miércoles, 20 de abril de 2011

Pedir una pizza en un futuro...

Anónimo

Lo que sigue es una descripción de lo que puede llegar a ser el encargar una pizza en los EEUU dentro de unos años:
(El corresponsal desde USA agrega que este diálogo imaginario sería muy gracioso... de no ser que de seguir así las cosas, esto se volverá algo absolutamente real, y muy pronto...)
OPERADOR: Gracias por llamar a New Pizza Hut. ¿Puedo tener su Número de Identificación Nacional?

CLIENTE: Este... es que yo sólo quiero encargar una pizza...

OPERADOR: Pero para eso yo debo tener su Número de Identificación Nacional.

CLIENTE: Bueno... mi número es... espere... 610 2049998 - 45 - 54610.

OPERADOR: Gracias, Mr. Sheehan. Veo que Usted vive en el #1742 de Meadowland Drive; su teléfono particular es el 494 2366 494 2366, su oficina está en Lincoln Insurance con el teléfono 745 2302 745 2302, y su celular es el 266 2566 266 2566 . Y usted está llamando, veo, desde su casa.

CLIENTE: Es realmente cierto... pero ¿de dónde saca toda esa información?
OPERADOR: Es que estamos conectados a la instant.USA.infonet

CLIENTE: ¿Y eso qué es?

OPERADOR: El Sistema Nacional de Seguridad. Esa conexión agrega tan solo 15 segundos al tiempo de cada pedido. Bueno, ¿qué pizza quiere?

CLIENTE: Quisiera dos de sus 'All meat special pizza'.

OPERADOR: No creo que sea una buena idea, señor...

CLIENTE: ¿Cómo? ¿Qué dice?

OPERADOR: Señor, sus informes médicos y otros sensores nos indican que Usted es hipertenso, y lo que es más, su colesterol y triglicéridos ya duplican los valores aceptables. El Seguro Nacional de Salud no nos autoriza a venderle algo que constituye para usted una elección muy peligrosa.

CLIENTE: Pero... ¿y qué me recomienda?

OPERADOR: Lo ideal para Usted sería nuestra 'Low fat' pizza de soya. Le aseguro que le encantará.

CLIENTE: ¿Y por qué se imagina que eso puede llegar a gustarme?

OPERADOR: Es que vemos en pantalla que la semana pasada Usted consultó en una biblioteca pública el libro: 'Porotos de soya para el gourmet'. Por eso le sugerí la pizza de soya.

CLIENTE: Bueno, en fin.... Mándeme dos, de tamaño familiar.

OPERADOR: Perfecto. Eso será suficiente para Usted, para su esposa y sus dos hijos. Y las sobras servirán para alimentar a sus dos perros... El total es 49.99 US $.

CLIENTE: Bien, tome el número de mi tarjeta de crédito...

OPERADOR: Lo siento, señor. Deberá pagar en efectivo. Vemos que su crédito en la tarjeta VISA está totalmente excedido.

CLIENTE: No se preocupe, cuando llegue la pizza ya habré regresado del cajero automático del banco de mi esquina para sacar el efectivo.

OPERADOR: No creo que sea posible, señor. No podrá sacarlo pues también ya excedió el límite del efectivo disponible.

CLIENTE: Venga igual. Mi esposa me confirma que tiene el efectivo necesario en casa. Y tenemos hambre, ¿cuánto demorarán?

OPERADOR: Estamos un tanto demorados, unos 55 minutos aproximadamente. Veo que está cerca, si usted quiere puede retirarlas personalmente, aunque ignoro si tiene ganas de cargar pizzas en una moto.

CLIENTE: ¿Y cómo sabe que no iré en auto?

OPERADOR: Me aparece que, dado que usted se demoró en el pago de las cuotas, su automóvil fue incautado por el vendedor hace dos meses. En cambio su moto Harley ya está pagada y usted llenó el tanque ayer por la tarde.

CLIENTE: Pero, ¿por qué no se van al mismísimo infierno, acaban de calentar allí las pizzas y de paso me saludan al diablo?

OPERADOR: Yo le aconsejo, señor, que modere su lenguaje. Veo que fue denunciado por un policía de tránsito hace 14 meses por insultarlo y.... ah, sí... veo que un juez lo condenó a pasar tres meses en prisión por igual delito... Y salió hace dos semanas... ¿Son estas las primeras pizzas que encarga desde que salió en libertad?

CLIENTE: .... (sin habla).

OPERADOR: ¿Algo más, señor?

CLIENTE: Sí. Tengo un cupón de una oferta que dan ustedes de una Coca Cola de 2 litros con cualquier orden.

OPERADOR: Lo siento, pero nuestro aviso, al final, en letra pequeña, incluía una cláusula que indicaba que estamos inhibidos de ofrecerle gaseosas a diabéticos, tal como la Constitución vigente lo indica. Y usted aparece en un reciente chequeo con un principio de diabetes.
CLIENTE: .... Pues mire, cancele mi orden y usted de paso, métase las dos pizzas en el CULO.

OPERADOR: Qué pena no poder complacerle, pero yo soy un robot-ordenador y carezco de ese orificio. Tenga un buen día y gracias por llamar a New Pizza Hut

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

De jardinero del edén a capitalista

Marcos Winocur (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Introducción

¿Por qué Dios creó al hombre? Yo no encuentro otra respuesta que ésta: porque necesitaba un jardinero para su Edén. Y un detallito: ¿por qué llevó por nombre Adán? Porque Dios es muy aficionado a los mensajes subliminales, a los juegos de palabras y aquí la clave resulta tan simple que da risa: Adán lleva ese nombre porque, dicho al revés, arroja la palabra “nada”. Y eso quiso decirnos Dios: que somos una nada. Pero no lo hemos comprendido.

Así es, de los siete pecados capitales pienso que la soberbia es uno de los más frecuentados, fuente de errores pues sobreestimamos nuestras capacidades y poderes, y entonces es cuando perdemos como en la guerra.

Y eso se puso en evidencia desde muy antiguo. ¿Cómo sucedieron las cosas? Veamos. Con motivo del conflicto de la manzana, Adán y Eva tuvieron que dejar el Paraíso. Ahora bien, puestos en situación de dar o no el fatídico mordisco, ello implicó una elección: continuar siendo ignorantes e inmortales o bien cambiar a mortales y sabios. Sin entender cómo venía la jugada, Eva y Adán, llevada una por la tentación y el otro por la solidaridad de pareja, y tal vez ambos por la desobediencia debida de hijo a Padre, pasaron de la primera a la segunda alternativa, es decir, perdían la inmortalidad a cambio del acceso al saber, sin contar que ¡adiós, vida regalada del Edén!

Dan ganas de matarlos, qué par de tontos. En fin, como es sabido, el saber, lejos de traerle la paz, hace del hombre un ser desdichado. Lo registra el “Eclesiastés”, es parte de su filosofía. Lo dice el alma popular a través de un misérrimo campesino en “La guerra y la paz” de Tolstoi: “El hombre que piensa no es feliz”. Mantenerse en la ignorancia, en cambio, resulta sinónimo de dicha. Y en el caso, para siempre. Así, el paquetazo que le toco al hombre incluía, a más del saber, su inevitable desdicha, y la muerte.

¿Recuerdan la historia...?

Fue aquella historia de Eva, Adán y el Diablo bajo forma de serpiente. Cuando Dios desterró a la pareja del Edén, se agregó este castigo para Eva: estarás -le anunció- sujeta al dominio del hombre. Dios no era feminista y Eva ya había hecho sus primeras armas llevando a Adán a comer de la manzana prohibida. De modo que la mujer también se las traía. Dizque dominada por el hombre, desde entonces desarrolló su natural don de manejarlo sin que éste se diera cuenta.
Y castigados se fueron los dos a picar piedra a la Tierra. Y pasaron los milenios. ¿Y qué vino a ocurrir? A los descendientes de Eva y Adán les ha dado por hacer nuevas trampitas. A ver si como sabios reconquistan la inmortalidad perdida. Pero es una apuesta difícil como ninguna. A ver, recordemos. En el “Libro de la Sabiduría” del Antiguo Testamento, se dice: “Dios creó inmortal al hombre”. Y también: “por la envidia del Diablo entró la muerte al mundo”. Claro: éste estaba celoso de la obra de Dios, el perfecto Edén, y buscó dónde descargar la maldad: la pareja de humanos. A ellos Dios había recomendado: “del árbol del conocimiento del bien y del mal no comeréis; porque el día en que comiérais de él, moriríais sin remedio”. Y el astuto Diablo -que sabe doblemente: por Diablo y por viejo- comprendió que ahí podía meter una cuña. Y lo logró. Así, la elección de comer la manzana, además de lo dicho, significó decidirse entre obedecer o no al Padre, pues no se supone que la pareja identificara a Satanás bajo la piel de la víbora.
Y si es cierto que la intriga del Diablo en el Edén acabó logrando sus fines -así paga el Diablo-, tampoco Dios, después de la desobediencia, quería que Adán y Eva reconquistaran lo que al parecer ya había caducado, el original atributo de la inmortalidad: “no vaya a extender su mano (el hombre) para que tome todavía (los frutos) del árbol de la vida y comiendo (de ellos) viva para siempre.” Todo lo cual está así escrito en el “Génesis”. Y bien, Dios y el Diablo vinieron a coincidir, el primero dando un castigo, el segundo por la satisfacción de hacer daño.

La inmortalidad, amenaza mortal

Vemos así la multiplicidad de la elección del hombre: ignorancia e inmortalidad, por un lado y, por el otro, la sabiduría y la muerte; ello entraña decidirse entre la felicidad y la desdicha, entre el suave Edén y la áspera Tierra. Asimismo, optar por Dios o “lo Otro” que es el Diablo, elección que resulta a la vez moral: entre el bien y el mal, y que puede también entenderse como la desobediencia del hijo hacia el Padre, en tiempos en que Dios no estaba al tanto de la psicología familiar. Muy bien. Tal es el panorama. Pero hoy al hombre, decíamos, le ha dado por hacer trampitas. A ver si la ciencia le proporciona los medios para reconquistar la inmortalidad, y así eludir el castigo divino. Toda la ciencia, toda la sabiduría del hombre, en última instancia, a eso tienden: matar la muerte. Naturalmente, la Medicina. Pero, también el conjunto del conocimiento, la Física, para dar un ejemplo: la electricidad gobierna, sin cuyo manejo no hay aparatos para investigar el genoma humano, el cual parece camino promisorio para dar con las claves del prolongar la vida y ¿por qué no? reconquistar la inmortalidad. Pero no nos vaya a ocurrir lo que nos pasó con la energía nuclear: ha resultado muy efectiva... para el genocidio. Una fuente “inmortal” de energía, todavía no debidamente controlada en su uso pacífico, y la bomba.

Conclusiones

El jardinero del Edén devino ciudadano de la Tierra para quien el trabajo fue maldición. Y lo sigue siendo hoy, cuando en manos del hombre está producir el máximo de bienes con el mínimo de trabajo y sin embargo el abismo entre los hartos y las “bocas inútiles” no cesa de crecer en el mundo. Cuanto más poderosas son las fuerzas productivas, más desigual resulta la distribución de sus frutos. Por su parte, el universo se muestra proclive a un cierto diálogo, sin olvidar de prevenirnos sobre los límites del actuar humano. Cuando todo eso ocurre, la ciencia, las tecnologías, es una maravilla desplegarlas. Pero... sirven tanto a construir como a destruir.

