jueves, 31 de mayo de 2012

Marines en el Chaco

Carlos Alberto Parodiz Marquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Caminar seis cuadras bajo la lluvia, monótona, hostil, sin abrigo adecuado, y con ausencia mayoritaria de árboles, es una parcela de la accidentología vial, que enfrento en Alejandro Korn, agravada por la hora de mañana que no suelo frecuentar, por lo menos en la calle.

Protesté en voz alta, sin riesgos, porque hasta mis ocho palmeras goteaban lágrimas de plata, silenciosas de despedida, que pegaban duro, ese día. Es que la virtualidad de vivir en un lugar distante se acentúa cuando, reaparecen las comunicaciones interrumpidas, durante tres meses por un robo de cables que ocupó veinte kilómetros, según la empresa, y borró todo contacto humano, telefónico y virtual.

Esa mañana, casi visceral, pese a mi disgusto, me permitía portar guardado en mi alma la contemplación de una luna extra large, que nunca había visto igual. En los lugares abiertos, como este, el fenómeno se multiplica y consigo la emoción. No obstante esa fiesta del espíritu se terminó horas después. Era en abril pero de 2012.

Temprano en la mañana Yon fue la llamada del infierno, porque hay horarios en que ni siquiera el anuncio de una jugada de quiniela, disculpa. Es una fuerte contradicción refugiada en la necesidad nunca cumplida debidamente, de escribir. Uno va postergando lo que no debe. Hasta que el riesgo de no llegar a empatar nunca, provoca pánico triste, solitario y final, como titulara Soriano.

Marché hacia la estación ferroviaria, obedeciendo instrucciones del vasco. Languidecía, para cuando llegué, esa lluvia sacudida por el viento, hamacaba sensaciones que por lo menos yo, no quería para mí. Pero esto es tierra de las intolerancias, pensé, mientras me acomodaba en el vagón que suele parar donde está el indicador de andenes, el que en realidad elijo. Me dispuse a presenciar el desfile de los vendedores que recorren el tren como peregrinos desterrados, con la variopinta oferta que nada excluye, desde los pañuelos descartables, hasta chocolates inesperados, parando en los rubros menos imaginables.

Tuve fe y eso me rescató. Porque el adormecimiento que junté de Korn a Lomas, trajo la placentera modorra y esta requiere acomodarse para soñar, por lo menos con un buen plato de comida. Una recurrente necesidad en mi caso.

Jabalí ahumado y pasta de mostaza con nueces y miel, me anunció como un parlante chino, en el teléfono; Yon se reservaba el postre entre torta Nora –todo chocolate– y la opción la desconocí, para mi era suficiente. La garantía me la daba la bodega Flichman que tiene variedad de sabores, para acompañar. Por supuesto, me sentí agasajado, por mi sacrificio matinal.

En Lomas el andén cuatro de la estación ferroviaria, reunía bastante desarraigo como para no sorprenderme, salvo en un costado protegido de las corridas, la presencia del vasco que me aguardaba apostado detrás de sus lentes oscuros. Su saludo gestual, poco me tranquilizó salvo el recuerdo de una mesa bien puesta, que me intrigaba menos que quien iba a hacerse cargo de la cuenta Algo seguro había, yo no iba a pagar. Me tomó del brazo para murmurar

- “Ambas márgenes”, me trae un documento que tenés que ver – descontando un interés que estaba lejos de sentir. Caminamos por Pellegrini hasta Sáenz, donde Dali no pinta y en un lugar casi reservado, nos esperaba el invitado bastante preocupado. Lo saludó, naturalmente al vasco, y levemente me regaló una seña que como identificación sobraba.

La realidad a través de la amplia ventana recogía postales rugosas a esa hora del mediodía en que nosotros empezábamos a servirnos, la contradicción de siempre. No obstante, a decir verdad, el jamón serrano de entrada y ahumada, daba salida al hambre que me suele perseguir con ensañamiento. Aunque igual lo quiero al vasco.

“Forbes Energy en el Chaco

La firma norteamericana Forbes Energy, fogoneó una reunión de funcionarios del gobernador chaqueño Jorge Capitanich con intendentes y equipos técnicos para analizar características, tipo de suelos y disponibilidad de tierras para la producción de caña de azúcar en los departamentos Bermejo, San Martín y 1º de Mayo.

Destaca que a diferencia de lo acordado con el Comandante Edwin Passmore, del Comando Sur y Silvia Maurizio, de la embajada de Estados Unidos, ellos hablaban de 50.000 hectáreas, ahora apuntan llegar a las 100.000 hectáreas sembradas de caña de azúcar para la producción de bioetanol”.
“La producción de etanol a partir de caña de azúcar transgénica, no es “una producción ecológica o limpia”, requiere la utilización de un importante caudal de agua, una buena parte de ella en el proceso de producción se contamina con los agrotóxicos con los que son tratados durante el ciclo de producción.
¿Quienes son Forbes Energy?
Según cables de Wikileaks, Lucien Forbes, uno de sus directivos, tiene un interesante historial de acusaciones judiciales que van del fraude, falsa representación, hasta denuncias de sobornos a funcionarios de distintos países. Según cuentan estos cables, el negocio de Forbes Energy y sus filiales, es obtener contratos y luego revenderlos a otras compañías,

La cooperación humanitaria

Las organizaciones y los centros de estudios del NEA (noreste) alertaron sobre las instalaciones del Comando Sur de la IV Flota de los Estados Unidos en territorio chaqueño a través de un convenio entre la Embajada de EE.UU. y el Gobierno de Capitanich.

