jueves, 5 de enero de 2012

La historia del siglo XX en 10 minutos

ARGENPRESS CULTURAL

Interesante síntesis de la historia del siglo XX en un video de 10 minutos de duración que nos hace llegar nuestro colaborador “El Ave Fénix” desde Nueva York, Estados Unidos.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El novelista novelado: “Mrs. Hemingway en Paris”, de Paula McLain

Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Alianza Literaria-2011

En estos tiempos donde todo parece desmoronarse en una delirante carrera hacia atrás, donde ya es difícil que se vuelva a creer en discursos y cantinelas, adentrarse en la lectura de esta historia sobre la aventura del joven Hemingway y su primera mujer a la conquista literaria del París. La verdad que se agradece tan amena y agitada biográfica sobre un maestro de la narrativa y el periodismo. Paula McLain, doctora en literatura, especializada en poesía con una vida profesional entregada a la docencia y a la investigación, que imparte clase de literatura en la Universidad de John Carrol, Clevenlad y el New England College. Muestra sin caer en el tópico del novelón en esta carrera editorial de ciertas editoriales de lograr del Best- seller, el retrato de las mil vivencias del Hemingway de París era una fiesta. Un joven convencido de pasar a la historia de la literatura por su voluntad de hierro, asumiendo el compromiso por la calidad narrativa de quien se considera capacitado para llegar a ese sueño literario que lo tiene embrujado.

Hadley Richarson fue la primera de las cuatro esposas del autor de Abajo las armas al que bien se le dieron de cara muchas más mujeres que sus queridas esposas. Según nos cuenta la autora, la joven Hadley vivía en el Chicago de 2020 una existencia sin privaciones de una familia de buena posición social, pero lejos de la aventura del amor y la felicidad. Entonces llegó el atractivo Hernest capaz de cautivar a la más resistente criatura femenina con su energía y ambición de llegar a ser el mejor de todos. Así se inicia la historia que llevará a la pareja ligera de equipaje y dólares al París de los sueños, donde comenzar la difícil lucha de alcanzar su sueño apostando con una obra de calidad, pulso constante y duro que, seguro, sin el amor y sacrificio de tan joven compañera le hubiese sido bastante más duro alcanzar esa colina de sus sueños, que sin género de dudas, significó la más apasionante cacería de las muchas que le sirvieron como experiencia de primera mano para su embriagadora obra narrativa.
Historia de emoción y pasiones donde no solamente ellos dos son protagonistas, pues el desfile de personajes reales de la literatura y la pintura es constante, ofreciendo al lector retratos tomados de fuentes reales en aquel París fue una fiesta, del mundo de la literatura y la pintura de aquellas envolventes tertulias con borracheras, pese a la estrechez económica en las que se desenvolvían ambos, en la apuesta por la creación de Hemingway de su entregada pasión de la esposa hasta el sacrificio, y, siempre en un segundo plano por estar convencida de vivir la entrega y el amor por una apuesta segura y de alta calidad creativa.
Y fue “un domingo de julio tras años de separación, -cuenta la narradora- cuando recibimos la llamada de Mary; la mujer de Ernest, diciendo que se había pegado un tiro. Se despertó pronto, se había puesto su bata roja favorita y se fue al vestíbulo delantero con una de sus escopetas favoritas. Se detuvo en una mancha de luz, apoyó el cañón y apretó el gatillo” En junio, un mes antes, ella recibió una llamada de él recodándole los tiempos vividos juntos, parece que había nostalgia en su voz una verdad sentida. Un mes más tarde ocurriría la tragedia, el adiós a la vida por propia voluntad ante una enfermedad imparable lo atormentaba. Se fue pero nos dejó su gloria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La palabra, una vía hacia las realidades

Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La palabra es una de las formas que tenemos para expresar algo. La palabra es un camino, pero no es el punto de llegada. La palabra es como la arquitectura de ese camino, puede ser de piedra, de barro, de cemento, de vidrio. El punto de llegada es la idea que transita por esa palabra, por ese camino. Cada uno de los elementos que intervienen en la palabra da lugar a una función diferente que a su vez articula un todo que permite la comunicación. El uso del narrador obedece a los intereses del escritor. El narrador podrá existir o no y podrá moverse con los limites o con las libertades que le permita el escritor. La ejecución final de su existencia o de su inexistencia determinará el resultado de la obra.

¿Existe el realismo literario? No lo sé, por lo menos yo no lo conozco. Ocurre que me es muy difícil hablar de “realidad”. Prefiero hablar de realidades. Como lector tanto como escritor reconozco la coexistencia de muchas realidades, me es complejo decir que una cosa es real y otra no lo es. Ya lo expresó muy bien, y muchas veces, Julio Cortázar, el Cronopio Mayor: “Ese sentimiento de lo fantástico, como me gusta llamarle, porque creo que es sobre todo un sentimiento e incluso un poco visceral, ese sentimiento me acompaña a mí desde el comienzo de mi vida, desde muy pequeño, antes, mucho antes de comenzar a escribir, me negué a aceptar la realidad tal como pretendían imponérmela y explicármela mis padres y mis maestros. Yo vi siempre el mundo de una manera distinta, sentí siempre, que entre dos cosas que parecen perfectamente delimitadas y separadas, hay intersticios por los cuales, para mí al menos, pasaba, se colaba, un elemento, que no podía explicarse con leyes, que no podía explicarse con lógica, que no podía explicarse con la inteligencia razonante” (Conferencia “El sentimiento de lo fantástico”. U.C.A.B. Caracas, Venezuela, 1982).

Cada realidad depende de la perspectiva del observador. En cuanto el personaje, su uso depende, al igual que el caso del narrador, de los intereses del escritor. En todo caso no creo que la literatura sea una copia de alguna realidad en particular, eso sería, además de aburrido, imposible. Cada realidad es una cosa que circula en una frecuencia distinta a las frecuencias literarias. La literatura está para alterar la realidad, no para copiarla. La poesía es una fuente que dispone de muchos tempos, de muchos ritmos. Cada lector se sumerge en esa fuente y se baña en el ritmo que más sintoniza con su tempo existencial. La poesía es el punto de partida de todo arte, ojalá también lo fuera de toda existencia.