El balance del siglo XX, que se proyecta al XXI, no resulta alentador para el hombre. Más le hubiera valido quedarse humildemente donde estaba, como jardinero del Edén y no devenir, ciego de soberbia, el administrador capitalista de la Tierra.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los invisibles

María Luisa Etchart (Desde San José, Costa Rica. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Creo que fue, en gran parte, la influencia de mi padre, que me hizo reparar en “los invisibles” desde que era niña. Aunque él provenía, especialmente por su lado materno, de una familia de clase media alta, y era un lector empedernido, amante especialmente del teatro y tuvo en su momento hasta un periódico que sustentaba como podía, haciendo changas de cualquier cosa para mantenerlo, su vista siempre se iba hacia los seres que generalmente pasan a la categoría de invisibles no sólo para los potentados, sino para esa generalmente obtusa clase media que ha hecho posible que hoy estemos en la difícil situación de no saber cómo va a continuar funcionando el planeta.

En un momento dado, merced a una pequeña herencia que recibió de un tío soltero, para asegurar nuestra supervivencia, y por consejo familiar, compró la llave de una despensa en San Telmo, ramo que desconocía totalmente pero que asumió con entusiasmo y gran empeño. Eran tiempos duros, difíciles y aunque en la cuadra donde vivíamos había un par de lujosas residencias, abundaban también los conventillos, esas casonas antiguas donde se alquilaban piezas que daban a grandes patios interiores, con una cocinita precaria de chapas frente a cada una, donde vivían hacinadas familias enteras provenientes del interior o del extranjero y que procuraban trabajar de cualquier cosa.

A esos conventillos se dirigía cada vez que podía, con su canasta al hombro, procurando llevar algunos comestibles de primera necesidad y repartirlos entre los más necesitados. Me llevaba a veces con él y yo asistía a sus charlas con estos “invisibles”, donde cada uno narraba sus penurias, sus angustias, sus experiencias. No necesito decir cuánto se aprende de los seres a quienes el sistema da la espalda, de ellos emanan verdades de a puño, ya que no tienen nada que arriesgar ni perder siendo veraces, pues todo les ha sido negado.

Algunos años más tarde, una vez que hubo fundido la despensa por su poco habitual compasión, fue contratado como encargado de la proveeduría en una mina en la provincia de San Luis, llamada Mina Los Cóndores. Eran tiempos de la segunda guerra mundial y hacía falta el tungsteno para las actividades belicistas en Europa.

Una vez más me topé con los invisibles. Las familias provenientes de Buenos Aires o de otros países en cargos de ingenieros, técnicos, químicos, o diferentes puestos administrativos eran provistos de casas (de tamaños y comodidades según la importancia del puesto), de luz eléctrica y agua corriente, así como del uso de una cancha de tenis, una piscina enorme donde se almacenaba agua para de allí extraerla para el lavado del mineral en épocas en que el río traía poco caudal, y hasta un cine que funcionaba dos noches por semana.

Había ingleses, estadounidenses, chilenos, un alemán, un chino y el resto éramos argentinos. Pero, claro, todas esas comodidades sólo eran dedicadas a los niveles medios y altos jerárquicos. El resto, los “invisibles”, que eran los que ingresaban al túnel a extraer el mineral y cargarlo en vagonetas que se procesaban en un inmenso galpón, no tenían ni nombre, ni cara, ni se sabía bien en qué ranchito escondido en la montaña vecina vivían.

Se había levantado también una escuela para 4 grados que atendía una sola maestra, adonde los invisibles podían mandar a sus invisibles hijos., ya que los de mayor jerarquía mandaban a los suyos como internos a escuelas de Bs.As. de origen inglés o, en algunos casos, si eran muy pequeños, contrataban institutrices extranjeras para que los cuidaran.

Y otra vez, como encargado principal de la proveeduría donde se abastecía toda la población del lugar, mi padre dedicaba gran parte de su tiempo a hablar con los “invisibles”, a conseguir donaciones de los proveedores que luego llevaba a hurtadillas a la escuelita para repartir entre los puntanitos, al tiempo que creaba una especie de cooperadora totalmente unipersonal que los reunía a los niños los domingos para enseñarles a bailar la zamba, la chacarera y hasta el pericón con relaciones e interesarlos por hacer un poco de teatro.

Los accidentes en la mina eran considerados como naturales. Recuerdo una noche en que sonó la sirena a media noche y que una avalancha en el túnel dejó sepultado a más de veinte mineros. Mi padre, desesperado, se dirigió allí a ver en qué podía ayudar, pero no le permitieron el acceso. Al túnel no entraban más que los obreros, capataces e ingenieros y se hizo un ominoso silencio al respecto. Por supuesto, en esa época no existían ni las indemnizaciones, ni las condolencias, y los familiares de los muertos fueron ignorados en su dolor, salvo por mi padre, que anduvo por los montes ubicando cada ranchito y ofreciendo su apoyo y conmiseración. Creo que esto lo marcó muy hondo y se fue desmoronando ante tal injusticia, terminando por marcharnos de ese lugar rumbo a la ciudad de San Luis, donde su salud se deterioró, muriendo a los 43 años de edad, me temo que, entre otras causas, de tristeza infinita.

Mi padre murió en completa pobreza, un poco antes de mi cumpleaños 16 y, de ahí en más, me hice cargo de mi propio sustento y de ayudar a mi madre.

Mis tareas fueron múltiples, y gracias a mi dedicación al estudio y al interés que había puesto desde chica en aprender Inglés, tuve posibilidad de conseguir buenos empleos en compañías importantes y nunca me faltó trabajo durante toda mi vida, pero mi interés por los “invisibles” no me abandonó jamás.

Sigo buscando el diálogo con el que barre la calle, con el que realiza tareas humildes pero siempre necesarias, aunque finjamos que no lo son, y siempre he encontrado en ese tipo de personas más humanidad, sonrisa más franca y mirada más profunda que en los señorones o en los codiciosos que esperan agazapados su oportunidad para trepar al podio tan codiciado.

Nos han ido acostumbrando a aceptar reglas de juego que son abyectas, jerarquías que están basadas en la ambición, no en la sabiduría de quienes las ostentan, nos repiten hasta el cansancio que es menester ejercer la famosa “competitividad”, aunque la forma oculta de esa competitividad sea el trabajo casi esclavo, mal pago de seres que preferimos no ver, no conocer, y, lo peor de todo, asumir esa injusticia como si fuera producto de que “no tienen estudios”.

Los famosos estudios actuales no se ocupan de la parte de desarrollar el pensamiento humanista, de llegar a conocerse a sí mismo y a descubrir en qué podríamos ser buenos con miras a construir una sociedad sana e incluyente, sino que se dedican a crear compartimentos estrechos de especialidades donde falta el ingrediente principal de ser parte del todo que es el más importante.

Y, mientras seguimos en esa loca carrera, millones de seres invisibles dan de sí lo poco que tienen, su esfuerzo, su silencioso trabajo, a cambio de un mendrugo con que alimentar a su familia. Si no fuera por su trabajo, nada de lo que consideramos necesario para nuestro confort existiría, pero hemos optado por no verlos, por ignorarlos como si no fueran de nuestra misma especie, mientras miramos obnubilados a algún modelo televisivo, a algún especialista que nos explica qué debemos hacer en cada situación o algún magnate que pone cara de ser merecedor de todo lo que posee, como si lo hubiera reunido con su solo esfuerzo personal.

En vez de hacer causa común con los desposeídos, con los explotados, nos hemos convertido en cómplices gustosos de la sub-especie rapaz que está gobernando el mundo y me temo que las generaciones venideras van a pagar por el error de los idiotas útiles.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los símbolos de Toño

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El pueblo era tranquilo hasta la noche en que la fatalidad comenzara a descargar su furia sobre el caserío pobre. Esa mayoría siempre silenciada, naturalizada, que se convierte en la imagen de lo sucio, despreciable, vergonzante para el ideario colectivo en cualquier sociedad pseudo civilizada.

Cuando estalló la absurda Guerra Civil, la abuela Digna, tuvo la posibilidad de salir del país buscando un horizonte inexistente. Partía rumbo al lugar donde los sueños prometían hacerse realidad y la mentira tenía instalada su corte palaciega.

Expulsados de su tierra, salieron con ella en una barcaza herrumbrada su hija Bernarda y dos nietos, Toñito y José, ambos hijos de su otra hija asesinada cuando el odio se compara a clavos enmohecidos en la columna vertebral del olvido, perforando desde el corazón hasta los talones. Salieron como crudos sobrevivientes del espanto huyendo hacia lo que sería la nada.

En la crianza de los niños, Bernarda, hacía mucho tiempo que cumplía dos roles, madre-abuela, tumba humana del dolor entremezclado con mil por qué sin respuesta. Esa tarea cayó sobre su humanidad el día que violaron, para seguidamente asesinar a su hija, María de la Cruz, abriéndole el vientre para arrojar a los perros esa figura amorfa que latía en su seno casi adolescente, cuando un escuadrón de la muerte dispuesto a implantar el orden a punta de bayoneta entró al pueblo desatando la masacre. Orden que ordenaba ser ordenados, ordenándose ordenadamente y asumiendo como algo natural el despojo, el asalto contra la dignidad y la justicia que se dibuja asequible para todos.

La diáspora se produjo una noche, luego que tres de los hijos de Digna rumbearan al monte, desordenando el dogma establecido, mientras otros dos ordenadamente se enrolaran en las filas militares. Ninguno pensó que les tocaría matarse entre ellos, el hambre tiene la facultad de enredar las raíces de la razón enterrándolas bajo la misma tierra que los viera nacer, ignorando el mandato de las venas que comparten sangre.

La desmembrada familia, cargó sólo con los recuerdos. Lejos de la patria, Digna, continuó con la crianza de los niños en condiciones de extrema pobreza, con la muerte pisándoles los talones pero de otra manera, sin bayonetas, sin gritos amedrentadores. El sicario, allí, era el abandono más cruel que justificaba su accionar dando lugar al pensamiento indicativo que el asesino era el pasado y sus secuelas.

Toñito creció lleno de resentimientos. Él fue quien vio cuando asesinaron a su madre y vio ese pedacito de carne volando hasta caer en las fauces de la manada. Y vio a María de la Cruz, madre, tendida en el polvo de la calle, con sus ojos de noche con forma de almendra mirando hacia la nada. Y vio a su abuela pegadita a ellos y vio el rostro del odio y vio a los monstruos riendo, disputándose el trofeo yaciente en el piso, boca arriba. Vio el adiós para siempre, no deseado.

No escuchó más a su madre recitando a Roque Dalton “siempre vieron al pueblo/ crispado en el cuarto de tortura/ colgado/ apaleado/ fracturado/ tumefacto/ asfixiado/ violado…” Nunca olvidó esa estampa del horror, así como tampoco el paso de los años borrara de su recuerdo los rostros de esas bestias. Toñito se convirtió en un muchacho difícil. Las noticias que recibían desde la patria numeraban nuevos muertos, causando el dolor de los otros asilados por las mismas circunstancias.

Así crecieron esos niños entre lágrimas, odio, dolor. Confundidos al punto de no saber cuál era la alquimia de los sentimientos que pujaban desgarrando el seno de las familias expulsadas.

Una noche, un auto policial se detuvo frente a la puerta de la humilde casa de la familia desmembrada. Digna daba vueltas en su cama, algo la inquietaba sin saber a qué se debía su sobresalto.

Cuando sintió los golpes sobre la puerta, se abalanzó hacia allí. Una voz inquirió – Buscamos a los padres de Toño Funes.

-Fueron asesinados, señor, soy su abuela ¿ocurrió algo con él?, respondió la mujer en medio de un temblor helado por la premonición que susurraba que algo feo había sucedido nuevamente.

-Debe acompañarnos, ordenó el ordenado.

