas, algún capitán arreglándose los bigotes y contando historias heroicas, alguna Tía Nancy con chillona voz maestril dando vibrantes discursos…. Faltaban, eso sí, -elemento que en la transmisión nocturna en vivo había sido fundamental- los quejidos vietnamitas. Por cierto los de Daisy habían resultado conmovedores. ¿Quizá los de algún vietnamita no conmoverían tanto? Mejor no probar.
Alrededor de las seis y quince, siendo cubierta en directo, en una acción combinada entre los dos cuerpos de bomberos, se procedió a atrapar con una red a la pequeña perrita que, para ese entonces, estaba ya en situación de absoluto pánico. En la maniobra -"muy arriesgada, por cierto"- la pobre cayó al suelo, con tanta mala suerte que falleció en forma instantánea.

Por iniciativa de los vecinos, contándose igualmente con el aval de las autoridades municipales locales, se levantó un monumento recordatorio de la "graciosa, simpática y por siempre conmemorada Daisy" -tal como podía leerse en la placa que la evocaba-.
Tom, el sobrino de Nancy, también falleció. Tom, el bombero, tiempo después marchó al frente.
Nunca se supo bien quién fue el que la propuso ni cómo se arreglaron los pequeños detalles de implementación, pero a partir de la audiencia récord obtenida con los improvisados discursos de la "patriótica Tía Nancy" con ocasión de la transmisión en vivo durante las escenas del fallido rescate de Daisy, su imagen se tornó símbolo: tía de un soldado norteamericano caído, cada semana empezó a aparecer en la televisión hablando del sufrimiento de un familiar, pero más aún: arengando a ganar la batalla "superando el dolor". Meses más tarde recibió de manos de un delegado presidencial una medalla al honor. Claro, había un ligero error: en la dedicatoria decía "a la querida tía Daisy".

Tomado de “Nosotros, los mediocres”. Guatemala, 2004.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Introducción al enfoque del sistema mundial

Jon Juanma (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

(Aire fresco para el marxismo y la teoría crítica radical en tiempos de crisis con burbujas pero sin brújulas)

En estos tiempos de crisis capitalista en que cada cual vierte su teoría “infalible” sobre el qué pasó, queremos aportar algo mucho más humilde pero a la postre, quizás, con un potencial constructivo mayor como es ésta introducción al enfoque metodológico de los sistemas-mundo o sistema mundial que estamos presentando. Y no lo hacemos para aumentar la literatura respecto al tema para regocijo exclusivo de los interminables debates entre teóricos, intelectuales y demás gentes pensantes de la izquierda, sino como mapa para resituarnos en esta sociedad moribunda y caótica neoliberal, para saber dónde estamos y a dónde podemos ir, como diría Jameson. Así nuestra intención es hacer más accesible este interesante enfoque, que lleva años discutiéndose en las academias de todo el mundo, a los sujetos políticos individuales y colectivos que trabajan por la construcción de un mundo más justo y democrático, pero que no son especialistas. Aquellos que ante la infamia capitalista anhelan de herramientas positivas de construcción de ese cambio social necesario y que con tanta ilusión, perseverancia, sacrificio y heroicidad personal luchan contra corriente, día a día, para que no sigan naufragando nuestros sueños de vivir una vida plena en un mundo sanamente habitable.

El enfoque metodológico de análisis del sistema mundial o sistemas-mundos fue inaugurado por la obra “The Modern World-System, vol. I: Capitalist Agriculture and the Origins of the European World-Economy in the Sixteenth Century” del sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein. En este primer volumen de su trilogía sobre el sistema-mundo contemporáneo inicia de algún modo el punto de partida de este método de análisis que actualmente es muy valorado por historiadores progresistas, y cada vez es más reconocido en las ciencias sociales en general, con especial énfasis en el estudio de las relaciones internacionales.
Sus orígenes se remontan con fuerza a la economía política marxista (de la que hereda su estructura principal), junto a las aportaciones historiográficas tanto de Braudel como del resto de autores nucleados en torno a la “École des Annales” y la Teoría de la Dependencia que se empleó con especial fuerza en la década de los 70 del siglo pasado para explicar las causas del “subdesarrollo” de los países de la periferia. En algunos autores del enfoque, también resultan de importancia las investigaciones aportadas por los ciclos económicos de Kondrátiev y la obra del intelectual heterodoxo Karl Polanyi.
Posteriormente a la irrupción de la obra de Wallerstein, otros importantes autores como el egipcio Samir Amin, el alemán Andre Gunder Frank o el italiano Giovanni Arrighi han ampliado esta visión y polemizado sobre la misma enriqueciendo el conjunto de su acervo teórico. Otros, como el geógrafo marxista estadounidense David Harvey o el economista e historiador belga Ernest Mandel, también han sido influidos por este enfoque. Actualmente destacan además de algunos de los anteriores “pesos pesados” otros nombres interesantes como el historiador y sociólogo de la Universidad de California Christopher Chase-Dunn que desde una perspectiva heterogénea ha realizado aportaciones muy valiosas y provocadoras para el debate, advirtiendo por ejemplo los ciclos entre capitalismo y los intentos de socialismo hacia una democracia global o el originario chino Minqi Li 1 el cual desde el marxismo, armado de una sólida cultura académica y popular a la par que un profundo conocimiento de la realidad sobre la que versan sus investigaciones, critica a China como un estado burocrático-capitalista, atacando el pensamiento de la Triple Representatividad del ideólogo oficialista chino Jiang Zemin (antiguo Secretario General del PCCh y Presidente de la República). Li avizora que este enorme país será el garante del fin de capitalismo de diversos modos, con especial importancia debido a los límites ecológico-económicos que éste impondrá a su reproducción sistémica. Minqui Li propone que a mediados del siglo XXI la única salida para la civilización será la adopción de un sistema socialista mundial. Por otro lado, en lengua castellana han destacado autores como el uruguayo Eduardo Galeano (con su clásico “Las venas abiertas de América Latina” que fue asesorado por el mismísimo Frank) o el español José M. Tortosa, entre otros.

De cualquier modo, en tanto que es una perspectiva o enfoque y no una propuesta teórica “acabada” o “principal”, hay muchos autores influidos por ella que difícilmente podríamos incluir sólo como autores pertenecientes al enfoque del sistema-mundo, pero que sin duda han sido inspirados por el mismo. De hecho, en la actualidad, diversos autores marxianos o marxistas (según se prefiera) han bebido ampliamente de este enfoque en sus reflexiones posteriores a los años ochenta y noventa, como es el caso sin ir más lejos del citado anteriormente Samir Amin.
Pasemos ahora a relacionar los principales planteamientos compartidos por la mayoría de sus teóricos al respecto del sistema mundial, sus principales tesis:

En nuestros días, el mundo se basa en un único sistema económico capitalista (sistema-mundo), el cual marca las principales reglas del juego político y sobre todo económico, incluso en aquellos países que pretenden estar fuera de la lógica del sistema (como los autoproclamados “socialistas” u otros de pretensiones más o menos autárquicas). El sistema mundial se basa, por tanto, en una economía-mundo capitalista. Ello no significa que no existan agentes sociales o políticos no-capitalistas que controlen ciertas partes de las maquinarias de un determinado Estado (como las repúblicas de Cuba, Chipre o Venezuela), pero se hallan en un sistema mundial o sistema-mundo de predominio y funcionamiento capitalista. Lo que por supuesto, y como el auténtico precursor de los sistemas-mundo, Marx, afirmaba, traería contradicciones muchas veces irresolubles en esos países (turismo o remesas capitalistas en Cuba por ejemplo) al no ser potencias económicas desarrolladas y además unidas en una misma economía mundial de predominio socialista. Esto es así porque el comercio entre un país pretendido “socialista” y uno capitalista se producen bajo premisas y precios moldeados en el mercado capitalista mundial y con una determinada divisa o divisas procedentes de estados capitalistas centrales. Pero no sólo por razones economicistas, sino militares, de inteligencia, culturales, etc, la hegemonía no les pertenece en casi ningún aspecto de la vida social en un mundo cada vez más conectado donde la “pureza autárquica” es prácticamente imposible. De esta manera los gobernantes pretendidamente “socialistas” no pueden escapar de la lógica capitalista al no ser autosuficientes y si se mantienen en el poder como “el menos malo de los males” suelen llegar a contradicciones entre teoría y praxis que si el pueblo tiene oportunidad de expresar, cansado de tanta falsedad y promesas grandilocuentes negadas por la fuerza de los hechos, suelen llevarlos a la oposición política. Por tanto bajo el prisma de los sistemas-mundo, no puede existir socialismo en un solo país. En este sentido Wallerstein afirmaba que no hubo en el siglo XX 2 economías socialistas, sino más bien “movimientos socialistas [o autoproclamados “socialistas”] que controlan [controlaban] ciertos aparatos del Estado en el seno de la economía-mundo” (Wallerstein, 1979:494). Nada más, y nada menos. Esto explicaría las frustraciones y fracasos de aquellos que han pretendido/pretenden construir el socialismo en un solo país, vericueto que el mismo Marx descartó como imposible antes que los nacional-estalinistas durante el siglo XX se esforzaran por afirmar lo contrario para hacer casar sus aspiraciones totalizadoras de poder ajenas a los intereses de la clase que decían/fingían representar, con una teoría manoseada, reduccionista y esclerótica que cambiaba según lo hacían las “condiciones objetivas”... de la élite del “Partido”, por supuesto.

