jueves, 15 de marzo de 2012

¿Y yo qué culpa tengo que lo golpiaron a Perón? (Parte V)

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Yiyita, tus páginas son un pedacito de la historia viva de nuestro país vista desde un ángulo. Como toda historia refleja tu vivencia, hay otras. ¡Quién sabe cuántos diarios andarán perdidos como este tuyo, en cajones olvidados, ahogados por el tiempo!

Escuchaste hablar de las veinte verdades peronistas y hubo una que te llamó la atención. Preguntaste, los niños ¿y las niñas también? Sin concepción de género, apenas con la inocencia que permite que muchas veces las criaturas peguen en el clavo sin saber que lo están haciendo.

La crisis en el país se agudizaba, el movimiento obrero seguía respondiendo a su líder, las persecuciones eran persistentes, tanto, como la convicción de los luchadores y luchadoras a quienes no fue capaz de neutralizar el estado de sitio imperante. Los paros generales se entremezclaban con la intervención a los sindicatos y los actos de sabotaje y la lucha por la recuperación de los gremios fue constante.

Eran épocas en las que los dirigentes gremiales eran obreros y mantenían el orgullo de clase, sostenían a los sindicatos con dinero de su bolsillo, el que faltaba en las casas para satisfacer las necesidades básicas. En la tuya se vivía esa situación sin que tus poquitos años lo percibieran.

A quien se le hubiera ocurrido pensar que muchos sindicalistas, con el correr del tiempo, llegarían a ser empresarios, representantes de los grandes intereses, multimillonarios, ahogando en zanjas encharcadas de barro la verdadera esencia sindical y la memoria de tantos que murieron con la misma dignidad con que vivieron.

Cuántas veces, más acá en el tiempo, escuchamos a pa, repetir “no es por esto que nos jugamos la vida”. Esa frase sintetizaba mucho, era la negación de la asistencia al funeral de los sueños de entonces. La ausencia justificada al entierro programado de la lucha sindical hoy convertida en lucha de intereses personales.

Habrás visto, Yiyita, que a la historia suelen mudarle el ropaje y por eso es imprescindible mantenerla vida, agitarla, sacudirla en el tiempo aunque para ello haya que vivir ¡taloneando la memoria…!

La sangre de los mártires lo exige volviendo impostergable al taloneo.
15 de setiembre

Diario me aprendi toda la cansion que escuchamos en el disco que trajo un tio. Te cuento y te la boy a cantar por si me olvido y vengo a leerla aca.

Mi general presente estoi el masumilde soldaditosuyosoy para cantar con emosion este destino que nos marca su visión. Mi general nadie olvido que poruste nuestranacion segrandesio y en la oracionde los humildes surecuerdo se bendise con fervor recuerdelomi GENERAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAALLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL . Hoy questalejos de la patria y piensa en ella mientras lo arrulla una cancion del Paraguay mirandoalcielo al señor solo rogamos poder decirlestesupueblo general.

Mi general nadieolvido queporuste nuestranacion sengrandecio y enla oracion de los humildes su recuerdo se bendice con fervor recuerdelo mi general.

y disen que la hicieron donde esta Perón en paraguai.

Mi papi me la hace cantar a cada rato pero cuando está en casa y los tios tambien y me abrasan. No me sale muy bien cuando se despiertan los gatitos y me da tos. Y siempre que la canto los despierta a esos malditos.

16 de setiembre

Hoy son dos años que lo golpiaron a Perón y que empesaron a venir los hombres malos a casa a revolver todo. Encima antes papi siempre estaba contento y el me yebaba al cine y al sindicato de los petroleros en la calle Caseros. Ahi vivian dos abuelos que cuando pa me yebaba a las reuniones ellos me yebaban a la casita que tenian al fondo del salon donde se reunian todos. Pa y mi tio Yalito y otros compañeros habian echo ese sindicato para defender a los trabajadores y ahi tambien yo tenia muuuuchos tios.

Los abuelos esos me pelaban las uvas para que no me callera mal la piel y me gustaban mucho.

Pero cuando golpiaron a Perón a pa lo echaron del trabajo del petrolio porque no se quiso ir del sindicato ni hacerse amigo de los gorilas. Un dia papi salio en el cine en un noticiero de notisias y lo fuimos a ver. Cuando lo vi grite MI PAPITOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO fuerte fuerte fuerte. Me parece que hice macana porque papa se fue ligerito y no lo vi por muchos dias y mami me dijo que yo no tenia que hacer eso pero vos imaginate mi pa estaba en el cine y yo lo vi.