Al llegar al sitio donde estaba detenido Toño, el muchacho miró a su abuela antes de dirigir su mirada hacia el piso sucio del calabozo, tragándose una lágrima. Resaltaban en su piel morena los tatuajes que cubrían casi todo su cuerpo, cono si cifraran una historia. Uno de ellos estaba compuesto por cinco letras que resumían todo el dolor del muchacho: Madre.

Compartían espacio en ese cuerpo esmirriado, números, símbolos, figuras contradictorias donde coincidía un ángel con las alas rotas y un demonio sonriendo dejando al descubierto sus colmillos. Debajo del primero se leía “hermano”.

Digna intuía que algo estaba diciendo sin voz, su muchachito adorado, rebelde como fuera su padre, con los ojos aindiados de su madre. Verlo la retrotraía a la visión de su hija partida en dos en el mismo pueblo que la viera nacer.

-Mire señora, su nieto pertenece a una pandilla donde son todos escoria, basura, faltó que alguien pusiera orden en su vida, gritaba un oficial mientras miraba con asco la negritud de esa abuela con raíces indígenas y el dolor instalado en sus ojos tristes de tanto llorar ausencias definitivas.

-Supiera usted, señor, el dolor que carga mi muchacho y sin dudas todos ellos a los que llama escorias. Supiera que ser indígena no es humillante, es la brasa que ilumina a nuestra historia pisoteada.

-¡Estos indios no se domestican más! Que se pudran acá, lo hubiera cuidado antes, gritó con ira el supuesto ordenador de vidas, asalariado de la fuerza con armas en la cintura.

-No pude hacer alguien de su gusto, exclamó Digna, tampoco ustedes nos ayudaron. Desde que pisó esta tierra sólo sintió la vergüenza por su raza en este mundo donde el bien se pinta con colores claros. Nosotros no elegimos estar acá, fuimos expulsados por la incomprensión que toma forma de guerra que los pueblos no deseamos. Mi niño es el resultado de la tragedia humana que muy pocos quieren asumir.

-Ustedes tenían, entre otros, el poder para insertarlo, pero prefirieron cerrarles las puertas de la escuela tanto a Toñito como a sus amigos. ¿Será que buscaron sostenerse unos a otros en este mundo hostil? Siguió respondiendo Digna.

La abuela salió del lugar, el muchacho, “escoria pandillera” quedó detenido, el odio ganó su enésima batalla. A la mañana siguiente, volvieron a golpear la puerta de la humilde vivienda.

-¿La familia Funes? Somos del Hospital del estado, venimos a avisarle que Toño murió. Esos jóvenes siempre terminan matándose entre ellos, señora. Lo sentimos mucho. Buenos días, dijo un hombre antes de retirarse del lugar.

Digna se desparramó sobre lo que alguna vez encontrara en la calle y se dijera sillón. Algo iba dibujando una telaraña en su cabeza y nuevas arrugas en su rostro arrugado. Volvía la imagen de su hija, el pequeño pedacito de carne en las fauces de los mastines y Toño, su Toñito, con esos tatuajes hasta en la cara como tapando su agonía infinita.

Sintió la voz de María de la Cruz recitando desde muy lejos, en el tiempo, a Dalton: “siempre vieron al pueblo/ crispado en el cuarto de tortura/ colgado/ apaleado/ fracturado/ tumefacto/ asfixiado/ violado.

-Ya deben estar juntos los tres, murmuró Digna, mientras las lágrimas corrían como granos de sal sobre las heridas del alma. Bernarda abrazó a José mientras el llanto iba golpeando las puertas de las casas vecinas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Acerca de la obra teatral “Mundo fabril”: Mundo deshumanizante

Demian Paredes (LA VERDAD OBRERA-PTS. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Qué se opone a una vida tranquila, con relaciones humanas libres y solidarias, con bailes y amor, con sueños artísticos concretados, con una vida digna? La explotación en las fábricas capitalistas. Eso es lo que cuenta la obra escrita y dirigida por Roman Podolsky, Mundo fabril.


Monólogos, diálogos y situaciones que en su conjunto recuerdan, ni más ni menos, que las temáticas que han mostrado grandes clásicos del cine, como por ejemplo Tiempos modernos (1936), o su inspiradora previa Para nosotros la libertad (1931), de René Clair. Sin embargo aquí, en Mundo fabril, con un muy buen elenco actoral, once hombres y mujeres representan algo más que una fábrica funcionando, en el sentido realista del término: los vemos como ¿los comandos, meros engranajes… mercancías? de una fábrica, en una interesante y lograda coreografía con sonido industrial que –según mi modo de ver-, al calor de los ritmos infernales de las líneas y ritmos de producción, resalta la individualidad (o mejor: la humanidad) de los obreros y obreras… sólo algunos instantes. Así lo ha explicado Podolsky en un reportaje: “La fábrica es un sustrato sobre el que transcurre la vida cotidiana, un marco para poner en contrapunto dos lógicas: la del sistema productivo con los cuerpos al servicio del trabajo, y otra que tiene que ver con el deseo de las personas y con las cosas que les pasan a pesar de ellos mismos. La primera borra la singularidad; la otra la pone en primer plano”. Incluso el director y la compañía visitaron una fábrica pyme (Cera Suiza) y PepsiCO, entrevistando a supervisores y trabajadores. Y al parecer se pudo captar “la esencia” del infierno laboral: hay una escena donde un operario cae desmayado y no se repone, y todos a su alrededor comienzan a “explicarlo” como si fuera una máquina rota (que no “dura”) y no un ser humano. “Como para pensar cuánto hay de producto, de mercancía o de máquina en nosotros”, dice el director.


Las paredes de la fábrica se mueven, se reorganizan con “coreografía” propia, y accedemos entonces a los diálogos y vivencias de los obreros y obreras, de estos –en palabras del director- “sujetos deseantes”: enfermedades por intoxicación con sustancias en otros trabajos o que padecieron familiares y conocidos; la necesidad de cambiar de turno para poder ayudar al hermano menor a estudiar para un examen; la pensión por viudez que nunca llega son otros (tantos) temas que aparecen en este retrato contemporáneo.


No faltan los reclamos a un inútil delegado –que debe “sentarse a negociar, porque no es fácil: las cosas no salen de un día para el otro”-, ni el silencio “obligado” en una reunión/asamblea de una solitaria trabajadora tercerizada.


¿Y el peronismo? Otra actriz –una que sueña con desarrollar un “microemprendimiento”- deja picando la pregunta de “qué tendrá que ver” con la vida que ellos llevan esta adhesión política del abuelo y el padre. O la reflexión de un obrero acerca de cómo superexplotan en las fábricas de China, Vietnam o Corea, sin dejar de señalar que nosotros, de eso, “tan lejos, no estamos”.


***

Mundo fabril (http://mundofabril.blogspot.com/) se puede ver los lunes, a las 21 hs., en el Teatro del Abasto (Humahuaca 3549), Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La religiosidad libre (y sin dogmas) en la música latinoamericana (A propósito de El Nazareno de Ismael Rivera)

Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

(Extracto del libro “Sonido Urbano, calle, salsa y cuentos” de Edgar Borges (Editorial Tropykos, 1992. Venezuela)

En la música latinoamericana, como en las calles de sus pueblos y ciudades, la religiosidad se vive como algo hermoso, cósmico. En América Latina el sentido religioso tiene que ver con lo cósmico, con lo energético. En cualquier casa o en cualquier barrio, la Semana Santa, como cualquier día del año, puede ser un momento oportuno para celebrar la vida y su vínculo (mágico) con “el más allá”. En sus diferentes (y muy diversas) expresiones musicales, el continente marca el tempo de la fiesta espiritual. Es el caso de la Salsa, género que identifica el ritmo de la gente con sus sueños y sus desengaños.

En la Salsa han sido muchos los intérpretes que le han cantado a la religiosidad en coherencia con la belleza, la espiritualidad en el justo sentido de lo que es: canto solidario y libertario. Sin dogmas, sin ataduras, sin candados mentales. Es el caso de Ismael Rivera (San Mateo de Cangrejos, Santurce, Puerto Rico, 5 de octubre de 1931 - 13 de mayo de 1987), el inolvidable Sonero Mayor, el hombre que le cantó a Puerto Rico, a Latinoamérica y a cualquier territorio del mundo donde se dignifique lo humano (Un ser, todos los seres. Un pueblo, todos los Pueblos).

Ismael Rivera le cantó al Jesús hombre, al Jesús sonrisa, al Cristo Negro de Portobelo (devoción religiosa de Panamá). Por ello cuando cantaba y bailaba (“Las Caras Lindas”, “El Incomprendido”, “La soledad”, “Soy feliz”, “Yo soy del campo”, “El jaragual”, “El Nazareno”), Ismael (Maelo) también sonreía más allá de cualquier dolor (que le pretendieran imponer a su canto, a su vida). Su canto (nuestro canto) era (y es) el triunfo de la vida ante la amargura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La novela amerindia

