miércoles, 26 de septiembre de 2012

Epidauros


Roberto Fernández Retamar

Cuba. Enviado desde Grecia por Anastasios Notakis

Si se enciende un fósforo en Epidauros,
El rasgueo se escucha en las primeras filas del teatro,
En las otras, en las más altas,
En las últimas, donde los hombres parecen posibilidades.
Si se da un golpe en Epidauros,
Se escucha más arriba, entre los árboles,
En el aire. Si se canta en Epidauros,
Lo saben los montes, las nubes, la bahía;
Las islas acercan al oído;
Los otros países se inclinan un poco
Para oír cantar en Epidauros.
(Entonces, bajando las gradas que escalaban como perros
los hexámetros,
Uno piensa: ¿quién escucha
Cuando alguien da allá una canción, una llama?)


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.