martes, 9 de agosto de 2011

A la sombra del ahuehuete

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Era bellísima esa mujer morena, sus ojos rasgados del color del azabache, de mirar profundo, presentaban esa mañana una tristeza especial. Sus manos finas acariciaban la trenza tan negra como sus ojos, que caía sobre el hombro izquierdo. Pegada a la sien, una dalia iluminaba su rostro sin lograr opacar la belleza que aún sin esos pétalos suaves, de por sí, irradiaba.

Su cuerpo envuelto en una túnica blanca hacía parecer que la mujer flotaba dentro de una nube, dejando al descubierto la mitad de su espalda; rodeaba su cintura una faja de satén que entrelazaba los vivos colores de tres franjas, una verde, la del centro, blanca y otra roja. En la franja blanca resaltaba un bordado delicado producto de las manos mágicas de artesanas de amor en tiempos lejanos. Sólo mirándolo de cerca se podía observar que se trataba de un águila real devorando a una serpiente. Símbolo del triunfo sobre la traición. Símbolo que jamás se convirtió en realidad.

La brisa matinal agitaba como hebras de hilos finos los cabellos que se soltaban del trenzado como si quisieran danzar el ritmo de la libertad. La mujer los acariciaba pretendiendo mantenerlos en una forzada quietud. La sombra del ahuehuete no lograba apagar la imagen de tanta belleza apostada allí, besada por el aire fresco en medio de un calor agobiante.
Emiliano se despidió de sus padres y hermanos, comenzaría un largo viaje para el cual sólo llevaba una carga de esperanzas y muy pocas pertenencias. Debía caminar mucho y lo mejor sería hacerlo livianito, sin bultos que pudieran disminuir la marcha demorando el paso. Apenas menos de lo justo y necesario. Las pocas cosas con carga afectiva las había dejado, como herencia en vida, a sus varios hermanos y hermanas que no llegaban a comprender por qué Emiliano emigraría hacia otra tierra en la que ni siquiera entendería el idioma.

No iba solo, Diego, su amigo de toda la vida lo acompañaría en la travesía con las mismas esperanzas y los ojos hambrientos por ver plasmada en realidad la aventura impostergable. Los jóvenes compartieron infancia, familias y sueños, de la misma forma que compartían miseria. Desde pequeños realizaban tareas rurales junto a sus familias, cuando ello era posible.

-Si la oportunidad se niega a llegar, toca ir a buscarla, manito, dijo Diego convencido que a veces no quedan muchas opciones cuando la situación económica se convierte en la cuerda que aprieta el cuello de los pobres.

Aventura que tanto planificaron en esas noches en que los jóvenes son capaces hasta de asaltar la vida de cualquier manera. Mucho más cuando el presente agobia, desmantela, abofeteando crudamente los sueños frente a la realidad de los días grises que parecen hemipléjicos.

-Cuídese madre, en un tiempo enviaré dinero para ayudarlos. La Virgen de Guadalupe nos acompañará porque sabe que no estamos haciendo nada malo. Ni bien pueda volveré con regalitos para todos, tal vez, quien no le dice, hasta pueda llevarla conmigo o quedarme de nuevo aquí, con usted y para siempre.

-Cuídense ustedes, muchachos, la vida no es tan fácil. A nosotros nos tocó este destino, no sé por qué no lo comprenden. ¡Ganas de ir a tentar el infortunio! sollozó la mujer mientras los muchachos saludaban a sus hermanitos. Su instinto maternal susurraba en su oído frases que no quería comprender, ¡Eran tantas las noticias que llegaban desde la frontera!

-Hasta pronto, madre, dijo Emiliano besando su frente y acariciando su cabello enredado.

Las manos de la mujer se negaban a soltar las de su hijo, parecía que pretendiera pegarlas a las suyas, guardar la textura de su piel para recordarla cuando él ya estuviera lejos.

-No se olviden de rezarle a Santo Toribio, él puede ayudarlos también, dicen que es muy poderoso, aconsejó la madre secando sus ojos antes que los muchachos se alejaran del todo, quien sabe por cuánto tiempo y si lo habría.

Las manos de los jóvenes se agitaron pero ellos no se dieron vuelta, también rodaban lágrimas por sus rostros curtidos por el sol de esa tierra que quema haciendo hervir hasta al sudor.
La mujer, desde lejos, observaba la escena y gruesas gotas se enredaban en sus espesas pestañas arqueadas. ¿Hasta cuándo? Preguntaba, mientras el ahuehuete balanceaba sus hojas pretendiendo calmar la angustia invitando a la brisa a soplar sobre ese rostro hermoso.

Desde su puesto, a la sombra del añejo árbol, ella parecía saber todo lo que ocurría, aún donde ningún ojo humano podría llegar desde ese ángulo limitado. Y cuentan los habitantes del lugar que ella es capaz de conmoverse ante cada cosa que suceda con los hijos de esa tierra con pasado de bravura y presente de ignominia.

-Va a ser largo el camino, Diego, siento un nudito aquí, me pregunto si estaremos haciendo bien o no sé, estoy medio confundido. Es como que algo se me estalla en la cabeza, como si se rompieran vidrios aquí adentro, dijo Emiliano tapándose el rostro y frotándose los ojos.

-¿Qué pasa, mano? Esto ya no da p’a más, allá todo será diferente. Recuerda a mi primo Joaquín que nunca dio señales de vida cuando cruzó la frontera mojado, nadie supo más de él, seguramente le fue tan bien que ni tiempo p’a saludar tendrá. Pero nosotros no seremos iguales, manito. Por ahí hasta lo encontramos y nos ayuda, yo se que él nunca nos olvidó del todo, musitó Diego en voz muy baja, casi como pensando hacia adentro.

-Nosotros volveremos cuando juntemos un dinero y ayudaremos a las familias. A nosotros no nos dominará la divisa, sólo pretendemos un trabajo, nada que nos regalen. No me vengas con temores ahora, el futuro está adelante, mano. Atrás quedan las cosas que queremos pero somos jóvenes, merecemos vivir mejor y sin hacer daño a nadie. Pretendía convencer a su amigo que no había lugar para retrocesos.

-No sé, volvió a decir, Emiliano, siento como un nudo, hay algo que no me deja tener tu alegría pero descuida, ya pasará, tal vez es la nostalgia por ver los ojos de mi madre queriendo contener las lágrimas.

Los amigos fueron bordeando un riacho de aguas transparentes, donde aprovecharon para darse un baño reparador. Pasaron por caminos donde las piedras parecían clavadas, como tatuadas sobre esa tierra, negándose a abandonarla ni por un instante.
La mujer, desde la sombra del ahuehuete, miraba la escena mientras acariciaba los pétalos de la dalia sobre su sien, entrelazada con el cabello azabache.

Dicen los viejos del pueblo que ella nunca duerme, que pasa las horas un poco acá, otro poco más allá. Dicen que sus ojos son tan poderosos que pueden ver tanto de día como de noche lo que ocurre en el norte y en el sur. Que no la mojan las lluvias ni la oscurece la noche. Dicen que nunca la vieron triste y que puede atravesar ríos y montañas, desiertos y bosques. Dicen que sus hermanas tienen el mismo poder y dicen que son varias, todas sobreviven hasta a las heridas más crueles que puedan asestarles. Aunque no puedan verse entre ellas, aunque traten de separarlas, aunque pretendan mencionarlas como diferentes, ellas mantienen su amor unas por las otras.

Dicen que cuando una siente un dolor la otra sabe que ella está sufriendo aunque no pueda abrazarla. Dicen que el aire es el mensajero que las une y el hombre fue el segregador que generó barreras para alejarlas.

Eso dicen los viejos del lugar y dicen que repiten lo mismo allá donde están sus hermanas. En sitios iguales, aunque con diferencias.

Fue muy larga la travesía, los muchachos dormían donde podían a medida que se les iba esfumando el escaso dinero que habían juntado para emprender la retirada de su pueblito. A medida que avanzaban el cansancio se hacía más fuerte, Emiliano seguía con el nudito “aquí”. Diego, mucho más esperanzado, trataba de darle ánimos para que ni se le ocurriera querer pegar la vuelta. Ambos se sostenían, se cruzaban con otra gente que parecía seguir sus mismas fantasías. El sueño de comer todos los días, el sueño del trabajo asegurado estaba cada día más cerca.

El anhelo de un futuro tranquilo que les daría lo que no podían alcanzar en sus lugares de nacimiento. El sueño de las maravillas de que hablaban los que se fueron antes y regresaban por poco tiempo. El sueño, también, de los que jamás volvieron cuyos nombres quedaron atrapados para siempre, en el muro que delimita hasta dónde pueden llegar las esperanzas. Hasta dónde deben separarse las hermanas.
Los muchachos sentían que la vida era ir hacia el rumbo prefijado, imaginando que los estaba acompañando y que no los dejaría librados a la mala suerte. Atrás fue quedando la tristeza junto a los sueños postergados enredados en las matas de las quintas del campo donde dieran sus primeros pasos, entre terrones endurecidos por las lluvias y el calor de un sol que convierte en sudor a los cuerpos.

La belleza de los lugares que atravesaron era como un bálsamo capaz de permitirles recobrar las fuerzas mientras por el camino dejaban atrás los nopales, las biznagas y las palmas.

Emiliano juntó unas piedrecillas, pocas, para llevar como recuerdo de sus ríos y caminos. Diego, más audaz, dejó atrás la nostalgia ávido de futuro y trató, aunque sin suerte, de transmitir sus fuerzas al amigo cuando la tristeza parecía atraparle los tobillos impidiéndole dar un paso hacia adelante, obligándolo, casi, a emprender el regreso a los brazos de su madre.

Eran esos los momentos en que se aferraba a la advocación mariana y Diego compartía esa fe aunque sin dejar de pensar en el futuro añorado.

-“Virgen de Guadalupe, linda Madrecita mía, Virgen de Guadalupe, somos morenos Virgen, Virgen de Guadalupe, tu color me has heredado…” cantaban ambos a coro, mientras a lo lejos el eco sacudía las ramas antes de estrellarse en las aguas del río.

-Sabes Diego, comentó una mañana, Emiliano, antes de retomar el camino hacia la lejanía. Anoche tuve un sueño tan feo. Estaba mi madre llamándome, rogaba que regresáramos pero nosotros no hacíamos caso. Ella seguía rogando y mencionaba cruces. Yo no quería mirarlas y de pronto desperté, mi sudor era frío. ¡Mano, qué sueño! Pues supieras que no dejo de recordarlo ¿será que nos avisaba que correremos algún peligro? Preguntó con esa angustia que lo acompañó durante todo el viaje.