José Martínez Sánchez (Desde Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Justo ahora, cuando distintas voces de la literatura europea claman por un retorno del realismo social ante el recrudecimiento de la guerra y el fracaso histórico de las dictaduras, sobre todo en España, nos enteramos de la doble moral agenciada por escritores, académicos, editores e intelectuales ante la “Novela política”. El debate secular, clausurado mediante la censura en el viejo continente, cobra actualidad para el lector ante la postura de autores como Mario Vargas Llosa y sus epígonos latinoamericanos, desencantados de los procesos revolucionarios del mundo, ideólogos y defensores de las llamadas “sociedades abiertas”, es decir, de las políticas del imperio. Ellos gozan no sólo de la libertad novelesca como vehículo de expresión de las ideas sino de un amplio aparato de resonancia en los medios masivos de comunicación. Otra cosa sucede con autores opuestos a los sistemas de explotación imperantes, cuyo “realismo” se justifica por la existencia de una dictadura de estado abocada a fenómenos como la corrupción, el paramilitarismo, la violación a los derechos humanos y el narcotráfico.
Lo que en el medio español fue el inicio de una reflexión con signos de validez universal, en Colombia no pasó de ser la expresión testimonial de los hechos y la negación de una discusión teórica a fondo. La ausencia de crítica literaria seria (erradicada de plano en el ámbito hispanoamericano por el pragmatismo de la oferta y la demanda), la violencia desenfrenada en lo social y el conservadurismo de las estructuras de poder, constituyen factores encaminados a frenar la libre elección de contenidos estéticos e ideológicos. De ahí la circulación restringida y subterránea de aquellas obras postuladas como denuncia y elaboración literaria de conflictos evidentes: el reinado del bipartidismo con sus secuelas de corrupción y barbarie, la represión a los movimientos sociales, el desplazamiento forzoso de comunidades no incorporadas a la voluntad del ejecutivo y la eliminación física de poblaciones y dirigentes de izquierda, para mencionar sólo algunos de los aspectos soslayados por los autores del “marketing”, continúan en buena medida a la espera de un compromiso definido con la realidad en curso. Una contribución reciente es la novela “Invenciones de un hidalgo amerindio”, de Manuel Giraldo -Magil- (Editorial Domingo Atrasado, Bogotá, 2006), concebida como una trama que fluctúa entre la aventura romántica y la labor quijotesca de la dirigencia política, en pugna por alcanzar un espacio de participación en los destinos de Buritaca, una ciudad que resume las costumbres de un país enfrentado a la peor crisis de valores del continente.
Conocedor de esa suerte de cultura híbrida propia de los escritores de la diáspora, Magil es al mismo tiempo uno de los pocos autores comprometidos con la investigación social en Colombia. El tratamiento político del tema viene de ese vínculo directo con los procesos internos de organizaciones y grupos surgidos de las luchas universitarias o de alianzas partidistas en torno a objetivos comunes. En un lenguaje ajustado al legado de la novela proletaria, Antonio Hidalgo Palomares, el protagonista, nos sorprende con la decisión que ha llevado al autor a homologarlo con “El caballero de la triste figura”: “Pensando en el futuro inmediato, creía ser un fuera de serie que salvaría la patria; si le daban la oportunidad de enfrentar en la tribuna al bipartidismo establecido, se comprometía a poner fin a la alternancia liberal conservadora en el gobierno, lo cual permitía a la oligarquía imponer sus privilegios, apoyados por un congreso corrupto” (Pág. 9).
Nos parece oír el eco de experiencias narrativas como las de José Stevenson o Arturo Alape, en una tradición que se remonta a los años setentas, cuando el influjo del Mayo Francés era una ola de renovación que sacudía el ambiente universitario en alianza con el movimiento campesino y la clase obrera organizada. Eran las décadas de bonanza del Frente Nacional, la gestación de un nuevo exterminio y el comienzo del fin para los derechos humanos. Las dos décadas posteriores al surgimiento de grupos paramilitares sólo aportaron a la historia del país impunidad, intolerancia oficial y desprestigio internacional frente al crimen como única respuesta de los sectores dominantes. La literatura de la época, sesgada o elusiva, marcaba su punto más álgido en las expectativas del boom y preparaba el salto a la trivialidad, al amor de entrecasa o a la “sicaresca” de barriada, donde la violencia parece flotar en la naturaleza de sus víctimas.
Como novela destinada a develar un mundo disimulado con los tintes de una democracia acomodada al criterio de los gobernantes, “Invenciones de un hidalgo amerindio” explora en escenarios y personalidades aún frescos en la memoria de varias generaciones. En Antonio Hidalgo Palomares y Javier Loaisa, el escudero, así como en Tachina, la Dulcinea venida de Barcelona a presenciar el experimento, el lector hallará trasuntos de aquellos dirigentes sociales que una vez hicieron presencia en la plaza pública, esperanzados en una vía civilizada para superar el viacrucis. Inspirados en símbolos de las luchas populares como Camilo Torres, el cura guerrillero, o en los avances significativos de la Revolución Cubana, los personajes viven el exilio forzoso, la persecución policial y el proceso organizativo en diferentes sectores sociales. En consonancia con las necesidades de la coalición, la discusión sobre el papel de la mujer, el reconocimiento de las culturas indígenas, los diálogos con la guerrilla, la legalización de la droga, el respeto a los derechos sexuales y la libertad de expresión -restringida al interés mediático del momento- están al orden del día en la agenda del movimiento, cuya sigla recoge uno de los muchos intentos por reconstruir la opinión de la sociedad civil, ancestralmente acorralada entre la división interna, el horror generalizado y la escalada represiva promovida desde instancias gubernamentales.
Convertido en candidato del Frente Unitario de Paz (FUP), al idealista Antonio Hidalgo Palomares, el amerindio, el soñador de un país con justicia social, a diferencia de sus pares reales en la trapisonda electoral de las últimas décadas, le espera un nuevo encuentro con Tachina, la catalana de sus desvelos. El retorno a la tierra natal será la apuesta por un futuro promisorio: “Ayudado por los hermanos Mayores trataría de convencer al régimen fascista para evitar que continuaran con las masacres y los asesinatos selectivos de dirigentes sociales” (Pag.294). Con “Invenciones de un hidalgo amerindio”, novela ambiciosa en recursos sobre los nuevos acontecimientos del país, Manuel Giraldo –Magil- nos pone de frente a una época donde el abuso y la desigualdad reclaman la intervención consciente del escritor comprometido.

José Martínez Sánchez es poeta, narrador y ensayista colombiano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Colores voladores

Gustavo E. Etkin (Desde Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Azul
Rojo
Verde
Amarillo
volaban los colores
flotaban
en un corazón
y el aire suave
subían
y bajaban
y al aire
acariciaban
colores voladores
en una mariposa
que bajaba
planeaba
y subía
siempre haciendo
poesía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Impacto de la crisis económica sobre la Salud Mental

Resumen realizado por el doctor Jesús Dapena, médico, psiquiatra y psicoanalista, a partir del texto “Impact of economic crises on mental Health”, de la Organización Mundial de la Salud 2011. Oficina Regional Europea.

Resumen

Se espera que la crisis económica produzca efectos secundarios en la Salud Mental, tales como incremento en la tasa de suicidio y muerte por consumo de alcohol. Sin embargo, efectos como esos puedan compensarse por el Bienestar Social y otras medidas políticas. Por ejemplo, por programas para el mercado laboral activo que lleven a ayudar a la gente a mantener y conseguir trabajos que tengan una acción contraria sobre la salud psíquica en el contexto de la crisis. Programas de apoyo familiar y el incremento de precios y la restricción para adquirir el alcohol puede reducir efectos nocivos sobre la salud mental y salvar muchas vidas. Programas para el alivio de las deudas puede ayudar a reducirlos también además del apoyo que pueda brindarse en cuidados primarios de salud accesibles y responsable para la población en riesgo y prevenir estos efectos deletéreos.

Prefacio

Es bien conocido que los problemas de Salud Mental se relacionan con la deprivación, la pobreza, la inequidad y otros determinantes socioeconómicos de la salud. Las crisis económicas son, por esta razón, generadoras, muchas veces de alto riesgo contra el bienestar mental de la población y afectan tanto a la gente como a sus familias.

La crisis económica que empezó en el 2007 ha continuado. Ela ha conducido a disminución de la actividad económica, con un aumento del desempleo, disminución de la canasta familiara y ha aumentado el número de personas que viven en la pobreza. El aumento de las deudas de las naciones ha forazado a los gobiernos a implementar cortes severos en el gasto público. Riesgos significativos se dan en el mundo económico y muchos países están encarando un período de austeridad en servicios de saludn y bienestar.

El foco en factores determinantes socioeconómicos por venir en las nuevas políticas de salud europeas, como Salud 2020, dan cuenta de estas nuevas circunstancias de vida. Ahí se señalan objetivos en salud que están influenciado por un rango de objetivos sociales que requieren acciones a treavés de muchos sectores. Esta noción es especialmente importantes en momentos de crisis económicas, porque acciones políticas en sectores distintos a los de la salud pueden corregir algunos de los efectos de la crisis sobre ella. Inversiones en servicios públicos, cruciales para el bienestar de la gente, pueden mejorar factores socioeconómicos en el campo de la salud, asociados a desigualdades. La respuesta integrada a través de políticas puede incluir servicios de salud accesibles, enfocados a dar respuesta en el ámbito de la atención primaria.

El folleto presentado por la oficina europea de la OMS presenta el conocimiento corriente acerca de cómo las quiebras afectan la Salud Mental y esquematiza algunos beneficios alcanzables, mediante acciones específicas que pudieran reducir el daño sobre la Salud Mental. Por tanto, ésta no debe considerarse de una forma aislada, puesto que las lecciones que dejan las crisis muestran que actividad económica y Salud Mental están interrelacionadas, nos dice Zsuzsana Jakab, quien ha sido Secretaria de Estado y Ministra de Salud y Asuntos Sociales y Familiares en Hungría y ahora es directora de la Oficina Regional Europea de la Organización Mundial de la Salud, con sede en Copenhage.

1. La salud mental crea capital mental. No hay salud sin salud mental.

La Salud Mental es indivisible de la Salud Pública y afecta significativamente el capital humano y socioeconómico de los países. La Salud Mental no es meramente la ausencia de trastornos mentales y sus síntomas sino que es también un recurso que apoya la totalidad del bienestar y de la productividad.

Una Salud Mental positiva es un estado de bienestar en el que el individuo desarrolla sus propias capacidades, puede lidiar con las tensiones de la vida cotidiana, puede ser productivo y fructífero y puede contribuir a mejorarse y hacerlo con la comunidad.

Una buena Salud Mental permite una flexibilidad tanto intelectual como emocional, que sea la base para logros sociales y suficiente capacidad de resiliencia para encarar las tensiones de la vida. Este capital mental es de importancia vital para el funcionamiento sano de familias y comunidades, en fin, de la sociedad misma.

Como sucede con los individuos, las sociedades pueden ser más o menos resistentes a los agentes estresantes como los que se dan en las crisis económicas. Los choques económicos pueden desestabilizar los servicios públicos y afectar la educación y los sistemas de salud. Sin embargo, datos útiles muestran que la legislación para proteger el Bienestar Social puede aumentar la resiliencia de las comunidades para lidiar con los choques económicos y mitigar sus efectos sobre la salud mental por motivos de desempleo y las consecuencias relacionadas con las tensiones ocasionadas por las quiebras económicas.

Por el contrario, cuando las crisis económicas pueden tener efectos en la Salud Mental, al ocasionar problemas con ella hay un aumento significativo de los efectos deletéreos de las crisis. Las consecuencias económicas de los problemas de salud mental -principalmente en la forma de pérdida de la productividad- pueden estimarse en un 3-4% del PIB en los países de la Unión Europea. Porque trastornos mentales severos que, a menuudo, empiezan en la adolescencia o en la adultez temprana, ocasionan una pérdida de productividad que puede durar largo tiempo., Los trastornos mentales cuentan más que un tercio de los años vividos con discapacidad en la región europea.

Los cambios de trabajo aumentan las demandas intelectuales y emocionales en el campo laboral. El ausentismo, el aislamiento del mercado laboral aumentan la tensión, la ansiedad y los trastornos depresivos. En muchos países europeos, cerca de un tercio de nuevos beneficios por incapacidad son atribuibles a condiciones de Salud Mental perturbada y esto tiende a aumentar.

Así, la Salud Mental es un importante factor económico. El cambio de una sociedad manufacturera a una sociedad de conocimientos enfatiza aún más la importancia de la salud mental para una productividad sostenidad. Una buena Salud Mental dentro de la población contribuye a la productividad económica, a la prosperidad y permite un crecimiento económico que es crucial para la sociedad.

El éxito en la recuperación de las economías europeas parece depender de una manera decisiva de la Salud Mental de la población.

En la región europea de la OMS, en el 2004, el porcentaje de contribución a las condiciones de salud con incapacidad en Salud Mental, eran de un 33%.

2. ¿Cómo podemos contribuir con la salud mental? La salud mental está determinada por factores ambientales y socioeconómicos.

Una crisis económica afecta los factores determinantes de la salud mental. Los factores protectores de ella se debilitan y los factores de riesgo aumentan.,

El empleo beneficia a la salud mental. La seguridad laboral, el sentido de control del trabajo y el apoyo social al trabajo son factores que promueven la salud mental de los empleados. El empleo estable y seguro aumenta el capital social y da un buen pronóstico a la salud mental. El capital social está en la calidad de las relaciones sociales dentro de las sociedades o las comunidades, que incluyen las redes comunitarias, el compromiso cívico, el sentido de pertenencia y las normas de cooperación y confianza.

Por el contrario, la pobreza, los problemas financieros, la deprivación social son factores de riesgo socioeconómico para problemas y trastornos de salud mental. En la mayoría de partes de la región europea, el consumo de alcohol está negativamente asociado con la salud mental de la población. El consumo de alcohol juega un papel considerable en el aumento de tasas de suicidio, especialmente en varones.

Los problemas de Salud Mental contribuyen significativamente a la inequidad en la región europea. Frecuencias relativamente altas de trastornos mentales están asociadas a una educación pobre, a desventajas materiales y a desempleo. El incremento en la inequidad del ingreso está también ligado a tasas altas de suicidio. La mayor vulnerabilidad de la gente en condiciones de desventaja en cada comunidad contribuye a la generación de problemas en salud mental y puede explicarse por factores como la vivencia de inseguridad, desamparo, educación pobre, desempleo, endeudamieno, aislamiento social y vivienda pobre.

