miércoles, 15 de febrero de 2012

¡Y yo qué culpa tengo que lo golpiaron a Perón? (Parte I)

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Apareciste de pronto, realmente no te esperaba pero aquí estás y hasta lograste conmoverme. Recuerdo, Yiyita, tus ojos del color del tiempo, capaces de desorientar a quien se detuviera en ellos. Los días en que el sol se enfurecía cayendo a plomo entre tanto plomo, sobre esta tierra llena de puntos que caminan hacia quien sabe dónde, daba la sensación que un pedacito de ese cielo inexpugnable se enredaba en tus pestañas.

En otro momento y vaya a saber por qué fenómeno, se convertían en el símil de dos uvas verdes, y los días en los que ese sol parecía estar en huelga, adquirían un tono grisáceo comparable al del acero. Hay teorías científicas que lo explican, yo las desconozco. Sólo se que tu alma también se fue convirtiendo en acero poco a poco.

Creo que esos días grises pretendían hacer docencia con vos, como para que aprendas que en la vida también existen los matices. Intento vano ya que jamás has aprendido que la paleta de colores, está llena de términos medios y según dicen, nada es tan negro o tan blanco, tan bueno o tan malo. Tan determinante.

Hoy, buscando un documento en el cajón del escritorio que, pese a los años, mantiene su brillo intacto a diferencia nuestra, encontré un viejo cuaderno Rivadavia. La curiosidad y el olvido hicieron que me detenga en sus hojas, hasta casi producirme un desmayo.

¡Era tu primer diario, Yiyi! Ese que te dio tu madre para calmar el ataque de celos provocado por el regalo que le había hecho a tu prima Griselda. O Pochi, como la llamábamos.

No te conformó del todo pero mami tenía la inteligencia como para hacerte entrar en razones y explicarte lo que hacía falta que supieras, a medias. Lo otro fuiste aprendiéndolo desde muy pequeña en base a tus propias vivencias apresuradas.

Recorrí sus páginas y fue volver a recorrer tu vida. De pronto sentí como si comenzara una danza de recuerdos insepultos que dormían su sueño interrumpido por mi necesidad, a tal punto, que hasta olvidé qué cosa era la que estaba buscando antes.

Regresó tu histórico atropello, Yiyi.

Regresaron tus trenzas que parecían de oro hasta que las destrenzó tu entrada en la adolescencia.

Regresó como un fantasma tu guardapolvo cuya blancura duraba apenas unas horas. Parecía tener un imán que atraía las manchas que escapaban del tintero, cuya carga azul demostraba sentirse más cómoda sobre las tablas almidonadas de tu pecho, antes de rodar hasta los zapatitos de cuero marrón con los cuales tus piececitos pequeños pisoteaban los caminos bordeados de púas.

Regresó el aroma de los alfajores de dulce de leche que acompañaban la merienda junto a tus amiguitos del barrio.

Regresó la mano de la abuela haciendo cosquillitas en tu espalda hasta que te dormías en su regazo a la hora de la siesta, más allá de que la media tarde fuera fría o cálida.

Tu diario de “tela de vaca”, como llamabas al cuero, está en mis-tus manos. Es donde fuiste dejando fragmentos de una infancia difícil pero que con los años sentiste como la herencia mejor que te dejaran tus padres. El amor a la lucha, Yiyi, late en tu sangre de mujer, se agita revolcándose en tu historia donde conviven pasado y presente, ambos convulsionados.

¡Pasaron y pasaste tantas cosas! y esas son las que te hicieron fuerte, tan fuerte, como para no derrumbarte en la senda sembrada de espinas cuando los vientos de odio recrudecieron su fiereza.

Siento que profané tu secreto, el que empezaste a entretejer un día de marzo, con siete añitos estrenados hacía pocos meses y mientras la intolerancia iba dejando pisotones imborrables en tu pequeño corazón de niña inquieta que fue convirtiéndose en mujer, entre ideas y acción, chocolatines y el amor de los abuelos, tíos y primos.

Y muchas lágrimas que parecen brillar entre las páginas que recorro, que brotaban, tal vez, los días en que tus ojitos se veían grises como el acero fundido en el horno de la resistencia.

Voy completar tu diario, chiquita, volveremos a unirnos como si los años no hubieran pasado. Como si volviéramos a ser una, aunque tal vez nunca dejamos de serlo, ambas sabemos que el tiempo no logró atraparte en la telaraña del olvido…

Jueves 8 de marso de 1956

¡¡¡Hola diario querido!!! Mucho gusto mucho tenerte yo soy Yiyi y tengo 7 años y vos no sos como yo quería pero igual te voy a querer ¿sabes?

Mi mamá me regaló esto que de diario no tiene nada a mi me gusta mas el que le regalo el otro dia a Pochita mi prima. Ese si que es un diario hermoso todo de tela de vaca marron y una serradura bien chiquitita con llavesita tambien chiquitita porque si es mas grande no entra en el aujero.