Cuando le conte a mis amigas no me querian creer porque el papi de ellas no salio en ningun noticiero de noticias.
Hoy hay acto y vamos con mami. No sabemos donde anda papa para mi que le gusta jugar a las escondidas. A mi me gusta cuando corremos con mami y la poli tira ese gas que te hace toser pero después a la noche me despierta los gatitos y no me dejan dormir en toda la noche.

Un dia una de esas cosas esploto al lado de una cabina de gas y todos se asustaron mucho menos yo. Yo no me asuste. Si un poquito si que me asuste.

No fui a la escuela porque anoche me molestaron los gatitos y ahora no esta la abu para dormirlos. Mira que le rese a tata Dito para que la despierte pero paso igual que cuando le pido un ermanito y no me escucha entonces nunca le voy a pedir mas nada porque es sordo y malo. Disen que la abuelita esta con el y yo le digo que no es su abuela que es la mia y que me la tiene que dejar venir pero es sordo sordo sordo SORDO SORDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO. Nunca mas te voy a hablar tata Dito porque ademas no me gusta hablar con la gente que nunca se puede ver como vos. Y mentira que los cuidas a los chicos porque les robas a las abuelas y no las despertas mas.

Martes 17 de setiembre

Uiiiiiiiiiiiiiii como corrimos con mami estabamos paradas abajo de un balcon y mami vio que venian los nectunos y salimos corriendo y cuando yegamos a la otra esquina sentimos booooooooooooooooooooom y dicen que de ese balcon habian tirado una bomba. Mami dijo que hijosdeputamadreque los pario.

Mami estaba muy enojada y volvio con otra gente a tirarle piedrasos al balcon y yo tambien pero no llegaban al balcon ese las piedras y caian en la pare. Eso no tiene gracia.

Y todos cantabamos lavida por Perón lavida por Perón mas fuerte que otros dias.

Cuando llegamos aca a casa mami dijo no doy mas y papi vino después y dijo que tambien estuvo ahi pero no nos encontramos.

Dijo que se llevaron a un tio y que iban a ver si lo podian sacar. Pero no se adonde se lo llevaron si es grandote y fuerte. Yo le pedi si me llevaba para liberarlo como a Marito y a Carlitos y me dijo que tenia que quedarme cuidando a mami.

Y empesaron a venir los tios y las tias que no son tios del todo y yo me enserre en el cuarto pero hablaban muy despacito y no podia oir nada. Y no me dejaban estar con ellos y eso estuvo mal a mami no le hablo mas.

Papi se fue.

Miercoles 18 de setiembre

Mami me dijo que tenia que leer el diario para no tener faltas y usar los acentos. Es uno que lo traen a escondidas y cuenta muchas cosas de Perón por eso los hombres malos no podian verla porque descubrian el secreto de donde estaba entendes. Se ve que esta escondido.

Si supieran cuando vienen que en la cunita tengo un monton y que ellos no los ven porque yo los tapo un dia se lo voy a gritar en la cara. Mira estupido le voy a decir pero mejor no porque mami se va a enojar conmigo. Ay que ver oir y callar.

Y me conto tambien las 20 verdades peronistas y me gusto mucho esa que dice que en la nueva argentina los unicos preveligados son los niños bien Perón esa me gusto y las niñas tambien ¿no? Mami dice que si. Pero son muy aburridas esas cosas largas y difíciles. Mami me dijo que hay que buscar en el dicionario lo que no entiendo. Y tiene todo mesclado el disionario.

Jueves 19

Mi mama me llevo a una sicologa que es la esposa de un compañero del partido que es un doctor que opera las cabecitas cuando se enferman. Que aburrido me mostro un monton de hojas que tenian nada mas que manchas y me pregunto que veia en una grandota y azul y yo le dije manchas pero parecen brujas. Y me mostro otras y le dije que eran hombres malos y en otra eran pistolas como las de mi papa. Todas manchas oscuras.

La señora me pregunto si me gustaba cantar y le cante la cansion de mi general presentestoy que es la ultima que me aprendi.

