jueves, 5 de julio de 2012

Cuando los relatos se enlazan en el espacio virtual

Beatriz Paganini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El artículo de Argenpress Cultural, del miércoles 20 de junio de 2012, se titulaba: Música: la Obertura 1812, de Tchaikovski, (1)

Entonces, hice click y la obertura con sus oboes, violines, trompetas, salieron por los parlantes con la nostálgica y vibrante música, del genial romántico Peter Ylich, invade en mi habitación superando la limitada pantalla del monitor.

La feliz coincidencia, mientras la escucho, me lleva a buscar y releer, las hojas de mi novela (aún hibernando en alguna matriz gutérmica) (2)

“¡Qué hermosa sensación me invadió al escucharla!
Cerré los ojos recordando la figura de mi abuelo tarareando la Internacional.
¿Cómo pudo el artista realizar un enlace con la Marsellesa tan armoniosamente?
¿Se inspiró en la 1812 de mi favorito Peter Ylich Tchaikovsky?
Emocionada, no podía parar de llorar.
Y, ya pasada la banda, yo seguía llorando.
Mientras tanto, Pérez Reverte enfrente, aún parado, me miraba sorprendido.
Al acercarse me dijo:
- Está usted muy sensibilizada señora.
- Es una marcha que vibra y mueve los sentimientos más nobles , esa comunión …de melodías.. de … la marsellesa - dije con voz entrecortada por el sollozo.
- Admiro y advierto su sensibilidad y creo que está tan bien lograda esta marcha que es un himno a la Libertad que, aun no conociéndose la marsellesa, se aprecia como una preciosa joya musical.
- ¡No!- casi grité a viva voz- si no es sólo por su belleza artística, mi llanto es porque en la Francia de SARKOSY se han echado por tierra las tres palabras que mantenían unidos y dignificados a los franceses: LIBERTÉ, EGALITÉ Y FRATERNITÉ. Porqué ese señor ESTÁ HACIENDO CON SU ALIANZA CON Estados Unidos, LO MISMO QUE SU EX PRESIDENTE ESPAÑOL AZNAR que llevó a la guerra a España contra IRAK.

Espere, espere usted. Debemos tranquilizarnos los dos ¿Porqué no nos sentamos?

Pérez Reverte señaló la mesa, gesto que acepté sentándome y él, correspondió, tomando asiento frente a mí.
- Entiendo que estamos hablando de lo mismo pero cambiado ¿Se entiende?
-
- Sí que lo entiendo y estoy aterrada porque en este preciso momento me doy cuenta que estoy loca.
-
- Un loco no se aterra porque nunca vislumbra el peligro en nada. Ni en sí mismo, ni en las consecuencias de su locura. Entonces el loco soy yo porque no me preocupa, si fuera verdad, lo que usted dice pero…pero ¿Por qué tengo que creerle a usted, estimada señora?
-
- Porque sé lo que estoy viviendo, porque…. Porque… no encontraba palabras.
Se hizo un silencio.
Ya anochecía en Almería.”………

Mientras sigo escuchando los timbales y cañones, pienso que ¿No estará leyendo algún músico, que se inspire en el mundo virtual y componga una marcha entrelazando la Marsellesa con la Internacional y quizás con el melodioso y personal Aranjuéz de Joaquín Rodrigo?

¿Por qué No?

Todo es posible en el mundo virtual.

Fuentes:
1) http://alboraida.blogspot.com/2006/11/obertura-1812.html http://es.wikipedia.org/wiki/Obertura_1812
2) “Antes y después de Guernica” Novela.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.