Los fundamentos de la Salud Mental se dan en el embarazo, la infancia y la niñez. La abstinencia de alcohol, del uso de substancias y del tabaquismo durante la preñez promueve un sano comienzo de la vida. La negligencia en la protección de la población infantil y los eventos negativos en la vida alteran la Salud Mental. Sentirse respetado, valorado y apoyado, la alta calidad de la paternidad y la relación positiva con adultos significativos promueve la Salud Mental y la resiliencia. La Salud Mental ha de promoverse de una forma holística tanto en los preescolares como en los escolares al proveer oportunidades de aprendizaje social y emocional.

El sector salud no puede lograr la Salud Mental de una forma aislada. Los determinantes de ella están fuera de su propio campo y remiten al sistema de salud en general e implican distintos sectores de los Gobiernos que han de involucrarse en su promoción.

El capital social y la protección del bienestar son factores protectores ante factores de riesgo tales como la pobreza, la mala educación, la deprivación económica y el endeudamiento.

La salud prenatal y el ambiente para los niños son factores protectores contra riesgos determinados por la desnutrición prenatal, el abuso de substancias, partois prematuras, malas relaciones de pareja y transmisión integeneracional de problemas de salud mental.

Lugares de trabajo y vivienda sanos protegen del desempleo, de la inseguridad laboral y de las tensiones profesionales.

Estilos sanos de vida resguardan del abuso de substancias.

La inequidad social incrementa las tasas de suicidio como puede verse que ha sucedido en Bulgaria, Croacia y la República de Moldavia

3. ¿A quiénes golpeará la crisis? Es el pobre quien tiene los golpes más duros durante una crisis económica.

Las crisis económicas aumentan la pobreza en la región europea.; sacude a la gente con más bajos ingresos – y ella se empobrece aún más con el gasto doméstico – que se hace más duro, con incremento de su endeudameiento y juicios de lanzamiento de sus hogares.

Tales crisis aumentan la exclusión social de los grupos vulnerable, la gente con bajos ingresos y que viven más cerca de la línea de pobreza en la región europea. Esos grupos incluyen niños, jóvenes, familias monoparentales, desempleados, minorías étnicas, emigrantes y gente mayor. La presión económica influye sobre la salud mental de los padres, sobre la interacción conyugal, la parentalidad y termina por incidir sobre la Salud Mental de niños y adolescentes. Los efectos de la extrema pobreza en la infancia incluyen trastornos del desarrollo físico, cognitivo y emocional, con consecuencias sobre la salud y el bienestar por el resto de la vida.

Los gradientes sociales de la salud existen en Europa y hacen bajar la pendiente debido a pérdida de empleo e ingresos que afectan a la gente. Durante las recesiones, la inequidad social en salud puede ampliarse. Las personas menos educadas son entonces las que tienen mayor riesgo de enfermarse después de la pérdida del trabajo.

No es de sorprender, que investigaciones sustanciosas revelen que la gente que experimenta el desempleo, el empobrecimiento y caotización de sus familias tenga mayor riesgo de presentar problemas de salud mental, tales como la depresión, el abuso del alcohol y el suicidio, más que las contrapartes no afectadas. Especialmente en el caso de varones, quienes incrementan el riesgo de trastornos de salud mental y muerte por suicidio o abuso del alcohol durante épocas de adversidad económica. El desempelo contribuye a la depresión y el suicidio y la gente joven desempleada tiene mayor riesgo de adquirir problemas de salud mental que la gente que mantiene su empleo. La evidencia indica que debido a las dificultades financieras y el pago de la vivienda conduzca a la presentación de problemas en el sentido que venimos analizando.

Las crisis económicas aumentan la mortalidad ligada con problemas de salud mental. En la Unión Europea el aumento de las tasas nacionales de desempleo se asocian con incremento de las tasas de suicidio. En la Federación Rusa, el cambio social después de la disolución de la Unión Soviética en 1991 y el colapso del rublo en 1998 ha sido seguido por el aumento de muertes relacionadas con el alcohol. Asimismo. Grandes aumentos en el desempleo se han ligado con un 28% de aumento de muertes por uso de alcohol en la Unión Europea.

Se puede concluir que las crisis económicas son factores negativos que afectan la salud, en especial la mental. Las siguientes secciones esquematizan posibles medidas para mitigar los efectos sobre la salud mental de las crisis

4. ¿Cómo mitigar los efectos de las crisis?

Decisiones políticas determinan si la recesión económica afecte significativamente la emergencia de problemas de salud mental. Recientes datos sugieren que la labor de activar programas de mercado laboral, orientada a ayudar a la gente para que pueda mantener el empleo y obtenerlo pronto si llegara a perderlo, a la vez que reciba medidas de apoyo para sus familias, restricciones en la capacidad de conseguir alcohol, programas de ayuda para pago de deudas y acceso a servicios de Salud Mental puede ser efectiva en la prevención y mitigación de los efectos adversos de la recesión en la Salud Mental, al reducir los riesgos que implican el desempleo, la pobreza, los problemas de vivienda, la caotización de las familias y la dificultad de acceso a servicios públicos.

Las pérdidas económicas producen menores cambios en la Salud Mental de la población en paísese con fuertes redes de seguridad social. Datos europeos indican que la inequidad en salud no necesariamente se amplia durante una recesión en países con una buena protección social, bien formalizada. En Finlandia y Suecia, durante un período de profunda recesión económiica y con gran incremento del desempleo y la inequidad, la salud permaneció ampliamente indemne y aún la tasa de suicidios disminuyó, porislbemente por causa de los beneficios sociales y los servicios que se daban con generosidad, que servían de tampón contra las preseiones sociales por encima de inequidad. Los hallazgos europeos tuvieron eco en los Estados Unidos de América donde pudo observarse que la tasas de suicidio aumentaron con las reducciones en el gasto social, con reducción del Estado de Bienestar. Datos de países de la Unión Europea indican que el desempleo no necesariamente incrementa el suicidio si se invierte en programas de bienes por encima de 190 dólares por persona por año., lo que no sucedía en países de Europa del Este, donde se daba una falencia en relación con los países del Oeste.

Así, los datos recogidos acerca de respuestas a la protección social son cruciales para mitigar los problemas de Salud Mental en tiempos de crisis económica. Los Gobiernos necesitan apuntan a lograr intervenciones de protección social dirigidas a las necesidades primarias entre la gente más vulnerable, proveerlas de cobertura, en especial entre las personas de menores ingresos a las que se ha de proveer apoyo familiar, para reducir los riesgos.

Un ejemlo se da en las tasas de suicidio en Suecia y España entre 1980 y el 2005. A principios de la década de 1990, Suecia padeció una severa crisis bancaria, lo que trajo como resultado un rápido incremento del desempleo pero las tasas de suicidio no se afactaron, cayendo aún más que en el período anterior. En contraste con la situación en España, donde se han dado múltiples crisis bancarias entre 1970 y 1980; allí, cuando las tasas de desempleo aumentaron también lo hicieron las de suicidio, que cayeron de igual manera cuando las de desempleo disminuyeron. Aunque son muchas las diferencias entre Suecia y España, un argumento es que un factor más diferenciador era la cantidad de recursos invertidos en protección social, como apoyos familiares, beneficios por deseampleo y servicios de cuidado de la salud

Las investigaciones sugieren que los efectos sobre la Salud Mental durante las crisis económicas dependen de la acción de cinco áreas clasves.

1. Programas de mercado laboral activo.

Tales programas tratan de mantener el empleo y reintegrar a los trabajadores a sus labores para reducir el efecto sobre la Salud Mental en tiempos de recesión. El promedio de la asociación observada en los países de la Unión Europea es de un 1% de aumento del desempleo aumenta en un 0.8% la tasa de suicidios. En los países de la Unión Europea, cada 100 dólores invertidos en la creación de programas de merecado laboral activo por año reducen el efecto de aumento de la tasa de desempleo de un 1% a una de suicidio de sólo 0.4%, siempre y cuando tales programas se oriente a mejorar los prospectos de hallazgo de empleos remunerados, entrenamiento en mercados laborales, programas especiales para la juventud en tránsito de la escuela al trabajo y programas de mercado laboral que proveean y promocionen el empleo entre las gente sin él o en personas con discapacidades.

Estos programas incluyen la creación de una mayor resiliencia y de promoción de la salud para gente desempleada. Estudios europeos indican que tales programass, proveen grupos de apoyo psicológico para los desemplados y promoción tanto de programas de Salud Mental como incremento de las tasas de reempleo. Las evaluaciones costo/beneficio de tales intervenciones han reportado mayores seguros para los proveedores del sector de bienestar social y los empleadores de tal manera que se logre un incremento de las tasas de empleo, mayores ganancias y se procuren menos cambios de trabajo.

2. Programas de apoyo a familias.

Las mujeres y los niños sienten los efectos de la crisis económica. Las familias con bajos ingreso son especialmente propensas a tener recortes en la salud y la educación. Las tensiones en el grupo familiar pueden llevar a un aumento de la violencia dentro de él o a la negligencia con los niños.

En los países de la Unión Europea, cada 100 dólares gastados por persona en apoyo familiar redujeron el efecto del desempleo en la tasa de suicidio en un 0.2%. El apoyo a las familias incluye el soporte para los costos de los niños y otras personas dependientes tanto como un apoyo para los padres.

3. Atención primaria para la gente con alto riesgo de presentar trastornos de Salud Mental.

La mejor respuesta de los servicios de salud a los cambios de la gente desde lo social, el empleo y la estatus del ingreso y la detección precoz de trastorns de salud mental, de ideación suicida, de duro incremento en la bebida reducirá los efectos de la recesión. Reunirse para hacer cambios en los programas de salud mental en épocas de crisis económicas requiere no sólo proteger el gasto en servicios de salud mental sino reestructurar estos servicios para atender las necesidades de la población. Servicios de Salud Mental bien desarrolados y basados en lo comunitario reduce suicidios. El acercamiento al cuidado primario aumenta el acceso a los cuidados de Salud Mental y cambia el foco de los problemas de prevención, cuando pueden detectarse de una forma temprana. Las crisis económicas pueden crear situaciones de urgencia y piden que se refuerce la demandand de valor para eliminar problemas fundamentales en un cuidado de salud principalmente hospitalario, con el fin de reducir la inequidad en salud.

Los servicios de Salud Mental deben modificar sus servicios y adaptarlos a las necesidades de la población, que tienen su origen en las crisis económicas. Se debe proveer de apoyo psicológico en lso servicios de salud que pueda modificar los efectos del desempleo y el endeudamiento. Ayudar a instrumenta para un buen manejo de lo psíquico puede ser benéfico en tiempos duros. Promover las capacidades de resolución de problemas puede proteger contra la depresión y la conducta suicida. Los bebedores duros se beneficiaran de dispositivos de intervenciones breves en atención primaria.

4. Programas de alivio de las deudas.

La Nación debe mejorar la legistlación y crear programas de alivio del endeudamiento que puedan ayudar a reducir los efectos sobre la Salud Mental de las crisis económicas. Tales proyectos ayudan a la gente que sufre de estrés por su excesivo endeudamiento. Dispositivos para deudas individuales pueden mejorar la situación financiera y mejorar la Salud Mental.

5. ¿Cómo mantener los sistemas de salud mental en las crisis económicas?

Los problemas de Salud Mental, las juergas alcohólicas, el suicidio y (en muchos países) las muertes relacionadas con consumo de alcohol tienden a incrementarse durante las debacles económicas y crean una necesidad en los gobiernos de mejorar las acciones en Salud Mental.