Y me pregunto si yo lo queria mucho a Perón y le dije que si porque era muy bueno con los abuelos y con los nenes y ella me pregunto quien me lo habia dicho eso y yo le dije que nadie que yo lo vi en la cejete cuando era mas chiquita y habia un acto porque se habia muerto Evita otro dia.

Y Perón me agarro en brasos y me acariñaba la cabesita y me dijo que lindos ojos tiene esta nena va a ser mi nobia. Y me daba muchos besitos.

Y la sicologa me pregunto cuando era eso y le dije un dia que era mas chiquita y no lo habian golpiado y me puse a rayar con rojo una hoja que me dio para hacer dibujitos y ella me pregunto porque hacia rayitas y no dibujitos y le dije que estaba enojada con Perón y me dijo porque y yo le dije porque YO QUE CULPA TENGO QUE LO GOLPIARON A PERON y que el se fuera aunque es tan grandote que podia defenderse solito y muy bien.

Y después ella me dio un beso y me dijo que asta el prosimo jueves asi que voy a tener que ir de nuevo y me hizo salir y entro mami y hablaron. Ba que se yo creo que hablaron porque si no hablaron para que entro.

Pero un poco lindo es porque vamos en coletivo y es lejos y mami me compra galletitas las que yo quiero y me las como y le tiro migas a las palomas y ese dia no voy al cole.

Pero la sicologa no me revisa como el doctor de los gatitos que me pone una cosa fria y me da frio.

Mi mami me dijo que tengo que ir para que los gatitos no se me despierten mas y no me aogue.

Y aora mestoy ogando otra ves y me voi a jugar aver si se duermen de nuevo me parece que tubieron hermanitos porque ay mas. La unica que no tiene hermanitos soy yo diario porqueeeeeeeeeeeeeee

28 de

Mestoi aburriendo de escribir todos los dias y mejor me boi a hacer los deberes con Marito porque mi mama esta dando claces en casa. Se ve que ma es una seño comoda donde se vio que los chicos vengan a mi casa en ves de ir ella a la escuela. Pero los mas grandes son asi uno no los entiende nunca porque un rato me dicen no hagas eso que ya sos grande y después me dicen no hagas eso porque sos chiquita todavía. En que quedamos si estaba la abu se lo preguntaba.

Por ai oy viene papito y no vienen los ombres malos y no se despiertan los gatos.

Viernes 20

No vino papi yo quiero que venga pero tampoco los hombres malos. Pochita si que vino.

Mami esta triste hace muchos dias y yo no quiero le di muchos besos y no la hice renegar un poco si pero no mucho.

Se llevaron preso a un tio de la otra cuadra y no saben donde esta. Todo porque lo golpiaron a Perón a mi no me gusta eso. Dentro de un rato vamos a del viso a la casa de los abuelos y de mi tio Juan Carlos que es el hermano de mami. Ella tuvo una suerte que tiene hermano. Me gusta ir para alla pero no te llevo porque voy a jugar con mis otros primos y andar a caballo que tiene mi tio.

Viene Robertito con nosotras que tiene 10 años y me deja sentar de la ventanilla y el señor de los boletos siempre me regala los boletos. Primero los aujerea y después me da un monton para que juegue. Me gusta tanto el tren y el ruidito que hace. Cuando sea grande voy a ir siempre a casa de mis abuelos en el tren ellos viven muy lejos y yo me aprendi todas las estaciones donde para. Son un monton después viene Tortuguitas y después del viso y nos bajamos.

Cuando llego el abuelo me arma la hamaca y como mi tio vive al lado y tiene patos y caballos y gallinas juego mucho con mis primos.

Cuando terminan las clases me quedo todo el tiempo con ellos y mi mama vuelve a casa sola. Son un monton de dias y es rebueno porque alla no se despiertan los gatitos. Ademas tengo a mi bisabuela que es muy viejita y muy linda. A veces esxtraño a mami y a papi y lloro un poco pero mis primos me llevan a jugar y mi tio me alsa en brasos para que vea al caballo y le de besitos.

El abuelo me compra de todo y fuma una pipa. El nos deja que cortemos aselga de la quinta para hacerle la comidita a las muñecas. Y a la noche nos quedamos en la galeria y con mi prima queremos contar las estrellas y la abuela dice que no se hace porque te salen verrugas en el dedo. Mi tio no canta la marcha porque tambien es radical y cuando se la canto me dice anda con eso y yo se la canto mas y no se enoja me da muchos besitos.