-Oye Emiliano, eso es la nostalgia, mira que ya pronto llegaremos a la frontera, del otro lado nos espera la vida, muchachas bonitas, está lleno de mexicanos la zona y encontraremos alguna que esté sin dueño. ¡Imagínate tú! Sigue soñando esas cosas que yo me largaré de parranda con alguna, respondió tratando de dar fuerzas al amigo.
La mujer bajo la sombra del ahuehuete desarmó su trenza de azabache, su larguísimo cabello se desparramó por sobre sus hombros y la espalda. Quitó la dalia de su sien y la besó. Nuevamente las lágrimas bañaron sus mejillas, aunque nadie pudiera verlas, mientras miraba a los muchachos a punto de llegar a la tierra promisoria que les abriría sus puertas, según ellos pensaban. Sólo deberían atravesar el muro que los hombres habían erigido pretendiendo ser dioses fronterizos, centinelas de cemento y alambre obstaculizando los pasos que no eran bienvenidos.

Pasos mulatos.

Pasos pobres.

Pasos buscando el pan que les negaran.

El árbol volvió a agitar sus hojas para refrescar el rostro de la mujer, haciendo volar sus cabellos como banderas que parecían querer escapar hacia donde se encontraban los muchachos para abrazarlos. Para rogarles que se queden en ése, que al fin de cuentas era su lugar, su nido, donde estaba su raíz y su historia.
Los ojos de la mujer, de mirada profunda, rasgados y poblados por arqueadas pestañas negras, miraban hacia la frontera. Vieron también a la patrulla de caza inmigrantes practicando tiro, apuntando a cualquier cosa que tuviera movimiento. El muro interminable se erigía imponente. La mujer sabía que la Operación Guardián era implacable y por allí pasarían Diego y Emiliano.

La mujer veía las más de tres mil cruces adheridas a sus paredes, recordatorio de lo que ayer fueran vidas tratando de cruzar la frontera de Tijuana. Ella supo que pronto habría dos más. Nada pudo hacer para evitar que los muchachos fueran el centro de la mira de los cazadores.

Lloraba esa mujer hermosa, que parece vestida de nube con una faja de satén en su cintura con tres franjas entrelazadas. Una verde, el centro blanco y otra roja. En la franja blanca resaltaba un bordado delicado, sólo mirándola de cerca se podía distinguir que se trata de un águila real devorando a una serpiente.

Esa mujer que según los viejos del pueblo, nunca duerme, la que pasa las horas un poco acá, otro más allá. Esa que dicen que sus ojos son tan poderosos que pueden ver tanto de día como de noche, lo que ocurre en el norte y en el sur, que no la mojan las lluvias ni la oscurece la penumbra.

Lo que nunca dijeron por no saberlo, es que suele llorar muchas veces, arrinconada, a la sombra del ahuehuete amigo, cuando sus hijos parten donde hay otra mujer, que es también su hermana aunque hable y piense en idioma diferente.

Esa, que fue parida en el odio y por esas cosas que puede explicar la miseria solamente, es como un imán que arrastra a los hijos de la otra mujer. Y a los de sus hermanas.

-¿Cuándo terminará este espanto? Preguntaba la mujer bellísima, mientras el ahuehuete agitaba sus ramas para que la dalia volara hacia donde los muchachos miraban el cielo con ojos sin luz. Fragmentos de sueños rotos se acurrucaron bajo los pétalos.

Emiliano y Diego cruzaron otra frontera interminable, la que una vez atravesada no tiene camino de regreso.

Un águila real de color café oscuro, como la piel de la mujer, batió sus alas sobre ella. Casi rozó su rostro como queriendo secarle las lágrimas antes de posarse sobre el ahuehuete.

-¿Cuándo terminará este espanto? Seguía murmurando ella, mientras el ave abría sus alas hacia el cielo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Energía solar para todos?

VOZ ENTRERRIANA (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Hace años que en el mundo se vienen realizando diferentes experiencias para dar una eficiente iluminación diurna a ambientes oscuros. La iluminación que provee el espectro visible de la radiación solar (1) mucho más saludable que la luz artificial y, amortizado el costo de instalación, es gratuita, limpia y renovable.

Casi siempre las buenas intenciones se estrellan contra la falta de “voluntad política” para encarar problemáticas que tienen que ver con el mediano y largo plazo. Los gobiernos rara vez se salen de sus agendas cortoplacistas-clientelistas (2). La inepcia y los negociados, de muchos funcionarios, hace el resto.

La energía eólica (3) es una forma de energía solar (los vientos son originados por el calor del sol) pero hace décadas que se habla -y casi nada se hace al respecto- de la posibilidad de instalar molinos eólicos (4) en las costas de la Patagonia argentina, por ser una zona de fuertes y permanentes vientos (5) a lo largo de los miles de kilómetros de nuestra costa atlántica. Países con situaciones mucho menos favorables cuentan con parques eólicos (6) desde el siglo XX, pero Argentina sigue sin aprovechar ese recurso limpio y renovable, ya que su desarrollo extendido permanece “en proyecto” (7), a pesar de estar reglamentado por la Ley Nacional Nº 25019.

La iluminación, usando el espectro visible (8) de la radiación solar (9), no requiere de costosos paneles fotovoltaicos (10) ya que no es necesario generar una corriente eléctrica. Además, las células fotoeléctricas (11) no son reciclables y al desecharlas son contaminantes por poseer componentes con metales pesados. De todos modos, la energía eléctrica generada por paneles fotovoltaicos (12) es mucho más limpia que la generada por medio de combustibles fósiles:

También, existe la posibilidad el aprovechamiento del calor que provee el espectro infrarrojo (13) de la radiación solar (14) para variadas formas de calentamiento de agua en termotanques con calentadores de agua solares (15) por medio de variados dispositivos que se colocan generalmente sobre el techo de la vivienda:

Éstas son formas híbridas de uso de la energía solar, ya que se combinan con artefactos convencionales (lámparas de bajo consumo/termotanques (16) a gas o eléctricos) pero que tienen como enorme ventaja un ahorro de energía que varía según la situación geográfica y climática del emprendimiento. Por ejemplo, un termotanque que usa energía solar (17) gracias al calor que provee la radiación infrarroja (18) ubicado en una región cálida, puede ahorrar durante el día el 100% de energía ya que provee una muy buena temperatura al agua de duchas, canillas, piletas, etc. Nuestro país, por ejemplo, cuenta con extensas zonas desérticas y semi-desérticas con escasos días nublados que permiten un gran aprovechamiento de esta forma de energía solar.

La profunda crisis energética que están sufriendo algunos países, sumado a los bajos salarios que perciben sus trabajadores, ha logrado agudizar el ingenio popular para solucionar problemas. Son conocidos los casos de Brasil y Filipinas, en donde casi sin ninguna ayuda estatal se usan desde hace años soluciones bastante precarias, que podrían ser muchísimo más eficaces y económicas con la ayuda del estado. Un ejemplo, es un calentador solar casero de agua como el que puede verse en el siguiente video:

Aquecedor solar reciclavel com garrafa pet (19)

Alguien puede decir ¡pero no inventaron nada estos garotos!. Es cierto, no hay avance científico alguno, pero es lo que está al alcance de sus manos ante la ausencia de políticas oficiales que favorezcan dispositivos útiles y de bajo costo.

En Brasil, México y Filipinas también pueden verse, algunas de las formas más rudimentarias -y aún así aptas- de iluminación diurna de interiores oscuros usando la radiación solar:

La “lámpara solar” no es más que una botella descartable y transparente de plástico de 1,5 litros, con agua purificada y tres cucharadas de lavandina. Se sella la tapa herméticamente. La lavandina evita el desarrollo del moho en la solución, que puede durar hasta 5 años, mientras el agua destilada o purificada aporta mayor claridad. Luego se inserta la botella en orificios abiertos en los techos para aprovechar la luz exterior durante el día. Los rayos del sol viajan a través del agua y la mezcla genera una refracción (20) brillante de 360 grados, que ilumina cualquier habitación con la misma intensidad de una lámpara eléctrica de 55 watt.

Es un concepto similar al de las antiguas claraboyas (21) pero mucho más económica y con la posibilidad de llevar más luz al interior gracias a la refracción (22) en el agua. La “lámpara solar” supuestamente es una innovación de los estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y la MyShelter Foundation Inc. la fomenta en Filipinas.

Philippines: Solar bottle lights (23)

Brasil - Lampada solar, luz em litro (24)

El siguiente ejemplo en España, tiene más sofisticación y es factible de aplicar en cualquier tipo de techo:

España: tubo de luz solar (25)

Un sistema similar al caso de España con mayor desarrollo tecnológico, fabricado a escala industrial y fomentado por el estado se podría usar perfectamente en muchas escuelas argentinas que tienen aulas sumamente oscuras a pesar de desarrollar -la mayoría de ellas- actividades diurnas. Por supuesto, en todos los casos se requeriría del complemento de luz artificial por medio de tubos o lámparas de bajo consumo, para días nublados o los horarios cercanos al alba y el ocaso. La combinación de ambos tipos de iluminación -versión híbrida que puede verse en el siguiente video- provee de luz más económica y mucho más beneficiosa para actividades como la lectura o el trabajo:

Iluminación solar, versión híbrida (solar / eléctrica) (26)

El uso de la fibra óptica (27)

La tecnología actual, permite un excelente aprovechamiento de la luz solar para iluminar interiores usando fibra óptica (28) como conductor de la luz a través de recorridos verticales u horizontales -rectos o curvos- a lo largo de muchos metros.

Argentina fabrica fibra óptica (29) para su mercado interno y para exportación desde hace años, lo cual permitiría aplicar un sistema similar al usado por la empresa sueca “Parans” (30) que en su web anuncia: “Los cables de nuevo diseño están disponibles en cuatro longitudes diferentes: 5m, 10m, 15m y 20m. Esto significa que usted puede llevar la luz natural dos, tres y hasta cuatro plantas más abajo en la propiedad”:

http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html (31)
Parans - Climate Solver

Obviamente, comprar sistemas de iluminación “Parans” (31), no es para el bolsillo de un trabajador argentino, ni podría estar en el presupuesto de una de nuestras escuelas u hospitales (la luz solar es excelente para la recuperación anímica de pacientes en hospitales). La industria nacional, posee la tecnología necesaria para fabricar sistemas de iluminación y calentamiento por medio de energía solar. Claro, seguramente sería demasiado pedir empresas autogestionadas como Zanon (32) que produce cerámicos con calidad de exportación (33) y da mano de obra a centenares de trabajadores sin la intervención de ningún patrón que se lleve la parte del león. Bueno, ¿tendremos que conformarnos con algún De Vido que haga alguna de sus habituales licitaciones con algún industrial amigo? ¡Después de todo ya hay LCDs y decodificadores digitales para todos! y acabamos de salvarnos del campeonato de 38 equipos (34) para tooooooodos...