Se ve que a los diarios se les escapan las letras y por eso hay que meterles llave. Como yo le dije que por que no me compro uno a mi si Pochita es mi prima pero yo soy la hija mi mama me dijo que todavía soy chiquita y eso que ya tengo 8 años. Entonces me dio este cuaderno rivadavia y me dijo que cuando sea mas grande me va a regalar uno como el de Pochita que tiene las hojas mas suavecitas que vos. Se ve que el diario es raro porque no tiene rayitas y este cuaderno si que tiene entonces puedo escribir mas derechito porque si no me voy para arriba.

No importa diario mio que no seas tan lindo, yo te voy a querer igual y todos los dias te voy escribir cositas. Ma tambien le dijo a Pochita que no lo tiene que ver nadie porque el diario es intimo asi que puedo escribir lo que quiera y me parese que yo tambien unque no tengas tela de vaca ni cerradura igual vas a ser intimo y vamos a tener muchos secretitos.

El sabado vamos a ir a Del Viso a la casa de los abuelos y de los tíos vamos en tren porque es lejos. Ojala el boletero me regale la pila de boletos como asen algunos boleteros asi yo juego después con mis amiguitas. Como los boletos van a ser mios yo se los presto si quiero.

Pochita biene con nosotros pero si me porto bien nunca le dicen a Pochi que la que se tiene que portar bien es ella y eso que siempre se hace la mandona.

Papi tampoco vino anoche y yo no se donde esta desde hace muchos dias y lo estraño mucho.

La maestra me mando un monton de deveres y si no los hago ma me dijo que no te voy a poder escribir por muchos días. Me parece que quiere echarte la culpa a vos si me va mal en la escuela. Cuando venga papi se lo cuento todo pero siempre tarda y yo lo espero.

Chau diario.

Domingo 11de marzo de 1956

Diario feo pero que te quiero igual:

Ayer y antes de ayer no tube ganas de escribir porque jugué mucho con las chicas. El papá de Elisa nos yevó al soologico. El papa de Elisa es polisia el mio no pero el papa de ella nos lleva y mi papa casi nunca esta en casa y cuando biene se va rapidito. Trae un bolso y se ensierra con mami en su cuarto para guardar las cosas que trae y después se va.

Mi mama a beces dise que por ahí bienen los hombres malos y que para que ellos no rebisen la casa yo me tengo que ir a la cunita de cuando era chiquita y que esta en el cuarto de mama. Yo a veses me quedo dormida y no los beo pero cuando me despierto veo que esta toda la ropa tirada en el cuarto y mis juguetes y todos los libros que tiene mami y tambien las cosas de mi cuarto.

A beses bienen cuando estoy despierta y tienen unas armas mas grandotas que las que tiene Marito cuando jugamos al poli ladron y eso que el tiene una bien grandota que le regalo el abuelo.

Cuando vengo del cole mi mama ya junto todo pero se be que le cansa porque esta muy triste.

Cuando biene abuelita yo estoy en el cole y ella siempre me va a buscar.

Como llueve mucho no puedo salir a la calle a jugar entonces te puedo contar un monton de cosas.

Un dia que yo era mas chiquita pasaban aviones por arriba de la escuela y todas las mamis iban gritando asustadas a buscar a los chicos pero mami no me fue a buscar y yo miraba para todos lados y eso que la escuela quedaba a una cuadra.

Eso es muy lejos porque yo tengo un portafolio pesado.

Las mamas de los chicos eran unas escandalosas porque gritaban yo caminaba comiendo un chupetin y un poco me asuste pero no tanto.

Cuando la vi a mami yo le pregunte por que no me fue a buscar y mami dijo que no hacia falta que yo nunca tengo que tener miedo a nada.

Igual la abuela me estaba esperando en la otra cuadra y me also a upa y me gusto mucho porque me daba besitos en la carita. Abu lloraba y yo no le pregunte nada.
Cuando yegue a casa estaba papa con cuatro compañeros que yo conosco del sindicato y papa lloraba apoyado en la mesa del comedor. Ademas estaba don Juan que vive enfrente y Josefina y Bety que viven al lado y son muy amigos de nosotros. Y estaba la mama de Beba. Yo pensé que era como una fiesta.

Cuando me vieron todos me dieron un beso fuerte que me chiflo la orejita y me dijeron anda a jugar un ratito Yiyita.

Siempre cuando vuelvo de la escuela tengo que lavarme las manos para comer pero ese dia no.

Despues venia mas gente y la mama de Elisa me invito a comer nos hizo la comida a las tres porque Elisa tiene una hermana que se llama Isabel y tambien estaba el padre de ellas que es policia y comimos todos juntos pero yo pensaba por que yoraban todos en casa y no tenia ambre.

Papi nunca yoró y disen que los ombres nunca yoran pero la abu dise que si que yoran y porque son muy ombres. Yo no entiendo masnada

Despues mami me dijo que estaban tristes porque no se que de golpe le hicieron a PERON y en mi casa mami y papi siempre cantan la marcha peronista y yo me la aprendi toda.

Papi se quedo un rato largo yo estaba bien en la casa de Elisa pero después queria ir a la mia me pelie con ella me fui.