Muchos países de la región europea están encarando la presión de la comunidad financiera internacional para reducir los presupuestos en salud y bienestar, a pesar de una necesidad incrementada, ya que la Salud Mental es un punto de choque que se relaciona con dichos recortes presupuestales y, como es usual, falta una fuerte defensa por parte de las bases para oponerse a ello, tanto como en relación con las enfermedades físicas.

La evidencia de pasadas crisis económicas predice que es lo que ocurre con los declives económicos. A pesar de una presión incrementada por la necesidad de Servicios de Salud Mental, el gasto gubernamental en salud será recortado y probablemente habrá una caída en términos reales, que contribuirán a empeorar los resultados. El ingreso doméstico para pagar servicios de salud caerá. La seguridad y la protección declinarán. La gente tendrá que sacar de su bolsillo para reducir el costo de los servicios: en algunos países, ello significa cambiar del sector público al privado. En países sin servicios sin servicios integrales fundados en tasas o en aseguramiento en salud, la gente que necesita servicios de salud, la mayoría tendrá menos acceso a ellos por causa de los costos. La impresión de conjunto es que los efectos sobre la salud del declive económico serán menos pronunciados en países con mejores redes de seguridad social.

6. Abordaje del estigma de la enfermedad mental.

Una razón para la aparente baja de fondos como prioridad y de la despreocupación por la enfermedad mental es el alto nivel de estigmatización asociada con los problemas de Salud Mental. Contrarrestar este estigma y discriminación es uno de los puntos más críticos para mejorar la Salud Mental en Europa, porque este estigma puede estar influenciado por la buena voluntad de los hacedores de la política pública para invertir en ella. En pasados informes de algunos países se ha indicado que a la Salud Mental se le puede dar baja prioridad en términos de salvaguardar servicios en cuanto al recorte de presupuestos. Aunque las campañas contra la estigmatización por la población general muestra efectos modestos, inversiones en Salud Mental pueden ser más efectivas.

7. Contribuir a invertir en salud mental.

La demostración de que la inversión en Salud Mental tiene beneficios económicos puede ayudar a persuadir a los gobiernos a hacerlo. Invertir en acciones de Salud Mental, tanto dentro como por fuera del Sector de Cuidados para la Salud, proveer recursos y oportunidades para reducir el riesgo de exclusión social y promover la integración social es importante. Es crucial tener en cuenta una perspectiva económica más amplia que la de contemplar el sistema de salud en sí y comuniar que la inversión en Salud Mental genera ahorros en otros sectores. A pesar de la disponibilida de las intervenciones de costo/beneficio puedan mitigar o prevenir muchos de los efectos de una Salud Mental pobre, la priorida que reciba en la mayoría de los sistemas de salud tiene consecuencias que pueden ir muy lejos.

8. Continuar las reformas en salud mental.

Debido a las restricciones financieras, los Gobiernos tendrán inevitablemente que revisar sus servicios de bienestar. Es importante que los cambios que se impongan para el apoyo a la Agenda de Salud Mental para la Región Europa de desinstituciónalización y reforzamiento del trabajo primario. El incremento de eficiencia en los servicios podría ir de la mano del desarrollo de servicios modernos de Salud Mental. Incentivos financieros se necesitan para apoyar la provisión de un cuidado de alta calidad y el uso de recursos óptimos, ligado con fundación de sistemas de acreditación y asesoría a las ejecuciones provisorias para desarrollar servicios.

9. Asegurar el universalismo en servicios de salud mental.

En tiempos difíciles desde el punto de vista económico, el acceso a redes de seguridad social básica es una prioridad importante. La cobertura universal de servicios en Salud Mental es una piedra angular para reducir los efectos de la crisis y es como puede disminuirse la inequidad social en salud.

10. Conclusiones.

Los efctos de la crisis económica actual en la Salud Mental permite una oportunidad para reforzar políticas que podrían no sólo mitigar el impacto de la recesión en muertes y daños sucitados por actos suicidas y los trastornos de abuso del alcohol sino también reducir los daños a la Salud Mental y los trastornos de abuso de alcohol en cualquier ciclo económico. Hay poderosos argumentos de Salud Pública para defender la protección social, programas activos de mercados laborales, apoyo a las familias, alivio de endeudamientos y una efectiva política respecto al alcohol y el presente declive económico refuerza estos argumentos.

Los Gobiernos deberían considerar la reorientación de presupuesto para proteger la población ahora y en el futuro presupuestar medidas para que la gente pueda mantener su empleo y ayudar a aquellos que han perdido sus trabajos, lo cual tiene en sus familias efectos negativos por causa del desempleo, de tal modo que habría que buscar formas que el parado pueda recuperar su trabajo de una forma rápida.

Los Gobiernos deberían considrar el reforzamiento de su políticas con respecto al alcohol, en particular elevar el precio de éste o introducir un precio mínimo. Tal política podría tener el efecto particular de reducir los daños por el riesgo de los patrones duros de ingesta alcohólica.

Los servicios de Salud Mental cubrirían las necesidades y se continuarían esfuerzos para desarrollar cuidados universales en Salud Mental y el apoyo de incentivos financieros para una buena calidad en los servicios comunitarios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El centro histórico de Lima se va Nueva York

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En concurso participaron arquitectos y profesionales afines de 20 países.

Las cinco mejores propuestas para mejorar el Centro Histórico de Lima que el público pudo apreciar en la Galería del Colegio de Arquitectos del Perú parten al American Institute of Architect (AIA) de Nueva York para promover una alianza público privada que permita encontrar financiamiento y colaboración técnica internacional para una de las más antiguas y hermosas ciudades de América Latina. En ese concurso participación arquitectos de 20 países.

La defensa y salvaguarda del patrimonio histórico dejó de ser una tarea exclusiva del Estado y de algunos grupos filantrópicos, para convertirse en una tarea que involucra al sector privado. El Centro de Lima es un creciente destino turístico, sector que asegura un crecimiento anual por encima del 20%

“V ideas para el Centro Histórico de Lima” promovido por instituciones de la cooperación internacional y el Ministerio de Vivienda, el Municipio de Lima y la Beneficencia Pública de Lima, es una interesante iniciativa, en la que han participado arquitectos y otros artistas profesionales, y abre un abanico de oportunidades para la inversión, informa el decano del Colegio de Arquitectos de Lima, Arq. José Arispe, al informar que esta exposición será un primer intercambio con el Instituto Americano de Arquitectura de Nueva York, entidad con el ha suscrito recientemente un convenio de interinstitucional.

La Decana del Colegio de Arquitectos del Perú, Arq. Shirley Chilet, interpretando el sentir de su gremio y de los diversos concursos que vienen promoviendo importantes empresas privadas, reitera también que el Ejecutivo y Legislativo, aceleren el compromiso de restablecer los concursos arquitectónicos en las obras de gran envergadura que realiza el Estado, y que fueron eliminados en 1988.

El Ministerio de Vivienda ha informado que en el próximo Consejo de Ministros presentará un texto alternativo y enviará urgencia al Congreso. Pero vale recalcar, que nada asegura el cambio de actitud del parlamento si en la Comisión de Vivienda y de Economía, son los mismos legisladores que mantienen archivada la iniciativa de los Arquitectos.

CINCO IDEAS: DE REYES Y CACIQUES

El objetivo del concurso de las 5 Ideas… según sus promotores, es aportar ideas creativas e innovadoras al proceso de renovación urbana, “contribuyendo a entender el centro histórico como un espacio vivo, susceptible de ser reinterpretado, enriquecido y renovado a través de nuevas propuestas y modelos de arquitectura”.

La fundación de Lima, con el nombre de Ciudad de los Reyes, no persistió porque su nombre original provendría del aymara (lima-limaq o flor amarilla) o del quechua rimaq, que significa “hablador”, por lo ruidoso de su río, el Rímac.

Desde hace 20 años, Lima es Patrimonio de la Humanidad por su originalidad y la concentración de 608 monumentos históricos construidos en la época de la presencia hispánica, especialmente dentro del espacio llamado el Damero de Pizarro.

INSTITUTON DE NUEVA YORK

El AIA, desde su Centro, en la Guardia Place de New York, trabaja sin fines de lucro, en actividades especiales para mejorar la calidad y la sostenibilidad de lo entorno construido, fomenta el intercambio entre diseño, construcción, y las comunidades de bienes raíces y fomenta la colaboración en toda la ciudad y el mundo. Ha incorporado a sus filas a diversos colegios de América Latina, que han promovido el diálogo, dentro de una visión ecológica ambiental y desarrollo sostenible, como Costa Rica.

La preocupación de los arquitectos es trabajar muy de cerca con las municipalidades. El turismo cultural urbano es un negocio que está creciendo en el mundo entero. Esta actividad no es tangencial a los sitios con valor patrimonial, sino un movimiento asociado a ellos. En Europa las ciudades históricas concentran una cuarta parte del flujo anual de turistas.

El Perú apenas capta apenas el 1.09% del turismo del continente americano y 0.19% del turismo mundial. En los últimos ocho años se ha duplicado el número de visitantes al Perú (de uno a 2 millones aproximadamente), ha generado más divisas, estímulos para la descentralización, uso intenso de mano de obra, oportunidades empresariales, ingresos de las poblaciones locales y una mejor comprensión del exitoso modelo suizo de las OGD –Organizaciones de Gestión de Destinos.

En las Normas de Quito, documento de 1967 auspiciado por la OEA, se aprecia la salvación del patrimonio cultural como una vía para el progreso. Bajo este enfoque, diversos gobiernos planearon la recuperación de “circuitos turísticos” para unir los principales edificios monumentales en los centros históricos.

Este es el momento para la inversión privada, sin olvidar las lecciones aprendidas, para no profundizar la inequidad y la desigualdad social; que en algunos casos se despoja de sus recursos naturales y culturales a las comunidades locales, quienes son vistas como obstáculo para el desarrollo del turismo.

Los expertos en planeamiento urbano de la Municipalidad de Lima, consideran necesario incidir en la gestión para la no sobreexplotación del bien cultural y para recibir cientos o miles de turistas. Lima, tiene una historia de diez mil años o doce mil años, antes de la conquista española. A la llegada de los españoles esta área pertenecía al curacazgo de Lima, cuyo gobernante era Taulichusco, formando parte del gran imperio del Tahuantinsuyo. Antes de la llegada de los españoles, Taulichusco, curaca de este valle tenía su residencia en el mismo lugar que hoy ocupa este palacio.

El sentido fundamental que orienta las acciones en el uso de las edificaciones y de los espacios públicos y privados dentro del CENTRO HISTÓRICO DE LIMA, es el de la conservación, recuperación y realce de sus valores formales, históricos y culturales, en concordancia con su valor intrínseco, su significado para la Nación, su condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad y el rol que le otorga el Plan de Desarrollo de Lima, señala en su primer artículo el Reglamento de la Administración del Centro Histórico de Lima, Ordenanza Nº 062, del 18 de agosto de 1994.

El Centro Histórico y Centro de Servicios mayor para la Metrópoli y para el país, deberá ser objeto de tratamiento urbanístico compatible con su conservación y rehabilitación reduciendo drásticamente la presión del tránsito automotor, el comercio en la vía pública, los usos incompatibles y la concentración de actividades que ocasionen su deterioro.