El marco de análisis por países empleado en disciplinas como la Economía, la Historia, la Sociología y la Geografía, entre tantas otras, basado en los Estados-Nación o Estados plurinacionales, tan habitual en las ciencias sociales, es erróneo e infructuoso para entender los móviles y los agentes de los sucesos sociales contemporáneos. Es inútil saber mucho sobre la realidad y la historia de Nepal, por ejemplo, si no conocemos sus relaciones con sus vecinas India y China o incluso con la potencia hegemónica en declive de los Estados Unidos, pese a su distancia geográfica. La realidad de las transformaciones locales y regionales obedecen por tanto mucho más a los cambios en el conjunto del sistema mundial que a los cambios en la política “nacional” de esos países (como se está demostrando con la presente crisis económica con los llamados “PIGS”), si bien estos últimos cambios también afectan y repercuten no sólo sobre el país en cuestión sino sobre el sistema internacional. El enfoque de los teóricos del sistema mundial es decididamente holístico y basa su comprensión en una dialéctica constante entre lo global y lo local, primando el componente global como agente fuerte del análisis (Frank, 2008:370-371). El todo del sistema es más que la suma de las partes, y eso es lo que determina en mayor medida el comportamiento interno de cada parte (países, regiones e incluso ciudades) y las relaciones “externas” entre ellas (Ibíd, 99).

La división internacional del trabajo especializa a vastas zonas del mundo en relación con los intereses de las clases dirigentes de los países del centro del sistema en connivencia con las élites de la periferia (Tortosa, 2001:67-68 o Galtung, 1971). La riqueza o el desarrollo de unos va directamente ligado a la pobreza o al “maldesarrollo” de otros (Wallerstein, 1979:493).3 Las élites “fraternas” de los países del centro, la semiperiferia o la periferia siempre ganan, aunque con distinta intensidad. Las diferencias y las tragedias vienen sobre todo en las clases asalariadas de los diferentes países. Aquellos estados especializados en exportaciones de materias primas y productos no elaborados, tienen como consecuencia el perder en el sistema mundial, mientras que los que lo hacen con productos elaborados y de alta tecnología lo hacen en ganar (Wallerstein, 1979:493). No existen los unos sin los otros (Galeano, 1981:3). Además, los segundos suelen controlar la distribución y los precios de los productos de los primeros en el mercado mundial (Ibíd., 154-158).

La importancia en la colonización y explotación económica de Latinoamérica desde 1492 para todo el sistema fue clave para el desarrollo del mismo. En particular, para que la entonces paupérrima Europa fuera adquiriendo un papel predominante en el mercado mundial al llegar el siglo XIX con la eclosión de la llamada Revolución Industrial, gracias al comercio de la única mercancía en la que eran competitiva en el mercado intra-asiático (plata y oro) a la par que el “lucrativo negocio” del tráfico de esclavos entre África y América dirigido por los mismos mercaderes europeos (Frank, 2008:308-311). Europa pasó de una posición periférica respecto a Asia a una posición crecientemente central, proceso que muy probablemente se esté invirtiendo en nuestros días.

Los países más ricos que controlan el comercio de bienes mundiales se denominan “países centrales”, los especializados en materias primas y mercancías de bajo valor añadido se llaman “periféricos”, mientras que los que están a caballo entre unos y otros se conocen como “semiperiféricos” (Wallerstein, 1979:492). Aunque unos países pueden oscilar de una categoría a otra con el paso de los años o de un siglo a otro, generalmente lo hacen en períodos de mediana y larga duración del tiempo histórico (Íbid., 493). Pero la estructura y la lógica del sistema no cambian. La analogía sería la estructura de la sociedad de clases, en donde que un individuo cambie de clase social, no significa que cambie la estructura del sistema. Pues aquí igual, que un país pase de un estatus de “semiperiférico” a “central” o de “central” a “semiperiférico” no significa que dejen de existir estructuralmente en el sistema tanto los unos como los otros. Por ejemplo, vastas zonas del mundo podrán cambiar su estatus actual, incluida la actual, pero decadente potencia hegemónica de los Estados Unidos. Al igual que otros países, hasta ahora centrales secundarios, como el Reino de España o la República de Grecia ( o incluso centrales de primer orden como Reino Unido), podrían verse abocados a la categoría de semiperiféricos si las élites consiguieran seguir dejando a sus clases trabajadoras, anteriormente consumidoras, reducidas a mera fuerza de trabajo para la exportación, con un papel de consumidores francamente castrados en el mercado interno. En cambio, otros anteriormente semiperiféricos como Brasil o India pudieran hacerse centrales en un futuro próximo, pero seguiría existiendo tanto los unos (centrales) como los otros (periféricos y semiperiféricos), sólo que cambiarían la interpretación de los papeles en el “teatro mundial”, pero no la trama (la lógica sistémica capitalista) ni los escenarios (explotación, alineación, hambre, pobreza, guerras, etc). Por supuesto lo dicho para los países, es válido para las regiones o ciudades.

Esta economía-mundo a diferencia de otros sistemas mundiales anteriores no se basa en la construcción de un imperio con un poder centralizado 4 sino en la flexibilidad que produce un capital descentralizado y desplazable a diferentes países dentro del sistema interestatal sin importar la suerte que corran los sistemas políticos de cada Estado-nación (o siendo secundario para la supervivencia del capital).5 La fortaleza del sistema-mundo capitalista, a diferencia de los imperios, se basa en definitiva, en que la perdurabilidad del mismo no queda adscrita a la suerte que corra un sistema político concreto, más bien se alimenta de esa heterogeneidad y consigue una gran impunidad a través de ella (Íbid, 490-491). De allí el poder de permanencia que ha disfrutado el capitalismo como sistema histórico en tanto no exista una hegemonía económica socialista que sólo se puede construir desde la solidaridad de las clases trabajadoras mediante un humanocentrismo internacionalista que actualmente se halla de facto prácticamente inédito y precariamente vertebrado, siendo la ideología nacionalista la dominante entre la mayoría de los sectores populares internacioanles, lo que viene a ser igual que decir, esclavos conceptuales de sus respectivas élites.

El Estado de los países del centro del sistema es fuerte mientras que el Estado de la periferia es débil (Íbid, 499).7 Esto tiene una importancia determinante tanto en el desarrollo social, educacional, militar, asistencial como cultural. Y el cultural se torna clave en un momento de la historia en que la mayor parte de la realidad que consideramos como tal es aprendida con la mediación de las industrias culturales hegemónicas, y no mediante nuestra experiencia directa como individuos y colectivos. No entraremos, para no extendernos y despistarnos de las claves de este trabajo, a analizar la naturaleza capitalista o democrática de cada Estado en tanto representatividad política de la soberanía nacional materializada en el conjunto de una ciudadanía con los mismos derechos legales (cosa que como sabemos es un mito incluso en los papeles, ya no hablemos de la realidad...).

