miércoles, 12 de enero de 2011

Plástica: “El guitarrista ciego”, de Pablo Picasso


Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) el gran pintor y escultor español de su época, contribuyó con muchos movimientos que se fueron extendiendo por todo Europa y el mundo, también siendo influencia de muchos grandes pintores, que estudiaron su obra.

Pablo Picasso nace el 25 de octubre de 1881 en Málaga-España, hijo de profesor de arte y dibujo, Picasso fue un gran estudiante y a la edad de 14 años ingreso a bellas artes en Barcelona.

La obra del autor se suele dividir en varios periodos, los cuales son “el período azul”, período rosa, protocubismo, cubista, neoclasicista, surrealista, época expresionista y período de Vallauris.

Todos estos periodos han enmarcado las obras de Picasso, y mostrado la genialidad de este autor.

En la primera etapa mencionada denominada el periodo azul entre 1901-1904, en este periodo Picasso comienza a pintar a personas en salas de baile y en cafés, encontrando la vida bohemia de la calle como algo fascinante, también pintando la miseria humana, así como a ciegos, alcohólicos y prostitutas.

Los temas de Edgar Degas y Henri de Toulouse fueron la influencia más fuerte para Picasso, reflejado en su obra, sala azul.

En este período el color azul fue predominante, denominado entonces así el periodo.

Una de sus grandes obras en este periodo, fue “El guitarrista ciego”, obra la cual fue muy distintiva en este periodo, ya que la ceguera fue un tema muy usado, viéndose también en las obras “La celestina” y “La comida del ciego”; Picasso hace alusión a la intensidad de los otros sentidos como el tacto para palpar la comida, y el oído para tocar la guitarra.

El hecho de que Picasso se enfocara tanto con el tema de la ceguera, incluso hasta podríamos verlo como una obsesión ya que hasta el final de su vida este es un tema el cual siguió dibujando; se especula demasiado sobre esto, pero lo más certero a pensar y deducir, es el miedo de este a perder la vista ya que como pintor, considero es uno de los grandes temores, así como el de un músico al perder el oído o la fuerza de sus músculos para tocar un instrumento; el hecho de que su padre también pintor comenzara a tener problemas de visión, reflejaba en él un futuro problema y constante angustia.

Fuente: AUTOR NETO

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.