miércoles, 8 de agosto de 2012

Entrevista a Richard Sabogal: "Soy en cierto modo alguien que ve la vida con pesimismo y trata de sobrevivir con el optimismo que no tiene"

Rafael Ayala Páez (Desde Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Por qué convertirse en un narrador de historias?
Siempre estuve sediento de escribir. Mi vida por culpa de otros y mía ha sido un torbellino de aconteceres, esto me trajo muchas cicatrices, El Guasón, el de Batman, en la película que forma parte de la trilogía que ronda por los cines últimamente, pregunta: "¿Sabes por qué tengo estas cicatrices?" (las de la boca). Bueno, ellas representan simbólicamente lo que tenemos nosotros. Allí caemos en la pregunta: ¿Y tú.... por qué... tan serio? Sonríe, dibújate una sonrisa de oreja a oreja con un cuchillo.
En La muerte disfruta su propia inseguridad, que da continuidad a la literatura de protesta social realizada en los años setenta por escritores y dramaturgos como Adriano González León, Antonieta Madrid y Román Chalbaud, usted asume el riesgo de relatarnos esa otra Venezuela que está allí, palpitante, pero que lamentablemente muchas veces ignoramos. ¿Cuénteme cómo fue el proceso de escritura de este libro?
Tremenda comparación haces de mi libro. Figúrate, Adriano González con su País Portátil, Chalbaud.... incomparable. Nunca pretendí reflejar los setenta, sólo denunciar el presente. Lo que lacera, lo que hiere día a día, mostré al monstruo humano en que nos hemos convertido. El libro comenzó con microrrelatos que llegaban como flashes. El prologuista, Leonardo Alezones, lee algunos en una oportunidad y me dice: "reúnelos en un libro, serian un tubazo". Luego de pensarlo un tiempo, comencé a escribirlo, todo desde cero, sin saber en que terminaría, al tiempo estaba maquetado con el concepto que propuse, con su titulo y tres modelos de portada. El mal estaba hecho ya, imposible retroceder.
¿Cuál es su historia favorita en el libro? ¿Y por qué le gusta?
Bueno, tengo varias, la mayoría donde aparece el Poeta, ese personaje querido que silencioso disfruta o sufre o investiga la crueldad que plasmé en ese pequeño tumulto de historias interconectadas. Mis historias preferidas, podrían ser Uno mas Uno: Tres, es de los más reales, ocurre en los liceos todos los días. Me topé con unos vídeos bastante abrumadores mientras investigué sobre este tema. Día de clases ¿Quien no quiso hacer eso en la escuela? Y el especial, el que formó parte de mi vida: Cuando el vino no basta. Yo fui el indigente ese que olía ollas a mediodía mientras tenía el espinazo pegado. Es de las que más dolió escribir.
¿Quién es su narrador favorito?
Son varios mis narradores favoritos, y han sido por épocas. Gabo, sus obras son magnificas. Francisco Herrera Luque, quien ha influido en mi obra histórica. Cortazar, imperdible. Isabel Allende, señalada por muchos, tiene talento, no es literatura barata, su obra esta en el gremio de libros entretenidos con buena base histórica y siempre en defensa de la mujer. Otros: Taylor Cadwell. Agatha Christie, Larry Niven, Dumas hijo, Quiroga, Robert Louis Stevenson, Verne, Víctor Hugo, son tantos...
¿Cuáles son sus influencias literarias?
Para el genero negro Agatha Christie, para la historia Herrera Luque, pero creo tengo mis influencias en Verne, en Dumas, Allende, Rulfo, muchos autores venezolanos, de niño sin ninguna orientación literaria varios autores gringos pasaron por mi lectura. De allí se ha creado el género que sería mi propio ritmo literario, pero claro, influido por ese mar de lecturas.
¿Qué hace que una historia sea buena y por qué?
Una historia se hace buena si el lector la lee y le gusta. Un entrañable amigo: Rodolfo Santana, el dramaturgo, me dijo una vez: "una historia para que sea entretenida, debe tener conflictos, no vas a poner dos compadres a hablar sin que hayan diferencias, sin que pase nada, si haces algo así, será bien aburrido" Creo eso debe tener una historia, conflictos, contradicciones, problemas, un buen inicio, un desarrollo y un final inesperado, impactante y no común, algo que se lea como novedoso.
¿Qué nos puede hablar de su labor como editor de la editorial independiente Negro sobre Blanco?
