martes, 3 de abril de 2012

Exploración amazónica para el despegue: Lenguas nativas para un amanecer diferente

Jorge Zavaleta Alegre

*Las culturas nativas serán escuchadas en adelante. *No habrá concesiones a dedo. *La función promotora y fiscalizadora demanda de mayores recursos fiscales. *La legendaria riqueza del Perú sigue siendo un misterio inexplorado. *Revelaciones de Perúpetro.

El continente americano cuenta con 400 lenguas nativas, derivadas de unas cincuenta familias matrices, cuya existencia, en su mayoría, está seriamente amenazada por la explotación, casi siempre violenta, de los recursos naturales.

En lo que va del Siglo XXI, un movimiento ecológico global ha despertado interés y respeto por esa gran riqueza lingüística y cultural, incidiendo por el mundo amazónico y andino, donde sus legendarios territorios se habían convertido en bíblica Torre de Babel. Investigaciones recientes revelan que Perú y Mongolia, son los espacios más grandes del planeta cuya magnitud de sus recursos sigue siendo un misterio.


En el caso del Perú, se están configurando políticas de Estado para que la exploración y explotación de los hidrocarburos y minerales, sean fruto de una previa consulta entre los pueblos nativos, empezando por el respeto de sus dieciséis lenguas aborígenes, como el mejor camino para alcanzar la unidad de criterios respecto al ingreso de las inversiones privadas.

Estos son algunos de los enunciados que se pondrán en práctica con el liderazgo de Perúpetro, encargada de promover, licitar, suscribir, supervisar los contratos y recaudar, en su condición de agencia nacional de los hidrocarburos.

Entrevistamos al ingeniero geólogo Aurelio Ochoa Alencastre, presidente de esa empresa pública. Natural del Cusco y con formación humanística en la Universidad de San Marcos y en la Escuela de Petróleo de Francia, señala que en adelante el punto de partida de cualquier proyecto de hidrocarburos tendrá como premisa el respeto de los valores culturales de las comunidades.

La estrategia empieza con un portal electrónico de la industria de hidrocarburos con mensajes en 16 lenguas nativas, que se refieren a los bienes y servicios que los pobladores locales pueden ofrecer, información que alentará el diálogo y la necesaria divulgación en otros medios. No se descarta el surgimiento de emisoras comunitarias. El Banco de la Nación, con sus 450 oficinas, también se ha unido a la promoción.

En agosto del 2011, las principales agencias noticiosas se interesaron del tema y sus despachos han repercutido en los más importantes diarios del mundo. Se ha dado a conocer que el Perú es un país semi explorado, desde el punto de vista de los hidrocarburos, factor positivo para los inversionistas que encuentran una oportunidad en un país donde las condiciones económicas son positivas.

A la mesa redonda de octubre pasado en la Cámara de Comercio de Houston asistieron 33 grandes empresas petroleras y gasíferas. La primera oficina virtual del consulado peruano quedó pequeña y la mayoría de esos participantes han visitado Lima para complementar información.

En el segundo semestre, después que la Ley de Consulta tenga su respectiva Reglamentación, se convocará a los inversionistas. Previamente se ha analizado cuáles serian los lotes que estarían reservados.

-La historia nos recuerda de los “booms” o “burbujas” del caucho, guano de las islas, del salitre y la pesca que no han dejado desarrollo. ¿Cuál es el nuevo contexto para que la inversión no nos lleve a otro fracaso más?

-Todo dependerá de que encontremos hidrocarburos. El Perú es un territorio que guarda muchos secretos. Como no se ha perforado lo suficiente, tampoco se ha encontrado. En este momento es un círculo vicioso. No encuentro, no invierto. No invierto, no encuentro.

-¿Por qué no se perforó antes?

-Buena pregunta. Primero por las políticas económicas, siempre cambiantes, que provocaron desconfianza, limitó que no se descubriese más hidrocarburo. A excepción de los años 70 y 80 que se descubrieron Camisea y el petróleo en la selva norte.


-¿Y en el presente quinquenio cuál es la política?

- Hay que revertir ese estigma de la desconfianza que arrastra el Perú. Felizmente hemos logrado un hallazgo en la selva norte, Loreto, en la frontera con el Ecuador. En el lote 64 se encontró petróleo ligero, cuya producción en el futuro se estima entre 9 mil y 50 mil barriles diarios. Este hallazgo es muy significativo. El pozo de Situche es el más profundo del país, con 19,343 pies. Este excelente petróleo ha cambiado el concepto sobre la cuenca Marañón, y todas las empresas han tenido que revaluar sus proyecciones. Hay mucho, muchísimo pan por rebanar. En Colombia, durante una suerte de Conferencia de las Américas para el petróleo, todos los asistentes quedaron muy entusiastas al conocer dicho hallazgo.