Y un dia me enseño otra marcha de los radicales para que se la cante a mami cuando me venga a buscar. Mi tio es de independiente como mi mama y yo soy de boca como Robertito y como papi. Cuando mami dice que le gusta el rojo papi la mira serio y mami se rie. Mami siempre lee cosas de los rusos y no quiere ni un poquito a los yanquis. Papi no los quiere a los rusos. ¿Qué seran los rusos?
Mi padre me regaló
desde niña,
palabras…
tiernas,
solidarias,
éticas,
palabras bellas,
que despertaron a mis duendes
y me alentaron en silencio,
a escribir poemas y cuentos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A mi padre

Liliana Perusini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Su figura enorme,
surgió de mis sueños,
y caminó a mi lado,
evocando recuerdos y cuentos.

Mi padre me llevó
a recorrer historias
grandes y pequeñas.

El pai, mi nono,
de faja y chambergo,
que llegó de lejos,
huyendo de miserias y miedos.

Mi nona,
con nostalgia de su tierra,
protegiendo la herencia,
en la patria nueva.

Su juventud desplegada
en la laguna,
cuando el agua era limpia
y la arena y el verde,
adornaban el rio.

Sus cuentos de carromatos
y lucecitas escondidas
por caminos oscuros,
que dibujaban fantasías
en mi imaginación de niña.

Antiguos rostros,
hechos y leyendas
volvían rescatados del olvido,
en su relato consecuente.

San Martin, batallando libertades,
los caudillos, abanderando su tierra,
los descamisados, de justicias olvidados,
y el universo de Tagore en los poemas
que tiernamente me leía,
en un libro ajado,
de hojas amarillas.

Mi padre me regaló desde niña,
palabras…
tiernas,
solidarias,
éticas,
palabras bellas,
que despertaron a mis duendes
y me alentaron en silencio,
a escribir poemas y cuentos.

Dibujo: "Fuego interior" de Virginia de la Puente

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Letras y cantos del Uruguay: La palabra acaricia a Nuestramérica en la voz de Viglietti

Daniela Saidman (Desde Caracas, Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Uruguay es el país invitado de honor a la octava Feria Internacional del Libro en Venezuela. En esta edición estará presente para cantar y cantarnos la memoria Daniel Viglietti, su voz cuenta las heridas y esperanzas de la América Nuestra y tiene en el recuerdo los versos siempre presentes de ese otro uruguayo infinito, Mario Benedetti (Paso de los Toros, 1920 - Montevideo, 2009).

Juntos cantaron a dos voces, uno guitarra en mano y el otro verso adentro. Ambos recorrieron la geografía contrahecha de heridas de nuestros pueblos para recordarnos que juntos podemos, que juntos abriremos las anchas alamedas por donde transite el hombre nuevo, como dijo también un latinoamericano sembrado para siempre en nuestras querencias, Salvador Allende.

Y es que la cita anual del libro en este país se ha convertido en un encuentro con y por la vida. Es un espacio que deja de manifiesto la ternura militante de las palabras que diciendo nos dicen el futuro que habremos de hacer nacer.

Viglietti está Todos Adentro, porque su canto es necesario y es llama encendida y es conciencia libertaria.

Desalambrado

El poeta Mario Benedetti decía en su libro Desalambrado, que tal vez dos de los versos que mejor definen la intención del quehacer de Daniel Viglietti son “Yo quiero romper la vida / como cambiarla quisiera”. Palabra y canto conjugan la ruptura y lo que viene después, el cambio, la transformación. Y añade que “vida es aquí mucho más que dimensión privada, aunque, por supuesto, también la incluya. Vida es aquí el hombre y su contorno, el recinto doméstico y el país, el texto y el contexto”.

Viglietti nació el 24 de julio de 1939. Criado en una familia de músicos, desde niño estuvo en contacto con la música clásica. Pronto adquirió una sólida formación como concertista, que luego convertiría en una dedicación casi exclusiva a la música popular y al canto de la tierra.

Durante la década de 1960 se desarrolló en todas las aristas del canto y la composición, además trabajó como docente y locutor en radio. Durante esos años participó en el semanario Marcha. Vino “Impresiones para canto y guitarra y canciones folclóricas”, disco editado en 1963, y su obra se tiñó definitivamente de contenido y protesta, con letras asociadas a las luchas populares en Uruguay y en Latinoamérica.