La palabra, en todo caso, es una vía hacia las realidades (o las ficciones), pero no es la única. Hacia una realidad se llega desde una ficción que también podría nacer de la no palabra, de la sola sensación que posibilita el descubrimiento de lo invisible.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Danilo Sánchez Lihón: Vida y obra

Ramón Noriega Torero (Desde Perú. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Danilo Sánchez Lihón es poeta, narrador y ensayista con una vasta y prolífica obra literaria y pedagógica. Además de la poesía y narrativa libres, su trabajo en cinco temas básicos en los cuales ha llegado a ser autoridad reconocida en el ámbito académico nacional e internacional, cuales son: conocimiento y valoración de la lectura; reflexión y creatividad en la literatura infantil; situación y desarrollo de los servicios, redes y sistemas de información; didácticas en lenguaje y comunicación integral; innovaciones educativas en general.

Es docente permanente en la Facultad de Educación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en donde ejerce la cátedra de lengua, literatura infantil y creatividad literaria. Asimismo, es profesor en la Escuela de Periodismo Jaime Bausate y Meza en donde desarrolla los cursos de periodismo y literatura y continuamente fue profesor invitado a desarrollar cursos, talleres y conferencias en los temas en los cuales era especialista en universidades y centros académicos del interior del país y del extranjero.

La obra de Danilo Sánchez Lihón es el ejemplo de un proceso en continua ascendencia, permanente e indoblegable; es una obra pareja y siempre progresiva desde sus primeras acciones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde estudiara y obtuviera su grado académico y título profesional, desde sus primeras obras publicadas y desde sus primeros participaciones en eventos culturales, consecuente siempre con sus principios, sin dar lugar al escándalo, a la impostura ni a la búsqueda de protagonismo ni mucho menos de publicidad. Caracteriza el trabajo de Sánchez Lihón el ser paciente, silencioso y de búsqueda permanente de valores en la niñez y en la juventud, en la educación y en la cultura, en las personas y en la comunidad.

Desde niño Danilo Sánchez Lihón fue un alumno destacado en su Escuela de Educación Primaria, actuando siempre en las ceremonias cívicas, como integrante de la Banda de Guerra de la escuela -hecho que ha relatado en sus cuentos- formando parte del cuadro de honor de su plantel de estudios, la Escuela de Varones 271, o Centro viejo en las mismas aulas donde estudiara el poeta César Vallejo, los hermanos Santiago y Julio Pereda Hidalgo y Abraham y Felipe Arias Larreta; para después estudiar en el Colegio de Educación Secundaria César Vallejo, centros educativos a cuya memoria ha dedicado páginas hermosas de evocación en el libro La piedra bruja, Camino de Santiago y Mi tierra clavada en el alma, principalmente.

Por ser hijo de maestro de educación primaria, a cuya memoria de su padre ha dedicado páginas emotivas en sus libros: Como el ruiseñor te canta y Alma de maestro estuvo ligado a las labores de la escuela desde muy tierna edad, acompañando a su padre en excursiones, en tareas de elaboración de material educativo, en la organización de veladas literarias, habiendo participado en todas estas actividades a veces cumpliendo el rol del personaje niño en representaciones teatrales y en los desfiles. El arte formó parte de su formación y estuvo presente en su infancia, conformando con su hermano mayor, a la edad de 10 años el dúo de intérpretes que cantaba en la orquesta magisterial Ollantay organizada y dirigida por su padre don Danilo Sánchez Gamboa, conjunto musical dedicado a actuar en ceremonias culturales y cívicas con un repertorio de música y canciones de carácter andino.

Ingresó a la Facultad de Educación de las Universidad Nacional Mayor de San Marcos, siguiendo la trayectoria magisterial de su padre. En dicha Universidad, Decana de América, complementó sus estudios con los de Literaturas Hispánicas y posteriormente, en Europa, con estudios de especialización para profesionalizare en edición de libros en el Instituto del Libro Español.

En la UNMSM formó el círculo literario Piélago, que editara la revista del mismo nombre que alcanzó a dar a luz 10 números, así como otras publicaciones tales como plaquetas, folletos y libros. Por la seriedad y dedicación al trabajo de los poetas y narradores que conformaron dicho grupo hay algunos de ellos que han alcanzado un alto sitial y reconocido prestigio nacional y continental al haber obtenido premios literarios internacionales.

Entre los años 1967 a 1968 Danilo Sánchez Lihón viajó a la Amazonía atraído por incorporar dicho mundo a su identidad, a su obra literaria y a fin de cumplir su misión de maestro y profesor, trabajando en dicha ocasión en el Colegio Nacional Genaro Herrera de la localidad de Contamana, colegio en el cual desplegó una destacada labor docente, realizando múltiples actividades culturales en el citado plantel. En tal oportunidad, y siendo profesor tutor del Cuarto Año de Estudios Secundarios representó la obra teatral Ollantay.

Danilo Sánchez Lihón ha dado un aporte importante a la preocupación por elevar la calidad, integrar, innovar procedimientos, concretar productos y servir mejor a la educación y la cultura, propiciando la mejora de los servicios de documentación e información educacionales. En este aspecto organizó, siendo Director del Centro Nacional de Documentación e Información Educativa del INIDE el Sistema Nacional de Información y Documentación Educacional.

Ha desarrollado también una labor importante, continua y pertinaz en el campo de la promoción del libro y la lectura, publicando obras, organizando eventos, llevando a cabo campañas, publicando libros y revistas; habiendo sido reconocido como tal en ceremonias públicas como un intelectual preocupado por el desarrollo del libro y la lectura, siendo su obra El libro y la lectura en el Perú la primera en su género publicada en el Perú.

