jueves, 3 de mayo de 2012

Pueblo Yánesha: el nuevo canto épico de América Latina

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

El género épico ofrece hechos legendarios en forma de epopeya, cantar de gesta, romance, cuento, mito, leyenda, relato, novela, que identifica una cultura. El Ministerio de Cultura del Perú acaba de presentar Yánesha, una de las gestas ancestrales más importantes de su historia pre inca, que guarda similitudes con pueblos andinos vecinos y bien puede atraer la atención de la cinematografía internacional, siguiendo a otras culturas admiradas por el mundo. Los Yánesha es uno de los 56 pueblos de la amazonia, en la selva central, en las sub-cuencas de los ríos Palcazu, Huancabamba-Pozuzo, Pachitea y Perené.

Ese reconocimiento no siempre es espontáneo. Es más bien fruto de una profusa investigación, exuberante bibliografía, sólida museografía, intensa promoción y producción de excelentes obras cinematográficas, que, sin duda, concurren en la edificación de una clara identidad de una cultura.

Tal afirmación es comprobada si seguimos de cerca el lejano Oriente con el Mahabharata y el Ramayana, el Kojiki y la epopeya de Gesar, que aún se sigue cantando en territorios de Asia. Los griegos, con la Ilíada y la Odisea. Roma, la Eneida. Francia, el Cantar de Roldán. Italia, la Divina Comedia. España, el Mío Cid. Los alemanes, con Los Nibelungos. Inglaterra, El Paraíso perdido.

El Perú, es depositario de un riquísimo tesoro de relatos, canciones y ritos, que pasa por un proceso de recuperación de los paisajes ancestrales. Una referencia nueva es la historia de Yánesha, una nación con quince mil habitantes, cuya cultura se explica en una larga travesía desde la Amazonía brasileña hasta la costa limeña, venciendo la abrupta cordillera de los andes.

“El Instituto del Bien Común – IBC informa a la comunidad internacional que “tiene la Historia de un pueblo indígena del Perú que es al mismo tiempo la Historia del Perú”. Según el antropólogo investigador Richard Chase Smith, fundador de esta entidad, formado en las universidades de Cornell y Harvard y residente en el Perú desde hace cuarenta años, explica haber comprobado que las instituciones religiosas, sean católicas o evangélicas han limitado o silenciado las voces del pensamiento popular, atribuyéndole un origen diabólico, contrario a la existencia de Dios, siguiendo la misma conducta de los primeros conquistadores.

Los relatos de los abuelos Yáneshas se suman a las investigaciones en libros y escritos de los siglos XVI, XVII y XVIII, con información de las misiones mercedarias, franciscanas y dominicas, que coincidieron en parte con los relatos de los amazónicos. La revaloración de Yánesha está ligada al trabajo del IBC, fundado en 1998, cuyo objetivo es buscar soluciones a los problemas prácticos de la gestión y la economía de los recursos, servicios y espacios comunes de Yánesha y los pueblos vecinos.

“Estamos mostrando a los ojos de los peruanos un lugar específico, mapeado, entre ocho mil topónimos, de los cuales cinco mil han sido identificados, con su historial oral. Mientras los jóvenes son escépticos con el redescubrimiento, y solo consideran historia a la vida de Bolívar y San Martín, o aceptan con escepticismo a Manco Capac; después de más de treinta años de silencio las mismas ancianas y ancianos comienzan a narrar su invalorable tesoro”.

Hay por lo menos quince narrativas épicas con 15, 30 y 60 capítulos. No hay una sola persona que conozca toda la historia. Utilizando la informática y geomática del IBC, Yáshena puede acceder a un Sistema de Información sobre Comunidades Nativas de la Amazonía Peruana (SICNA) para cubrir la carencia de mapas e información. Con estos recursos y una biblioteca especializada, promueve el ordenamiento territorial y la defensa de los derechos de propiedad de los pueblos indígenas.

La muestra "Paisajes Ancestrales del pueblo Yánesha", presentada en el Museo de la Nación, es un certero acercamiento del Ministerio de Cultura, en tanto se convierte en parte de un programa de promoción de una etnia amazónica con más de 3000 años de antigüedad, decisión que coincide con el pensamiento de Espíritu Bautista.

Bautista, el líder Yánesha, profesor autodidacta propone un trabajo con las comunidades en la agricultura, manejo ambiental y cuidado de los recursos naturales, a partir del rescate cultural. El proyecto también constituye un semillero infantil, como revelan los dibujos del profesor Anselmo Cruz y diversos documentales.

La presencia del Estado en el pueblo Yánesha, en el Ucayali, al interior de Oxapampa, es inadvertida. El municipio ocasionalmente presenta una pequeña obra, como un club de madres, hace dos años. Pero aclara que “esa lejanía del Estado no es culpa, necesariamente, de los gobernantes sino de nosotros que no exigimos, ni contribuimos al cumplimiento de las normas”.