Prácticos receptores de luz solar en techos y paredes:

En las fotografías y en el video pueden apreciarse receptores de luz solar, relativamente sencillos y fácilmente instalables, y la posterior transmisión de la luz al interior por medio de fibra óptica (35) en un cable flexible de un diámetro no superior al de un dedo pulgar:

Suecia: Parans - Fiber Optic Solar Lighting (36)

En USA, la empresa privada ODL ofrece un sistema que transmite la luz por medio de tubos de superficie interior brillante para favorecer la reflexión de la luz (37):
ODL Tubular skylight with solar powered Dimmer (38).

Algo muy similar a las empresas SOLATUBE y HUVCO en Canadá y USA (cualquier similitud con Sprayette es mera coincidencia):
SOLATUBE tubular daylighting device (39)

Se puede llegar a sistemas muy sofisticados en el caso de receptores de luz solar parabólicos que se orientan de manera continua o amplifican la luz por medio de lentes antes de su captación por medio de fibra óptica. Son aptos para proveer una enorme cantidad de luz a edificios en que se realizan tareas administrativas, o industriales:

Hybrid solar lighting - Featured on hacked gadgets (40)

Éste último equipo, nada tiene que ver con usos hogareños, pero se ha incluido en la nota para dar cuenta de cómo en el mundo se trabaja y se avanza para encontrar alternativas energéticas no convencionales.

Siempre será el lucro y no el bienestar general lo que motoriza a las empresas privadas en sus desarrollos. Justamente para no quedar librados al “mercado” es necesario un activo “rol del estado”, que no quede en lo declamativo, más allá de lo nacionales y populares que se autorotulen quienes son responsables de administrarlo para el bienestar general.

Se suele decir que los gobiernos deben tener la “voluntad política” de llevar a cabo acciones que mejoren la calidad de vida de los trabajadores. Pero no podemos esperar sentados la buena voluntad de quienes tienen intereses diferentes a los nuestros. Sin democracia real hasta los avances más mínimos de la sociedad parecen enormes utopías o, dicho de otra forma, casi todo es imposible desde la falta de consciencia y participación. ¿Energía solar para todos?, depende de nosotros.

Enlaces:
1) http://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_visible
2) http://es.wikipedia.org/wiki/Clientelismo_pol%C3%ADtico
3) http://www.google.com.ar/search?hl=es&cp=9&gs_id=1o&xhr=t&q=paneles+fotovoltaicos&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=853&bih=463&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi#um=1&hl=es&tbm=isch&sa=1&q=energ%C3%ADa+e%C3%B3lica&pbx=1&oq=energ%C3%ADa+e%C3%B3lica&aq=f&aqi=g4&aql=&gs_sm=e&gs_upl=227810l234130l2l240269l10l10l0l1l1l5l469l3237l2-1.6.2l9l0&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=5757e8452978730a&biw=847&bih=463
4) http://www.google.com.ar/search?hl=es&cp=9&gs_id=1o&xhr=t&q=paneles+fotovoltaicos&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=853&bih=463&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi#um=1&hl=es&tbm=isch&sa=1&q=campos+e%C3%B3licos&oq=campos+e%C3%B3licos&aq=f&aqi=g1&aql=&gs_sm=e&gs_upl=96746l96746l0l99402l1l1l0l0l0l0l335l335l3-1l1l0&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=5757e8452978730a&biw=847&bih=463
5) http://es.wikipedia.org/wiki/Parques_e%C3%B3licos_en_Argentina
6) http://es.wikipedia.org/wiki/Parque_e%C3%B3lico
7) http://es.wikipedia.org/wiki/Parques_e%C3%B3licos_en_Argentina
8) http://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_visible
9) http://es.wikipedia.org/wiki/Radiaci%C3%B3n_solar
10) http://www.google.com.ar/search?hl=es&cp=9&gs_id=1o&xhr=t&q=paneles+fotovoltaicos&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=853&bih=463&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi
11) http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A9lula_fotoel%C3%A9ctrica
12) http://es.wikipedia.org/wiki/Paneles_fotovoltaicos
13) http://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_infrarrojo
14) http://es.wikipedia.org/wiki/Radiaci%C3%B3n_solar
15) http://www.google.com.ar/search?hl=es&cp=11&gs_id=16&xhr=t&q=termotanque&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=853&bih=463&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi#um=1&hl=es&tbm=isch&sa=1&q=termotanques+solares&pbx=1&oq=termotanques+solares&aq=f&aqi=g1&aql=&gs_sm=e&gs_upl=5007l7536l0l14562l9l9l0l7l7l0l305l595l2-1.1l2l0&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=547b8abcf01745bb&biw=848&bih=463
16) http://www.google.com.ar/search?hl=es&cp=11&gs_id=16&xhr=t&q=termotanque&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=853&bih=463&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi
17) http://www.google.com.ar/search?hl=es&cp=11&gs_id=16&xhr=t&q=termotanque&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=853&bih=463&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi#um=1&hl=es&tbm=isch&sa=1&q=termotanque+solar&pbx=1&oq=termotanque+solar&aq=f&aqi=g2&aql=&gs_sm=e&gs_upl=49044l64348l0l66342l12l12l3l6l9l0l341l911l2-1.2l3l0&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=547b8abcf01745bb&biw=848&bih=463
18) http://es.wikipedia.org/wiki/Radiaci%C3%B3n_infrarroja
19) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
20) http://es.wikipedia.org/wiki/Refracci%C3%B3n
21) http://www.google.com.ar/search?q=claraboya&hl=es&biw=848&bih=463&prmd=ivns&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=mHk5TtqAMtLAgQfvpMTOBg&ved=0CFgQsAQ
22) http://es.wikipedia.org/wiki/Refracci%C3%B3n
23) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
24) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
25) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
26) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
27) http://es.wikipedia.org/wiki/Fibra_%C3%B3ptica
28) http://www.google.com.ar/search?q=fibra+%C3%B3ptica&hl=es&sa=N&biw=1024&bih=555&prmd=ivnsb&tbm=isch&tbo=u&source=univ&ei=Ayo4TrW3HM64twfdtfSVAw&ved=0CGAQsAQ#q=fibra+%C3%B3ptica&hl=es&sa=N&tbm=isch&prmd=ivnsb&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=1&biw=848&bih=463
29) http://www.lanacion.com.ar/1016218-japoneses-produciran-fibra-optica-en-el-pais
30) http://www.parans.com/eng/products/
31) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
32) http://www.parans.com/eng/products/
33) http://www.obrerosdezanon.com.ar/
34) http://www.zanonporcellanatos.com.ar/
35) http://www.canchallena.com/1394147-ante-el-repudio-general-la-afa-diomarcha-atras-con-el-torneo-de-38-equipos
36) http://www.google.com.ar/search?q=fibra+%C3%B3ptica&hl=es&sa=N&biw=1024&bih=555&prmd=ivnsb&tbm=isch&tbo=u&source=univ&ei=Ayo4TrW3HM64twfdtfSVAw&ved=0CGAQsAQ
37) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
38) http://es.wikipedia.org/wiki/Reflexi%C3%B3n_%28f%C3%ADsica%29
39) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
40) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html
41) http://vozentrerriana.blogspot.com/2011/08/energia-solar-para-todos.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine clásico: Agua (2005)

Jesús María Dapena Botero (Desde Vigo, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

NACIONALIDAD: India
GÉNERO: Drama
DIRECCIÓN: Deepa Mehta
PRODUCCIÓN: David Hamilton
PROTAGONISTAS: Sarala Kariyawasam como Chuyia
Seema Biswas como Shankuntala
Lisa Ray como Kalyani
John Abraham como Narayan
GUIÓN: Anurag Kashyap
Deepa Mehta
FOTOGRAFÍA: Gilles Nutgens
MÚSICA: Mychael Danna
DURACIÓN: 114 minutos

A Gabriela Elena Restrepo Lodoño, que tanto
deseaba saber que pensaba yo de este filme.

Siempre que me enfrento a problemas de otras culturas, me surge algún escrúpulo de conciencia, con respecto a si tenemos, los pertenecientes a mentalidades diferentes, derecho a juzgarlas o dar algún juicio de atribución, en torno a si son buenas o malas.

En principio, como defensor de los Derechos del Niño, creo que no existe, ninguno a privar de libertad a un niño, en lo que toca con su desarrollo subjetivo, de tal forma, que la condena a una niña, casada en un matrimonio de conveniencia, con enfermo a punto de morir, para quedar viuda al día siguiente, para a su vez quedar condenada a vivir en un ahsram miserable en la India, para que con su penar, liberar de parte de su karma al hombre con el que fue ligada, es algo aberrante, que choca con nuestra sensibilidad y nuestros principios éticos.

Lo cierto del caso es que también repugna a una india, con la capacidad estética de Deepa Mehta, a la que sus compatriotas hindúes podrían considerar una mujer occidentalizada puesto que, desde los veintitrés años, ha tenido estrecho contacto con la cultura canadiense. Pero tal vez, a la manera de Joan Manuel Serrat, esa distancia pueda permitirle declarar:

De lejos, dicen que se ve más claro, que no es igual quién anda y quién camina.

Así; ella misma cuestiona la cultura que la vio nacer cuando se enfrenta a todo un acto de injusticia, cuando observa a una anciana viuda en la Ciudad Santa de Benarés, en el norte de la India, doblada sobre su cuerpo arrugado por los años, con el cabello blanco rasurado, quien iba en cuatro patas, mientras buscaba con desespero un objeto perdido, sus gafas, sin que nadie hiciese caso de su necesidad y de su angustia, ni siquiera cuando se pusiera a llorar, una imagen que se quedaría grabada en la mente de la directora, para germinar en el guión de esta película.

Mientras la realizadora paseaba por las orillas del Ganges, pensaba en todas aquellas viudas hindúes, condenadas a una vida de privaciones, por causa de una tradición dañina contra las mujeres mismas, sin que ellas levantaran una voz de protesta, por temores profundamente arraigados de poner en tela de juicio sus creencias y las escrituras sagradas.

Y un alma grande, como la de Mahatma Gandhi, hombre profundamente religioso, se convertiría en una luz de esperanza para Shantala y Chuyia, como instrumento para poder romper la condena de la chiquilla, el personaje principal de su historia.

Pero, la posición religiosa del líder hindú era otra cosa, ya que él más que identificar, a la manera de los fariseos de tiempos de Cristo, la religión con la tradición, era un buscador de la verdad, más allá de los cultos, puesto que él considera que éstos eran cosas personales, individuales, en el macrocontexto de un Estado que debería ser laico y con libertad de credos.

