viernes, 23 de septiembre de 2011

Los museos, el oro para la educación

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El gobierno anuncia que el sector educación recibirá el próximo año más de 15 mil millones de soles (16%), de un total de 95 mil millones. Esta decisión es parte de la meta del 6%del PBI para 2016, en cumplimiento del objetivo establecido por el Acuerdo Nacional.

Otro dato vinculante es que las Universidades Públicas también se beneficiarán del presupuesto, posibilitando que la Universidad Nacional de Ingeniería – UNI, lidere la cruzada por la calidad de la educación científica y tecnológica, según afirmaciones del Premier Salomón Lerner, al inaugurar el Encuentro Científico Internacional 2001 en su aula mater.

Tal evento permitió, entre otras actividades, que los visitantes accedan al Museo de Minería y Paleontología recientemente restaurado con la colaboración del Patronato y el Museo Andrés del Castillo en el Centro Histórico de Lima. La participación técnica en la restauración de los alumnos de todas las facultades, en especial de Geología, Minería, Metalurgia, Arquitectura y Ciencias, ha puesto en evidencia la gran utilidad del Museo en la formación profesional y de la identidad cultural. Mucho más si se complementa, como sucede en dicha casa de estudios, con la promoción de organizaciones de danzas, el teatro, las tunas y los coros.

Los museos universitarios nacionales son pocos. Se encuentran en Puno, Cuzco, Cajamarca (4), Lima (5), Trujillo y Huacho. Si el museo en el mundo moderno es una institución dinámica, bienvenida la renovación museológica de más museos, sin descartar alianzas público-privadas, mediante la figura de patronatos o fundaciones como ocurre en la UNI.

El Ministerio de Cultura ha registrado 200 organizaciones, entre museos, salas de exhibición, de información y de interpretación. El 2009, los museos del Perú recibieron poco más de un millón de visitantes, básicamente en la categoría de arqueología, arte y religiosos.

En este horizonte constituye otra buena iniciativa de la Municipalidad Metropolitana el promover la Red de Museos del Centro Histórico, que trabaja con cerca de 30 museos, incluyendo, por cierto, los Museos de Minerales de la Calle Belén y de la UNI, que se han convertido en centros de aprendizaje placentero, práctico y adecuado a los tiempos de globalización.

La promesa del museo peruano es quizá el más antiguo de los ofrecimientos que nos ha hecho el Estado republicano, señalan los especialistas. La historia de nuestros museos, es cierto, está ligada fatalmente a los vaivenes de la política, Y también porque una burguesía criolla al no poder emular a los museos europeos, no se interesó por crearlos aquí con los objetos de la cultura nativa. Sólo cuando el campo presiona a la ciudad se comienza a hablar de “identidad nacional”. Lima, hoy, no es la ciudad señorial de antaño: es el lugar donde se está gestando una nueva nacionalidad. Igual cambio experimentan nuestras principales ciudades, pero las universidades locales que ahora proliferan (110 en total, 70% privadas) no tienen proyectos museográficos, como esencia de una industria cultural tan valiosa para fomentar el desarrollo integral.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.