El enfoque se basa en un entendimiento holístico y no eurocéntrico de la historia y el acontecer presente de la humanidad. 8 Como defendía Andre Gunder Frank se trata de substituir el paradigma clásico eurocéntrico por el humanocéntrico (Frank, 2008:34). 9 Pero lo dicho por Frank respecto al eurocentrismo, nos es valido, si no queremos ser eurocentristas por negación estática, de los asiacentrismos, americanocentrismos y otros chauvinismos más o menos velados que se nos puedan presentar sigilosamente como cercos conceptuales para el estudio de nuestras realidades contemporáneas. Este objetivo democrático e internacionalista choca con una producción y recepción folclórica de las mercancías culturales que juega en muchas ocasiones con la autenticidad y la marca de origen como estrategia publicitaria de un determinado Estado-nación, cuando no deja de ser falsa apariencia en tanto esas mismas mercancías se han diseñado y producido fuera de esas realidades nacionales. 10

Las principales divergencias entre los autores partidarios de este enfoque se centran a la hora de datar la génesis del sistema mundial, aquí podemos diferenciar tres fechas defendidas por sus principales autores (Tortosa, 2001:59-60):

Hace 5.000 años o más, por lo menos desde la Edad de Bronce. Posición defendida por Andre Gunder Frank con especial fuerza a partir de principios de los noventa del siglo pasado.

El largo siglo XVI (1450-1640), donde 1492 tiene una fecha clave como principio de la inclusión de toda América en el “sistema mundial” que se convertiría, según esta postura, en “sistema-mundo” en los años siguientes, llegando a ser un sistema-mundo completo, y por tanto el resto de sistemas económicos absorbidos por la economía-mundo capitalista, en el siglo XIX. Esta posición es defendida por el estadounidense Immanuel Wallerstein y el recientemente desaparecido Giovanni Arrighi, autor esencial en el estudio de los ciclos de expansión y contracción económica del sistema.

La industrialización inglesa clásica. Esta postura, sin oponerse a las observaciones de Wallerstein, prefiere enfatizar el componente del industrialismo como origen de esta economía-mundo y localiza su génesis en la Inglaterra del siglo XIX estudiada por Marx en “El Capital”. Su defensor más conocido es el egipcio Samir Amin.

La posición mayoritaria seguida por los teóricos adscritos al enfoque del sistema mundial es una combinación entre la segunda de Wallerstein y la tercera de Amin. De todos modos, como dice Tortosa, no es descartable una combinación flexible de todas para acercarnos a un modelo teórico más útil de cara a lo que fue la conformación del sistema mundial y el “maldesarrollo” (humano) del mismo:

No es imposible pensar, en efecto, que un sistema-mundo particular mostró, casi desde el principio, algunas características particulares en el terreno de la acumulación de capital y la estructuración centro-periferia. Dichas características se habrían mantenido hasta nuestros días, pero se habrían visto aceleradas por el “milagro europeo” (un cambio de centro, no de sistema, pero catastrófico) sobre todo desde el ángulo de la expansión, aunque teniendo esa aceleración efectos muy evidentes en el nuevo funcionamiento del sistema. La Revolución Industrial habría sido la culminación del proceso (Tortosa, 2001:61-62).

Es por ello que pensamos que es más lo que les une que aquello que les separa, y aunque existen más diferencias entre los principales autores y corrientes dentro de este enfoque como la existencia o no de un sistema mundial a partir de la creación de rutas comerciales que conectaran todas las áreas del globo mediante el comercio de bienes de lujo o por el contrario, con el desarrollo de la tecnología y el abaratamiento del transporte, rutas transnacionales de bienes de primera necesidad (Frank, 1993:294), el mayor o menor peso del capitalismo como sistema realmente diferenciable de los anteriores (Frank, 2008:360; Amin, 1974:173 y Wallerstein, 1979:494), la diferencia entre “sistema-mundo”, “imperios-mundo” y “sistema mundial” (sin guión) (Wallerstein, 1979:490-491 y Frank, 1993:297-307), etc.
Pero sin duda, y recapitulando, es mucho más aquello que poseen en común, en especial a la hora de utilizar las herramientas anteriormente enumeradas para analizar el presente. Las divergencias se centran más en el origen del sistema y no tanto en su funcionamiento actual, en donde las diferentes versiones, además de enriquecedoras, pueden resultarnos complementarias para entender la dialéctica entre el conjunto del sistema y sus partes, y en las relaciones de éstas últimas entre sí. Por supuesto en tanto marxistas, sin perder de vista que la principal contradicción se produce con el antagonismo entre capital y fuerza de trabajo. De hecho, esta perspectiva nos hace entender mucho mejor, rescatando el potencial significado que pudiera tener, la previsión de Marx cuando afirmaba que el capitalismo crearía una polarización creciente en el sistema que empobrecería a las capas medias, entre explotadores, burgueses, y explotados, proletarios. Los críticos liberales achacaron que esto había sido un gran error de previsión de Marx cuando para todos fue evidente que durante la segunda parte del siglo XX las clases obreras europeas mejoraron sus niveles de vida. Pero he aquí el corto alcance de la mirada eurocéntrica de los mandarines de la burguesía o la óptica económica liberal. La luz llega cuando entendemos que esa polarización se produce a nivel macro, mundial, sistémico. El estado del bienestar aceleró la polarización capitalista mundialmente, sembrando la financiarización de la economía que nos llevó a la presente crisis. Como afirma David Harvey, el capitalismo no resuelve sus contradicciones, sino que las desplaza geográficamente. Y eso es justo lo que pasó con los “Estados del Bienestar” durante el pasado siglo: se mejoró el nivel de vida de las clases obreras del centro a costa de hundir más a las clases obreras de la periferia, de pauperizarlas objetivamente, obteniendo como resultado un declive promedio de la calidad de vida de “la clase trabajadora internacional”. El excedente era repartido como sigue: el pedazo más prominente de la tarta para las élites capitalistas del centro, seguidas de las élites capitalistas de la periferia, las clases trabajadoras del centro y por último las clases trabajadoras de la periferia, por supuesto simplificando y obviando todas las capas medias que sólo restaría ponerlas en los lugares consecuentes con la dinámica aquí señalada. A todo este conjunto de factores hay que añadir el freno que suponía para el Capital las economías del “socialismo real” de los estados del Pacto de Varsovia, más cerradas (que no impermeables) a la lógica cruda del capitalismo, al margen de la opinión política que nos mereciesen.
Estamos convencidos, concluyendo, que esta visión holística del sistema internacional y sus partes nos permitirá entender mucho mejor hechos que se están sucediendo actualmente en nuestro sistema-mundo capitalista a partir de la crisis internacional que comenzó en 2007 (como la relación entre las deudas nacionales y los acreedores internacionales) y en la que nos hallamos inmersos todavía, sin saber cuándo ni cómo saldremos de ella. Asimiladas las principales características del enfoque aquí sistematizado, hará falta preguntarse “quiénes” somos ese “nosotros” implícito (clase, estrato, capacidades individuales) y “dónde” nos encontramos en el mismo sistema (zona central, semiperiférica o periférica más posición socioeconómica de nuestra individualidad concreta).

El sistema nunca volverá a ser lo que era, al desplome de la potencia hegemónica de los EUA se suma la no claridad de una candidata concreta a sucederle, 11 si bien las dos mejor posicionadas se hallan en Asia, como son India y China. Viviremos tiempos convulsos donde se intuye que habrá mucho sufrimiento. En nuestra mano está hacer fuerza para que el nuevo sistema que suceda al actual sea lo más benigno posible para el ser humano. Es lo que Wallerstein llama nuestras posibilidades ante la “bifurcación histórica” y Bobbio denominaba abandonar los “caminos bloqueados”. Similar por otra parte, aunque mucho más ilustrativo, a aquel “Socialismo o Barbarie” con el que Rosa Luxemburg nos advertía de nuestras posibilidades futuras como civilización homínida.

Los de arriba, que llevan siglos jugando al Risk con nuestras vidas, no se preocuparán por usted ni los de su clase, pero la única pregunta pertinente que resta por hacerle es si usted sí lo hará, si su conciencia y sentido de la responsabilidad colectivo alcanzará la altura del amor que dice sentir por sus seres más queridos. Pregúnteselo antes de que sea demasiado tarde, para todos, por todos.


* Jon Juanma es el seudónimo de Jon E. Illescas Martínez, licenciado en Bellas Artes, artista plástico creador del Sociorreproduccionismo Prepictórico, analista político y cultural, teórico del socialismo democrático. Investigador en la Universidad de Alicante.

