jueves, 3 de mayo de 2012

En la ermita de Nuestra Señora de los Órganos

Espiga Dorada (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En la ermita de nuestra señora de los órganos
Que tiene mucho parecido
Con el santuario de nuestra señora de Copacabana
La armonía o melodía de balidos
De las ovejas y corderos
Se vuelve al canto religioso
Reformado por Gregorio I
Ese ladrón de notas
Que ajustó un tratado honroso con los lombardos
Y a quien se le debe la conversión de Inglaterra
A base de hostias y cadalso
La misa del Jumento en Gregoriano
O del Asno
El cura vuelto del revés
Cae en nota
Sin acordarse de cuando fue sacristán
En ceremonia transustancia
De Rebuznos horrendos prorrumpiendo
Representando un sonido
Y el sonido mismo
Que corresponde a este signo
De despedir el Asno su voz
Luego el pueblo
Contestando a su vez
La ermita toda
Con Rebuznos gregorianos aturdiendo
Aquí es el Rebuznar
De mujeres, niños, mozas
Viejos que no saben de la misa la media
En ansia de elevar sus Rebuznos hasta el cielo
Agregado de algunos conventos
No bastantes para formar una nación
O provincia
Imitando a los Asnos con jactancia
Y a su cura tomando por modelo
Qué devoción, qué exhalo, qué contento
Aquí la música de la obra vale más que la letra
Que nos remite a la música de Mozart
O a los valses de Strauss
Con esos cuarenta o cincuenta monjes de Cluny
De quien dependieron más de 2.000 monasterios
Como hijuelas o colonias
Con buena música viniendo
Excitándose en santo celo
Ellos que crearon escuela de Rebuznos
Y antaño Rebuznaron en cátedras
Dotadas a este efecto
¡Qué fuerte!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.