De esa manera, Mahatma Gandhi no era un sectario, ni un fanático, ni un hombre con puntos de vista estrechos; si profesaba el hinduismo, la religión mayoritaria de su país, de igual manera se relacionaba con cristianos, judíos y musulmanes, con diferentes creencias, con un real espíritu de tolerancia, sin fomentar odios entre los distintos fieles para evitar derramamientos de sangre, aunque de una manera paradójica, moriría abaleado por un fanático hinduista.

Y esta alma grande es la que influye poderosamente en la conciencia de uno de los protagonistas de Agua, Narayan, joven abogado idealista, a pesar de ser hijo de brahamanes, la casta social más alta de la India, siempre dispuesto a rechazar los límites impuestos por una tradición establecida desde hacía siglos, quien introducirá un contrapunto en el relato de Deepa Mehta, cuando en los diálogos de la película, lo oímos expresarse, ante la abnegación con el destino impuesto de su amada Kalyani, quien termina suicidándose en la orillas del Ganges:

- Y ¿Quién decidirá lo que es bueno y lo que no?

Pareciera ser que una nueva moral se hacía necesaria: una nueva moralidad, en la que el honor no estuviera basado en la obediencia, sino en algo más allá de lo que supuestamente impone la fe; eso lo constituye en un hombre rebelde ante los fanatismos religiosos, de una forma más consciente de como llegara a serlo Shalman Rudie, el autor de Los versos satánicos, víctima, a su vez, del fanatismo islámico, quien declarara de esta película:

Agua (Water) de Deepa Mehta es una película magnífica.

El reparto coral de mujeres en la casa de viudas es excepcional: intimistas, dolidas, heridas, envidiosas, corruptas, tiernas, duras.

El fluido lirismo de la cámara contrasta extrañamente con las áridas dificultades de las vidas de los personajes.

Es una película con comentarios serios acerca de la aplastante situación vivida por las mujeres sometidas a religiones y dogmas sociales atrofiantes. Tiene la gran cualidad de contar la historia desde el interior de sus personajes y sacar a la luz el drama humano, para conmover el corazón de un modo inolvidable.

Pero los personajes de esta fatalidad, con su poética dura pero necesaria, no son víctimas del Islam, sino de los hinduistas, quienes pretendieron sabotear su realización del último filme de la trilogía de Deppa Mehta, Fuego, Tierra y Agua, una serie de aconteceres que la llenarían de dolor y furia, la al obligarla irse de Benarés, donde pensaba rodarla cinta, hacia Sri Lanka, para evitar las amenazas que se cernían sobre la realizadora y obra.

Tanto Rushdie, como Deepa Mehta, apuestan por una sociedad más libre y civilizada, aunque el primero no duda en criticar el fundamentalismo cristiano de personajes de nuestra historia contemporánea como Tony Blair y George C. Bush, quienes no distan mucho de los verdaderos Ayatolahs, cuando tras la Babel que se formará con los dolorosos acontecimientos del 11 de septiembre, en los que, sin lugar a dudas, pagaron justos, por pecadores, no tuvieron ningún miramiento en lanzar contra Irak la operación Justicia Infinita, tentados por el fruto de Satán, de ser como dioses, en un acto de arrogancia suprema.

Así, tras la historia de esta niña, hay todo un metarelato político, que organiza y explica conocimientos y experiencias, algo que va más allá del mero drama individual y que está inscrito desde una nueva mirada del hinduísmo, religión a la que Mahatma Gandhi nunca renunció, pero sí miró de una forma crítica, cuando de intolerancia se trataba, ya que él había bebido de la fuente inspiradora de dos titanes de la cultura occidental, como lo fueron León Tolstoi, con quien mantuvo alguna correspondencia, y Henry D. Thoreau, el gran teorizador y practicante de la desobediencia civil en los Estados Unidos de América, cuando se negara a pagar impuestos cuando ese país declarara la guerra a México y considerar que los gobiernos no tienen más poder que el que los ciudadanos estén dispuestos a concederles, como lo pensamos los “indignados” de ahora.

Es de ahí, que mis escrúpulos morales, por haberme irritado con la historia de Chuyia, teñidos de relativismo cultural, se desvanezcan, al pensar que todas las culturas debemos cuestionarnos nuestras prácticas y no condenar a las gentes a una vida de miseria, como sucede en esas comunidades, supuestamente de elevación espiritual, mediante el dolor y un ascetismo impuesto, como en los que son sometidas las viudas internadas de la India, en lugares ignominiosos y antihigiénicos, por la imposición de unas castas que no sólo detentan el poder religioso sino también el económico, que pretenden mantener a través de ideologías, en el sentido que Louis Althusser diera a este término en su obra Ideología y aparatos ideológicos de Estado, donde demuestra que éste, como agente represor trata de mantener el monopolio legítimo del Poder y de la fuerza y al postularse como eterno, para lograrlo, acude a instrumentos como la religión, la escuela, la familia, lo jurídico, lo sindical, los medios de comunicación de masas, las letras, las bellas artes, los deportes, en fin, la Cultura, los cuáles representan, en la vida práctica, al Estado sin darse cuenta.

Por ello considero necesario poner siempre en duda las ideologías, las falsas conciencias, que se crean, y hacerlo desde un espíritu crítico, como sujetos, más que individuos, que cuestionen su sociedad, sin perderse, ni alienarse en ella, en procura de romper con la forma en que esos lazos la mantienen en su punto aunque nada en orden, al procurar una identificación imaginaria con un Estado eterno y redentor.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lezama Lima, un eterno viajero del tiempo

Pausides Cabrera Balbi (AIN. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Este nueve de agosto, a 35 años de abandonar perpetuamente su imprescindible remanso y refugio de Trocadero 162 -en el mismísimo centro de La Habana-, el genio y figura de José Lezama Lima se revitaliza. Ratifica el orgullo de sus tantos admiradores, y refuta a algún que otro intelecto menudo y breve.

Poeta, escritor, ensayista y crítico; creador de una obra tan vasta como su erudición e imaginación, al maestro Lezama solo le hubieran bastado sus poemas “La muerte de Narciso”, “Enemigo rumor” o su novela “Paradiso”, para ubicarse donde está: en el privilegiado firmamento de la literatura hispanoamericana.

El tiempo, infalible, se encargó de olvidar a quienes le tildaron de críptico, hermético e impersonal.

Lo cierto es que, en su poesía y prosa, Lezama supo perfilar los más elevados dones de las escuelas literarias del llamado Siglo de Oro y de la historia lírica universal y, como cubano al fin, los fundió en el crisol de su cubanía.

Si prominente fue su predominio en la arquitectura de las letras, también tomó un lugar en la pedagogía como animador cultural y, sobre todo, por sus incuestionables méritos como fundador cardinal de las revistas “Verbum” y “Orígenes”, junto a personalidades de la talla de Cintio Vitier, Fina García Marruz, Eliseo Diego y Virgilio Piñera, entre otras.

Autocondenado a la soledad, con temores irreprimibles a la lejanía de su tierra, José Lezama Lima fue un viajero alrededor de su cuarto y aventurero en su propia imaginación. Decidió no abandonar La Habana y hoy sus restos mortales yacen en la Necrópolis Cristóbal Colón.

El próximo nueve de agosto, cuando familiares, amigos y admiradores acudan en peregrinación al camposanto habanero, de manera simbólica Lezama podría mostrar embarazo. Aunque, de buena gana reiría a carcajadas, si su ocurrente amigo Virgilio le susurrara al oído que: vale más ser profeta en su tierra que en su época.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A propósito del documental Diablo, familia y propiedad: La fiesta del monstruo (los ingenios azucareros del NOA)

Demian Paredes (LA VERDAD OBRERA-PTS. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Para conocer la historia del poder económico consolidado en los ingenios San Martín del Tabacal (Salta) y Ledesma (Jujuy), puede verse Diablo, familia y propiedad (1999)(1), documental dirigido por Fernando Krichmar, del Grupo de Cine Insurgente. (Otro documental posterior, Sol de noche(2), se centra sólo en Ledesma, y en la historia de Luis y Olga Aredez.)

El documental tiene como protagonista al “familiar” o, lo que es lo mismo, al ingenio: verdadero “monstruo fabril” donde el sudor y la sangre obrera, desde hace 200 años, “alimenta” a sus dueños –manteniendo la explotación capitalista-, quienes son verdaderos parásitos sociales.

El documental relata cómo los descendientes de los pueblos aborígenes conocen y siguen transmitiendo la leyenda del “familiar”: alguien distinto al diablo; un animal o “viborón” que realiza un pacto con el dueño del Ingenio, previo a la zafra, para que haya una buena cosecha, y vive en los sótanos de la fábrica, esperando para “hacer desaparecer” a algún trabajador. Hablan desocupados de Libertador (localidad donde está Ledesma) y estudiantes de colegio secundario. También hablan antropólogos, periodistas e historiadores, y de conjunto se muestra –con fotos y filmaciones- cómo estas empresas que ya funcionaban en el siglo XIX explotando a los aborígenes (transportándolos en trenes desde la frontera con Bolivia, haciéndolos caminar decenas de kilómetros para llegar al trabajo y abandonándolos a la intemperie en muy precarios “ranchos”) se consolidan como monopolios capitalistas, para mediados del siglo XX, modernizando (maquinizando) la cosecha en los cañaverales, y degradando y precarizando aún más el nivel de vida de los peones del campo.

La “indiada” de 8.000 trabajadores en las grandes huelgas de fines de la década de 1940, también son relatadas por los descendientes de los tobas y chiriguanos.

Además de información y relatos sobre Patrón Costas, dueño del ingenio salteño, aparecen imágenes de “Nelly” Arrieta de Blaquier(3), quien cuanta que “trabajó” en la sección de enfermedades del Ingenio, ¿”cuidando” qué? Las enfermedades de artritis, ya que eso impedía la jornada laboral del trabajador. (Como buena explotadora, dice que, para que Argentina tenga “su lugar en el mundo”, “la gente tiene que querer trabajar”.)

Otras imágenes, en perfecto contrapunto (y obsceno, por lo chocante e irritante), la muestran de invitada en el programa de Mirtha Legrand, luciendo su traje de Armani; mientras los trabajadores no tienen nada: sólo perros y ranchos, contaminación y explotación, alrededor del Ingenio.

Aparecen también los valientes y emocionantes testimonios de Olga Aredez, esposa –ya fallecida(4)- del desaparecido Luis Aredez: primero médico de la empresa –despedido por atender realmente la salud de los trabajadores y hacerle “gastar” a la patronal en remedios- y luego intendente tras las elecciones de 1973, quien le obliga a pagar, por primera vez en la historia, impuestos al Ingenio; los de Dora Weisz, esposa de Jorge Weisz, militante y organizador sindical; y los de Olga Demitrópulos, docente, presa bajo la dictadura e historiadora, autora de varios libros sobre Jujuy y Libertador. Tanto Jorge Weisz como Luis Aredez fueron finalmente desaparecidos por el “famliar”: por uno vestido de verde (oliva). Los “apagones” en Libertador y Calilegua en 1976 consistieron en 400 secuestros de estudiantes y trabajadores (¡e incluso de ex trabajadores sindicalistas ya jubilados!), por parte de los militares y Ledesma, quien puso vehículos y personal, y dejaron el saldo de casi 40 desaparecidos/as(5).