Para contactar con el autor: jonjuanma@gmail.com
Para visitar su blog: http://jonjuanma.blogspot.com/
Para ver una parte de su obra plástica ir a: http://jon-juanma.artelista.com/ o http://www.flickr.com/photos/30642689@N06/ o

** El presente trabajo ha sido finalizado el 1 de diciembre de 2010. Está basado en el epígrafe “El concepto de sistema mundial o sistema-mundo” del trabajo de investigación “Las industrias culturales hegemónicas como generadoras de un nuevo concepto de “lo latino” en el sistema mundial: el caso del videoclip en la primera década del siglo XXI” (2010) del mismo autor, financiado por la Fundación Caja Murcia. Si bien el presente texto ha sido adaptado y ampliado allí donde se ha considerado oportuno.

Notas:

1. Minqi Li comenzó siendo un estudiante neoliberal, defensor de las doctrinas de la Escuela de Chicago y fue detenido en 1990 después de participar en varios de los sucesos de Tiannamen del año anterior exigiendo democracia política. Durante su estancia en prisión se hizo marxista después del estudio de lecturas de Karl Marx y Mao Tse-Tung entre otros. Al salir de la cárcel, en 1992, dedicó los siguientes dos años de su vida a estudiar la situación de la clase trabajadora china y a exponer sus puntos de vista con los disidentes liberales hasta que rompió con ellos al no producirse ningún tipo de entendimiento. Li a partir de allí se consideró asimismo como un “marxista revolucionario” y actualmente trabaja como profesor asociado de la Universidad de Utah después de doctorarse en la de Massachussets en el 2002. También labora como periodista y traductor de obras extranjeras al chino.

2. Ni por extensión, basándonos en su argumentación, en los siglos venideros, incluidos el presente.

3. José María Tortosa y otros como el economista ecuatoriano Alberto Acosta dirían “maldesarrollo”, haciendo ver que el “desarrollo” de unos (que tampoco lo consideran como tal) es el “maldesarrollo” de otros y en general el “maldesarrollo” global de la mayoría del sistema-mundial (Tortosa, 2001:59).

4. Como pudieron ser mientras duraron el Imperio Romano o el Imperio Inca, estados centralizados que controlaban mini-sistemas de otros pueblos mediante la amenaza en último término de la coacción. Y donde el emperador o principales dirigentes (algunos defienden que el Imperio Inca era una deicracia) tenían de vasallos a otros reyes o grandes príncipes.

5. Este punto está perfectamente expresado en: VITARELLI, Marcelo Fabián, “El sistema-mundo: un giro en la historia del pensamiento económico desde la perspectiva de Immanuel Wallerstein”. EUMED: http://www.eumed.net/eve/resum/06-04/mfv.htm (consultado el 20/08/2010)

No en el sentido del Welfare-State o Estado del Bienestar, sino en el de maquinarias con un nivel de funcionariado y competencial importante que les permita amoldar los intereses comerciales en el mercado mundial, estableciendo reglas favorables y extrayendo un mayor excedente de la riqueza generada en los países de la periferia que permita el intercambio desigual y las ventajas comparativas.

Y con el Estado todas las instituciones dependientes presupuestariamente del mismo. No nos referimos sólo al ejército y las áreas clásicas de la geopolítica, sino al área cultural que también nos compete en las zonas industriales especialmente diseñadas para las IICC con la logística adecuada la cual frecuentemente requiere de inversión pública (carreteras, comunicaciones especiales, accesos, etc) o incluso universidades y centros de observación e investigación, etc. Así mismo sucede en el sentido de la producción y recepción cultural destacan por ejemplo las políticas públicas de defensa de la “identidad nacional”, como serían todas aquellas que un gobierno como el francés implementa frente a la cultura estadounidense dominante en el mercado internacional. Esto es, mecanismos reguladores del comercio, la cultura, etc que tienden a poner límites a un comportamiento de “libre competencia” que consideran puede dañar los intereses culturales del Estado-nación. Es interesante leer la argumentación de un conocido director español a favor de la excepción cultural garantizada por el Estado contra la libre competencia controlada por la hegemonía norteamericana en los mercados occidentales: TRUEBA, Fernado (2004), “¡Viva la excepción cultural!” El País: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Viva/excepcion/cultural/elpepiopi/20040820elpepiopi_6/Tes (consultado el 24/08/2010)

Esto a llevado a que algunos de los referidos autores, compitiesen en polémicas entre ellos por ver quién era el menos eurocéntrico de todos como fue el caso de las acusaciones eurocéntricas de Frank a Wallerstein y las defensas de éste último (Frank, 1993:295)


Algo que tendría su relación con el humanocentrismo de Marx o Bakunin con la clase trabajadora, en el siglo XIX, lo que ellos llamaron “internacionalismo”. Sin embargo, la visión de Frank transciende las clases, sin por ellos ser nacional-interclasista, refiriéndose principalmente a la dicotomía “nacionalismos versus el ser humano internacioanl.”

Es como todo ese souvenir de “lo español” o “lo francés” que se vende en las principales zonas turísticas y que en realidad han sido producidas en otras zonas del sistema (por ejemplo China u otros países orientales) pero que se venden como productos autóctonos. Esta es la compleja realidad de las relaciones internacionales (económicas, culturales, comunicacionales, etc) que el enfoque del sistema mundial empleado en este trabajo nos ayudará a observar más allá de las (falsas) apariencias.


11. Incluso Wallerstein afirma que no habrá ninguna sucesora, como sí argumentaba Arrighi, ya que para el norteamericano la debacle de la actual potencia hegemónica llevará al fin del sistema en si, cosa que no sucedió cuando se hundieron las potencias hegemónicas que eran en su momento histórico el Imperio español, el holandés o el inglés. Se puede ver la entrevista que tuvo con Elizabeth Carvalho en inglés, subtitulada al portugués en el siguiente enlace: http://www.youtube.com/watch?v=8XeJICHkNW4&playnext=1&list=PL7719FECE3E42BD0F&index=18

BIBLIOGRAFÍA:

AMIN, Samir (1974), La acumulación a escala mundial: Crítica de la teoría del subdesarrollo. Buenos Aires: Siglo XXI [1970].
ARRIGHI, Giovanni (1999), El largo siglo XX: Dinero y poder en los orígenes de nuestra época. Madrid: Akal.
______ (2007), Adam Smith en Pekín. Madrid: Akal
ARRIGHI, Giovanni y SILVER, Beverly J (2001)., Caos y orden en el sistema-mundo. Madrid: Akal [1999]
FRANK, Andre Gunder (1979), La acumulación mundial, 1492 – 1789. Madrid: Siglo XXI [1978].
____ (2008), Re-orientar: La economía global en la era del predominio asiático. Valencia: Publicacions de la Universitat de Valencia [1998].
FRANK, Andre Gunder y GILLS, Barry K. (ed) (1993), The World System: Five hundred years or five thousand? Nueva York: Routledge.
GALEANO, Eduardo (1981), Las venas abiertas de América Latina. Madrid: Siglo XXI [1979, corregida y aumentada por el autor, 1971, original]
GALTUNG, Johan (1971), “A structural theroy of imperialism” Universidad de Washington: http://faculty.washington.edu/pnhoward/teaching/IPEofIS/galtung.pdf (consultado el 24/07/2010)
MARX, Karl (2007), El Capital. Madrid: Akal [1867].
TORTOSA, José María (2001), El juego global: Maldesarrollo y pobreza en el capitalismo mundial. Barcelona: Icaria.
WALLERSTEIN, Immanuel (1979), El moderno sistema mundial I: La agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI. México D.F: Siglo XXI [1974].
____ (1984), El moderno sistema mundial II: El mercantilismo y la consolidación de la economía-mundo europea, 1600 – 1750. Madrid: Siglo XXI [1980].
____ (1999), El moderno sistema mundial III: La segunda gran expansión de la economía-mundo capitalista, 1730 – 1850. Madrid: Siglo XXI [1989].
____ (2005), La crisis estructural del capitalismo. Ciudad de México: Contrahistorias.
____ (2008), Un mundo incierto. Caracas: Monte Ávila.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: The Beatles

ARGENPRESS CULTURAL

Siguiendo con la publicación de hace algunas semanas que suscitó varias reacciones, ahora un lector nos hizo llegar este listado de las obras completas del grupo de Liverpool, incluyendo videos para cada canción. Aquí lo ponemos a su disposición.