No digas nada diario pero en la puerta de casa habia un jeep y estaba lleno de armas y yo se lo grite a Elisa porque estabamos peliadas y ella siempre me dice mi papa es policiaaaaaaaaa y tiene una pistola asi de grande. Y ese dia yo le grite desde mi casa mi papa tiene este jeep yeno de armas y el tuyo tiene una sola pistola.

Mami estuvo mal ese dia porque me agarro de las trenzas y me metio adentro. Mi papa me dio muuuuuchos besos y se metio en el jeep y se fueron re rapido y el jeep hiso mucho ruido. Yo grite fuerte locos como vanandar asi de fuerte pero no me escucharon.

Mami y la abuela se quedaron yorando y para que se pongan contentas yo le cantaba la marchita y a la tarde la abuela me hizo una torta para que yo no yore.

Y no yore pero al otro dia cuando fui a la escuela todas las seño me preguntaban como estaba papi y yo les decia que estaba trabajando y que me iba a yebar al soologico. Y ellas no se dieron cuenta que yo decia mentiras porque papi no volvio a casa muchos dias y mami decia que era porque lo golpiaron a PERON.

¿y yo que culpa tengo diario si lo golpiaron a PERON?

Chau diario me voy a jugar porque paro de llover y ya esta Marito en la calle llamandome.

Martes 13 de marzo de 1956

Diario vos debes ser magico porque mami le dijo a Pochita que el diario nadie lo tiene que ver porque es intimo pero a mi me apareciste en otro lado y correjido un poco se ve que tenia algunas faltas.

Mami hoy me dijo que tengo que leer un libro todos los meses y una hoja de diario todos los dias para no tener faltas y para aprender. En el cuaderno del cole no tengo faltas porque escribo mas despacito pero el diario lo escribo rapido parapoder ir a jugar.

Me dio un libro que se yama el AHORRO y tiene un monton de historias empese por la que estaba en el medio y era un chico que guardaba siempre una monedita en la alcancia y no las gastaba nunca.

Mi abuela me regalo una de chanchito y me guarda moneditas que no se pueden sacar porque hay que romperlo y a mi me da lastima. Es muy lindo mi chanchito alcancia que se rie y tiene la colita como una e.

Diario no escribo mas hoy estoi triste. Pa tampoco vino y mami no sabe donde esta y la abu tampoco.

Bino el tio Yalito y yo lo escuche que decia que papi no piensa en la hija y la abuela le dijo que mi papi es igual a mi abuelo. ¡¡¡Tio me puso un billete graaaande en el chanchito!!!! Y eso que tambien estaba triste porque el trabajaba con PERON y con Evita pero desde que lo golpiaron a PERON mi tio no se va como mi papi y eso que son ermanos.

Tengo una pila de deberes y si no los ago mami te esconde a vos diario querido.

Chau

Lunes 26 de marzo de 1956

Cuantos dias que no te escribi diario querido. Pero estoy muy triste, todavía no bino pa y lo estraño muuuucho. Mami y la abu también, yo las escucho que dicen quien sabe donde estara ojala no le pase nada. Y don Andres siempre viene a buscar ropa para yevarle a pa. Don Andres vive al lado de mi casa.

Y ma le da mansanas y Josefina le hace sanguchitos y no se donde se lo yeban si nadie me dice donde esta.

Yo no se que puede pasarle si ya es grande y sabe cruzar bien la calle.

Anoche binieron los hombres malos y yo estaba despierta pero me tire sobre la cuna y me ice la dormida como otro dia. Yo escuche que uno le gritaba a mami y tenia ganas de ir corriendo con ella pero se que después se iba a enojar y me quede cayadita.

Mami les dijo cuando vinieron al cuarto esta la criatura durmiendo. Los tipos corrieron mi cunita y empezaron a buscar yo no se que. Y uno le dijo a mami que me tenia que cuidar papi no el.

Me dieron ganas de pegarle porque papi siempre me cuida cuando esta en casa, si el tipo seguro que ni lo conose.

Hoy fui al cole y otra vez las seño me preguntaba como estaba papi y volvi a mentirles les dije que estaba bien y que ayer me regalo una muñeca y me la habia regalado la abuela. Las seño ni se avivaron que les menti.

Mami dice que no hay que mentir pero a veces se puede un poquito. Y me dice que hay que ver oir y callar.

Desde que lo golpiaron a PERON muchas cosas me dejan hacer pero no puedo contarle a nadie que mi papi guardo unas pistolas y balitas en mi cunita y un monton de papeles que yo tapo cuando me hago la dormida.

Cuando viene papi y mami le cuenta que vinieron los hombres malos y que yo me hice la dormida papi me levanta en brazos y me dice que yo soy la mejor de todas las nenas. Yo le digo que igual quiero un hermanito pero no me lo traen. Y eso que todas las noches se lo pido a tata Dito que abu dice que está en el cielo y cuida a los niños.

Pero a mi nunca me escucha y la foto que tengo de tata Dito la voy a romper toda.

Chau diario magico que me corrije las faltas!!!!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.