viernes, 29 de abril de 2011

Armando en abril

Miguel Longarini (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Nace cada día, cada abril… cada siempre.
Nace sin que nos llame la comadrona,
la partera, ni médico que anuncie el grito.
Éste es nuestro Armando Tejada Gómez
que viene naciendo otoñal, allá en Mendoza,
aquí en mi patio y en las calles del pueblo.

No importa cuando ni a que hora viene a preguntarnos:
¿Qué hicimos de la vida…?
Si nos salvamos solos o si somos capaces
de no dormir esta noche ‘’Si hay un niño en la calle…’’
Importan las acciones que hicimos o dejamos:
Si todavía el niño nos está esperando…

Cuando llegue a tus manos-Don Tejada-
hecho carne, barro y vino lejano; Eterno hermano.
Se prenderá a tu vida, serás su semilla que anda
podrás crecerle a los días sin más vueltas a la nada

Él, sabe que vuelve
que siempre hay que esperarlo.
Si es de noche o de mañana
no puedo precisarlo.
sólo sé que en estos días
salpicados de verano
se presenta inmemorial
la presencia del ‘’Armando’’.

Yo no puedo decir cuánto
su figura fija el calendario,
simplemente anda rondando,
se me mete sin nombrarlo
y con su mano en mi hombro
caminamos sin mirarnos.

Luego viene lo de animarse
a escribir, soltarse de sus manos
y letra a letra , en palabras,
contarte cosas que hablamos.

Siempre que puedo digo
que es todavía temprano
para que llegue el poeta
en este abril que empezamos

Siempre que puedo alerto
de este acontecimiento.
Lanzo voces al viento
golpeo las puertas del pueblo.
Es que nace cada siempre
nuestro poeta sin tiempo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.