A Day in the Life http://www.beatlestube.net/video.php?title=A+Day+in+the+Life

A Hard Day's Night http://www.beatlestube.net/video.php?title=A+Hard+Day's+Night

A Taste of Honey http://www.beatlestube.net/video.php?title=A+Taste+of+Honey

Across The Universe http://www.beatlestube.net/video.php?title=Across+The+Universe

Act Naturally http://www.beatlestube.net/video.php?title=Act+Naturally

All I've got to Do http://www.beatlestube.net/video.php?title=All+I've+got+to+Do

All My Loving http://www.beatlestube.net/video.php?title=All+My+Loving

All Together Now http://www.beatlestube.net/video.php?title=All+Together+Now

All You Need Is Love http://www.beatlestube.net/video.php?title=All+You+Need+Is+Love

And I Love Her http://www.beatlestube.net/video.php?title=And+I+Love+Her

And Your Bird Can Sing http://www.beatlestube.net/video.php?title=And+Your+Bird+Can+Sing

Anna (Go To Him) http://www.beatlestube.net/video.php?title=Anna+(Go+To+Him)

Another Girl http://www.beatlest ube.net/video.php?title=Another+Girl

Any Time At All http://www.beatlestube.net/video.php?title=Any+Time+At+All

Ask Me Why http://www.beatlestube.net/video.php?title=Ask+Me+Why

Baby It's You http://www.beatlestube.net/video.php?title=Baby+It's+You

Baby You're A Rich Man http://www.beatlestube.net/ video.php? title=Baby+You're+A+Rich+Man

Bad Boy http://www.beatlestube.net/video.php?title=Baby's+in+Black

Because http://www.beatlestube.net/video.php?title=Because

Being for the Benefit of Mr. Kite! http://www.beatlestube.net/video.php?title=Being+for+the+Benefit+of+Mr.+Kite!

Birthday http://www.beatlestube.net/video.php?title=Birthday

Blackbird http://www.beatlestube.net/video.php?title=Blackbird

Blue Jay Way http://www.beatlestube.net/video.php?title=Blue+Jay+Way

Boys http://www.beatlestube.net/video.php?title=Boys

Can't Buy Me Love http://www.beatlestube.net/video.php?title=Can't+Buy+Me+Love

Carry That Weight http://www.beatlestube.net/video.php?title=Carry+That+Weight

Chains http://www.beatlestube.net/video.php?title=Chains

Come Together http://www.beatlestube.net/video.php?title=Come+Together

Cry Baby Cry http://www.beatlestube.net/video.php?title=Cry+Baby+Cry

Day Tripper http://www.beatlestube.net/video.php?title=Day+Tripper

Dear Prudence http://www.beatlestube.net/video.php?title=Dear+Prudence

Devil In Her Heart http://www.beatlestube.net/video.php?title=Devil+In+Her+Heart

Dig A Pony http://www.beatlestube.net/video.php?title=Dig+A+Pony

Dig It http://www.beatlestube.net/video.php?title=Dig+It

Dizzy Miss Lizzie http://www.beatlestube.net/video.php?title=Dizzy+Miss+Lizzie

Do You Want to Know a Secret http://www.beatlestube.net/video.php?title=Do+You+Want+to+Know+a+Secret

Doctor Robert http://www.beatlestube.net/video.php?title=Doctor+Robert

Don't Bother Me http://www.beatlestube.net/ video.php? title=Don' t+Bother+Me

Don't Let Me Down http://www.beatlestube.net/video.php?title=Don't+Let+Me+Down

Don't Pass Me By http://www.beatlestube.net/ video.php? title=Don' t+Pass+Me+By

Drive My Car http://www.beatlestube.net/video.php?title=Drive+My+Car

Eight Days a Week http://www.beatlestube.net/video.php?title=Eight+Days+a+Week

Eleanor Rigby http://www.beatlestube.net/video.php?title=Eleanor+Rigby

Every Little Thing http://www.beatlestube.net/video.php?title=Every+Little+Thing

Everybody's Got Something to Hide Except For Me and My Monkey http://www.beatlestube.net/video.php?title=Everybody' s+Got+Something+to+Hide+Except+For+Me+and+My+Monkey

Everybody's Trying to be My Baby http://www.beatlestube.net/video.php? title=Everybody' s+Trying+to+be+My+Baby

Fixing a Hole http://www.beatlestube.net/video.php?title=Fixing+a+Hole

Flying (instrumental) http://www.beatlestube.net/video.php?title=Flying+(instrume ntal)

For No One http://www.beatlestube.net/video.php?title=For+No+One

For You Blue http://www.. beatlestube. net/video.php?title=For+You+Blue

Free As A Bird http://www.beatlestube.net/video.php?title=Free+As+A+Bird

From Me To You http://www.beatlestube.net/video.php?title=From+Me+To+You

Get Back http://www.beatlestube.net/video.php?title=Get+Back

Getting Better http://www.beatlestube.net/video.php?title=Getting+Better

Girl http://www.beatlestube.net/video.php?title=Girl

Glass Onion http://www.beatlestube.net/video.php?title=Glass+Onion

Golden Slumbers http://www.beatlestube.net/video.php?title=Golden+Slumbers

Good Day Sunshine http://www.beatlestube.net/video.php?title=Good+Day+Sunshine

Good Morning, Good Morning http://www.beatlestube.net/video.php?title=Good+Morning, +Good+Morning

Good Night http://www.beatlestube.net/video.php?title=Good+Night

Got To Get You Into My Life http://www.beatlestube.net/video.php?title=Got+To+Get+You+Into+My+Life

Happiness is a Warm Gun http://www.beatlestube.net/video.php?title=Happiness+is+a+Warm+Gun

Hello, Goodbye http://www.beatlestube.net/video.php?title=Hello,+Goodbye

Help http://www.beatlestube.net/video.php?title=Help

Helter Skelter http://www.beatlestube.net/video.php?title=Helter+Skelter

Her Majesty http://www.beatlestube.net/video.php?title=Her+Majesty

Here Comes The Sun http://www.beatlestube.net/video.php?title=Here+Comes+The+Sun

Here, There And Everywhere http://www.beatlestube.net/video.php?title=Here,+There+And+Everywhere

Hey Bulldog http://www.beatlestube.net/video.php?title=Hey+Bulldog

Hey Jude http://www.beatlestube.net/video.php?title=Hey+Jude

Hold Me Tight http://www.beatlestube.net/video.php?title=Hold+Me+Tight

Honey Don't http://www.beatlestube.net/video.php?title=Honey+Don' t

Honey Pie http://www.beatlestube.net/video.php?title=Honey+Pie

I Am the Walrus http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Am+the+Walrus

I Call Your Name http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Call+Your+Name

I Don't Want to Spoil the Party http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Don't+Want+to+Spoil+the+Party

I Feel Fine http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Feel+Fine

I Me Mine http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Me+Mine

I Need You http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Need+You

I Saw Her Standing There http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Saw+Her+Standing+There

I Should Have Known Better http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Should+Have+Known+Better

I Wanna Be Your Man http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Wanna+Be+Your+Man

I Want To Hold Your Hand http://www.beatlestube.net/ video.php? title=I+Want+To+Hold+Your+Hand

I Want To Tell You http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Want+To+Tell+You

I Want You (She's So Heavy) http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Want+You+(She's+So+Heavy)

I Will http://www.beatlestube.net/video.php?title=I+Will

I'll Be Back http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'll+Be+Back

I'll Cry Instead http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'll+Cry+Instead

I'll Follow the Sun http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'll+Follow+the+Sun

I'll Get You http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'll+Get+You

I'm a Loser http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'm+a+Loser

I'm Down http://www.beatlestube.net/ video.php? title=I'm+Down

I'm Just Happy to Dance with You http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'm+Just+Happy+to+Dance+with+You

I'm Looking Through You http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'm+Looking+Through+You

I'm Only Sleeping http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'm+Only+Sleeping

I'm so tired http://www.beatlestube.net/video.php?title=I'm+so+tired

I've Got A Feeling http://www.beatlestube.net/video.php?title=I've+Got+A+Feeling

I've Just Seen a Face http://www.. beatlestube. net/video.php?title=I've+Just+Seen+a+Face