-¿Cuál es el actual potencial regional?

-Estaríamos en los mismos niveles de Bolivia, Colombia y Argentina. En el caso de Colombia, desde un punto de vista geológico y técnico, es un territorio maduro que se ha explotado bastante. Perú es el próximo Colombia, país que ha tenido un éxito tremendo.

-Basadre planteó superar el “Empirismo del Estado”

- En Perú hay muchas barreras burocráticas. Son otras de las razones para el retraso en el conocimiento del territorio. La verdad que todo el trabajo realizado podría irse al fracaso si continúan las barreras. La respuesta no se ha dejado esperar. Semanas atrás se ha formado una instancia de viceministros de los sectores involucrados en el tema a energía, porque se está tomando el toro por las astas. Estamos destrabando trámites, es una tara que nos ha venido arrastrando, y restando competitividad.

-Algunos liberales, como Hernando de Soto, desde el ILD, plantean que los pobladores nativos sean accionistas en un proyecto. Y en el otro extremo se alientan procesos sin participación. ¿Qué rol cumplirá la legislación de Consulta Previa?

-En el caso de los hidrocarburos no ha habido conflictos de la envergadura como en la minería. Esto no significa que no haya problemas. Perúpetro ha trabajado la presencia de la participación ciudadana y ahora con la Consulta Previa.

Ya se ha realizado un trabajo sistemático en las comunidades respecto de las bondades que podría generar la industria de hidrocarburo. Hay empresas formadas con la capacitación de Perúpetro, de universidades y centros tecnológicos como Senati, que preparan a la población aledaña a las explotaciones petroleras para que puedan formar empresas de bienes y servicios. Varios comuneros querían dar servicios a las petroleras, pero estas pedían el RUC, y los comuneros no sabían de la existencia de este documento, entonces optaron por contratar a las empresas de las ciudades como Iquitos y Pucallpa.

-Algunas ventajas esenciales de la Consulta Previa.

-Esa Ley va a permitir que las comunidades sean consultadas. En el caso de hidrocarburos siempre fueron consultadas, hubo audiencias públicas en los respectivos escenarios. Esto va hacia adelante, será como punta de lanza. Perúpetro, con sus oficinas regionales, tendrá un mecanismo de ayuda. Vamos a dar a conocer primero a las comunidades los detalles de la licitación, luego a los gobiernos regionales y locales. Por el respeto que se merecen vamos a informar a las comunidades qué es lo que se piensa hacer en un determinado lugar. Antes primero se enteraba el país y después las comunidades. Consultar a las comunidades será la premisa fundamental. No es asunto forzado sino que nosotros sentimos que así debe ser. Nuestra sensibilidad social viene desde la cuna. Es verdad lo que usted afirma sobre la mayor visión humanista en la educación europea. Las comunidades tienen razón de reclamar porque no pueden ser los últimos en enterarse de las operaciones petroleras o mineras en el territorio que habitan.

-¿Hay suficiente gas para atender la demanda?

- La zona sur del país tiene una vocación gasífera. Los lotes 58 y 56 en la zona de Camisea, Tambopata, Madre de Dios, son parte de una región gasífera que se extiende hasta Bolivia. En el centro de Aguaytia, Pucallpa, tenemos gas y petróleo hasta el norte de Argentina. La parte central de esta franja sur andina está en el Perú. En consecuencia el potencial es enorme. Se ha descubierto petróleo pesado en el lote 8, en la zona central.

Otra área adicional es Pirín, en Puno, a orillas del Titicaca, donde a principios del siglo pasado, hasta 1930, se llegó a explotar petróleo a orillas del lago, casi a 4 msnm. Hasta ahora sigue emergiendo petróleo que la gente lo utiliza para quemar cal. Esto demuestra que hay un potencial enorme.

-¿Cuál será o es el tratamiento que se le da al canon y el sobrecanon?

-A más posibilidades de encontrar hidrocarburos, las comunidades recibirían más recursos. Los porcentajes, en el caso del petróleo, han subido del 12 al 15%. El sobre canon fue decisión del Congreso para agregar un 2.5%, que también se dirige a las universidades.

En el caso del gas, 50% de la regalía de Camisea se traslada a la Región (37.24%). Adicionalmente el 50% es impuesto a la renta.

-¿Hay déficit de geólogos, de ingenieros?

