jueves, 25 de agosto de 2011

Como un diluvio antes de la tormenta solar

Carlos López Dzur (Desde Puerto Rico. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

a Nohge, espíritu-behique a quien se le dijo que construyera un barco para guardar esta profecía

1.

Aprende de la neumónica más antigua de la economía
lo que dijo el shamán anciano,
precursor de las yolas, migraciones
y ciudades flotantes.

Era un brujo economista, sanador de finanzas
y vivía en un desierto llamado el Paraíso.

Y aunque su técnica neumónica solía ser
más precisa que los métodos
que enmascaran
la severidad de las inflaciones
(hoy tan de moda en burós de estadísticas
de empleo e índices de precios a consumidores,
—CPI), al Anciano-Shamán
(Nohge es su nombre) (no(h)e
—no le creyeron
cuando dijo que, como huracán
de aguas turbulentas
y tormenta solar, impiadosa,
con siete años de escasez incomunicadora \
al mundo, así será el estrago
ocasionado por el costo de las cosas,
así llorarán los pueblos
por la energía,
el alimento, la vivienda, las comunicaciones
y el transporte —dicho por la voz que avisa...

2.

En el Paraíso, donde el gigante
se jacta de sus abundancias
y libre empresarismo global, neoliberal
y transnacionalístico,
paraíso de los sueños y logros,
se esparció el alza de la deuda:
114.5 billones de dólares,.
aunque en verdad sería y es más grande.

Si se sumara la deuda privada
de hogares y microempresas
(de quienes no son gigantes),
el monto total se multiplicará
por diez para saberse
el conclusivo monto.

Y los gigantes ya no podrán jugar con el alimento
ni construir un Gran Castillo con anchoas.
El Sol se indignará con los aromas
y el intenso hedor de todo lo pudrido
de peces que sacan del mar
y cadáveres insepultos por lo lanzado
a ella se sabrá de la Tierra de Gigantes.

3.

Este Paraíso se llama como tal
/ el 14.7 % de su población
está en el hambre,
en inseguridad alimentaria,
y éste es sólo el comienzo.
45.7 millones de personas bostezando,
17 millones de infantes que viven en hogares inseguros
por causa de hambre y que 5.2 millones
de niños latinos en sus perififerias
igualmente sufran; y en la isla,
allí donde Nohge se asienta
sobre el Alto Monte de Luquillo,
él al Sol le cuenta: «Padre,
son 600 mil familias en Borinken a las que abate
la ansiedad, la pobreza, 70 % de la población
que viven de sellos de alimentos;
y en la Tierra de Gigantes,
el 34% depende de cupones
y juegan a esconderse de la muerte
por hambre y ya no hay seguridad
de vestimenta
y en riesgo están las viviendas
de perderse.

Carlos López Dzur es poeta boricua. Tomado de “De Antimanual para microempresarios”

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.