If I Fell http://www.beatlestube.net/video.php?title=If+I+Fell

If I Needed Someone http://www.beatlestube.net/video.php?title=If+I+Needed+Someone

In My Life http://www.beatlestube.net/video.php?title=In+My+Life

It Won't Be Long http://www.beatlestube.net/video.php?title=It+Won't+Be+Long

It's All Too Much http://www.beatlestube.net/video.php?title=It's+All+Too+Much

It's Only Love http://www.beatlestube.net/video.php?title=It's+Only+Love

Julia http://www.. beatlestube. net/video.php?title=Julia

Kansas City/Hey, Hey, Hey, Hey http://www.beatlestube.net/video.php?title=Kansas+City/ Hey,+Hey, +Hey,+Hey

Komm Gib Mir Deine Hand http://www.beatlestube.net/video.php?title=Komm+Gib+Mir+Deine+Hand

Lady Madonna http://www.beatlestube.net/video.php?title=Lady+Madonna

Let it Be http://www.beatlestube.net/video.php?title=Let+it+Be

Little Child http://www.beatlestube.net/video.php?title=Little+Child

Long Tall Sally http://www.beatlestube.net/video.php?title=Long+Tall+Sally

Long, Long, Long http://www.beatlestube.net/video.php?title=Long,+Long, +Long

Love Me Do http://www.beatlestube.net/video.php?title=Love+Me+Do

Love You To http://www.beatlestube.net/video.php?title=Love+You+To

Lovely Rita http://www.beatlestube.net/video.php?title=Lovely+Rita

Lucy in the Sky with Diamonds http://www.beatlestube.net/video.php?title=Lucy+in+the+Sky+with+Diamonds

Maggie Mae http://www.beatlestube.net/video.php?title=Maggie+Mae

Magical Mystery Tour http://www.beatlestube.net/video.php?title=Magical+Mystery+Tour

Martha My Dear http://www.beatlestube.net/ video.php? title=Martha+My+Dear

Matchbox http://www.beatlestube.net/video.php?title=Matchbox

Maxwell's Silver Hammer http://www.beatlestube.net/video.php?title=Maxwell's+Silver+Hammer

Mean Mr. Mustard http://www.beatlestube.net/video.phpg?title=Mean+Mr.+Mustard

Michelle http://www.beatlestube.net/video.php?title=Michelle

Misery http://www.beatlestube.net/video.php?title=Misery

Money (That's What I Want) http://www.beatlestube.net/video.php?title=Money+(That' s+What+I+Want)

Mother Nature's Son http://www.beatlestube.net/video.php?title=Mother+Nature' s+Son

Mr. Moonlight http://www.beatlestube.net/video.php?title=Mr.+Moonlight

No Reply http://www.beatlestube.net/video.php?title=No+Reply

Norwegian Wood http://www.beatlest ube.net/video. .php?title=Norwegian+Wood

Not a Second Time http://www.beatlestube.net/video.php?title=Not+a+Second+Time

Nowhere Man http://www.beatlestube.net/video.php?title=Nowhere+Man

Ob-La-Di, Ob-La-Da http://www.beatlestube.net/video.php?title=Ob-La-Di, +Ob-La-Da

Octopus's Garden http://www.beatlestube.net/video.php?title=Octopus's+Garden

Oh! Darling http://www.beatlestube.net/video.php?title=Oh!+Darling

Old Brown Shoe http://www.beatlestube.net/video.php?title=Old+Brown+Shoe

One After 909 http://www.beatlestube.net/ video.php? title=One+After+909

Only A Northern Song http://www.beatlestube.net/video.php?title=Only+A+Northern+Song

P.S.. I Love You http://www.beatlestube.net/video.php?title=P.S.+I+Love+You

Paperback Writer http://www.beatlestube.net/ video.php? title=Paperback+Writer

Penny Lane http://www.beatlestube.net/video.php?title=Penny+Lane

Piggies http://www.beatlestube.net/video.php?title=Piggies

Please Mister Postman http://www.beatlestube.net/video.php?title=Please+Mister+Postman

Please Please Me http://www.beatlestube.net/video.php?title=Please+Please+Me

Polythene Pam http://www.beatlestube.net/video.php?title=Polythene+Pam

Rain http://www.beatlestube.net/video.php?title=Rain

Real Love http://www.beatlestube.net/ video.php? title=Real+Love

Revolution 1 http://www.beatlestube.net/video.php?title=Revolution+1

Revolution 9 http://www.beatlestube.net/video.php?title=Revolution+9

Rock and Roll Music http://www.beatlestube.net/video.php?title=Rock+and+Roll+Music

Rocky Raccoon http://www.beatlestube.net/video.php?title=Rocky+Raccoon

Roll Over Beethoven http://www.beatlestube.net/video.php?title=Roll+Over+Beethoven

Run For Your Life http://www.beatlestube.net/video.php?title=Run+For+Your+Life

Savoy Truffle http://www.beatlestube.net/video.php?title=Savoy+Truffle

Sexy Sadie http://www.beatlestube.net/video.php?title=Sexy+Sadie

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band http://www.beatlestube.net/video.php?title=Sgt.+Pepper' s+Lonely+Hearts+Club+Band

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (Reprise) http://www.beatlestube.net/video.php?title=Sgt.+Pepper' s+Lonely+Hearts+Club+Band+(Reprise)

She Came In Through The Bathroom Window http://www.beatlestube.net/ video.php? title=She+Came+In+Through+The+Bathroom+Window

She Loves You http://www.beatlestube.net/video.php?title=She+Loves+You

She Said, She Said http://www.beatlestube.net/video.php?title=She+Said, +She+Said

She's A Woman http://www.beatlestube.net/video.php?title=She's+A+Woman

She's Leaving Home http://www.beatlestube.net/video.php?title=She's+Leaving+Home

Sie Liebt Dich http://www.beatlestube.net/video.php?title=Sie+Liebt+Dich

Slow Down http://www.beatlestube.net/video.php?title=Slow+Down

Something http://www.beatlestube.net/video.php?title=Something

Strawberry Fields Forever http://www.beatlestube.net/video.php?title=Strawberry+Fields+Forever

Sun King http://www.beatlestube.net/video.php?title=Sun+King

Taxman http://www.beatlestube.net/video.php?title=Taxman

Tell Me What You See http://www.beatlestube.net/video.php?title=Tell+Me+What+You+See

Tell Me Why http://www.beatlestube.net/video.php?title=Tell+Me+Why

Thank You Girl http://www.beatlestube.net/video.php?title=Thank+You+Girl

The Ballad of John And Yoko http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+Ballad+of+John+And+Yoko

The Continuing Story of Bungalow Bill http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+Continuing+Story+of+Bungalow+Bill

The End http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+End

The Fool On The Hill http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+Fool+On+The+Hill

The Inner Light http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+Inner+Light

The Long And Winding Road http://www.beatlest ube.net/video. .php?title=The+Long+And+Winding+Road

The Night Before http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+Night+Before

The Word http://www.beatlestube.net/video.php?title=The+Word

There's A Place http://www.beatlestube.net/video.php?title=There's+A+Place

Things We Said Today http://www.beatlestube.net/video.php?title=Things+We+Said+Today

Think For Yourself http://www.beatlestube.net/video.php?title=Think+For+Yourself

This Boy http://www.beatlestube.net/video.php?title=This+Boy

Ticket to Ride http://www.beatlestube.net/video.php?title=Ticket+to+Ride

Till There was You http://www.beatlestube.net/video.php?title=Till+There+was+You

Tomorrow Never Knows http://www.beatlestube.net/video.php?title=Tomorrow+Never+Knows

Twist and Shout http://www.beatlestube.net/video.php?title=Twist+and+Shout

Two of Us http://www.beatlest ube.net/video. .php?title=Two+of+Us

Wait http://www.beatlestube.net/video.php?title=Wait

We Can Work It Out http://www.beatlestube.net/video.php?title=We+Can+Work+It+Out

What Goes On http://www.beatlestube.net/video.php?title=What+Goes+On

What You're Doing http://www.beatlestube.net/video.php?title=What+You' re+Doing

When I Get Home http://www.beatlestube.net/video.php?title=When+I+Get+Home

When I'm Sixty-Four http://www.beatlestube.net/video.php?title=When+I'm+Sixty-Four