GANADORES DEL CONCURSO

Los inmuebles ganadores del concurso 5 Ideas son la CASA BUQUE, que plantea la intervención del inmueble como equipamiento cultural y/o vivienda colectiva. Actualmente es un edificio de vivienda en condición precaria, pues carece de condiciones de habitabilidad. Propiedad privada, ubicada en el Jr. Junín N° 975, 979, 989, 993, 999 / Jr. Cangallo N° 298, 290, 288, 286, 284, 280, 278, 276, 274, 272, 270, en los Barrios Altos. El equipo premiado: Javier Honorato Condori Tello (Perú), César Raúl Quequejana Condori (Perú)

La CASA BUQUE, en Monserrate, la propuesta consiste en el tratamiento de la fachada hacia la Av. Emancipación e intervención del inmueble como edificio de viviendas colectiva mejorando sus condiciones de habitabilidad. Su uso actual es un Edificio de vivienda, construcción precaria, carece de condiciones de habitabilidad. Propiedad privada, en el Jr. Angaraes 484 / esquina con Av. Emancipación Monserrate. Premiados: José García Calderón (Perú), Alberto Ishiyama Nieto (Perú), Gerardo Chávez Maza (Perú), Nuria Shu Yip (Perú), Elisabet Olivares Zapiain (España).

La CASA JR. JUNÍN. El proyecto busca intervenir el inmueble como vivienda de interés social. Actualmente es un edificio de vivienda en régimen de alquiler, en condición precaria, que carece de condiciones de habitabilidad. La propiedad es de la Sociedad de Beneficencia Pública de Lima. Ubicada en Jr. Junin N° 1025, 1027, 1029, 1031. Premiados: César Aníbal Carbajal Zavaleta (España), Miguel Dueñas Carbajal (España) Ing. Saavedra Chávez (España)

La CASA JR. HUÁNUCO. La propuesta es la rehabilitación del edificio existente para nuevo uso como vivienda temporal de familias beneficiarias de programas de destugurización y renovación urbana; y construcción de nuevo edificio. El edificio de vivienda se encuentra en régimen de alquiler. Carece de condiciones de habitabilidad. La Sociedad de Beneficencia Pública de Lima es la propietaria del inmueble. Se encuentra en Jr. Huánuco N° 419, 425, 427. Ganador: Rafael Antonio Ríos Mazuelos (Perú)

ANTIGUO CUARTEL SANTA CATALINA. El proyecto considera el tratamiento de patio central y áreas libres del antiguo cuartel como espacio cultural. Actualmente es un predio calificado monumento histórico, cedido en uso a la Escuela Taller de Lima. Una parte del conjunto ha sido restaurada parcialmente por la Escuela Taller de Lima y otra parte se encuentra en abandono. El Instituto Nacional de Cultura es propietario del inmueble. Se encuentra en la Avenida Nicolás de Piérola 1577. Alejandro Álvarez Blanco (España) y Jorge Rodríguez Charlón (España) son los ganadores del concurso.

BUSCANDO FINANCIAMIENTO
La lluvia de buenas ideas fue convocada por el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento – MVCS, Centro de Investigación, Documentación y Asesoría Poblacional – CIDAP, Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana – SBLM, Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID, World Monuments Fund y el ahora Ministerio de Cultura.

El jurado estuvo integrado por 4 representantes de las instituciones convocantes y 1 representante de los concursantes, escogido por votación en la ficha de inscripción. En el concurso participaron profesionales vinculados con la arquitectura, las artes plásticas y el diseño del Perú, España, Francia, Chile y Ecuador, entre otros.
CONCLUSIONES

La recuperación de los Centro Históricos debe promover la integración de todos los pobladores. Los Arquitectos del Perú recuerdan al Congreso que está pendiente la recuperación de los concursos públicos en todas las inversiones del Estado.

El turismo internacional en el Perú se ha duplicado en los últimos ocho años, pero aún sigue siendo pequeño el negocio con la preservación de su riqueza histórica.

Un centro histórico no es un reducido espacio dentro de las murallas construidas por los primeros migrantes. Los museos y monumentos más importantes, revelan que Plaza Central, el Cabildo, la Iglesia y las principales residencias, necesitaban de una diversidad de servicios adyacentes. De allí que el concepto de Patrimonio Mundial, en la versión de la UNESCO, no es muy universal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cambiemos el modelo, no la naturaleza: Imperios sedientos de guerra

Indira Carpio Olivo (Desde Caracas, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Diosito, (permite) ke no nazka en un país kon petróleo –sic- (1). Este es el pensamiento de un feto en la reciente caricatura del compañero Kalvellido. En esta oportunidad, el comentario se enmarca en la invasión que los imperios (Unión Europea y Estados Unidos) realizan en Libia por petróleo.

Cada vez está más claro que los conflictos políticos y hasta bélicos esconden la guerra por los recursos, por la energía, por el dinero. Esa misma realidad puede trasladarse a países con similares características, por ejemplo Venezuela. Contar con los recursos hídricos y minerales estratégicos que posee este país no siempre representa una ventaja.

Las invasiones imperiales detrás de eufemismos como la libertad y nombres hollywoodenses como Tomahawk fulgurantes de medio millón de dólares te partirán el cráneo, esconden su persecución de recursos estratégicos que las “potencias” han acabado en sus propias tierras.

No en vano, las recientes invasiones: Afganistán (2001) Operación Libertad duradera. Objetivo: Opio. Irak (2003) Operación tormenta del desierto. Objetivo: petróleo. Libia (2011) Amanecer de odisea. Objetivo: agua y petróleo.

Cada vez que puede, el presidente Hugo Chávez advierte el tamaño de la responsabilidad que significa tener la biodiversidad, las reservas de agua y de petróleo en Venezuela, asumiendo la actitud de resguardo a lo que geoestratégicamente representa un beneficio y a la vez un peligro.

Mala distribución y escasez: cruenta combinación

Desde el comienzo de las civilizaciones, desde el mismo origen del mundo el agua ha jugado un papel preponderante en la evolución hacia la sociedad actual; desde el biológico, el político, el cultural, hasta el tecnológico, el desarrollo humano implica su relación con el líquido: consumo, agricultura, navegación, ciencia y comunicaciones, industria, prevención y mitigación de riesgos, entre otros usos.

El tener reservas hídricas en estos tiempos es relevante debido a la tan mentada escasez que se aproxima a mediado del siglo XXI.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) hay suficiente agua potable para abastecer a los 6 mil millones de personas en el planeta, sin embargo el capitalismo la depreda, contamina y despilfarra, generando una mala distribución y gestión de recurso avivando la problemática, sobre todo para los pobres del mundo, es decir más de la mitad de la población actual. (2)

Hoy, la multiplicación de las enfermedades producto de esta circunstancia arroja datos escalofriantes. Según la ONU, cada 3 segundos muere un niño a causa de diarrea por el consumo de aguas contaminadas. (3)

En los últimos años se corrió el rumor de que Estados Unidos enseñaba en los colegios a sus niños de sexto grado que el Amazonas suramericano les pertenecía. Sea o no cierto, esta información corrió a través de la opinión pública como un fantasma atemorizante y ante el acostumbrado accionar gringo a muchos se le erizó el cuerpo. (4)

Rodolfo Roa Delgado, Gerente General de Cuencas Hidrográficas del Ministerio del Ambiente en Venezuela, resalta que “una de las cuestiones que hace que EE.UU defienda el agua como derecho fundamental es el poder adueñarse de este recurso donde quiera y cuando quiera, aunque con Libia no lo necesitasen como excusa para invadirle”, es decir: si el agua es de todos, entonces también es mía y puedo tomarla: otra arma de doble filo.

El siglo XXI, según el sociólogo egipcio Samir Amin, estará signado por las guerras del agua. Casualmente, durante la invasión que practica la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a Libia se descubrió al mundo que esta nación norafricana posee la segunda reserva mundial más importante de agua dulce y el The Man Made River, el río artificial más grande del mundo hecho por el hombre, a un costo aproximado de 25 mil millones de dólares (5).

Los imperios corrieron y mataron 2 pájaros de un solo tiro con su guerra por la paz: reservas hídricas y petróleo liviano. Ya lo predijo uno de los cruzados (6), Barack Obama, cuando recibió el Nobel de la paz en 2009: "A veces la guerra está justificada para conseguir la paz".

Según informaciones en la red, Venezuela se ubica en el séptimo puesto de los países con mayor reserva hídrica en el mundo (7). Además, cuenta con 16 cuencas hidrográficas distribuidas a lo largo y ancho del país. Comparte con 8 naciones suramericanas la Amazonía, el mayor pulmón vegetal del mundo. Sólo 53 mil km2 de esta reserva forestal pertenecen a la nación bolivariana.

Como si fuera poco este país caribeño cuenta con las mayores reservas de petróleo pesado del mundo y es una llaga en el trasero para el imperio norteamericano.

¿Es exagerado pensar que una invasión por agua y petróleo pudiese ocurrir en Venezuela? Hay demasiadas evidencias que lo anuncian. Una canta popular dice “al que lo mordió macagua bejuco le para el pelo”.

Para ampliar informaciones:

1) La elite porcina: http://www.kalvellido.net/page/2/
2) Escasez de agua: http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/issues_scarcity.html
3) ONU declara el acceso al agua como un derecho humano para la vida: http://www.nu.org.bo/NoticiasONU/Buscarnoticias/tabid/162/articleType/ArticleView/articleId/914/ONU-declara-acceso-al-agua-como-un-derecho-humano-para-la-vida.aspx
4) Amazonas según EEUU: http://4.bp.blogspot.com/_bdsxtq0I2CA/SxQtRKYBaJI/AAAAAAAAABM/YLMBBCzljcA/s1600/laamazoniaseguneeuuiz1.jpg
5) Lo que ignoras sobre Libia: http://www.taringa.net/posts/info/9774601/Lo-que-ignoras-sobre-Libia---El-agua-subterranea.html
Los agresores codician el agua del Gran Río construido por Gadafi: http://www.avn.info.ve/node/51308
6) Primer Ministro ruso comparó la intervención en Libia con las cruzadas medievales: http://www.uypress.net/uc_14048_1.html
7) Escaso oro azul: http://www.vitalis.net/actualidad36.htm

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La teología de la izquierda seca

Juan Alonso (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Habló con un viejo tronco de la lucha revolucionaria
sobre la plaga de calor, la brisa contaminada de la mañana, el agotamiento de las frutas
los cambios necesarios en el jardín universal,
le explicó que para hacer lo nuevo
habrá que renovarse las pupilas de los ojos
Él contestó sin oír
habló de las definiciones del valor
los textos de Londres
el método para analizar el Concepto
¿A qué errores habrá llevado antes el pobre hombre?
¡cuántos lo habrán sufrido!
nunca fue libre de la memorización del Texto
lo oscurecieron con evangelios políticos y no pudo tocar
la vida de los hombres
Está perdido para la búsqueda de la nueva forma del sueño
el trabajo con colores de crear la pintura que invite a otro mundo en el mañana
que enamore las manos, el pensamiento y los pies de los jóvenes
para que salgan a construir la obra definitiva del hombre
El viejo de la lucha se quedó con los queridos libros
sin entender que fueron buenos en otro tiempo
pero congelan la sociedad de la pobreza junto al encantamiento de comprar cosas

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La memoria

Eduardo Palma Moreno (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

“Eran tres ovejas: una blanca, una marrón y otra negra.
Cuando murió la oveja blanca se fue directamente al Paraíso. De vez en
vez, en cielos de primavera, emergen algunos vellones albos.
Cuando falleció la oveja marrón la llevaron de inmediato al Purgatorio.
En frías tardes de otoño suele aparecer en el horizonte.
Todavía no se sabe si ha muerto la oveja negra: las Abuelas de Plaza de
Mayo aún la siguen buscando”.

(E. P. M. “Cuentos breves”)


La memoria no es un cuento de hadas.
Ni siquiera un recuerdo
o un relato inconcluso.