Hay poquísima disponibilidad de ingenieros mineros. Si tenemos éxito en la próxima convocatoria, habrá más demanda de geólogos y de ramas conexas. Por el momento son empresas internacionales las que dan el mayor servicio tecnológico. En el caso minero, existe alguna tecnología local. En petróleo la demanda es más especializada. El Estado tiene convenios con Pedevesa de Venezuela y Petrobras. Una delegación de Pedevesa destacó el valor del banco de datos que dispone Perúpetro, que es super automatizado, con acceso en tiempo real desde cualquier punto.

-¿Existe gas suficiente para atender la demanda?

Potencialmente existe. Hay manifestaciones y descubrimientos. El gasoducto y la industria petroquímica deben buscar la sostenibilidad del proyecto. Queremos que se prolongue en el tiempo. El encargo a Perúpetro es que este proyecto continúe por larga data, pero podría resultar poco atractivo sino se descubren más reservas. Se tiene que invertir más. Por eso a las empresas interesadas se les está facilitando los trámites burocráticos para que ya empiecen a perforar y empiecen a descubrir para consolidar las actuales reservas y ampliarlas.

-¿Los gobiernos regionales participan activamente de esta política?

-Hay algunos gobiernos. Hay otros gobiernos que requieren de más información. En Iquitos hemos estado con todos los gobiernos locales de la amazonia. Hemos tenido acogida. Si hay más inversiones habrá más canon para las regiones. Los gobiernos regionales van a ser los veedores en el campo y cualquier anomalía la podrán denunciar para que Perúpetro tome acción. Somos los responsables de la supervisión de los contratos petroleros, garantizar al país que se cumplan los compromisos jurídicos, que se respeten las normas ambientales. Igualmente proteger los hallazgos arqueológicos, porque en todos los contratos petroleros hay una cláusula de respeto irrestricto respecto a los yacimientos arqueológicos, establecidos por el INC, ahora Ministerio de Cultura.

-¿Cómo trata el Estado a Perúpetro?

-Esta empresa no tiene utilidades, es un ente recaudador de la renta petrolera. En el 2012 se calcula que recaudaría entre siete a ocho mil millones de soles, suma que convierte a Perúpetro en la empresa con los más altos ingresos, después de la SUNAT. Perúpetro es la segunda entidad pública en cuanto a ingresos, según precisa el FONAFE.

Esalud cuenta con 6,500 millones de soles. Perúpetro reparte los fondos de Camisea al ministerio de Energía y Minas, al organismo regulador OSINERGMIN. De acuerdo a Ley debe darle 0.75 de sus ingresos. La ley señala que Perúpetro debe tener de presupuesto hasta 1.5%, es decir el doble. Pero solo tiene 0.30% de presupuesto anual. Debiera tener un trato distinto, porque dada la misión de supervisión, es obvio que cuanto mejor supervise podría recaudar más.

-¿No es casualidad esta forma de entender la función promotora y supervisora?

-Considero que administraciones anteriores no lo han planteado y esto tiene que corregirse. El problema puede revertir en detrimento del Estado, porque con un presupuesto restringido las funciones son restringidas. Una ley última permite el fortalecimiento de la SUNAT. Perúpetro no pretende tener esa dimensión, pero el que tiene actualmente, resulta inferior al que está aportando a Energia y Minas y a Osinerg.
Perúpetro, nació con la Ley General de Hidrocarburos, a raíz de los cambios estructurales que recorta a los ministerios las funciones de fiscalización porque no podían ser juez y parte, y se generan los organismos reguladores.

En el caso de Petroperú que era una empresa vertical comenzó a privatizarse, y lo que queda hoy solo es la refinería y el trasporte de hidrocarburos en el oleoducto. Lo que se quiere es darle la envergadura que tuvo como empresa.

- ¿Cuál es el balance de lo avanzado?

-En este momento tenemos 82 contratos de exploración explotación de hidrocarburos. De los cuales 22 son de exploración. Al igual que en la minería, el objetivo es atraer a las grandes empresas. En este quinquenio deben vencer siete contratos. El directorio de Perúpetro, en esta administración, ha decidido que todo contrato que fenezca no se renueva, vale decir, sale a concurso. Es un asunto sumamente importante señalar que no habrá adjudicación a dedo. La única participación directa en esos lotes sin concurso será Petroperú, por ser 100% empresa estatal. Puede participar en asociación directa con una concesionaria y en una proporción minoritaria, adjudicación que se hará en concurso público. Los siete contratos vencen 2013 y 2016.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.