While My Guitar Gently Weeps http://www.beatlestube.net/video.php?title=While+My+Guitar+Gently+Weeps

Why don't we do it in the road http://www.beatlestube.net/video.php?title=Why+don't+we+do+it+in+the+road

Wild Honey Pie http://www.beatlestube.net/video.php?title=Wild+Honey+Pie

With a Little Help From My Friends http://www.beatlestube.net/video.php?title=With+a+Little+Help+From+My+Friends

Within You Without You http://www.beatlestube.net/video.php?title=Within+You+Without+You

Words of Love http://www.beatlestube.net/video.php?title=Words+of+Love

Yellow Submarine http://www.beatlestube.net/video.php?title=Yellow+Submarine

Yer Blues http://www.beatlestube.net/video.php?title=Yer+Blues

Yes It Is http://www.beatlestube.net/video.php?title=Yes+It+Is

Yesterday http://www.beatlestube.net/video.php?title=Yesterday

You Can't Do That http://www.beatlestube.net/video.php?title=You+Can't+Do+That

You Know My Name http://www.beatlestube.net/video.php?title=You+Know+My+Name

You Like Me Too Much http://www.beatlestube.net/video.php?title=You+Like+Me+Too+Much

You Never Give Me Your Money http://www.beatlestube.net/video.php?title=You+Never+Give+Me+Your+Money

You Really Got a Hold on Me http://www.beatlestube.net/video.php?title=You+Really+Got+a+Hold+on+Me

You Won't See Me http://www.beatlestube.net/video.php?title=You+Won't+See+Me

You're Going to Lose That Girl http://www.beatlestube.net/video.php?title=You're+Going+to+Lose+That+Girl

You've Got to Hide Your Love Away http://www.beatlestube.net/video.php?title=You've+Got+to+Hide+Your+Love+Away

Your Mother Should Know http://www.beatlestube.net/video.php?title=Your+Mother+Should+Know

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Luis Britto García, palabrero andante

Daniela Saidman (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Si uno se encontrara con él en un parque o al doblar cualquier esquina de una calle de Caracas, sin duda voltearía a mirarlo. Es uno de esos personajes que parecen salidos de un cuento, de un libro de historia o del fondo del mar, donde sin duda se asombra de los colores hondos que animan los paisajes submarinos. Luis Britto García es uno de esos pocos intelectuales que no parece intelectual, que no tiene pose de sabio aunque lo sea y que además lleva en sus alforjas la sensibilidad de un poeta. Acaba de ser galardonado con el Premio Alba de las Letras por su vida dedicada a los decires de la palabra justa y por eso, es una voz que resuena en el sur de nuestras querencias.

Luis Britto García (Caracas, 1940) es narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino -como él mismo se define-, y entre otras cosas, autor de más de sesenta títulos, entre los que destacan Rajatabla (Premio Casa de las Américas 1970), Abrapalabra (Premio Casa de las Américas 1969) y Arca, entre otras novelas. Además ha escrito obras de teatro como La misa del Esclavo (Premio Latinoamericano de Dramaturgia Andrés Bello 1980), y numerosos ensayos en los que el humor siempre sale ganando. En 2002 recibió el Premio Nacional de Literatura.

Su voz tiene el tacto de los sentipensares de los pueblos y sus obras saben a pregunta sin respuesta, a certeza sin duda, a espejo de la memoria... cada semana nos regala su Pare de sufrir, una columna que deja pensar la Venezuela de hoy, el mundo presente, con los aciertos y desaciertos de quien construye un futuro imprescindible. Por eso Luis Britto es voz necesaria de estas tierras verdes reconstruida de esperanzas.

Escritor comprometido, pero no cómplice del poder, Luis Britto dijo en una entrevista que “la izquierda analiza a largo plazo porque tiene vocación de futuro” y acotó después, que por su parte, “la derecha no pasa del pasado”. Tal vez precisamente por la convicción con la que ha asumido desde siempre la orilla del mundo en la que se encuentra, es que su acompañamiento al proceso que ha asumido como propio la mayoría del pueblo venezolano, es sin duda un fueguito que alumbra y que señala caminos.

“No sancionarás leyes ni actos que privaticen ríos, lagos, lagunas ni recursos naturales y demás bienes de dominio público de Venezuela, ni las industrias y servicios indispensables para hacerlos accesibles al pueblo. No comprometerás ni a presente ni a futuro recursos naturales de los cuales dependen generaciones actuales y venideras. No contrabandearás el ALCA vestida de roja rojita, ni el Consenso de Washington disfrazado de socialismo, ni el capitalismo salvaje maquillado de Revolución. Leerás los proyectos y no aprobarás lo que no entiendas”. (Instructivo para candidatos a diputados, fragmento).

Luis Britto, ese quijote de barba blanca que transita las calles caraqueñas, es una voz entre todas las voces, él sabe decir lo que sienten muchos y lo que callan algunos. Su palabra honesta sabe decir la tierra, sabe cantar los sueños y gritar los dolores. El domingo lleva ya su nombre, por eso él es una invitación a inaugurar la mañana desde la ternura cierta con la que hacemos nacer la Patria.

“Sí nos funcionó: -Que después de trescientos años de una opresión que parecía eterna tomáramos en nuestras manos nuestro destino. -Que defendiéramos con la fuerza el derecho a ser nosotros mismos que nos era negado con la violencia. -Que comprendiéramos que la batalla contra el imperio era empresa continental, y que no podían mantenerse independientes parroquias, aldeas, republiquitas. -Reconquistar el control de nuestras riquezas naturales, así como el de las industrias relativas a su explotación. -Pensar con nuestras ideas, nuestros valores, nuestras cabezas. -Ser nosotros mismos en la América Nuestra”. (200, fragmento).

Los artículos de opinión y ensayos de Luis Britto García puede leerlos en su blog (www.luisbrittogarcia.blogspot.com), y sus libros encontrarlos en la red de Librerías del Sur.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Prohibida la ficción

Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

De niño los libros me permitieron descubrir las otras posibilidades de una realidad. De Jorge Luis Borges aprendí que “la filosofía es una ficción, el mundo entero es una ficción, yo, sin duda, soy ficción”. Hoy, gracias a la literatura, no concibo el blanco y el negro como las únicas opciones del juego. La literatura, como la ciencia, sabe muy bien que el todo lo integran una serie de perspectivas. Sin embargo, desde que el hombre pisa al hombre, el poder no se lleva muy bien con la ficción. Al más fuerte le conviene imponer una versión exclusiva de la realidad. Y en el tiempo, como si de una trama invisible se tratara, se levanta una fórmula de vida llamada destino. George Orwell, en su novela 1984, dibujó el manejo de todas las individualidades a través de un Gran Hermano omnipresente. En el siglo XXI, cuando la tecnología regula la imaginación de las personas, el mundo avanza vertiginosamente hacia la uniformidad de las realidades. Por ejemplo, el periódico de la Santa Sede acusa a Umberto Eco de antisemita sólo porque un personaje de su nueva novela, El cementerio de Praga, lo es. Según el medio, autor y obra comparten la culpa, pues, “Cuando se evoca el mal, es necesario enfrentarlo al bien, para que sirva de contraste. La reconstrucción del mal sin condena, sin héroes positivos, adquiere una apariencia de vouyerismo amoral”. El mundo al revés, como diría un amigo. De héroes positivos y ridículos está saturada la literatura de mercado. La literatura, como todo arte, es un cosmos amoral. Moral, ética, sangre y contradicciones tienen los personajes que transitan los universos literarios. Cosa lógica, respondería mi abuela. Y Eco, desde su admirable puntería, afirma que “Mi intención era dar un puñetazo en el estómago de mis lectores”.