Ha instituido en el Perú la muestra anual de Creatividad Literaria Infantil denominada Te regalo un sueño, en la cual participan niños de 6 a 12 años de edad, presentando cuentos u otros textos literarios, los mismos que son remitidos al Programa Internacional de Aproximación a la Literatura Infantil, PIALI, que se fundó en 1990 a iniciativa de la maestra mexicana Martha Sastrías, organización que actualmente está integrada por instituciones de 22 países, que realizan conjuntamente un Congreso Bianual en el cual participan niños y maestros, habiéndose desarrollado a la fecha 7 congresos en diversos países de América Latina.

____________

1.

Yo
te encontré atribulado y ausente
Martín Adán
en ese bar de Azángaro, en el sinsabor
antiguo
del no morir, como del vacío absoluto.

Ausculté
tu adolorido corazón y tus anotaciones
en esa libreta
vacilante que guardabas en el sobaco.

Estuve
delante tuyo mirándote cuando calzabas
al revés
tus zapatos. Destornillé pacientemente
tu asombro,
y asomé por las escaleras empinadas
de tus sentidos
a ver volar en tus sienes lo vago, terrible,
y deshecho.

¡Tus barbas, tu embriaguez y embeleso
crecían
esos días hacia el espanto sin límites!

2.

La rosa
para ti era lo concreto del absoluto
aquí
tangible; soporte firme del infinito.
Su corola
la puerta de entrada y la otra también
de salida.
La única orilla por la cual lo inmortal
se abría.

Era, si acaso sirviera decírtelo, la nave
encallada
en tu alma y en tus ojos. Porque aquella
que sólo tú
has cantado, no es la flor sino la esencia
del ser,
más lejos que la genealogía, más allá
de la forma
y la cosa nacida y de la otra por nacer.

Pero
la rosa igual como nosotros además
de existencia
es grito y espanto. Es síntesis de belleza
de todo
lo creado y dejado de crear. ¡Y esto último
sí te dolía
muy dentro en el alma como a mí tu
derrumbamiento,
porque la rosa brota aquí y allá. ¡Y hay
rosas
del pantano. ¡Pero no nace así no más
un poeta estupefacto!

3.

presentiste la ruta del halcón
y el arco
iris de donde yo venía. Pero sólo
te importaba
la frágil barquichuela de la rosa.

Eso sí,
rosa de la totalidad, de lo íntimo
y absorto,
del elevarse, hundirse y a la vez
naufragar.
Barca para ti sin ancla,
ni línea
de flotación para salvarse. Nave
encallada,
en quien lo hondo del movimiento
es estarse
suspendida; en quien lo fugaz
es la perennidad.

Era lo que te estaba prometido,
el tema
asignado que te esperaba desde
la eternidad.
Y aquello que te había de matar:
la espera
en el camino, la ávida mitad de tu
otra mitad.

4.

Perdido
y huyendo de ti mismo en la memoria
más remota,
metido en ese desastroso gabán que
unías
las solapas con un imperdible barato
y abusivo.

Absorto
en la destrucción más límpida, extasiado
en tu tranquila
agonía, en esa playa amarilla donde
es inevitable
ser lúcido, y mucho más con tu tremendo
desparpajo.

Así anduvimos por bares y guariques
de Lince,
con tus ojos desorbitados de inevitable
felino,
abiertos irreparablemente a ver rodar
el mundo.

y yo arrojados al vacío sin compasión
ni asidero;
lanzados a un río pardo, hosco y mísero.
¡Viejo
con tus setenta y seis años gloriosos
y deplorables!

5.

Descendías
esos días al eslabón
perdido
del lenguaje animal y de la palabra
humana.

Al signo exacto del vocablo
inserto
en su lado inverso. A la unión
gutural
del pálpito en la raíz griega
y latina.

Y entrabas ahí por ser gato que
trasnocha,
por tu manera de mirar las cosas,
al revés,
desde dentro y en forma convexa.
Entonces
me reí de tu genialidad, como igual
lo hice
de tu idea de casa que tenía que ser
para ti
un hospital de locos. No aquella
de la percha,
la aldaba tras la puerta, con el perro
que olisca
y ladra moviéndonos el rabo.

6.

Tus cabellos
van revueltos desde el pleistoceno
del universo,
encima del exorcismo de tus ojos
sin dormir.

Enfundado en esa capota gris que aún
no sabe
que a quien abriga es nada menos que
a Martín
Adán, adoptado así por mono y primer
hombre,
pero más por cruel y maltratado enemigo
de sí mismo.

¡Aunque fue gracias al exceso
de experiencias
arribar a las ideas puras. Y sólo quienes
traspasaron
el delirio pudieron acceder, hacer girar
sus ojos,
y sumergirse como tú en la utopía!

Pero
tu derrota no fue solo la de tu clase
social,
ni tú absurdo y renegado aristócrata,
con fincas
y propiedades en el centro de Lima.

Aquí estás
pagando una cerveza, con billetes
de a quinientos,
soles, recién impresos por el Banco
de la Reserva,
totalmente sospechosos para el mozo
que ausculta
y rompe ante de tus barbas decrépitas
y malolientes.

7.

Yo no sé
si tu salvación o tu derrota
también
sean estas calles que ávidamente
recorremos
como sueños a pie en esta ciudad
sumergida,
hasta llegar al borde
de lo real
que en verdad es un espejismo.

¡Al oasis
que el sediento figura y que solo
en uno mismo
o es engaño o bien existe. Porque
uno
es a la vez la expectativa, la mirada
y el madero
que flota, uno la eternidad y la nuez
que rebota,
uno el paisaje y el ojo que lo descifra,
uno
el sentido y la palabra que lo recoge.
¡Uno quien mata.
Y el mismo quien resarce, perdona
y resucita!

8.

¡Qué poco
o nada contenía este mundo
para ti!

Ni cruz que se erija ni lanza
que atraviese,
ni pardo ataúd, ni esposa
llorosa.
Ni el fingir ni el despertar.