Diablo, familia y propiedad muestra también las soltarias marchas de los jueves de Olga, y las marchas por los “apagones”, que comenzaron desde los ’90 a reunir a unas 2.000 personas de todo el país. Fenómeno al que se suman los piquetes del ’97 –“imitando” a los de Cutral-Có, Tartagal, Mar del Plata y Córdoba-, donde la feroz represión de la gendarmería el 22 de mayo, luego de tres días, debe retroceder y retirarse, marcando un hito en la lucha de clases; un triunfo donde la fuerza de la juventud, desempleada y sin futuro, se combinó con una pueblada y 22 cortes de ruta en toda la provincia.

Un joven desocupado entrevistado, en un momento, dice que la única forma de resistir al “familiar” es que estén “todos juntos los trabajadores”.

Aunque la leyenda es sólo un mito, un (semi)ocultamiento a la necesidad patronal de desaparecer a los “revoltosos” o luchadores, la conclusión del desocupado es totalmente correcta.

Notas:
1) Puede bajarse el documental desde con estos tres links: http://www.megaupload.com/?d=YDMMVMD7, http://www.megaupload.com/?d=9S1NLL96, http://www.megaupload.com/?d=O4V1ZIFC
2) Puede verse nuestra reseña sobre el documental, “Acerca de Sol de noche”, en La Verdad Obrera 125: http://www.pts.org.ar/spip.php?article3203
3) “Nelly” fue nombrada a fines de 2009 como “embajadora cultural” por el gobierno de Mauricio Macri. Se puede ver nuestra nota “ Nelly’ Blaquier: entre la ‘cultura’, el elitismo... y el asesinato de obreros”: http://www.pts.org.ar/spip.php?article14402
4) Puede verse nuestra breve nota necrológica en La Verdad Obrera 160: “Murió Olga Aredez”: http://www.pts.org.ar/spip.php?article4083
5) Puede verse al respecto el libro Memorias del apagón. La represión en Jujuy: 1974-1983. Acá, nuestra reseña al mismo: http://www.pts.org.ar/spip.php?article9165

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nuevos destinos turísticos: El oculto rostro de Machu Picchu

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Desde las alturas de Machu Picchu, después de un siglo de ser descubrimiento a los ojos del mundo, se constata que la pobreza sigue siendo el principal denominador de la mayoría de los habitantes del mágico Cuzco. Junto con Neruda, la gente se pregunta: ¿Piedra sobre piedra/el hombre dónde estuvo?
Hace cinco años, un proyecto de rescate del Centro Histórico de la Ciudad Imperial -a cargo del Centro Bartolomé de las Casas, con la documentación municipalidad y los recursos financieros del canje de deuda de Italia- evitó la ruina total de las principales casonas, que muchos turistas aún no perciben porque las puertas de esos conventillos permanecen cerradas, y sus ocupantes transcurren en la penumbra.


Más allá de esas céntricas manzanas urbanizadas por los primeros conquistadores españoles, el drama se extiende a la margen derecha del Huatanay, río que en las épocas de lluvia arrasa puentes y viviendas de pobladores que viven entre montañas de residuos sólidos, no obstante la prédica ecológica de las autoridades públicas.

Inventarios de diferente procedencia coinciden que el turismo puede ser una bendición para acabar o aumentar la marginalidad. En el Valle de Urubamba donde se ha concentrado la inversión privada en hotelería, no existen mayores oportunidades para los agricultores y artesanos.

Los recursos del canon minero y los llamados presupuestos descentralizadas y participatorios no han incidido en mejores condiciones para los habitantes de las provincias altas. El turismo rural comunitario solo es un enunciado. No existen esfuerzos de planificación y concertación públicos-privados para generar nuevos destinos turísticos, tales como Choquequirao y Quillabamba al norte y Andahuaylillas o Pacaritambo al sur.

El valor de Machu Picchu será relativo, conforme pasen los años. Gracias al desarrollo de la comunicación virtual, esta maravilla arqueológica no requiere ya de una visita in situ. El Turismo en tiempos modernos tampoco se centraliza en un solo lugar. Desde esta perspectiva, la integración de UNASUR, es clave. El número de turistas de Europa y EEUU se reducirá porque esa parte del mundo atraviesa por severas crisis. La nueva oportunidad está en los nuevos destinos turísticos, considerando al Perú como un todo, articulado a los países vecinos. En este sentido la OGD Cusco, nos ofrece lecciones a seguir y aprender.


El circuito del Norte peruano, que incluye Trujillo, Chiclayo, Cajamarca, Chachapoyas, Tarapoto, demanda creatividad para convocar a ecuatorianos y colombianos. Ancash, Huánuco, Ucayali y Loreto pueden acercarse mejor a las fronteras norte y centro del Brasil. El sur peruano (Cusco, Puno, Arequipa, Moquegua, Tacna) a Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay. Lima, tiene sus propios mecanismos como capital, pero no puede seguir absorbiendo, irracionalmente, los recursos generados por las otras regiones.

El turismo interno, con una economía inclusiva, será en el futuro el gran sostén del desarrollo nacional. Impulso a la empresa familiar, mejores canales para el flujo de las remesas del Norte y promoción de las industrias culturales (cine, música, danzas, gastronomía, prensa libre y creativa) son elementos muy bien aprovechados en otras latitudes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Supongo que me puedo quedar tranquilo

José Mazzella (Desde Viedma, Río Negro. Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Supongamos que alquilo propiedades de las que soy dueño.
Supongamos que lo hago a través de una inmobiliaria
Supongamos que la misma se la alquila a prostitutas
Supongamos que las mismas allí hacen su trabajo
Supongamos que la ciudadanía se entera
Supongamos que lo hace a través de los medios
Supongamos que yo también me entero a través de los mismos
Supongamos que me empiezan a decir que cómo yo no lo sabía
Supongamos que yo les digo que, en serio, no lo sabía
Sigamos suponiendo
Supongamos que les digo que desde que lo averigüé lo acepté
Supongamos que, incluso, voy a ver a las que me alquilan
Supongamos que hablo con ellas para conocerlas
Supongamos que les digo que no se preocupen, que sigan trabajando
Supongamos que pienso que cada uno tiene derecho a vivir como le parezca
Supongamos que pienso que cada uno tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo
Supongamos que salgo a decir lo que pienso
¿Qué pasaría?
Supongo que algunos me dirían que eso que hago está mal
Supongo que otros me dirían que eso que hago está bien
Supongo que algunos otros me dirían que a ellos no les importa
Supongo que se empezaría a hablar de mi libertinaje de pensamiento
Supongo que la moralina reinante se ruborizaría de lo que hago y pienso
Supongo que los otros dirían que cada uno decide qué hacer con lo que es de uno
Supongo que esto pasaría porque soy yo el dueño de las propiedades
Ahora bien
Supongamos que al que le pasa esto fuera un juez de la corte suprema
Supongamos que por eso le pidieran la renuncia
Supongamos que por eso le dijeran que cómo un juez permitía eso
Supongamos que él dijera que por qué no habría de permitirlo
Supongamos que le contestaran que las normas morales, que etc.
Supongamos que él diera a entender que se caga en la moralina reinante
Supongamos que él dijera que este es un hecho que permite abrir un debate interesante
Supongamos que él comentara que quisiera discutir sobre tan controvertido tema
Supongamos que él dijera que lo mejor sería hacerlo sin prejuicio alguno
¿Qué pasaría?
Supongo que nadie recogería el guante
Supongo que los medios se callarían
Supongo que la moral victoriana de algunos saldría a flote
Supongo que algunos discutirían a fondo el tema
Supongo que otros se harían los desinteresados y neutrales
Supongo que alguno, incluso, querría matarlo al juez
Supongo que como todo esto no va a pasar -espero-
Supongo, entonces, que me puedo quedar tranquilo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Él no era él

Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La puerta de su apartamento no era la puerta de su apartamento; la vecina no era su vecina; el conserje no era su conserje. Día más extraño el de ese sujeto que a veces juega a no ser él. Y siguió caminando calle abajo, como el observador que todo lo pretende descubrir. En una mano llevaba el cuaderno de apuntes y en la otra el lápiz. Lo más curioso, seguramente para otro observador, era que sus observaciones, en lugar de anotarlas, las dibujaba. Intentar copiar la realidad en un dibujo, aunque estuviera mal hecho, es la forma más cercana que tenemos de jugar a ser pequeños arquitectos de nuestro destino. Esa era su idea de preservación de la memoria.

Y se detuvo en la línea de taxi. Los conductores que esperaban pasajeros no eran conductores; los camareros del café de enfrente no eran camareros; la señora que siempre vigilaba desde la ventana del último piso del edificio de enfrente no era la señora; el gato que le robaba la comida mientras ella curioseaba no era el gato; la chica que cada mañana se cambiaba la ropa con la ventana abierta no era la chica; la calle no era la calle. Siempre sospechó que las personas no eran las personas, pero nunca imaginó que los espacios no fuesen los espacios. Difícil sería seguir la ruta temiendo que la calle no fuera la calle. El gato podría ser una señora sedienta de historias ajenas y la chica un taxista preparándose para buscar pasajeros. Otro tono existencial invadía la noción de su espacio-tiempo. El hombre no tuvo más remedio que seguir adelante, a paso temeroso, intentando siempre ver al frente, sospechando que nunca lograría llegar a su destino, pero tampoco podría regresar. Revisó los escenarios dibujados en su cuaderno. En cada página un rostro extraño y un lugar desconocido. Por un instante dudó si los dibujos fueron ejecutados por su mano y si su mano era su mano (¿cuál de las dos manos era la mano?; ¿dónde estaban los pasajeros que eran pasajeros?).