Esta operación fue anticipada en el 2007, en el libro "Crímenes en Sangre", donde se anticipaba la llegada de los cascos azules al Chaco para avanzar en investigaciones genéticas, vigilar un vértice del acuífero guaraní y del interfluvio Teuco-Bermejo y garantizar las tierras de El Impenetrable bajo el paraguas de la cooperación humanitaria.

Previo al desembarco de marzo 2012, hubo que precisar lo que generó el dengue en el 2009. Un escenario que sacudió a la salud pública sorprendió al Chaco, por el epicentro en Charata, una de las ciudades beneficiadas por el rinde de la soja. Se cree que todo estaba controlado y operado desde la base de la IV Flota instalada desde hace años en suelo paraguayo (Base Mariscal Estigarribia).

El aeropuerto internacional de Resistencia (propiedad del grupo Eurnekian) fue el lugar elegido para la instalación de esta base militar de la IV Flota de los EEUU, que se visualiza a quinientos metros de la Ruta 11, en el acceso al aeropuerto, un bunker dotado con antenas satelitales, para monitorear esta parte de América del Sur.
Tarea para "evitar" el terrorismo, recopilar datos del agua no contaminada de ríos, lagunas y los acuíferos Guaraní y Toba, para eventuales cambios de destino.

Cosas de la buena gente

Las trayectorias (sólo citadas) de los jefes militares en este desembarco chaqueño: el primer jefe designado en 2008 fue Josep Keman, jefe de los Comandos de Elite Navy Seals, preparados para actuar en guerra irregular, operaciones encubiertas, contrainsurgencia y terrorismo, premiado y condecorado por la gran experiencia y actuación "humanitaria" contra los pueblos de Vietnam, Irak, Afganistán, Pakistán el Golfo Pérsico y Medio Oriente.

El Comandante contralmirante Víctor Guillory, (negro), oriundo de Georgia, reemplazó a Keman en 2009. Desde 1978 estuvo al frente de fragatas misilísticas de la VII Flota con activa participación en bombardeos "humanitarios" durante la guerra del Golfo.
Fue responsable de las operaciones anfibias conjuntas y combinadas en el Pacífico Occidental. Además, fue comandante en jefe de las Fuerzas Navales de EE.UU. para el Apoyo a la Fuerza Combinada 535. En enero de 2010 participó al mando de la Cuarta Flota en la ayuda a las víctimas del terremoto de Haití. Guillory es un graduado de la Universidad de Defensa Nacional (Colegio Industrial de las Fuerzas Armadas) y sus premios y condecoraciones incluyen la Legión de Mérito, la Medalla de Servicio Meritorio de Defensa, dos Medallas de Mérito, la Medalla con Estrella de Oro. Fue receptor de reconocimiento y medalla 2009 del Ingeniero Negro del Año para el Liderazgo.

El contralmirante Kurt Tidd es el nuevo jefe de la Cuarta Flota de los Estados Unidos. Tidd fue Director de Política de Capacidades Estratégicas, Dirección de Política de Defensa en julio de 2006. Fue personal del Consejo Nacional de Seguridad en marzo de 2005, director de Asuntos de Estrategia y Defensa en la Dirección de lucha contra el terrorismo. Tuvo el desarrollo y la coordinación interinstitucional de políticas en la lucha contra las armas de destrucción masiva, el terrorismo, las amenazas a la seguridad de la aviación internacional y la política de seguridad marítima. De enero 2004 hasta marzo 2005, Tidd participó en la Guerra del Golfo en operaciones como comandante en Oriente Medio y Comandante de la Fuerza de Tareas de la 55."

El gobernador chaqueño recibió al coronel Edwin Passmore, agregado militar en jefe de la embajada de los Estados Unidos, responsable de la instalación por parte de la Cuarta Flota de los EE.UU. del "Centro Anticatástrofes y Ayuda Humanitaria" que funciona desde marzo de 2012 en el Aeropuerto Internacional de Resistencia.

¿Quién es?

El Coronel Edwin Passmore, con mando de tropas, cumplió tareas humanitarias en la invasión de Afganistán y fue asesor de Inteligencia del ministro de Defensa de Kuwait durante la invasión a Irak. Desde 2005 fue agregado militar en la embajada de EE. UU. en Venezuela, de donde resultó expulsado por espionaje en 2008.

Según Página 12, (febrero 2011), Massmore, tuvo participación en el incidente en que el gobierno nacional impidió el ingreso de "carga sensitiva" secreta que arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza en un vuelo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "llegó con un arsenal de armas largas para un curso sobre manejo de crisis y toma de rehenes ofrecido por el gobierno de Estados Unidos al Grupo Especial de Operaciones Especiales de la Policía Federal (GEOF).Entre otros elementos como
equipos de transmisión, medicamentos que los funcionarios establecieron vencidos, drogas estupefacientes y narcóticas y estimulantes del sistema nervioso, tres aparatos encriptadores para comunicación. Dentro de la valija secreta también apareció un sobre supersecreto, de tela verde. Con folleto en quince idiomas”-, Basta para mí.

Decidí aceptar –otra no me quedaba-, que el jabalí era de una carne absolutamente desconocida para mi. Pero luego de digerir la información ya no tan reservada, era más saludable probar, beber con seguridad y esperar los tironeos que llegarán en el futuro. La mostaza sigue sorprendiéndome. Yon no y “Ambas márgenes”, no me convence como topo. Para lo que hay…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.