Ni el homicida
que se refugia, ni el niño
de hambre
que fenece. Sólo la eternidad
que es abismo
y es piedra. Y sobre todo oído.
Mudo
misterio y atroz soledad.

Donde
sucumbió espacio y tiempo,
no hay
sendero para el pie, ¡y donde
todo
es arbitrario e incierto!

9.

Viejo
de caída violenta y de parada
estática,
viendo sin ver: el mar sin flujo,
la vela
sin viento, en su inmutabilidad.

con el blanco del ojo
penetrando
en el vacío, en lo intrincado
de cada latido.
En la playa
arisca y su avestruz intacta,
con la uña
en la pata y la pestaña
en la pupila.

10.

Y así
amanecimos ojerosos
y absortos
en el mercado de Chorrillos,
leyéndote
yo jubiloso un libro de mitos
andinos,
abrazado a mi tierra, para luego
beber
y fumar en la clara mañana
de verano.

Y después morir ya solos aquí
en el ataúd
de una página irremediablemente
amortajada,
llena de nostalgia, pero más aún:
de asombro
y de admiración sin límites viejo
querido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Brujos, adivinos, astrólogos, predicciones, profecías, el fin del mundo 2012…

Enrique Campang Chang (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La moda del fin de la cuenta larga maya y las profecías del fin del mundo para el 21 de diciembre del 2012 en los medios, la televisión por cable, hace que el rol de los brujos, adivinos, astrólogos tome notoriedad.

He conocido a varios de ellos y a personas comunes que se dan a la tarea de hacer predicciones de todo tipo en el amor, la salud, fortuna, política o los resultados de los juegos de fútbol como el rol que desempeñó el pulpo Paúl en el pasado Mundial.



El brujo atiende los viejos malestares humanos desde sus orígenes; el cuerpo, el alma, la naturaleza y el futuro, son problemas que nos persiguen hasta la fecha; si no se resuelven, causan malestar, enfermedad y ansiedad.

Así aparece el servicio de la brujería como la profesión más antigua (más que la prostitución). Ellos tienen presencia en todas las culturas, son temidos y solicitados. Los médicos, sacerdotes, psicólogos, científicos y meteorólogos seguimos después.

Con el fin de la cuenta larga de los mayas, aparece, en unos, una obsesión por el futuro que tratan en encontrar mensajes secretos cifrados, códigos misteriosos de esperanza o castigo en las pirámides, pinturas, textos antiguos, líneas de la mano o en las estrellas. Ven conspiraciones de las fuerzas sobrenaturales, contra los humanos.



Una cosa es hacer un pronóstico como proyección de tendencias objetivas, basadas en estudios, observaciones, tendencias, como en la economía, el clima o la salud; y se tienen que diferenciar de las predicciones mágicas, contaminadas emocionalmente o que entran en contradicción con los métodos científicos.

Si uno se endeuda demasiado, tiene poca capacidad de pago y no trabaja, se puede pronosticar que le va ir mal; o si la persona fuma dos cajetillas de cigarros, no hace ejercicio y tiene sobrepeso no es necesario ser brujo para temer un infarto. La ciencia aun no maneja todas las variables para dar pronósticos acertados, como el caso de los terremotos. Es muy diferente un pronóstico sobre bases objetivas de una predicción sin fundamento.

Las predicciones pueden tener contaminación de contenidos psicológicos; responden a mecanismos de defensa de Proyección en que la persona atribuye a otros los deseos reprimidos; o a juegos psicológicos como el Triángulo de Karpman donde uno se siente víctima de un perseguidor y desea un salvador.

El juego consiste en ser víctima de un perseguidor que es el futuro catastrófico, el salvador es el profeta, adivino o brujo que informa a la víctima del peligro que viene; a y a cambio el adivino-salvador se gana el aprecio de la víctima.


A cambio de la advertencia, las victimas agradecen, piden sus servicios y cultivaran el ego del adivino; le compran sus amuletos y ritos protectores de las desgracias anunciadas para el año 2012. Unos forman sectas, comercian, aprovechan la ocasión para mandar mensajes manipuladores. El mercadeo capitalista de Holywood se aprovecha con películas, libros, playeras, amuletos, refugios, máscaras anti gas, etc.

La Proyección como mecanismo de defensa, estudiados por Anna Freud, traslada a otra persona o a otra situación deseos inaceptables de tipo sexual, agresivo. En las profecías se pueden contaminar deseos en contra del mundo proyectándolo en profecías de su fin, catástrofes, castigos o plagas.

El morbo por las profecías del fin del mundo, atrae especialmente a personas con futuro incierto con tendencias suicidas, que les consuela creer que no se van a morir solos.

Una profecía de buena suerte tiene el efecto tranquilizador de una dosis de Valium para los inseguros llenos de ansiedad. En las psicosis del año 1,000, 2,000 y el YK2 unos que predecían el fin del mundo se quitaron la vida antes, a pesar de que no pasó nada.

La historia está llena de profecías fallidas que se olvidan; pero si acierta en solo una entre cientos de predicciones erradas, es tomada como regla suficiente para creerle y se vuelven famosos, como el caso de Nostradamus, Urbano Madel o Walter Mercado; aunque sea por pura coincidencia. El índice de aciertos y desaciertos de los pretendidos adivinos no es suficiente como para otorgarle validación estadística.

Los horóscopos, cartas de Tarot, los juegos de Güija y predicciones están llenos de ambigüedades que se prestan a interpretaciones parciales que se pueden ver de cualquier forma; es una falacia de razonamiento que genera conclusiones falsas, (Efecto Forer, ver http://psicoblog.com/por-que-creemos-en-el-horoscopo-el-efecto-forer/). La persona puede sentirse identificada con la predicción según su estado emocional.




