miércoles, 23 de mayo de 2012

Música… y un poco de humor

ARGENPRESS CULTURAL

Estimado lector:

Los materiales musicales que ofrecemos cada semana pretenden ser aportes serios, rigurosos y sesudos, que amplíen el panorama cultural. La música, por supuesto, es una expresión sublime de la creatividad humana. No sabemos si logramos nuestro cometido (creemos más bien que no), pero al menos ésa es la intención.

El que presentamos hoy no deja también de perseguir ese objetivo; pero tiene un agregado: ¡conlleva un concurso! Sí, sí… ¡un concurso! Y nos explicamos.

Presentamos hoy música de series televisivas. No hay ninguna duda que el mensaje audiovisual en juego cumple su objetivo: muchas de las interminables series que nos inundan en la programación televisiva son famosas por sus bandas sonoras. De hecho, en más de un caso sus temas musicales pasaron a ser clásicos de la cultura cotidiana: ¿quién no conoce, no escuchó alguna vez, por ejemplo, la música de La Pantera Rosa?

La televisión abrió grandes expectativas cuando nace a mediados del siglo pasado; las posibilidades ofrecidas por este medio para el desarrollo cultural eran inmensas. Hoy, varias décadas después, cobran todo su sentido las palabras de Groucho Marx: “la televisión sin dudas que es muy instructiva, porque cada vez que la encienden me voy al cuarto contiguo a leer un libro”. Lamentablemente lo que parecía un vehículo maravilloso para popularizar y hacer llegar a un gran público mensajes culturales variados terminó siendo básicamente una poderosa herramienta de control ideológico-cultural, con una producción bastante mediocre y cuestionable.

En la actualidad, con las nuevas tecnologías de televisión por cable, las ofertas de programación son muy variadas, encontrándose de todo: programas instructivos, científicos, cine de alta calidad, entrevistas críticas, documentales de muy buen nivel. Pero en general sigue primando el entretenimiento simple, el mensaje ideológico efectista. En esa lógica se inscriben las innumerables “series”, que ya pasaron a ser algo obligado en la programación televisiva. ¿Quién no las ha visto alguna vez?

De origen estadounidense la mayoría de las consumidas en el mundo occidental, en muchos casos sus bandas sonoras se hicieron clásicos de la cultura popular.

A propósito, presentamos hoy doce temas musicales que han sido la marca musical distintiva de otras tantas series. ¡Y sometemos al lector a una prueba! No les ponemos los nombres de cada una de ellas, sino que dejamos que nuestros seguidores adivinen: ¿de qué serie es cada uno de los doce temas ofrecidos?

Quien desee, puede contestarnos a nuestro correo: argenpresscultural@gmail.com Eso nos permitirá ver si hay gente que se interesa por nuestros materiales, si tenemos bastantes lectores, y más aún: si nuestros lectores ¡miran televisión!

Quien acierte en las doce canciones…. ¡tendrá un premio sorpresa!













Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.