Espíritu Bautista considera que los Yánesha han conseguido “recomponer las gestas de una constelación de ancestros y héroes poderosos que pacificaron el mundo, lo modelaron y dotaron de riquezas naturales”. La muestra que ofrecen nos habla del Sol y de la Luna y su permanencia en la tierra, y de una pareja de hermanos encargada de conservar y distribuir el agua de los nevados hasta los bosques amazónicos.

El historiador Rafael Barón Gabal, viceministro peruano de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, al inaugurar oficialmente la exposición de los Paisajes ancestrales del pueblo Yánesha, enfatizó en la importancia de articular el esfuerzo de 40 años de trabajo de este pueblo para promover la salvaguarda y la inclusión social.

También recordó que en una investigación suya del Callejón de Huaylas, ubicó a las antiguas poblaciones tomando un mapa de ese momento, revisando crónicas judiciales, visitas de funcionarios de la corona española del siglo XVI. “Es posible que en ese entonces no se había percatado en algo que existía entre los pueblos sobre la relación ancestral y territorial que hace sentir que la memoria de los peruanos no es reciente, sino muy antigua como la cultura Yánesha y sus fuentes orales y geográficas”, como las que ahora se utilizan con ayuda de la tecnología y el notable interés de las principales universidades del mundo.

Yánesha, en la muestra interactiva, en base de dibujos con el pincel de artistas autodidactas, más los mapas, canciones y videos, recoge el trabajo de cuatro décadas de un equipo liderado por el antropólogo Richard Chase Smith y el experto en cultura y tradiciones Yánesha, Espíritu Bautista. El trabajo es considerado como el estudio más completo que se haya realizado sobre una etnia de la selva peruana que, en un futuro, podría ayudar a entender el posible origen amazónico de las culturas andinas, tal como lo planteó Julio C. Tello en su teoría sobre el nacimiento de la cultura Chavín.

Otro proyecto del IBC es un plan de protección para la Reserva Isconahua. Decenas de delegados de comunidades nativas, federaciones indígenas, el Indepa, organismos regionales e Isconahuas que hace años salieron del monte han participado en un Taller de Elaboración del Plan de Protección de la Reserva Territorial Isconahua en la ciudad de Pucallpa. Una reciente investigación en las cabeceras de los ríos Callería, Utiquinía y Abujao registra 80 testimonios de avistamientos de indígenas aislados en la Reserva Territorial Isconahua y zonas aledañas, que demandan un plan de protección para resguardar su integridad debido a su vulnerabilidad frente a enfermedades, la tala ilegal, la minería aurífera, la actividad petrolera, el narcotráfico y la construcción de una carretera o ferrovía que atravesaría su actual zona de tránsito.

Otra muestra infográfica “Expulsados del Paraíso” ya presentada en Lima, Iquitos, Puerto Maldonado y en la Plaza de Armas de Pucallpa, revela con fotos, mapas y datos actualizados el aislamiento de los pueblos en la frontera Perú- Brasil.

Respecto a la Ley de Consulta Previa, los comuneros de Yánashe, son conscientes que siempre han habido diferentes formas de conocer lo que los pueblos nativos piensan de la extracción de los recursos naturales. Sin embargo, después de participar en sucesivas asambleas y exposiciones de juristas comprometidos con los pueblos nativos, estiman que la reciente Ley y su Reglamento, relacionada con el Convenio 169 de la OIT, no satisfacen del todo sus aspiraciones, pero hay avances, que pueden ser mejorados.

LA EPICA A LA PANTALLA GRANDE

El canto épico Yánesha, situado en el tiempo y aplicándole un procedimiento científico, significa la afirmación de la personalidad de una cultura y coincide en la gran importancia al fermento popular. En América Latina, la producción de la literatura escrita y filmes ha experimentado recientemente un auge notable, especialmente en Bolivia, Ecuador y Colombia, que ha sido estudiada recientemente por Freya Schiwy y Jorge Zavaleta Balarezo.

Freya Schiwy, de la Universidad de California, con provocadores análisis sobre transculturación, alfabetización, testimonio, la ciudad letrada, y el multiculturalismo mundial, viene creando redes de comunicación entre diversas culturas, como una forma de comprensión más amplia de la descolonización y el estudio anticolonial contra el telón de fondo universal del siglo XXI.

En opinión del peruano Jorge Zavaleta Balarezo, de la Universidad de Pittsburgh, el cine latinoamericano contemporáneo confirma la posibilidad del arte experimental, sin límites, y plantea preguntas cruciales. En su tesis doctoral “Hacia un cuarto cine: violencia, marginalidad, memoria y nuevos escenarios globales en veintiún películas latinoamericanas”, remarca el valor cultural y protagónico en el cine Regional de César Vallejo y Jorge Luis Borges, entre otros, y la clara influencia de directores como Antonioni, Bergman, Tarkovsky. También ofrece una serie de retratos realistas, en la que los cineastas jóvenes desarrollan su propia visión de las nuevas condiciones de vida en el continente y analiza las recientes producciones continentales, como una opción certera para redescubrir los valores de la Región, en un contexto de una cultura global, en el que predomina la comunicación audiovisual y sobre todo el cine.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.