jueves, 9 de febrero de 2012

Desesperado

Chara Lattuf (Desde Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

- No sé ¿qué podemos hacer? “El tuerto” no contesta.

- ¡Inténtalo de nuevo Cara e corcho!

- ¿Cómo así? Es la quinta vez que lo llamo Bella artes.

- Te he dicho que no me llames así.

- Pero bueno, acaso no eres el que sabes de artes. Ahora, ¿qué haremos con ese cuadro?

- Mira yo creo que estamos como la imagen de ese cuadro.

- Yo lo que veo es un tipo con cara de demente, loco e bola.

- Mira Cara e corcho, no eres más bruto por qué no puedes. Se trata de una persona horrorizada, desesperada. El autor vivió horrores durante su época, hasta Hitler prohibió sus obras en las Galerías y museos prestigiosos.

- Y ese Hitler ¿vivía por acá en el barrio?

- Olvídalo cara e corcho, no voy a perder mi tiempo. Fíjate, este Tuerto tenía que entregarnos la plata y nosotros le poníamos el cuadro en sus manos.

- ¿Y por qué no lo vendemos?

- ¿Cómo lo vamos a vender? si tenemos a la policía francesa persiguiéndonos.

- Espera esta repicando el celular…sí ¡Hola Tuerto! ¿Qué pasó?...cómo

- ¿que este no es?

- Que ustedes querían el otro porque son varios cuadros de este demente que aparece gritando como si lo estuviesen torturando?....Bueno...déjame pasarte a Bellas Artes… dice que nos darán solo la mitad del dinero…porque este sujeto del cuadro es el que menos sufre, al gritar su locura a los cuatro vientos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.