Y avanzó sin saber exactamente si avanzaba, escapando de un no sé qué, prófugo de sí mismo, sin suelo, sin techo, sin laterales; como un extranjero que llega tarde a la repartición de las identidades. No sabía exactamente si, para resolver el dilema, tendría que pelear con su ayer o con el hoy de los demás (¿y quiénes carajo eran los demás?). Reconocerse o reconocer a los otros, defender su nueva ficción o aceptar la realidad más popular. Ficción contra ficción (¿quién da más por su verdad?). A esa altura de la encrucijada no supo establecer diferencias entre regresar o continuar. Entonces se embarcó en el camino de los desmontajes y con cínica paciencia fue escribiendo lo que en otro tiempo hubiese dibujado: El sol no era sol; el vendedor no era vendedor; el periódico no era periódico; el gobierno no era gobierno; el líder de izquierda no era de izquierda; el sindicalista no era sindicalista; el crítico no era crítico; la librería no era librería; el escritor no era escritor; el lector no era lector; el editor tampoco era editor; su vecino no era su vecino; su vivienda no era su vivienda; su mujer no era su mujer; el niño no era el niño (el juego no era el juego); él no era él. La calle era nueva, él tendría que reinventarse.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Festival Internacional de Cine y Video Indígena 2011: “Mirando desde nuestra raíz”

Centro Internacional en Artes y Ciencias Cinematográficas
Culturas Populares
Unidad Regional Puebla
En colaboración con
Southern California Indian Center Inc.
Cal State University Fullerton
East Los Angeles College
CONVOCAN A:
Los Realizadores y /o productores indígenas en someter a concurso sus producciones al:
Festival Internacional de Cine y Video Indígena 2011
"Mirando desde Nuestra Raíz"
International Indigenous Film Festival 2011
"Looking From Our Root"
21 al 25 de Octubre, 2011 Puebla, México.
28 al 31 de Octubre 2011 LA & Fullerton, CA. USA.
El Centro Internacional de Artes y Ciencias Cinematográficas CINEARTE y Culturas Populares, Unidad Regional Puebla, en colaboración con East Los Ángeles Community College (ELAC), California State University Fullerton y Southern California Indian Center, Inc. convocan al Festival Internacional de Cine y Video Indígena 2011 "Mirando desde Nuestra Raíz", a todos los realizadores y/o productores de origen indígena a inscribir sus trabajos en el Festival bajo las siguientes:
BASES
1.- Pueden participar en la competencia todas las producciones de realizadores con origen indígena mexicanos y extranjeros, producidas en cualquier parte del mundo.
2.- Las obras realizadas en su lengua original deberán venir subtituladas en español y/o inglés.
3.- La temática es libre y los realizadores podrán enviar más de una producción.
4.- En el caso de los autores que envíen más de una obra cinematográfica solo una de ellas podrá ser candidata a recibir premio, pudiendo estar en la muestra del festival algunas otras que hayan sido seleccionadas por el jurado.
5.- Las películas no deben de exceder de los 60 minutos y deben ser inscritas en cualquiera de las dos categorías:
• Ficción.
• Documental.
6.- Todas las producciones, independientemente de su soporte de producción, sea digital o cine, deberán cumplir con las siguientes especificaciones de envío:
• Entregar o enviar por correo cinco copias en DVD (NTSC) correctamente rotuladas con el título de la película, nombre del director, duración, año de producción.
• Currículum y/o filmografía del director en formato PDF.
• Enviar documento en PDF editable (sin código de acceso) con ficha técnica que contenga como mínimo:
• Nombre del realizador
• Año de Producción.
• Sinopsis.
• Duración.
• Carta de autorización del realizador o productor dirigida a CINEARTE para la difusión y promoción en medios sin fines de lucro.
• Materiales promocionales (fotos del rodaje, detrás de cámara, cartel, etc.).
• Declaración firmada por el realizador o productor asegurando que la obra no ha sido exhibido anteriormente en los EE.UU.
• Cada obra de ir en sobre cerrado.
• Solicitud de inscripción debidamente llenada que deben bajar de: http://www.wix.com/ficvi2011/cinearte#!
7.- Una copia de la obra quedará en el acervo de CINEARTE para que el público en general, los canales de televisión y universidades puedan usarlo para actividades culturales, académicas o de difusión sin fines de lucro.
8.- Los trabajos deben inscribirse a partir de la publicación de la presente convocatoria hasta el 11 de Septiembre de 2011 a las 18:00 horas (tiempo de la Ciudad de Puebla).
9.- No se recibirán trabajos posteriores a la fecha y en el caso de los envíos se considerará
la fecha del mata sellos postal. Las películas deberán registrarse en la oficina de envío con la leyenda “material educativo sin valor comercial” para evitar pagar aranceles de importación/exportación y deben ser dirigidas a:
Centro Internacional en Artes y Ciencias Cinematográficas A.C.
CINEARTE
(Festival Internacional de Cine y Video Indígena)
8 Oriente 401
Centro Histórico
Puebla, Puebla
CP 72000, México.
10.- Se otorgarán reconocimientos a las siguientes categorías:
• Mejor Dirección
• Mejor Fotografía
• Mejor Sonido
11.- El jurado calificador estará formado por personas de reconocido prestigio moral y artístico en cada una de las categorías y su fallo será inapelable.
12.- Los seleccionados se darán a conocer en la página web (www.cine-arte.net y www.eccavac.cine-arte.net), se dará aviso a los ganadores a partir del 24 al 30 de Septiembre de 2011.
13.- Las obras seleccionadas serán exhibidas del 21 al 25 de Octubre en la sede principal CINEARTE y las subsedes (municipios del estado de Puebla). Los ganadores, así como una selección de la muestra oficial se presentarán en el California State University Fullerton de Los Ángeles California, condado de Orange, EEUU, durante los festejos de premiación.
14.- La ceremonia de clausura será en la ciudad de Puebla y a los ganadores se les invitará a la entrega de reconocimientos en la California State University Fullerton de Los Ángeles California, condado de Orange, EEUU, el día 31 de Octubre de 2011, donde organizaciones indígenas harán entrega de los reconocimientos.
15.- Los gastos de trasladado para su premiación al Campus State Universtiy Fullerton, Condado de Orange, EEUU, serán a cargo de los organizadores del Festival de Cine y Video Indígena.
16.- El envío de las obras confirma la aceptación de los lineamientos de la presente convocatoria.
17.- Cualquier situación no prevista no considerado en la presente convocatoria será
resuelta por el comité organizador y su fallo será inapelable.
IMPORTANTE:
Los ganadores deberán tener visa y pasaporte vigente para poder viajar al extranjero y recoger sus premios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: Un clásico de Argentina, Leonardo Favio

Fuad Jorge Jury, más conocido como Leonardo Favio, nació el 28 de mayo de 1938 en la localidad de Luján de Cuyo, de la provincia de Mendoza.

Su infancia fue dura; la vivió en un barrio pobre y complicado, donde soportó el abandono de su padre. Pasó parte de su infancia internado; conflictivo, siempre escapó o se le expulsó.

Desde pequeño Favio aprendió a tocar la guitarra, intercambiando clases por trabajo. Al poco tiempo, Favio se marcha destino a Buenos Aires, donde comienza a trabajar de extra en la película "El Ángel de España" en el año 1958, y posteriormente comienza su carrera de actor participando en filmaciones como "El Secuestrador" y "Fin de Fiesta", entre otras.

Al poco tiempo llega su dote de director de la mano del cortometraje "El Amigo" en el año 1960, contando ya con una obra a cuestas, llamada "El señor Fernández". En esta etapa logra bastante éxito, lo cual se complementa y acentúa con varios premios, tanto nacionales como internacionales.

Es en el año 1969 que Favio presenta "El Dependiente", un filme basado en un cuento de su hermano y coguionista Zuhair Jury.

Sorprendiendo una vez más, motivado por las trabas económicas que el cine le estaba significando, decide y se anima a lanzarse al canto profesional. Su debut como cantante se ha llevado a cabo en la Botica del Ángel, a manos del legendario Eduardo Bergara Leumann, y en ese mismo día un ejecutivo de la CBS le propone grabar un disco, resultando el primer single de Favio "Quiero la Libertad".

Y así es como, asesorado por la productora, graba "Fuiste mía un verano", ícono de su primer LP, también titulado de la misma manera en el año 1968.

Increíblemente el éxito sofocó a Favio; las participaciones y los conciertos le cambian la vida sin duda alguna, ya que se trasforma en un personaje mediático, lleno de fanáticos y conciertos continuados. De esa época provienen sus éxitos discográficos más connotados, de los que aquí presentamos algunos ya devenidos clásicos. Posteriormente llega su segundo LP titulado "Leonardo Favio" en el año 1969, pero luego de su presentación el cantante argentino sorprende nuevamente y en pleno apogeo deja los escenarios para dedicarse por completo a su película "Juan Moreira" en el año 1973.

Tras abandonar Argentina en 1976 exiliado por la dictadura, Leonardo Favio emprende una gira por América Latina, donde vive casi dos años junto a su familia; y al poco tiempo se establece en Colombia desde donde realiza giras por varios países del mundo.

Aprovecha su regreso a la Argentina en el año 1987, y Favio reinicia su carrera como realizador cinematográfico y continúa paralelamente la de cantautor, esta vez en giras más cortas debido al tiempo que le brindaba al cine.




Fuente: http://www.biografias.es/famosos/leonardo-favio-yts.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El fin de las plazas

Gustavo E. Etkin (Desde San Salvador de Bahía, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Tanteando
témpanos tranquilos
tintineando
tantas veces
intentando tararear
tontamente tentado
de atravesar
tranqueras tántricas
pero altaneras
aunque tersas
tentaciones suaves
tanáticas tenazas
me recordaban
el fin de las plazas.

En su lugar
placares pérfidos
pululan plantando
plástico plomizo
mientras placentas plateadas
aplazan el canto de las flores.

En su lugar
el cemento crece duro
el asfalto aplasta el pasto
y cables de acero
estrangulan ruiseñores.

En su lugar
altos cubos
llenos de gente
que ven televisión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Al ratito nos vemos

Marcos Winocur (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Me voy al país de las sombras quietas. Parece un lugar tranquilo donde reina la hospitalidad. Convengamos lo siguiente: si resulta desagradable, volveré para contarlo y todos estén prevenidos. Si, como les decía, resulta un lugar agradable, no tiene caso emprender un viaje al sólo efecto informativo, allá los espero con té caliente y cookies.

En realidad, no pensaba viajar tan pronto. Pero esta mañana tuve un descuido, en lugar de salir por la puerta, lo hice por la ventana. Vivo en... No, mejor será escribir vivía en un veinteavo piso.

Al ratito nos vemos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El traje azul

Ricardo Luis Plaul (Desde Escalada, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Siempre admiró a su padre con veneración. Cuando la mayoría de sus amigos criticaban a sus padres, él comentaba los grandes ideales republicanos que orientaban la vida del suyo. Cansados de su perorata, los muchachos lo dejaban hablando solo junto a la laguna.

En cuanto le salieron tres pelos en la cara, se afeitó la barba pero comenzó a imitar su bigote. Pero dos cosas lo obsesionaban: la voz, que podía ser reconocida de inmediato por cualquiera, y sobre todo, aquél traje azul resplandeciente que su padre usaba en los actos oficiales. La primera enamoraba a las multitudes que acudían en masa a escucharlo. El traje, que cada día parecía estar más nuevo, le daba una distinción única.

