jueves, 5 de mayo de 2011

Enclaseobreraenprimerodemayo

Guillermo Henao (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

A nivel de tu glotis algo te impide re-velar.
Desde qué es-quina, desde cuál acto que a-caso fue in-ex.acto, ele-mental,
tu cartílago te frena a concl-huir,
te inhibe para tactar neuronas o di-lección o paz.

Pueden haberte visto pro-pugnando con hierro y con guitarras,
haciendo carne y vegetal forzosa-mente
a la sombra de muros autolíticos.
O quieren configura-arte con los de-signios de los sexos
o limita-arte a la extensión de caminos con meta (inexistente) “más allá”.

Incluso algunos
oirán desde ahora tu inalámbrica voz
a orillas de sus bordes sin cuerpos, donde el tuyo encuentra
la oh! posición total, la muerte.

Qué ocurriría por tanto en lo de al lado,
cuando el silencio alado, resurrecto en 3+N dimensiones,
te de-pare la angustia,
cuando hasta tu inmortal materia se atreva a inclaudicar, in-decisión definitiva.

Quizás no pienses en lo que quieres revelar,
tal vez sólo te in-quietes porque esta “nada” cúbica,
o la mirada de tu madre
o, verdad,
porque habrá que combatir unaclaseunfusilunlibrounaspalabras,
con pasos y con sangre.

Más sub-actado a tu misión, como ellos dicen,
a este algo o alga cuyas raíces se entierran desde antes de tu ser,
tu voz despertará todos lostímpanostodaslascallestodoslosestómagos,
todo espacio donde haya que luchar por la existencia.

Ya te verán, a pesar de que a nivel de tu glotis aún te impidan revelar,
a pesar de que aún te inhiban
para crear un anhelado ser de neuronas y dilección y paz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.