La memoria no es un traje de luto
que encadenará el silencio
y olvidará la Historia.

La memoria no es trunca.
Ni siquiera envejece a la luz de la luna:
emerge entre la lluvia ¡más joven, todavía!

La memoria nos trae la sombra de los bárbaros.
Sus huellas pusilánimes
que hacen sangrar las grietas.
Sus manos no conocen el agua transparente,
ni el sabor de la vida
ni la palabra amor.

La memoria nos trae los sueños inmolados,
la brisa clandestina de la pureza justa:
la fuerza y la fortuna de la utopía que espera.

Por eso la memoria se envuelve de esperanza
y el optimismo alegre busca nuevos senderos
entre los suaves pliegues de los Pañuelos Blancos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ruina ética de periodistas ortodoxos es un bochornoso episodio; deletrear, sacarle punta al lápiz, reentrenarse, podría reivindicarlos

Guillermo Guzmán (Desde Barcelona, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La prensa sedicente persigue al individuo para acorralarlo y debilitar su coherencia mental. ¿Qué es la clase media en negativo sino acaso un sector que se aisló de la sociedad? ¿Y, por qué se aisló, no fue-entre otras razones-debido a la inducción de una prensa patógena que inoculó esa enfermedad mental denominada escualidismo?

¿Por qué una persona se deja naricear, no es porque ha sido amansada para que obedezca? Es curioso que a mayor nivel de “estudio” una persona se vuelva más estúpida, más desarraigada de su identidad patria; luego, es posible que en la escuela resida parte de la enfermedad, por lo que meterle la lupa y el martillo a esa entidad, a la escuela, para rediseñarla de acuerdo a las necesidades pertinentes, sea parte esencial del remedio que cure de la locura a tanto muchacho, en lo adelante. De muchos, ya puede decirse que son irreversiblemente incurables.

En contraste, el sector menos expuesto a la escuela, pareciera tener mayor nivel de claridad mental y de identificación con altos valores, tal como la soberanía, la identidad patria, la solidaridad y el amor.

Lo propio sería diseñar otra escuela distinta a la actual y en la que la teoría y la práctica se complementen como el postulado más alto, por lo eficaz, donde se discuta la verdad y no la basura mental.

Las escuelas, tal cuales son hoy, parece que no sirven. He ahí a las escuelas de periodismo. Por el fruto conoceréis el árbol. Pero, la solución no será no ir a la escuela sino transformarla para que quienes vayan, no salgan de sinvergüenzas sino de hombres y mujeres probos. Para ello, hay que consultar al pueblo para que exponga sus necesidades y en base a ello, orientar lo que haya de ser.

Pero, al grano, que es temprano todavía. Hay que clausurar las escuelas de periodismo. A los maestros que ahí se la pasan echando a perder a los muchachos, hay que jubilarlos y/o someterlos a trabajos dignos desde los cuales puedan reparar el daño hecho. No propongo obligarlos a pescar pero, al menos, enviarlos al Alto Apure a ordeñar vacas durante tres o cuatro años (y, sin sueldos). Hay que tener en cuenta que el que no sirve para una cosa sirve para otra.
Quien asume una información sin saber a qué atenerse, se confunde. En la información, el conocimiento debe estar de por medio, siempre.

Sí nos atenemos a la verdad, todos sacamos provecho, tanto el que informa como el que recibe la información y, sí la información, en tanto que tal, no hace avanzar nuestro conocimiento de la realidad, es que no sirve para un carajo y los riesgos de no tender hacia un relativo equilibrio informativo, se traduce en confrontaciones brutales, debidas a la carga de odio que asila en la oligarquía chupasangre, atizada por el gran enemigo imperial norteamericano.

He ahí de ejemplo, la confrontación que desembocó el 11 de abril de 2002 y que puso a toda Venezuela al borde de una guerra civil.

Entre otras, televisoras privadas de USA como CNN y Fox News, algunas de Colombia, de España, de Argentina, Chile, Perú y de Europa-hasta aquí para hacer corto el relato-han desplegado la más aterradora y calumniosa campaña de odios y embustes contra el pueblo venezolano y contra el legítimo gobierno de Hugo Chávez.

En lo interno, Globovisión, RCTV, Televen, Venevisión y consecuentes sucursales, derivados y afines bombardean incesantes, basura contra el pueblo y esa basura se acumula en la cabeza del sector más inútil: la clase media en negativo.

A nosotros -los pobres, los de abajo, los trabajadores que vivimos en las catacumbas- también nos salpica esa mierda mediática pero, mayormente, sabemos sacudirla; a diferencia, las clases medias y altas, negativas, la digieren. Es por lo que solemos decirles “comemierdas” amaestrados.

Dicho de otra manera, los medios de difusión de embustes no hacen sino desencadenar conflictos previamente incubados en la escuela balurda regida desde USA, y es inquietante para uno, contemplar tanta locura.

Es urgente comprender pero dentro y fuera de nosotros mismos hay una cadena de factores interrelacionados que pugnan por desagregarnos de la comprensión de la realidad; por una parte, opera el efecto aletargador de la escuela caduca, envenenadora; por otra, la telebasura, el periódico (que sólo sirve para uno limpiarse el www.trasifáctiko.kgon), la radio y otras vainas que, en conjunto, conforman el beso mortal de un sistema perverso que tiende a globalizar el sometimiento de todos los pueblos, a sus intereses imperiales.

Mejor dicho, USA pretende imponer un solo patrón de esclavitud al mundo y la prensa sedicente, cipaya, desvergonzada, es su principal instrumento.

¡La prensa se ha convertido en un instrumento de tortura, nadie lo puede negar, creíblemente!

Me refiero específicamente a esa prensa en la que actúan periodistas cagones que desestiman el papel del pueblo en las manifestaciones del mensaje y tratan simplemente de relegarnos a adherirnos a los contenidos del guión imperial que ellos propalan pero, en el caso venezolano durante abril de 2002 nosotros logramos darle una patada en el culo a esa cofradía de cabrones y logramos rescatar a Chávez de manos de las garras de los buitres.

Pero, nosotros debemos estar con los ojos despabilados porque la realidad no es algo estático sino en evolución permanente, la realidad es relacional y a ello debemos atenernos.

Sí contemplo el paisaje que cambia, debo saber porqué; sí el paisaje cambia es porque se manifiesta un desfase de sol, de tiempo, de viento, de calor, de nubes, de ánimo inclusive, y de etc.

Reafirmo que, no me sujeto a un solo punto de vista; mi punto de vista no puede ser estático; por ejemplo, la visión que en lo personal tengo respecto al socialismo y respecto a la integración de nuestros pueblos cambia a diario, para mejor-digo-y creo en el pueblo trabajador, más y más, cada vez más pero, a conciencia de no permitir que sea el enemigo quien lleve noticias a nuestra gente.

La confusión y el embuste bloquean la mente; la claridad y la verdad la desbloquean; es por lo que nosotros tenemos que restearnos con la verdad, a conciencia. La comunicación como proceso incontrolado deforma lo que debe ser y descarrila a la sociedad. La guerra que el imperialismo mantiene contra Venezuela no es en última instancia contra Chávez sino por el petróleo y demás riquezas, por el dominio de nuestra soberanía, pero para ello enmascara sus propósitos y se lleva en los cachos todo cuanto encuentre a su paso, excepto a un pueblo resteado con ser libre.

A Chávez no lo pueden abatir, es por lo que el enemigo apela a atacar a lo que lo sostiene: el pueblo trabajador, de ahí el desabastecimiento, el bombardeo mediático, la escalada de precios de los rubros de la cesta básica por parte de Fedecámaras.

A Chávez le tendieron un cerco tenebroso pero no pudieron someterlo dada su condición de hombre íntegro; ya esa estrategia está descartada, el imperialismo sabe que fracasó por ese lado y es por lo que ahora la estrategia está enfocada contra nosotros pero tampoco podrán; les queda el bastión de la clase media en negativo, que es bruta.

Ganarnos al menos la neutralidad de ese importante sector fortalecería la defensa de la patria, es por lo que estimo que hay que llegarle a esa gente con la verdad por delante y tratar de persuadirlos y nadie mejor que el sector de clase media en positivo, para cumplir esa tarea, en principio. Sí la clase media en positivo logra al menos hacer que esos carajos reaccionen, pueden dejarnos a nosotros-los de abajo-el resto de la tarea de integrarlos a la sociedad.

La clase media en negativo está enferma de noticias, y lo peor es que ha asumido una postura autodestructiva. Pero, es posible salvarla e incorporarla a los desarrollos democráticos de la Revolución Bolivariana.

Se trata de revisar posturas; la persona inteligente y sana de conciencia es capaz de modificar por sí misma, su propio conocimiento de la realidad: No es el caso respecto al escuálido enfermo citado porque las exigencias de su contexto social inmediato lo amarra a prejuicios propios de ese fatal modelo de pensamiento impulsado desde la escuela caduca.

Partamos del hecho de que toda percepción es una relación; bueno, entonces, propiciemos el acercamiento desde ese contexto, en el sitio, y hacerles ver que una información que restringe el campo perceptivo, esclaviza y al respecto, basta que dejen de ver Globovisión al menos por un día, algo es algo, seguro que se sentirán mejor.

Hay que iniciar el contacto con esa pila de locos, a sabiendas de que la cultura condiciona la conducta. De lo que se trata es de propiciar una posible apertura, a que salgan un rato de su cárcel mental.

Mientras periodistas “Mc”-(McUras y McOlomina)-y etc, tratan de recluir a toda esa gente en una prisión mental; en cambio, nosotros debemos hacerles propuestas liberadoras, aunque éstas le entren por un oído y les salgan por el otro.

No importa que el poder de incidencia de un “matacuras”-Mc-o de una “martacolomina”-Mc también-sea determinante en el estado de locura de esa gente y le impidan tener otras visiones, eso no importa, queda de nuestra parte intentar liberar a esos enfermos. Nosotros, los pobres, sabemos que el escuálido vive en una realidad que debe ser modificada. ¿Cómo hacerlo?-por lo pronto, ponerlos a dudar. Exponerles la verdad demostrable tiene que moverles al menos una vainita por dentro.

Reentrenar al periodista felón, en la percepción de su propia realidad, es poco probable; que un “Mc” diga la verdad es improbable porque se trata de enfermos irreversibles, y es por lo que pienso que lo mejor es asumir la tarea de llevar informaciones fidedignas a la propia víctima.

No es que descarto que un periodista ortodoxo y relambeñemas se cure también, hay que procurar entrarle a ambos frentes pero, primero lo primero, la víctima.

Para que un periodista ortodoxo y malacalaña se libere de la bochornosa ruina ética, tendrá que empezar de nuevo y desde cero; sacarle punta al lápiz y hacer palotes, aprender a deletrear la realidad, ser reentrenado en las funciones de interpretar la naturaleza de su contexto.

Sí la clase media en negativo recupera una interpretación coherente de la realidad del país, estoy seguro que los riesgos latentes de otra confrontación, atizada por el imperio, va a disminuir considerablemente.

La parcialidad, la fragmentación y la totalidad del conocimiento, es un debate por dar en las bases populares; mientras el enemigo juega con los sedimentos de la información, para confundir, nosotros debemos asumir la tarea de esclarecer la totalidad.

Al pueblo hay que ofrecerle calidad informativa, si para ello tenemos que sumergirnos a la profundidad y perecer en el intento, sería lo de menos, otros con mejores pulmones, van a lograrlo.

Pero, Chávez no se va, se queda hasta que se mantenga como hasta ahora, íntegro. ¡Mandato del pueblo venezolano!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.