jueves, 7 de julio de 2011

Calles y matemáticas

Marcos Winocur (Desde Puebla, México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Las calles del centro de Puebla, como usted bien lo sabe, están numeradas, lo cual facilita su ubicación pero, a la vez, trae serias consecuencias. Un ejemplo: la calle número 4 no puede expresarse como 2+2 y tampoco como 2x2. Imagínese que usted detiene un peatón y le pregunta por la calle 2+2 y agrega…
o bien la 2x2. El interpelado huye dando de gritos ¡socorro, un loco suelto! Lo mejor es abordar el asunto de modo francamente matemático. Volvamos al ejemplo dado donde detiene al peatón para averiguar sobre una calle y directamente le dice: ¿el doble producto del primero por el segundo? Y el interpelado contesta: en la esquina a la derecha hasta topar pared.
Se saludan y se van casi como amigos, el fin de semana las familias tendrán un encuentro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.