En 1986 visité el monasterio en la isla de Patmos, Grecia, donde San Juan Apóstol escribió el Libro de las Revelaciones o Apocalipsis. Estuve en la cueva donde vivió muchos años y traté de reconstruir los momentos espirituales del Santo, sumado a las difíciles condiciones, la edad y una serie de variables ignoradas, como su estado emocional, aumentan la reserva sobre la interpretación de estas profecías.


Unos estudiosos de los textos bíblicos discuten sobre la autoría, el significado, su interpretación literal, histórica, profética o lo relacionan con estados mentales especiales.

La psicología Gestalt enfatiza sobre la importancia del Aquí y Ahora, reduce la angustia sobre el pasado y el futuro; calma la preocupación a hechos que no han ocurrido y dejar en paz el pasado que no se puede modificar. Postura muy recomendable en estos días.

El privilegio de las profecías y de ver en el futuro solo lo conceden las religiones bajo condiciones especiales a personas privilegiadas; no cualquiera se puede atribuir esos poderes.

No se debe descartar en unos casos, su posible contaminación con estados mentales alterados, psicosis, esquizofrenia, intoxicación con sustancias alucinantes, deseo de llamar la atención, mercadeo o un acto de charlatanería.

Los medios de comunicación, es especial la televisión por cable están bombardeando irresponsablemente al público con programas sensacionalistas que pueden salirse de control entre las personas que se impresionan fácilmente y llevarlos a cometer locuras.

Tengo la impresión de que estas profecías se están utilizando como cortina de humo para distraer la atención de la crisis del capitalismo mundial, la guerra de Afganistán, el narcotráfico o las protestas de los indignados. El caldo de cultivo de esta histeria se origina precisamente en los Estados Unidos.

Unos ya viven un estrés anticipatorio, donde por cualquier temblor, estornudo, viento fuerte o erupción de los volcanes, entran en pánico porque creen que son los signos del inicio del fin del mundo.

Es válida la recomendación Maya de reflexionar sobre lo que estamos haciendo hoy y su impacto en el futuro, el rol del hombre con la madre naturaleza, entre nosotros mismos, el calentamiento global y la contaminación del medio ambiente; pero no se acepta divulgar mensajes con el determinismo catastrófico que se le quiere dar; es frívolo e imprudente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un misterio a voces

Juan Alonso (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Qué país recuerda la historia de imperios
que robaban riquezas
mataban directa o indirectamente
despreciaban razas
amenazaban con sus ejércitos
movían a los gobiernos provinciales a voluntad?
¿Qué pueblo daña animales, aguas, aires, plantas, luz?
¿Cuál impone vertederos culturales a las masas de circo?
¿Qué estado se arma, censura hechos, acecha siempre?
¿Quién se endeuda cargando el costo a los otros, protege a sus potentados
y a los ricos súbditos?
¿Qué nueva Roma conduce al abismo de los bárbaros nazis,
a la servidumbre y las horcas religiosas?
No es Cuba ni Corea del Norte, Venezuela, Nicaragua
y solo los niños de un año no saben quién es

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Medellín, la ciudad mítica de Ron Ridell