Mientras, en otro contexto que apunta al mismo centro en el que una realidad pretende devorar ficciones, Don DeLillo, ese otro gran subversivo de los absolutismos, advierte desde Nueva York que “Mis libros encajan difícilmente en el panorama literario de hoy en día. Una buena novela puede vender bien, como ha ocurrido con 'Liberty', de Jonathan Franzen. Pero hay un tipo de ficción para el consumo que es la que está marcando la pauta en las editoriales. Y hay también una tendencia a convertir al escritor en un showman”. Esto lo dijo Don DeLillo en el marco de la publicación de su nueva novela, Punto omega”. Umberto Eco, desde Italia, y Don DeLillo, desde Estados Unidos, lo saben: no corren buenos tiempos para las ficciones atrevidas, complejas, provocadoras. Una realidad, de talla única y diseño mediocre, está asfixiando la creatividad de las personas. Vida mediocre, mediocre literatura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Para qué son casi siempre las armas de los ejércitos

Juan Alonso

España, Holanda, Francia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos…
tuvieron espadas, caballos, cañones de bolas, mosquetes
que convirtieron en pueblos sufrientes, horrores, destrucciones
y transformaron en oro, plata, sirvientes, haciendas, especias, esclavos
que a su vez los volvieron caballeros del dinero, diletantes de las artes,
moradores de mansiones, amantes elegantes, burgueses religiosos
De aquello en el siglo 21 solo han cambiado las formas,
los cruzados del atlántico, las armas y el pillaje son los mismos
El nuevo modelo de historia es un imperio milenario sobre todo,
los océanos, continentes, hielos, cielos
contra todos los pueblos pobres
por todas las maderas, ríos, metales, plantas y animales, trigos
Las culebrinas y los conquistadores coloniales existen
pero también con viejas piedras los indomables aztecas-mapuches de cada tierra
que unidos harán brotar un Homero que narre la muerte del último imperio

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La muerte de Hugo Chávez

Julio Herrera (Desde Montreal, Canadá. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La historia universal nos muestra que los tiranos y los imperios al pretender ocultar mediante la represión los escándalos que han creado crean otros aún mayores.

Envalentonados por la complicidad de las fuerzas militares, por el beneplácito de la iglesia, la tolerancia o respaldo de los medios de información y por la resignada sumisión de la plebe estulta, los tiranos nacionales y los multinacionales se creen con pleno derecho de represión contra los grupos y personas progresistas y disidentes. El imperio de la ambición cree que puede destruir impunemente el alma de los pueblos que vandaliza y despoja, y pretende escapar de la justicia destruyendo el mundo que debe pedirle cuenta de su rapacidad implacable y su locura sanguinaria.

Pero paradójicamente, esa ceguera destructiva de los despotismos origina frecuentemente su propia destrucción.

Hace veintiún siglos que el patíbulo de un ajusticiado venció el antiguo imperio romano, y su evangelio humanista impera hoy sobre la doctrina oprobiosa del imperio actual. Si el imperio romano hubiera tenido misericordia con el Cristo hecho mártir, se hubiera librado del imperio de los ideales cristianos. Pero paradójicamente Roma es hoy la sede mundial del cristianismo.

Igual sucede cuando los tiranos pretenden silenciar a los líderes populares que dan el "mal ejemplo" de rebeldía y emancipación a los pueblos subyugados. Pero la ciega arrogancia de las tiranías contemporáneas solo ha servido para cavar su propia tumba.

Y los ejemplos abundan:

Fue la neurosis colonialista y racista del imperio británico lo que hizo de Nelson Mandela un mártir, pero la conciencia rebelde de Mandela se convirtió en el alma nacional de los sudafricanos hasta llevarlo a la presidencia del país y a sepultar al oprobioso sistema del apartheid.

Por otra parte, el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en 1948 marcó el origen de la violencia que aún hoy azota a Colombia por la furia del pueblo cuando la oligarquía le extermina a sus caudillos populares. Igualmente, al asesinar a Salvador Allende el imperio yanqui sólo consiguió engendrar otro Allende en la conciencia de cada chileno, de cada latinoamericano, de cada ciudadano del mundo. Y asimismo, el imperio yanqui asesinó al Che Guevara, pero el Che renació como un Fénix triunfal el día que fue asesinado, y hoy el Che es el ícono mundial de la lucha de los pueblos antiimperialistas. Y lo seguirá siendo por muchas generaciones.

Y es que los mártires populares triunfan aún después de su muerte, porque el imperio puede asesinar hombres pero no ideales. La corona de espinas de los mártires se torna en corona de laureles y su Gólgota en Sinaí. Sin más armas que las tablas de una tribuna o el madero de una cruz a cuestas, los mártires, hechos héroes, vencen a sus verdugos e imponen su evangelio humanista, su ideal liberador, revolucionario.

Es el odio a los ideales socialistas lo que alienta la depredadora mezquindad del imperio yanqui a autodesprestigiarse ante los ojos de la humanidad y las páginas de la historia, como se está demostrando actualmente con las publicaciones de Wikileaks.

Centenas de veces la CIA ha atentado contra la vida del líder cubano Fidel Castro, pero en ese colosal y monolítico líder el águila yanqui ha mellado sus garras y la muerte su guadaña. Con su implacable saña contra el líder cubano el yanqui solo ha logrado hacer de él un líder mundial. Es con los guijarros de la lapidación mediática que paradójicamente el imperio yanqui le ha levantado su pedestal.

En los tiempos modernos el yanqui se constituyó en el juez del mundo y hoy el mundo lo juzga y lo condena. Salió de su país provisto de su inmenso poderío bélico a devastar el mundo por el terror, y hoy tiembla de terror ante el mundo devastado y enfurecido contra su imperio depredador. Y empeñado en ser el conductor de los destinos de la humanidad hoy no sabe cómo conducir su propio destino, enfrentado a la bancarrota de su hegemonía mundial. Jugador empedernido contra el destino de los pueblos, el imperio yanqui puso en el casino de la guerra la fortuna de los pueblos y la perdió, junto con la de su propio pueblo. En Irak el yanqui prendió la hoguera de la guerra y hoy no sabe cómo salir honorablemente de ese laberinto, a pesar de haber confiado a los medios de información la triste misión de presentarlo como vencedor en los mismos campos donde ha sido vencido y humillado, como en Viet Nam y Afganistán.

La desesperación y la infamia implacable del imperio yanqui ante su inexorable decadencia han superado y eclipsado la infamia del imperio romano. Pueblo de mercaderes sin entrañas del cual el humanismo está ausente, sin más ideal que la perpetuación de su poder hegemonista, el yanqui no ha tenido clemencia con los pueblos que despoja, y mañana ésos pueblos no tendrán clemencia con los despojos de su extinto imperio. Su inclemencia, su insolencia y su despotismo desmesurado engendrarán su propia derrota. De sus sueños de megalomanía solo quedará el triste despertar ante un mundo que lo aborrece y su vergüenza en las páginas de la historia.
¿Qué queda hoy de su salvaje insolencia?

Déspotas incorregibles que jamás han sido grandes sino por la magnitud de sus magnicidios, toda la artillería mediática del imperio yanqui está actualmente orientada a desprestigiar, lapidar y asesinar al líder venezolano Hugo Chávez por su abierta oposición al imperialismo y por su apostolado socialista, pero paradójicamente el antichavismo del imperio sólo ha logrado socializar y globalizar el apoyo mundial a Chávez contra el imperialismo yanqui.

Por eso ese eventual magnicidio sería el suicidio del imperio, un acto tan temerario, tan funesto y tan demencial como jugar a la ruleta rusa con una metralleta.

Porque Chávez es hoy no sólo un líder nacional: su parábola soberana y emancipadora ha hecho de él el líder mundial de los pueblos subyugados por el imperio. Por eso el eventual asesinato de Chávez será no solo estéril sino funesto para sus victimarios... y estimulante para la revancha de la lucha de los pueblos antiimperialistas. Si el fallido intento de derrocarlo en 2002 causó otro gran caracazo similar al de 1989, su magnicidio generará un Big Bang planetario, la caja de Pandora del imperialismo.

Con los ojos llenos de rencor, de odio y de codicia el imperio cree en la eternidad y la impunidad de su victoria, sin saber que mañana su infame victoria sobre un hombre servirá sólo para sellar la eternidad de su crimen y su vergüenza en las páginas de la historia. Ellos olvidan que fue el breve y estéril triunfo de Salomé el que inmortalizó la gloria del apóstol Bautista, convertido hoy en doctrina mundial.

Así, el INRI puesto sobre la cabeza de Chávez será el epitafio de la hegemonía del imperio, como el del nazareno lo fue del cesarismo. El magnicidio de Chávez será el génesis del chavismo y el apocalipsis del imperialismo, así como la crucifixión de Cristo marcó el génesis del cristianismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.