Dentro de NsB Editores funjo como director, desde ese puesto ad honorem debo brindarles a mis autores atención constante, les brindo apoyo literario, proyectos mutuos, difusión de sus obras. Dentro de la editorial estoy rodeado de autores con gran aura, buscadores de proyectos, libres de corrupción, malas intenciones o aprovechados. He rechazado ese tipo de autores dentro del sello, además de ver la calidad de la obra, busco también la calidad humana. Eso ha dado el premio de tener grandes amigos dentro de NsB y de albergar grandes proyectos en espera, en el horno.
¿Cómo ve actualmente el movimiento editorial en el país?
Bueno, es un tema picante. La editorial del gobierno ha realizado una labor inmensa proyectando tantos nuevos talentos. Es de esperar dentro de ese impulso, errores, es de humanos. En Venezuela aun es difícil editar, pero ya no es tan imposible. Las editoriales privadas, según he sabido están editando (auto publicación) aunque las sumas son inmensas, la ganancia para el autor minima y la buena suma para la editorial. La editorial gubernamental, según propios autores me han contado, no le dan dinero al autor, solamente una buena cantidad de libros. Creo que con sus altibajos, el sistema editorial es aún difícil, tórrido, pero sabiendo nadar entre los tiburones, algunos premios se consiguen sin resultar comido.
En su opinión, ¿cuál es el estado de la literatura venezolana contemporánea?
Hay muy buenos autores emergentes, creativos, pero hay una cúpula que se limita a escribir porquerías, relacionando libros con episodios políticos, el mismo tema, esto nos retrasa, pero hay otros interesantísimos, que están poniendo nuestro nombre en alto. Por su parte poetas tenemos para regalar, grandes poetas hay en Venezuela, poetas que pasaran generaciones y serán venerados. Eso es muy gratificante.
Su nuevo libro de cuentos Ríos de sangre, recrea momentos especiales de nuestra historia, específicamente del periodo independentista. ¿Podría hablarnos un poco sobre este nuevo libro? Además ¿cuál es la diferencia de este libro con respecto a su anterior libro publicado?
Ríos de Sangre y otras utopías reales esta comprendido por 4 historias ocurridas en la independencia venezolana. Contienen fantasía, protesta, datos históricos, ficción, injusticias, todo enmarcado en la literatura negra. En Ríos de sangre... la principal historia versa en una niña que trae una muñeca pegada al pecho, tiene sangre en el vestido en el cabello y trae pijama, llega a casa de un matrimonio, un campesino pobre y su esposa liberta. Durante una noche caminaran sobre muchas historias, donde la niña los aterrará y llevara a un final reflexivo y preocupante. Otras historias van desde la muerte de Gual y España hasta un grupo que investiga un asesinato de una esclava. Este libro se diferencia del anterior acá trabajo cuentos largos de quince o veinte páginas cada uno y en el otro libro son microrelatos, muy concisos.
¿Qué pueden esperar sus lectores encontrar en su narrativa actual y futura?
Bien, trabajo en un proyecto de microrelatos que irán a la web, un libro gratuito que dejaré para que lo descarguen y lean quienes lo deseen. A futuro pueden esperar mas labor, dedicación y siempre una denuncia. Soy en cierto modo alguien que ve la vida con pesimismo y trata de sobrevivir con el optimismo que no tiene. Veo a la gente siempre como peligro, crecí sintiendo el peligro, y pienso que la felicidad es un invento en muchas ocasiones, porque para qué ser feliz si al final nos moriremos. Entonces mis historias van por ahí, personajes oscuros, uno o dos salvo con algo de esperanza, pero lo analizas y en el fondo son personas que sonríen con cicatrices en el rostro. Al mismo tiempo, para el próximo año publicaré mi primera novela, trata sobre un asesinato. Es la historia de un loco, es sacado de la vida real. Otra característica de mis libros. Todo es real. Ese asesinato ocurrió, marcó a esa población y muchos habitantes aún pasan por otras calles para evitar ver la destrucción que ocasionó, esto ira con un esquema social y local, retratan do la idiosincrasia venezolana, será muy global. No te cuento más.

Richard Sabogal, Venezuela. Escritor, cuentista, editor, promotor cultural, articulista en varios medios impresos y digitales. Cursa estudios en la Universidad Bolivariana de Venezuela, Sede Caracas. , Director y editor del Proyecto Editorial Negro sobre Blanco, www.negrosobreblancoonline.wordpress.com, organizador del concurso “Por una Venezuela literaria”. Ha impulsado nuevos talentos artísticos, ha promocionado la lectura de las obras de escritores noveles venezolanos y extranjeros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.