Raúl Henao

¿Es Medellín una ciudad mítica a la par -pero a diferente escala- que París? Roger Caillois, ese autor inquietante y siempre indefinible (André Breton lo calificaría sucesivamente de “literato de viejo cuño”, “brújula mental”, “espíritu lúcido y audaz”) al que los latinoamericanos debemos la traducción francesa de Jorge Luis Borges y una espléndida Antología del Cuento Fantástico (Editorial Suramericana. Buenos Aires, 1969). Nos señala al respecto que un espacio urbano reviste dicha connotación sólo si consigue conjurar los poderes de la memoria y la imaginación a su favor, configurándose como resistente o irreductible al paso inexorable del tiempo. En lo que a París, Mito Moderno se refiere, Caillois enumera los valiosos aportes que en tal sentido le hicieron algunos de los grandes poetas y novelistas del siglo XIX, como Lautréamont, Baudelaire, Hugo o Balzac, al igual que los autores más notorios del folletín y la novela negra y policíaca.
¿Puede decirse otro tanto de Medellín, ciudad del interior de Colombia, fundada el 2 de noviembre de 1675 en dos poblados diferentes al sur y al norte de un valle interandino, que desde sus orígenes mismos ha sido tema o motivo de evocación e inspiración – y simultáneamente, de desaire y desamor – para muchos escritores colombianos entre los que se encuentran los más grandes como Tomás Carrasquilla, Fernando González, Porfirio Barba Jacob o León de Greiff?
Ya en otra parte he aventurado una respuesta afirmativa a este interrogante tomando como referencia la medular Improvisación etimológica en torno a Medellín (El Espectador -MD- Bogotá, 1995) del poeta y sociólogo persa Djahanguir Mazhari, que parece despejar todas las dudas o incógnitas suscitadas alrededor del significado del nombre de la ciudad – un topónimo procedente de la Extremadura española – al relacionarlo con la antigua Medina, la ciudad santa de Arabia Saudita, donde hace ya dos milenios confluyeron la cultura islámica y la mazdeísta de los medas y persas:
“El término Medaen (ciudades) es el plural de Medina, pero en árabe además del plural múltiple existe el dual. Ciudades gemelas o duales se dice Medellín (Medinein). Los musulmanes al atravesar el continente africano hasta llegar a España fueron regando por el camino por lo menos una Medina en cada país en memoria de la ciudad santa de Arabia Saudita. Hay Medina en Malí. Medina el Fayoun en Egipto, Medina del Campo en España, y además otra ciudad dual llamada Medellín; al parecer esta ciudad hospitalaria y hermosa (...) es también una ciudad dual o gemela constituida originalmente por las poblaciones de Bello e Itagüí: de modo que no es tan descabellado pensar que el topónimo Medellín provenga del plural de “Medina” (Medineh en persa) que a su vez arraiga en sonoridades surgidas de lo más profundo de la historia humana”.
A este propósito, resulta pertinente remarcar la importancia que los pueblos de la antigüedad – incluyendo la antigüedad clásica concedían al nombre de fundación de las ciudades en general, al que revestían de un prestigio mágico o mítico (más que religioso) por creerse era revelador de una idiosincrasia particular, de un destino prefigurado que afectaba de modo irrecusable las vidas de quienes las habitan temporal o permanentemente.
En el caso específico de Medellín, es obvio que el nombre de la ciudad alude de modo latente o manifiesto a un mito dual, de oposición de los contrarios por el nexo aparentemente gratuito – pero en realidad modélico o paradigmático – con aquella ciudad del Asia menor, donde inicialmente se profesaba (o profesó) la religión mazdeísta: un culto y doctrina esencialmente dualista, de oposición frontal de bien y el mal, la luz y la oscuridad, Dios y el diablo (al Mazdeísmo se atribuye la invención del diablo) que de modo hegemónico, en un momento determinado de la historia, se impone en toda Mesopotamia, incidiendo significativamente en religiones posteriores como el Judaísmo o el Islamismo. A los medas – nos dice Mazhari – fundadores de Eckbatana, una de las primeras metrópolis de la humanidad, se debe también el concepto de civilizado (ciudadano) por oposición a bárbaro (nómada, no-meda) concepto retomado por los griegos y los romanos, que posteriormente adquiere una importancia relevante en todo el mundo occidental.
Para quienes hemos nacido o vivido desde siempre en Medellín, resulta evidente el carácter antagónico, dualista, conflictivo, maniqueo de la ciudad, al enfrentar a cada paso situaciones extremas de la condición humana que rara vez se reconcilian en una síntesis esclarecedora o por lo menos creativa. Ciudad plutónica como la denomina uno de sus escritores actuales, donde los aspectos oscuros, tenebrosos de la realidad se vuelven asunto cotidiano (hombre vea yo le digo, vivir en Medellín es ir uno rebotando por esta vida muerto. Yo no inventé esta realidad, ella me inventó a mí – Fernando Vallejo, La Virgen de los Sicarios. Página 89) también en ella – y más que en otras ciudades iberoamericanas – se vuelve posible, por pura antítesis, tener la vivencia de la luz y la claridad paradisíacas. Eso parece haberle sucedido al poeta neozelandés Ron Riddell (Auckland, Nueva Zelandia. 1949) autor del libro El Milagro de Medellín y Otros Poemas (Todográficas Medellín, 2002) que reúne poemas escritos en Nueva Zelanda y en Colombia respectivamente. El poeta quien fuera invitado a participar en el XI Festival Internacional de Poesía, el año 2001; ha regresado ya dos veces a esta ciudad que, confiesa, lo ha hechizado o encantado (lo que ocurre por lo general cuando el “encanto” se personifica en la figura de una mujer amada) y de la que contrariamente a los poetas locales que sólo perciben su lado oscurantista e inquisitorial, él ha captado su aspecto luminoso o paradisíaco, corroborando quizás a Barbey de Aurevilly en eso de afirmar que el infierno es el cielo en hueco.
Al lado de hermosos poemas escritos en un lenguaje transparente, con una penetración cuasi-mística del paisaje andino y neozelandés, El Milagro de Medellín es un poema relativamente extenso, donde nos paseamos por calles laberínticas, plazoletas desiertas o abarrotadas de gente, templos e iglesias (Medellín tiene 150 iglesias “mal contadas” nos dice Fernando Vallejo) paraderos de buses, bares y cafés ruidosos. Todo ello, a lado y lado de un río olvidado, que por mucho tiempo sirviera de alcantarilla a la ciudad, pero que el poeta visionario entrevé como Un río de fiesta y fábula.
Y ahí reside –repito– el mérito de Ron Riddell, en señalarnos en su poema que podemos, sobreponer la admiración a la decepción. La devoción a la injuria, la esperanza a la desesperación, y elevar los corazones con el vuelo de las palomas de los parques y las plazas públicas, en prosecución de la montaña mística o de la pálida luz azul del nuevo día. Pero previamente nos pone como condición que aceptemos mirarnos en la ciudad como en un espejo, porque tal como ella es, somos nosotros mismos. Debemos, en consecuencia, superar el fardo de violencia maniquea y desarraigo ancestral, legados de la conquista y la colonia española, y aprender a habitar la ciudad como prójimo, amándonos a nosotros mismos en ella.
Medellín, mi esperado sueño de novia, Medellín, mi amante largo tiempo perdida.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: La murga

Argenpress Cultural

La murga es, por un lado, un género coral-teatral-musical y, por otro, la denominación que se le da a los conjuntos que lo practican. Es un género de música popular desarrollado en varios países, generalmente durante alguna festividad como Carnaval, fiestas patronales, aniversarios de fundación o eventos deportivos. Es muy popular en Uruguay, España, Argentina y Panamá, donde suele ser interpretada por un coro con el acompañamiento musical de instrumentos de percusión.

La palabra "murga" tiene su origen en España. El origen del género, de acuerdo a la definición del reglamento del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Uruguay, se produjo en el año 1909 cuando llegó a Uruguay un grupo de zarzuela. Algunos de sus componentes formaron una suerte de chirigota, la murga "La Gaditana", para salir a la calle a cantar y "pasar la gorra" (expresión rioplatense que significa pedir dinero), ya que no habían podido convocar suficiente público en sus funciones.

Al año siguiente una agrupación del carnaval se autodenominó "Murga La Gaditana que se va", para parodiar lo acontecido con los artistas españoles. A partir de ese momento la palabra "murga" se empezó a usar para denominar a esos conjuntos que ya existían desde el siglo XIX y que hasta ese momento eran llamados "mascaradas". El género fue evolucionando, tanto en la música como en las letras. Se le añadieron elementos del candombe y de otros ritmos que, adaptados a la batería de murga (bombo, redoblante y platillos de entrechoque) introducida en 1915, le dieron nueva sonoridad. En el aspecto teatral, la murga rioplatense recibió influencias del Carnaval de Venecia y de la Comedia del arte, adoptando los personajes de Momo, Pierrot y Colombina.

