domingo, 9 de diciembre de 2012

Tres poesías: Poemas sin pureza


Norton Contreras (Colaboración especial para ARGENPRESS CULTUAL)

”Una poesía impura como traje, como un cuerpo, con manchas de nutrición, y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños, vigilia, profecías, declaraciones de amor y de odio, bestias, sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, dudas, afirmaciones, impuestos. La sagrada ley del madrigal y los decretos del tacto, olfato, gusto, vista, oído, el deseo de justicia, el deseo sexual, el ruido del océano, sin excluir deliberadamente nada, sin aceptar deliberadamente nada ”

Pablo Neruda: Una poesía sin pureza, 1938

Canto a las Trabajadoras de Casa Particular

A veces es conveniente detenerse al borde
de un poema, mirar hacia arriba .
ver como la noche viene
sembrando astros y estrellas.
en el firmamento,
proyectarse hacía él y contemplar el mundo
y ante la inmensidad del universo
sentir pequeña y frágil la existencia humana
A veces es conveniente detenerse al borde
de un poema, mirar a derecha e izquierda
y hacia abajo,
decender a lo más recónditos lugares
a todos los espacios y elementos,
a todas las pasiones y momentos
Sumergirse en las profundidades
existenciales , hacer que los versos
con elementales ingeniería
construyan poemas testimoniales
diseminados por los caminos de la vida.
Poesía evocadora y creativa,
capaz no sólo de permanecer,
sino de ser y estar junto a la gente.
Celebrar y cantar en los días de aniversarios
a los panaderos, pescadores, leñadores y mineros,
a todos los oficios , a todos los gremios
a todos los sindicatos, a todos los olores
sabores y sudores que emergen
desde los territoriales actos del trabajo.
Hoy en tu aniversario Mujer Trabajadora de
casa particulares . Canto a tu oficio,
a la dignidad de tu trabajo
a tu presencia por todos el territorios
de la patria .
A ti te canto mujer de madrugadas
de giles pasos camino al trabajo
A ti te canto mujer de atardeceres
de lentos pasos,
volviendo a casa después de una
jornada de hasta doce hora de trabajo,
en la cartera portas la exigencia
de igualdad de derechos laborales
A ti te canto mujer de anocheceres
de cancinos pasos
por esa casa que es ajena
pero que habitas porque eres
trabajadoras "puertas adentro "
y en tus noches vas y vienes
a tus soledades
recordando a tus hijos a tu familia,
tu casa en la que tu presencia
es tu sonrisa que se quedó
esperando en el espejo
A ti te canto mujer ojos de
manantiales diáfanos
manos desgastadas por la temporal
rutina de los días
Para tu mujer viene mi canto
a los dominios territoriales
de la fertilidad de tu alma,
trae el clima desértico del norte y
la serenidad de las noches
silentes del desierto,
las lluvias torrenciales del sur,
las voces del Pueblo Mapuche
que por más de quinientos años
no logran acallar. Vienen desde
territorios de habitantes indomables
 renaciendo en la lucha de la raza templada
 en el fuego de los volcanes.
 Vengo desde mi corazón
 a tus asuntos.
 Traigo esperanza,
 sueños e ilusiones
 Te dejo mi canto
 mi centenaria armadura
 y mi bandera

En tu ausencia

En tu ausencia siento las horas
pasar por mi lado
dejándome los momentos
deslizándose lentamente
por el vacío de tu ausencia.
El tiempo pasa susurrándome
al oído palabras de amor
palabras de deseo y pasión
que escuchó de tu boca .
No estás y estás
porque en este lado de la vida
en este espacio que es todo
un universo.
Está lleno de ti
porque lo abarcas todo
aunque no estés conmigo
Incluso en estos momentos
cuando en breve iré
a la plaza Gustavo Adolfo
de la ciudad de Malmö.
a la manifestación y
con gritos de protestas y consignas
romper el silencio
ante tantas vidas inocentes de
hombre, mujeres y niños asesinados
allá en Gaza, Palestina
Israel es la garra siniestra de la muerte
dejándose caer sobre ese pueblo.
se preguntarán.....
¿Qué tiene que ver la poesía
con la política ?
Sucede que no sólo el amor me conmueve
Sucede que no sólo las estrellas
Iluminando el firmamento
 me conmueven
¿Han visto la sangre de los niños
 asesinados?

