jueves, 1 de septiembre de 2011

Socialismo es un pensamiento que echa raíces o la evolución del pensamiento radical americano

Guillermo Guzmán (Desde Barcelona, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La Presidenta norteamericana Hillary Clinton habló recientemente para su amaestrada audiencia, habló de libertad. ¿De cuál libertad habla esta encopetada señora?

Tengo entendido que el mensaje no es simplemente la información sino que el medio también es el mensaje, de ahí que ahora yo piense (luego, existo) acerca de la libertad, más inclinado a la duda que a la certeza, y al respecto estime que es urgente asumir un posición frente al mensaje.

A propósito de “descartes”, yo descarto que la presidenta de EEUU, es decir, la ambiciosa Señora Hillary Clinton-heralda del crimen imperialista contra el resto del mundo-diga la verdad sino que ella la interpreta y la propaga, a su modo y, ahí está un detalle relevante.

Para redimensionarlo, los americanos debemos hacer cuestión de honor el rescate de nuestro gentilicio americano, confiscado por los gringos, y reordenar lo que ha de redefinirse.

Que la actual Presidenta de los Estados Unidos-Hillary Clinton-pretenda USAr la fuerza de su mundo propio, sus ojivas nucleares, para aterrorizar a todos nuestros pueblos, revela además de inmoralidad y locura, el inicio de su propia autodestrucción.

La idea de socialismo americano cobra mucha fuerza ahora porque es evidente que con la autodestrucción del capitalismo imperial, va a quedar un significativo vacío.

Cuando evidenciamos que hay un vacío es porque falta algo; y, hay que llenar ese vacío, en este caso, el socialismo en vías de construcción, debe plenar todos los espacios de nuestro continente, hoy llamado América.

Pero, hay que empujar (o mejor decir, rempujar). Hay que ir a la raíz de la esencia de nuestra existencia.

Alguna vez le oí decir al compatriota Juan Pablo Pérez Alfonso -creador de la OPEC- que “Si queremos saber la verdad, debemos ir a las raíces, a los orígenes, a las fuentes” Estimo que él -Pérez Alfonso- pudo inspirarse en el pensamiento de Aristóteles, acerca de que sí alguien sigue el desarrollo de los fenómenos desde su origen, obtendrá la visión más exacta.

“…el petróleo es la mierda del diablo…” –dijo alguna vez Pérez Alfonso, quizás pretendiendo significar que…

Pienso que una expresión fidedigna del socialismo que proponemos sea, entre otras, un hospital funcionando bien, gratuitamente, para todos los necesitados, sin excepción alguna.

El socialismo es un pensamiento que echa raíces muy firmes acá en Venezuela; tal vez sea más apropiado decir que el socialismo ha de ser la evolución del pensamiento radical de nosotros los americanos pero, hay que citar a Chávez, líder incuestionable de Venezuela.

¡Ah, olvidé recordar que la libertad sin dirección, es vacía!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.