Fuente: WIKIPEDIA




Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Patria es ternura

Ernesto (AMOR REVOLUCIONARIO)

"El que no quiere a su patria
no quiere a su madre"

Calle 13

Tú que nos has visto nacer
embelecernos en tu aire
pronunciando al año en viva voz
tu nombre
que se oculta y cae
parece desfallecer

en las paredes pobres
gérmenes de rebelión

porque yo sé
que estás hecha de carne indomable
pasos victoriosos
aves victoria

y contentos van los que no te quieren
esos felices al cortarte las venas
tu savia generosa que te hace madre
tu corazón y tu cintura

Esos bastardos de los bolsillos llenos
que nacieron de tu luz
y ahora te regalan sombras
llegará el día en que se den cuenta
así sea a machetazos
que la ternura no se compra
ni tus pasos patria
ni tus manos de canto patria
y aquí estamos aferrados a la vida
desde Cuba hasta la Patagonia

haciendo PATRIA y AMOR
VENTILANDO EL FUTURO que es nuestro

Y es que PATRIA
es la tierna emoción de vivir junto a tus hermanos
en territorios libres de desamor

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una visita al Museo del Louvre, París


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La cosa se pudre en Octubre

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

- Cuadro de situación -, dijo en tono cortante Yon un mediodía destemplado de un 2004 que no ganaba en temperatura y que trajo el invierno, portador de “malarias” diversas. Me quedé perplejo, a riesgo de no regresar.

Sucede que la suma de contradicciones flagrantes, que a toda hora pasea en los medios de comunicación y se instala para quedarse, ha superado mi capacidad de asombro. Ya he visto envejecer fenómenos sociales - desde el 2001 en adelante - de cualquier pelo y marca con referentes que se instalan y luego permanecen con distintas apetencias, mostrando una movilidad sorprendente en la fragilidad de esta sociedad arrasada, que es la argentina.

Más sorprendente aún resulta comprobar la naturalidad con que la misma sociedad adhiere automáticamente a cualquier variable que aparezca en imagen.

¿De que situación hablamos?, me atreví a consultar al vasco que sumergía con estilo impecable una raba en la salsa tártara, dispuesta gentilmente por Mauricio, en esa esquina emblemática de la Boca, frente al puente Avellaneda, casi en diagonal, como para cortar efluvios del Riachuelo. Osado, Yon decidió que un Riesling de Bianchi, era lo aconsejable, contradiciendo el manual de buenas costumbres de gente como uno ¿viste? De que tenemos que averiguar...

¿Tenemos?, protesté lo más cauto que pude.

- Bueno, tendrás que ocuparte vos, pero yo voy a hacer unas llamadas, Rambo debe estar en alguna parte, necesitamos saber de donde salió una versión que anuncia la caída del gobierno para octubre. Ahora mi perplejidad renovó su plazo fijo.

¿Y que otro dato para cotejar, tenés, sin aceptar que resulte cierta la versión?

- Nina, está pidiendo por los medios otro 19 y 20 de diciembre -.

Todo esto, tremendo, lo dijo mientras trataba de espiar a través del cristal checo, empañado, elegido especialmente para nosotros y la oportunidad, anfitrión del dorado contenido, de sabor increíble.

Pensé que no hacía tanto tiempo que caminé con Castells desde Plaza Grigera hasta Las Heras, en uno de los tantos reclamos a la comuna, cuando los intendentes en Lomas, se sucedían como los cambios en un partido de básquet, cuando falta un minuto y se está a una diferencia de tres puntos.

Era nada más que dirigente de los jubilados y no tanto, cuando la organización social de la desocupación era incipiente. No me acuerdo si ese día su mujer estaba presente, puede que sí, lo cierto es que, de Rivera hasta Las Heras hay unas cuantas cuadras, para hacer una nota y no la vi.

Claro, hoy, mi condición de periodista – una de las puntas del palo – casi a punto de pasar a la clandestinidad, tal vez al frente del desamparo, parece medir la velocidad de ascenso público de este hombre y su mujer desde el mercadito de Santa Fe, en la frontera de Chaco Chico y Villa Niza, que mira como objetivo la casa rosada, ¿será el hombre de la esquina rosada?, temblé a cuenta de mayor cantidad.

- ¿Y que relación hay entre una cosa y la otra? - dije con morosa inocencia. Me miró.

- Te dije que hay que averiguar el origen de la versión y te di este dato por la casualidad de la causalidad -.

- ¿Causalidad como la estúpida actitud frente al aumento del precio del petróleo? -. Retruqué, porque me gusta molestarlo. Sonrió.

- Casi; nadie, aquí, va admitir la existencia pública del cartel de la energía en el mundo; menos, enumerar quienes integran las “siete hermanas” que deciden que, cuando, como y donde, algunos pueblos se quedan sin futuro, probablemente nosotros. Lo cierto es que debemos saberlo -, enfatizó.

- ¿Y porque nosotros debemos hacerlo? - Respondí dueño de un enojo flamante que hasta yo mismo me creí.

- Porque estuvimos aquel 19 y 20 de diciembre y vimos lo que vimos, contamos lo que contamos y alguno te habrá leído entonces, me imagino y debemos, por lo tanto, denunciar el precipicio, si lo hay -.

- ¿Pero... para qué? -

- ¿Cómo para qué? –

- ¿Vos creés que alguien va a reparar en nosotros que sobrevivimos hasta aquí, por estar en la superficie, nunca ocultos? ¿Ni adelante ni atrás?

- Tu comodidad debes llevarla al lavadero automático, porque por lo menos hay todavía quienes merecen no ser sorprendidos en su buena fe y resultar víctimas de la instalación de la violencia represiva “multipropósito” -.