Cuando sus padres no estaban, solía encerrarse en su habitación, tomaba el traje “prestado”, y se ponía a leer la Constitución intentando lograr el exacto énfasis en las palabras que a su padre le gustaban resaltar. Subía y bajaba los tonos de voz para alcanzar esos efectos especiales que hipnotizaban a las masas.

Cuando a su padre lo eligieron Presidente de la Nación no lo podía creer. Cepillaba el traje azul todos los días aunque él, que se había mudado a Olivos y alejado de su madre, no lo usaba más.

En el Partido nunca le habían prestado mucha atención. Sólo era el hijo de… cuyo brillo opacaba a su espejo deformado. Siempre lo ningunearon hasta el día en que su padre murió. Aun cuando estaba apenado, sintió la dicha de ser elegido para decir las palabras de despedida en la Recoleta. Ese fue el día en que usó el traje azul por primera vez en público. Su retórica fue brillante y su figura comenzó a crecer, políticamente hablando.

Sin embargo, a medida que cambiaba su discurso y hacía alianzas con los enemigos de su padre; con aquellos que lo habían silbado e insultado y finalmente provocado su alejamiento; el traje comenzó a incomodarlo. Un día el pantalón le apretaba demasiado en la cintura, otro día le acometía una picazón insoportable. Se arrugaba en la espalda, adquiría brillo en los codos y en las rodillas, como si estuviera gastado. Finalmente tuvo que dejar de usarlo.

Llegó por fin el día en que proclamaría su candidatura a Presidente y decidió que, una vez más en aquella única oportunidad, usaría el traje azul.

Después de las presentaciones de rigor y de sus primeras palabras, quienes estuvieron presentes aquella noche, aseguran, que para su asombro, el candidato fue gradualmente desapareciendo y sobre la silla sólo quedó, flamante y erguido, el traje azul.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las Torres Gemelas

Ricardo San Esteban (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En las galerías de las Torres Gemelas se había congregado mucha gente, aquel 11 de setiembre. Negocios, compras, curiosidad, turismo. De pronto, la gran explosión y el derrumbe que no dio tiempo para nada. Debajo de lo escombros, entre tanta otra gente, quedaron atrapadas siete personas en una situación muy particular, pues el cruzamiento de las vigas y mampostería permitió algo así como la aparición de una pequeña bóveda que respetó sus vidas. No obstante, una de aquellas personas tenía sobre sus piernas un enorme bloque de cemento, en compensación de lo cual, permítaseme decirlo, a través de una grieta podía observar un reloj de pared que había permanecido incólume. El resto de los atrapados no tenía ningún rasguño, y hasta les era permitido moverse -en forma limitada- pero sus relojes pulsera no funcionaban y tampoco podían acceder al sitio desde el cual se veía el reloj de pared. El infortunado que permanecía con aquel enorme bloque sobre sus piernas, en cambio, era dueño del tiempo, gerente, paradojalmente, de una joyería. Conocer el tiempo era vital porque las patrullas de socorro cada vez más cercanas pedían por sus megáfonos que aguantaran, que en alrededor de tres horas alcanzarían aquel nivel para rescatarlas. Uno de los seis que podían moverse era ingeniero en minas, de manera que hizo un cálculo acerca del volumen de oxígeno que existía en la bóveda y de cuánto podría consumir cada uno en esas tres horas.

-Un cálculo aproximado indica que éste no alcanzará sino para seis personas en estas tres horas. Desde arriba -agregó- anunciaron que introducirían una pequeña cámara de control remoto, miren los usos de la arqueología, han cambiado desde Howard Carter y ni te digo lo distintos que son de los de Indiana Jones, lo que ha permitido adentrarse en los misterios -dijo con suficiencia el ingeniero- pero en verdad, el oxígeno se acabará pronto.

-Es verdad, alguien debería sacrificarse- informó, luego de un gran silencio, otro de los atrapados, agente de bolsa- estoy muy preocupado por el Dow Jones, que como ustedes saben, es importante. Yo tengo en mis manos el destino de muchos accionistas que confiaron en mí, hoy me vencen unos futuros y opciones.

-Desde ya –expresó una señorita con un inglés de Oxford- que el señor agente de bolsa, por su actividad, y el señor que puede ver el reloj deben preservarse, pues este último es el único en condiciones de darnos la hora.

En efecto, tal señor acababa de informar que desde el derrumbe hasta ese momento habían transcurrido treinta y cinco minutos.

-Faltan dos horas y veinticinco minutos- dijeron los otros seis casi al unísono.

-Veo que usted tiene rasgos árabes –expresó otro señor muy elegante, dirigiéndose a uno que formaba parte del grupo y que vestía el uniforme amarillo de los empleados de la limpieza-.

-Si, es verdad, formo parte del personal de servicio y cuando ocurrió este derrumbe, limpiaba los baños de aquí abajo. Tengo los papeles en regla y soy tan ciudadano norteamericano como ustedes.

-El que debe morir es el árabe – se apresuró uno de los seis, miembro de la burguesía negra neoyorkina-. Total hay muchos y son todos terroristas.

Los otros se miraron, y sin decir palabra, se lanzaron sobre el supuesto árabe y lo lapidaron.

-De todas maneras, en Estados Unidos ya había demasiados. Ahora –expresó el ingeniero en minas- debemos tener cuidado. La agitación ha hecho que consumamos más oxígeno del necesario. Debemos tendernos en el piso y esperar tranquilos. Este es un espacio finito, como probablemente lo posea el universo.

--La falta de oxígeno produce un placer sexual inigualado –comentó por lo bajo el señor muy elegante a la señorita-.

-Probemos –asintió ella-. Total, si llegamos a morir...

-Economicen oxígeno –aconsejó nerviosamente el negro.

-Nosotros miraremos para otro lado –dijeron a coro los demás.

-Oh, fíjense, ahí han bajado una camarita y pueden vernos, quizá nos estén vigilando.

-Han transcurrido dos horas y cincuenta y cinco minutos – dijo con un hilo de voz el dueño del tiempo.

Los ruidos de las piquetas de la patrulla de recate se oían cada vez más nítidos mezclándose a los gemidos de la señorita.

-Han pasado tres horas –dijo el dueño del tiempo, antes de expirar.

El señor elegante secaba su sudor con la tanga de la señorita, cuando la patrulla de rescate abrió el primer boquete.

Todos gritaron de júbilo, pero inmediatamente se produjo el derrumbe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Que nadie se mueva...

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Lomas de Zamora, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

- Que nadie se atreva a tocar a la vieja... –

- Esa ya la contaste en Banfield y por causa del barrabrava verdiblanco –, me respondió fastidiado Yon, en la tarde noche del primer domingo de silencio de radio, que me fuera “impuesto”. Un impuesto a los sueños, imposible de pagar. Es que el ritual de hacer un programa de radio, durante 15 años ininterrumpidos, genera adicciones que no te abandonan fácilmente.

Lo cierto es que, en ese domingo de enero del bisiesto que atravesamos, como el Rally París-Dakar, el calor pesaba, era una manta amarilla sobre el cuerpo extenuado.

El vasco, guarecido bajo el alero fresco y confortable, saboreaba su segundo Absolut con jugo de naranja, confortablemente adormecido, de hielo granizado. Es meticuloso para prepararse los tragos.

Se había quitado los zapatos dispuesto a “olvidarlos”, casualmente, porque al día siguiente habría desfile de Reyes y un regalito es portador de la sorpresa, que nadie quiere perder.

El patio sevillano refulgía de luz y la cerámica terracota era una invitación tentadora para deslizarse en “roll”, de final predecible contra el piso. Lucía impecablemente limpio y con ojos entrecerrados podía espiar sus movimientos estudiados y, porque no, sigilosos.

Yo guardaba en las retinas, imágenes prometedoras de la mujer dorada. Casi una provocación a esa hora incierta del deseo.

Quise aclararle (a Yon) que aquella oración del inicio, interrumpida, como hace la muerte cuando permite la vida, mientras toma vacaciones, en este caso era como cuando Santillán y Kosteki, no pudieron con el Puente Pueyrredón.

Aquella oración -retomo- implicaba el viaje de ronda de Reyes que se inicia, naturalmente, con la vieja.

Iba, otra vez, a formular la aclaración cuando regresó, violenta y roja, como la sangre derramada, aquella jornada de diciembre negro que le va a traer ocasos al “Negro”, para no eludir caciques de ese tiempo del destierro interno y la erupción volcánica del orden (económico) que era vomitado por el magma de una sociedad vacía y vaciada.

- Al “Negro” se le viene la noche -, adivinó el vasco con intuición casi femenina. No se lo dije, por las dudas, su “jab” de derecha era temible y, a cierta altura de las cosas, hay que cuidarse.

- Los van a investigar, peón 4 Rey, me parece la movida- respondí, recordando que “el negro” jugaba ajedrez en su club “Cultural”.

- El “pingüino” mueve para jaque perpetuo, primero con Cristina y ahora con esto; la cuña del diablo tiene faldas.

- Si no puedes con él, por lo menos asústalo, parece ser el mensaje cifrado -

Un chardonay (Estate) debe ser delicado, levemente ácido (como la levedad del ser). El Pinot Noir, tenues aromas contrastantes, es bueno a la hora de jugar a los intelectuales, el Pinot lo es. Un dilema fue el filet de pejerrey que llegaba escoltado, severamente, por la sutil combinación de mezcla: jugo de limón, sal pimienta, nuez moscada, quesos crema y rallado –todo para untar- servido en cazuelas terracota que hacían juego con la cerámica del piso.

La pausa fue recorrida con la habitualidad del desparpajo que significa ignorar quien abastece y por que. Como siempre, menos averigua Dios y perdona, siempre que uno lo crea posible. Esto llevó su tiempo, lo único que no vuelve. Pero esa es la historia de la malversación de intenciones.

Yon hizo silencio, después de la andanada; viajó hacia adentro como lo aseguraba el tono glacial de su mirada celeste. Tímidamente, quise volver al inicio de la charla.

- Que nadie se atreva... te dije... para empezar la ronda. La estación inicial, a veces terminal es el útero ¿no es cierto?, y por ahí pasaba la intención -, aludí vanamente, él seguía en otra cosa. Buscaba algo que no podía identificar. Tal ve del tiempo perdido. Por lo tanto pensé en seguir hablando en voz alta aunque más no fuera para mí.

- Se que algunas “compras” hiciste; ¿a quién le vamos a llevar regalos?; parece que tuviéramos “un millón de amigos” y en realidad no sé si habrá más de uno-, le dije con cierto sabor amargo. No me dio bola. Perseguía la imagen del espejo del alma, con obsesión.