Elegía a Miguel Hernández

De pastor a pastor,
de poeta a poeta…
yo te canto compañero.
Poeta luminoso,
luz de la tierra
amaneceres de olor a madreselva
alfarero de manantiales diáfanos
alquimista dormido en los trigales.
Tú en Orihuela. Yo en Canela.
Tú en España. Yo en Chile.
Tras las cabras,
por montes, por valles, por sierras
se nos fue llenando el alma de poesía.
Bajo las sombras de algún árbol,
mientras las cabras pacían
comenzó a germinar tu poesía
tan tuya, tan de todos,
tan perdurable
tan eterna,
como estrellas silentes bajo el cielo infinito,
como la luna llena en los campos de España,
como racimos de uvas,
como pan y cebolla,
leche de cabra,
yunta y arado
hierbas y flores silvestre,
aire puro del campo,
y sol quemando la piel
Lluvias germinales,
pueblo pequeño
campanas de iglesia llamando a la misa.
En Madrid tu poesía es la tierra fértil,
Es el aire puro de tu pueblo pequeño
es poesía religiosa y teatro sacro
es el olor y el incienso de iglesia.
Pablo Neruda y Rafael Alberti
ponen en tu mirada de poeta provinciano
el rol social y político de la palabra escrita.
En tu alma se anuncian
caminos por andar
cantos a tu amada
nanas a tu hijo,
tormentas, rayos y truenos
y futura mirada.
Sombras grises del tiempo
trajeron la guerra a España
Poeta combatiente del quinto Regimiento.
Los vientos del pueblo llevan tu poesía
a los frentes de batalla,
se impregna de pólvora,
de sangre de pueblo en lucha,
de denuncia, y testimonio,
de tormentas de rayos y de truenos.
No se ganó la guerra.
Peregrinación por cárceles
de Sevilla y Madrid
Ocaña y Alicante
Soledades, nostalgias
penas y hambre
la luna y las estrellas, tus noches
el sol, tus días.
tu mujer tu esperanza y tu consuelo,
tu hijo arrumado con la nanas de la cebolla
prolongación de tu vida,
más allá de tus días,
más allá de tu vuelo.
Miguel Hernández,
poeta insomne
poesía valiente y duradera,
manojos de claveles y primavera,
azahares de tu pueblo,
desterrador de sombras,
arquitecto de luminosidades,
pastor de luciérnagas estelares,
cantor insomne,
poeta de la España de ayer
poeta de la España de hoy
y de mañana,
que en sus despojos
sumida en penurias y pobreza
está despertando adolorida.
Junta toda la indignación y el coraje
porque la España de Alberti y de Machado
la España amada por Neruda
la España por la que tú luchaste,
por sobre la injusticia y el dolor
renacerá a la vida a la alegría

 A mi partido en el año del Centenario

Naciste de la ira y de la rabia acumulada
contra la explotación.
Naciste de la rebeldía, del sudor y la miseria.
En las arenas del desierto, sobre la sangre
los trabajadores asesinados, gota a gota,
fue germinando la flor roja de la esperanza.
Diste tus primeros pasos de la mano de
Luis Emilio Recabarren,
cuyas huellas quedaron perpetuadas en la pampa nortina.
Acumulaste valor del espíritu de lucha de la clase obrera.
Sacaste dureza y fuerza de las piedras de las alturas milenarias
Pusiste en tu rostro la serenidad de los espacios silentes
de las noches estelares del desierto.
Te hiciste verbo en la hermandad de los pobres,
Te fundiste en la solidaridad de los marginados,
Te hiciste carne en la lucha de los oprimidos.
Levantaste el puño en actitud de lucha y
comenzaste a caminar a lo largo y ancho de la patri
Por los caminos de la vida fuiste alimentándote del salitre,
de los valles, ríos, mares y montañas.
En ti se fundieron el sudor, las herramientas, el trabajo,
los peces, el pan y el vino, las artes y las letras
Partido Comunista de Chile. Mi Partido, en tu centenario,
tus militantes te saludan, la gente, el pueblo te saluda.
De norte a sur, a lo largo de la cintura delgada de la patria.
Desde socavones dormidos en lechos minerales.
Desde caminos rurales, desde grandes ciudades y carreteras.
Desde el campo con olor a madre tierra en la que los labradores
depositan semillas germinales. El pueblo te saluda
Desde territorios de alfareros de manos de arcilla y greda
de las que sale como pájaros del nido, fuentes, ollas, y jarros.
Desde tierras regadas con la sangre de los combatientes
internacionalistas. El pueblo te saluda
Desde las alturas de cordilleras milenarias, testigos del paso
de la cruz, la espada, la sangre y el fuego invadiendo de
norte a sur nuestras tierras. El pueblo te saluda
Desde territorios de habitantes indomables
renaciendo en la lucha de la raza templada en el
fuego de los volcanes. El pueblo te saluda
Desde la serenidad de las noches silenciosas del desierto,
donde junto a Luis Emilio Recabarren Elías Lafferte diste
tus primeros pasos. El pueblo te saluda
Aún en estos días, aún en estos tiempos, sigues presente,
sigues vigente, y sigues siendo un partido de
raigambre obrera campesina e intelectual, inspirado
por el pensamiento de Marx y Lenin.
Aún en estos tiempos
Aún en estos días vamos por los caminos…
caminando siempre caminando
Adelante siempre hacia adelante
Lejos cada vez más lejos con la convicción,
con la certeza de
que algún día llegaremos.
Entraremos a las ciudades portando
banderas rojas
y banderas rojinegro
enarboladas por los aires de libertad.
¡Y se abrirán las grandes alamedas!

Del poemario a editar: El árbol de la vida.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.