Me cansó. El vasco, cuando me hace discursos provoca en mí morosas sensaciones. Pienso, en la mujer dorada reclinada en una ventana. Pienso en una mirada gris, incisiva, interrogante, limpia y necesitada de otras verdades que no necesariamente deban ser 20. Me cansa Yon Eibar.

Volví la cabeza hacia la barra, olvidando el murmullo del vasco, para reparar en Mauricio, con su blanco delantal portando los filets de pejerrey que repetimos como un rito, sin contar las botellas posibles. Esas son las placenteras sensaciones de las que me nutrí para vocear epitafios.

Como decía el Picha, “que lo pague la noche”

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La mordaza y el anhelo de libertad

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Los corresponsales de la prensa extranjera en el Perú, a través de su institución representativa -APEP-, advierten las limitaciones para atacar frontalmente la corrupción y mantener la estabilidad de la Democracia, si se promulga la “Ley de la Mordaza”, aprobada semanas atrás por la mayoría del Poder Legislativo.

Una de las caras más atractivas de la globalización, después de la caída del Muro de Berlín, es la ampliación de la libertad de prensa a límites insospechados. Un precedente notable es Watergate, que culminó con la dimisión del presidente Richard Nixon, el 8 de agosto de 1974, después que el Senado norteamericano comprobó que Nixon tenía en sus oficinas un sistema de grabación dentro de la Casa Blanca, que mostraba la obstrucción a la justicia, revelación que la prensa en su libre ejercicio, dio a conocer detalles de “la pistola humeante”.

En el Perú -donde persisten los efectos de la corrupción institucionalizada en la pasada década de los noventa- el Congreso de la República con su “Ley Mordaza”, ha creado una coraza para los funcionarios públicos y una implícita división de la opinión pública, entre poderosos defensores, liderados increíblemente por Mario Vargas Llosa, y los opositores que formamos parte de la APEP.

Nuestro trabajo de corresponsal se caracteriza por tratar de superar la peligrosa y frecuente visión local, para proyectarnos con un criterio más amplio y más allá de la frontera nacional. Con la clara concepción de lo que implica el ejercicio de la libertad de prensa, la directiva de la APEP, en un comunicado formal, considera que la indica norma, provoca “profunda preocupación respecto a los argumentos y consideraciones que han viabilizado su aprobación por el Congreso peruano”.

La APEP, apela al buen criterio de las autoridades peruanas en el sentido de revisar nuevamente el texto presentado por el Congreso de la República, con la finalidad de salvaguardar uno de los bienes más preciados de la democracia: la libertad de prensa.
Y solicita al Presidente de la República considerar, en sus momentos de reflexión, la importancia que tiene la libertad de prensa en el combate a la corrupción y en el empoderamiento de los valores.
La APEP considera que esta “Ley”, en opinión de los legisladores, se argumenta “en la falta de autorregulación de los medios de comunicación y que sería preferible tener un documento del Ministerio Público que confirme que la información obtenida cuenta con todos los indicios para un delito”.

La APEP destaca que “no se ha considerado el interés público que tendría una información y que si bien no necesariamente pueda constituirse en delito, permita al público en general tomar conocimiento de hechos o indicios que en la vida práctica lo pueden afectar directa o indirectamente”.
Los periodistas de la APEP somos testigos de cómo, a lo largo de los últimos veinte años de la historia del Perú, hemos tenido claros ejemplos de denuncias por medio de audios y videos que han permitido a la población tomar conciencia de la realidad de sus autoridades y otras personalidades, mostrando también sus flaquezas y frustraciones.

En todo caso, sería el Poder Judicial quien determinaría si la comunicación tiene contenido delictivo, al recibir del supuesto agraviado la denuncia contra el periodista o el medio de comunicación, agrega el pronunciamiento del gremio.
La APEP nació el primero de 1° de octubre de 1963 de las reflexiones sobre la agitada política peruana con la existencia de la Junta Militar de R. Pérez Godoy y Nicolás Lindley. La iniciativa gremial partió de los corresponsales de Time, Life, United Press International, Associated Press, ANSA, Novedades y Revista de América de México, Cruzeiro de Brasil y Epoque Ltd. de Londres y Agence France Presse.

Hoy la APEP agrupa a más de cincuenta corresponsales y agregados de prensa y de cultura de embajadas de los cinco continentes. Desde su nacimiento cumple con su "finalidad de prestar servicios a sus miembros, defender sus derechos de irrestricta libertad de acción profesional y de acceso a las fuentes de información".

Para muchos periodistas que laboramos desde el Perú sigue vigente la lección de Norman Mailer, un agitador de conciencias y la encarnación misma de lo políticamente incorrecto. Cambio16, semanario requisado en Lima en 1994 por los servicios policiales del fujimorismo, recuerda que Mailer, el eximio escritor y corresponsal de guerra, acusó tanto a la Unión Soviética como a EU de tener políticas exteriores agresivas que reducían las posibilidades de la coexistencia pacífica. “Todo lo que un escritor puede hacer es decir la verdad tal y como la ve, y seguir escribiendo. Se es rebelde o se es conformista, se es hombre de frontera en el Salvaje Oeste o se es una célula convencional más..."

Anhelo de libertad. Manuel Domínguez Moreno, Presidente del Consejo Editor de Cambio16, con sede en Madrid, señala que “nadie puede establecer la libertad porque esta no es susceptible de serlo. La libertad es el motor de la conciencia del ser humano que llevará a este y a esta a conducirse con independencia, y como consecuencia con justicia e igualdad”.

Cambio16 “es, pues, para la libertad, la independencia, la verdad, la razón sin miedo y la conciencia social, y quedará siempre justificada en su rechazo y en su denuncia al cómplice silencio de los demagogos y embusteros y, así ante sus lectores y ante la sociedad en general, podrá mostrar eficacia y dignidad”, remarca en un reciente editorial al cumplir 40 años de circulación con una notable presencia en América Latina y el Caribe: en Colombia (fundado por Daniel Samper y presidido luego por Gabriel García Márquez) y en Santo Domingo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.