- ¿Oíste hablar del saneamiento de la institución policial, la conclusión perdida? El Diálogo Argentino, volvió a dejar draw el acuerdo político policial. ¿Acaso el ministro de esta provincia no es un buen ejemplo al condecorar corruptos el día de su policía? ¿La suerte esquiva? ¿Que sabe el que no sabe?- farfulló, por supuesto ignorando, como Bush al hambre, mi lista del rally de Reyes.

-Son cosas de la corporación- quise tranquilizarlo –los ateos son inofensivos si hasta parece que se la pasan buscando, ellos se les parecen.
- La corporación supo ser una línea de colectivos -, rezongó y mi memoria no pudo aprobar la afirmación del vasco.

Antes de pasar lista, me quedé pegado al vuelo circular de la abeja amarilla decidida a libar, yo también asocié y me serví otro Pinot, cuando la palabra merodea y vela, aspiro a un juego de puntos suspensivos, brillantes y helados en el horizonte, añorando que alguien me los regale, para respirar y masticar el silencio.

- Bueno, vamos a empezar por el diario -. Cambió el rumbo que rumiaba, en mitad del río; error que no justificaría “el general”.

– “Omi” se lleva las masas de “Miguel”, ambos son instituciones temperlinas-, anunció con la seriedad del amartizaje en el planeta rojo, ignorado por la humanidad desde el desdén suficiente como para que ni siquiera quede alguien para escribir la otra historia y nadie para “el que quiera oír que oiga” -, me lo quedé mirando.

- La “negrita” tiene a Martín –dijo- y eso da derechos. Nada como un buen libro libre y capaz de librarse de las etiquetas, “El país de otoño”-

- La colección de Play Boy es para Jhonny, se la conoce como “la palma de su diestra-, siguió enumerando de ojos entre cerrados.

- El “señor lámpara” se va a poner en foco para copiar fotos, por eso merece un zipp -, anunció y me sonó a marca de cerveza, útil para este calor, aunque sea como idea.

- Para la rubia un juego de tarjetas telefónicas con tal de que no quede “incomunicada”, para corregir otros errores-, amplió la lista de posibles.

-“Chapita” se ganó el bozal de Aníbal Lecter, para hacer el minuto de silencio necesario, a la hora de la incontinencia oral -, dictaminó.

- A “Borombo”, y que la tenga fácil, la colección de “rosagasario” o el jeringozo básico para uso exclusivo de la tribuna de Los Andes-

No quise seguir escuchando el prolijo detalle de reyes, deshabitados, que estaba distinguiendo.

Decidí permanecer tiritando en el azul polar que sólo puedo imaginar, para digerir eneros ardientes. Sentí que era hora de ser viento, rumor distante del cielo que canta. Otra vez será.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Poema

Guillermo Henao (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Pásanos tu pañuelo
tal vez tenga
un rinconcito
con qué en-jugar dos lágrimas siquiera.
Graves nubarrones desde siempre
bajan a golpear nuestros intentos re-iterados.

Pequeños y grandes poderosos
surgen
donde quiera plantamos la simiente.
Así poco logramos construir
y nuestro esfuerzo
se diluye trabajando a destajo
sólo para abasto.

Pero después de todo lo aprendido
-no llorar sino salir a la batalla-,
no olvides tu pañuelo
pues los dueños de lo comúnajeno están hundiendo
sus uñas en nuestra carne y requerimos
limpiar para el combate nuestras armas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las mentiras a destiempo de EL TIEMPO de Bogotá: ¿De nuevo la guerra contra Venezuela por el caso Conrado?

Arturo Ramos (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Como suponíamos y advertimos, el caso de Julián Conrado activó de nuevo la máquina de infamias y escupitajos mediáticos de la reacción colombiana. En la última semana y apremiados por la ola de solidaridad internacional, así como por la puesta a derecho del artista diversos voceros del gobierno de Santos, atacaron el tema lanzando a rodar las mentiras a las que ya estamos acostumbrados. Al cantor, que según ellos no canta sino “andaba con una guitarra por allí”, le comenzaron a inventar delitos inexistentes hace un mes y, no podía faltar, a Venezuela le revivieron en el territorio nuevamente los “santuarios” de las FARC-EP y el ELN, afirmado esto último por el Comandante de las Fuerzas Militares de Colombia Edgar Cely. De inmediato, Santos puso freno aparente a la verborragia de sus militares, una vez cumplida la función encomendada de echar a rodar la bola de la desconfianza y rebosar de pasto el pesebre de la canalla mediática. El siguiente paso fue dado desde El Tiempo de Bogotá, hoy devenido en oficina de comunicación del Presidente Santos, uno de los miembros propietarios de este consorcio informativo. Veamos la perla. Para El Tiempo, las dolencias de salud de Conrado serían una “instrucción” de Iván Márquez (1), uno de los máximos dirigentes de las FARC-EP, para que “montara una enfermedad” y así evadir la deportación o expulsión de Venezuela. Menciona la publicación de la familia Santos, de pasadita, la responsabilidad en esta la treta asignada a la defensa que están haciendo algunas ONG´s como FUNDALATIN (2). Para la Redacción de este diario, todo se debería a una “táctica” de la cúpula guerrillera para salvar al artista, según sabían “fuentes de inteligencia” con antelación. Pero, el cúmulo de falsedades está perdiendo la carrera y el aliento ante las verdades hechas ya voluntad colectiva. ¡Tarde piaste, pajarito!, hay que decirles a los palurdos cagatintas de la reacción colombiana.

Al panfleto bogotano, ahora devenido en pasquín oficial de la Casa de Nariño, tan veraz y veloz siempre en señalar los yerros del gobierno bolivariano, no le extrañaron para nada los 66 días de ostracismo jurídico, aislamiento y violación de los más elementales Derechos Fundamentales que padeció el cantante preso, algo sin precedente alguno en la Venezuela bolivariana y que deja muy mal parados al sistema judicial y a la Fiscal General Luisa Ortega, a cuyos despachos llegó la denuncia en su debido momento (3). Tampoco menciona El Tiempo, la causa de Habeas Corpus (4) que cursa actualmente en el Tribunal Supremo de Justicia venezolano; quizás teman que, como muestra últimamente su homóloga colombiana, la Corte Suprema de marras, honrando su papel, resista las presiones que urden las oligarquías a fin de manipular la justicia. Venezuela no es Colombia y, pese a las críticas en el tapete, el Estado bolivariano no se caracteriza por torcer decisiones con uso de teléfonos pinchados o amenazas de muerte. Ya el proceso legal del cantante tiende a regularizarse, en procesos judiciales formales pese a irregularidades que aún persisten, como presionar al detenido para firmar documentos que ayuden a superar la ilegalidad y el entuerto cuasilegal que armaron; también terminó la ilícita incomunicación, con el disfrute del “derecho a visita” de abogados, familiares y amigos. Lo imposible comienza a ser posible y destellos de luz se ven al final del túnel. Pero no desmayemos, que la batalla será larga y los adversarios son muchos, poderosos e imprevistos en su vileza.

Las mentiras de El Tiempo y -por mampuesto- del Palacio de Nariño se caen de tanto descaro. Habría que ser bien pendejos para no deducir de la vomitiva nota periodística, la intención de establecer una supuesta “complicidad” con la insurgencia colombiana de todos los que salimos en defensa solidaria del cantante. Estúpida la pretensión, que tergiversa, por ejemplo, la sana y humanitaria iniciativa de los artistas y trabajadores culturales organizados en la Coordinadora “QUE NO CALLE EL CANTOR” y FUNDALATIN, en la persona de la monja Eugenia Russián Solé, consecuente militante de la paz y los principios de amor cristiano que siempre han caracterizado a esta institución, desde la presidencia de su fundador el sacerdote Juan Vives Suriá, a quien hace honor siguiendo su ejemplo humanitario y responsable con los que aman la vida. Burda patraña el intento colombiano de criminalizar, como es su costumbre, el creciente movimiento de solidaridad que ya suma numerosos cantantes, trabajadores culturales, páginas alternativas en la red informática mundial y militantes por la justicia para con un hombre enfermo y perseguido con obsesión, por un Estado que ha hecho de las masacres, fosas comunes y bombardeos indiscriminados su sello de identificación. Poco les faltará para acusar de “apoyo al narcoterrorismo” a prestigiosos intelectuales como Itsván Mészáros, James Petras y otros, que se pronunciaron en contra de la entrega del cantautor, una vez consumada la captura. ¿Se atreverán? Todo es posible. Si la patraña sigue ese camino el asambleísta Earle Herrera no se salvará de ser calificado por los Santos como el comentarista televisivo exclusivo del Secretariado de las FARC-EP, luego de que manifestara por el canal del Estado (VTV) su solidaridad con el artista, en el programa “El Kiosko Veraz”, rasgando (¡por fin!) el velo de la censura. No nos extrañe, la paranoica retahíla de fantasías que ya se asoma, a instancias de la demencia en solventar con medidas represivas y militares cualquier expresión y arista del conflicto, negando cualquier tipo de diálogo o la salida política, a la que aspiramos todos los que vemos el horror que vive Colombia desde hace décadas.

No somos parte de una “táctica”, como tampoco recibimos la más mínima instrucción de las FARC-EP, pero siendo bolivarianos comprometidos, creemos firmemente que no puede haber paz sin diálogo ni justicia social. Por esto nos opondremos a cualquier extensión de la guerra vecina en nuestro territorio, así como a la entrega de revolucionarios perseguidos, sean insurgentes como Conrado o periodistas como Pérez Becerra, en reedición del Plan Cóndor. Quede claro.

En el pasado reciente, los dueños y redactores asalariados de El Tiempo se volvieron expertos en “matar” una y otra vez a Julián Conrado. Ahora, una vez público que el muerto no estaba muerto sino que padece de mala salud, ejercitan la virtud de la sanación milagrosa, para luego darse el gusto de matarlo nuevamente y por siempre, en la cárcel junto a otros 7500 reos políticos.

La papa se le pone cada vez más dura y caliente a los capitostes políticos e informativos del gobierno santista. Tan torpes mentiras delatan la desesperación. No le cobran, al enfermo guerrillero, el fusil rebelde apuntando al enemigo ni la inventada “extorsión telefónica” que dicen los expedientes amañados, sino los centenares de canciones y la decena de producciones discográficas que circulan en los subterráneos de la cultura de resistencia latinoamericana. Y eso, es más peligroso para la reacción y el imperio que un millón de balas.

Enlaces:
1) http://www.eltiempo.com/justicia/julian-conrado-en-venezuela_10107536-4
2) http://www.kaosenlared.net/noticia/fundalatin-asume-defensa-derechos-fundamentales-julian-conrado
3) http://www.kaosenlared.net/noticia/fundalatin-asume-defensa-derechos-fundamentales-julian-conrado
4) http://www.kaosenlared.net/noticia/julian-conrado-admiten-solicitud-habeas-corpus-dia-51-habeas-corpus

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.