miércoles, 26 de septiembre de 2012

Más vale antes que después


Daniel de Cullá (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

“Yo he sido follada por ignorancia, jodida por lo mismo, y ajada por la realidad de otra persona que me habita”. Toda esta cantinela aparece de vez en cuando, más veces que cuando, en todos los programas televisivos. Es una realidad. Y, por lo que parece, como estas televisiones están hechas para adormecer a los borregos y a las borregas, también para que los políticos se hagan pajas mentales y cigoñales, y licuen nuestros cerebros con caca rosa, no es remedio de cura y prevención del daño.

El “curarse en salud” está lejos de sus anhelos, pues para eso componen una cantidad de programas que educastran y maniatan al telespectador, no dejándole reaccionar, aguantándose para ir a orinar o hacer cacas. Por otra parte, la televisión come lo que caga. La única cura posible empieza en casa y en el colegio. Esto es verdad. Y si desde ahí saben hacer comprender, sobre todo a los jóvenes que “más vale antes que después”, y les enseñan a entender, estimar y amar sus órganos, no se verán en peligro el día de mañana, ni sufrirán rasguño alguno en el ojo y los ojetes, y no será menester ponerles un pegote o cinturón de castidad como en aquellos viejos y pasados instantes de otro tiempo.

Porque puede suceder esto:

Que unos individuos violentaban a unas jóvenes en una calle cortada, y una, antes de pasar, dio voces, como si la hubieran jodido, y puso las manos en la cabeza, y los otros huyeron. Las otras amigas, que vieron que no le habían ni casi tocado, no como a ellas que les habían rasgado las bragas a quien las llevaba, preguntaron:

-¿Por qué te has quejado si no te han follado?

Respondió:

-Más vale antes que después.

Ahora miro, por casualidad, el televisor. Dan sus noticias, y veo una manifestación que grita y un cartel que aparece diciendo escrito: “Aborto libre y gratuito. Represión al opresor de conciencia y corazón”.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.