Luego de la cárcel y el exilio, Viglietti se encontró con ese otro uruguayo que nostalgiaba su tierra. De allí surgió el “a dos voces” en el que Benedetti y Viglietti consiguieron, tejiendo versos y cantos, cuerdas e imágenes, alzar la voz, enarbolar las voces. Y es que ambos fueron y serán siempre dos referentes de la palabra comprometida.

Por eso no es casual que hayan decidido reunirse. Juntos consiguieron abrir un espacio que se renovó a sí mismo una y otra vez a lo largo de casi tres décadas.

Durante veintisiete años el concierto A dos voces de Benedetti y Viglietti no sólo estuvo en cada rincón de nuestra geografía latinoamericana, sino que supo además ser homenaje a tantas mujeres y hombres silenciados por la historia y la opresión. Con ellos supimos cantar y recordar a Roque Dalton y Salvador Allende, entra tantas y tantos.

Benedetti escribió dos libros sobre el cantautor, Desalambrado, el último de ellos que hace referencia a una de sus canciones más conocidas, y Daniel Viglietti (Júcar, 1974). Precisamente en éste dice que “La voz de Daniel Viglietti no es la de un profeta ni la de un líder, pero tampoco la de un automarginado o la de un pusilánime; su voz es la de alguien que, con modestia y sinceridad, con dolor y con alegría, con esperanza y con trabajo, con pasión y con riesgo, participa (como puede y debe) en el proceso. Esa actitud es la que, más allá o más acá de su canto libre, los jóvenes rescatan. Por eso no lo escuchan sólo como una voz, sino también como a su portavoz”.

Por su parte, Viglietti ha dicho de Benedetti, después de su partida definitiva, que “nos hace falta su persona luminosa, su pluma tierna y fuerte a la vez, su conciencia crítica, su compromiso con la verdad y su ejemplar humildad”, pero “a Mario no le gustaría que el único modo de recordarlo sea nostalgiarlo”.

En todo caso, Viglietti es la guitarra de este sur memorioso que nace y crece. Y no podemos nombrarlo sin recordar la palabra y el verso necesario de Benedetti. Ellos son todo lo que somos, todo lo que nos habita y nos nutre.

____________

“Otra voz canta” (fragmento)
Música de Daniel Viglietti

Por detrás de mi voz
– escucha, escucha –
otra voz canta.
Viene de atrás, de lejos;
viene de sepultadas
bocas, y canta.
Dicen que no están muertos
– escúchalos, escucha –
mientras se alza la voz
que los recuerda y canta.
Escucha, escucha;
otra voz canta.

“Desaparecidos” (fragmento)
Poema de Mario Benedetti

Dicen que ahora viven
en tu mirada.
Sostenlos con tus ojos,
con tus palabras;
sostenlos con tu vida
que no se pierdan,
que no se caigan.
Escucha, escucha;
otra voz canta.
cuando empezaron a desaparecer
hace tres cinco siete ceremonias
a desaparecer como sin sangre
como sin rostro y sin motivo
vieron por la ventana de su ausencia
lo que quedaba atrás / ese andamiaje
de abrazos cielo y humo

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine: El cine, el Centro Borges y su dimensión universal

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El cine latinoamericano va alcanzando mayor notoriedad en el campo de los estudios culturales y literarios. Un referente es el Centro Borges (http://www.borges.pitt.edu ), creado en la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, y que hace dos años se trasladó a la Universidad de Pittsburgh, donde es dirigido por el profesor Daniel Balderston, uno de los más connotados especialistas en la obra del universal escritor argentino.

Un área que merece destacar es la permanente actualización, mediante el adecuado uso de la tecnología. Cuenta con una base de datos, que se distingue por contener trabajos especializados, así como una bio-bibliografía sobre el autor de Historia universal de la infamia, y enlaces a otras fuentes igualmente vinculadas a la vida y obra de Jorge Luis Borges alrededor del mundo.

Gran parte del éxito de este centro académico se debe a su principal publicación, Variaciones Borges, en español, portugués e inglés y que a la fecha ha completado 32 ediciones semestrales. En la edición última se presentan ensayos como “Lectores de Joyce”, “Clínica y ficción: Borges y Luria acerca de la hipermnesia”, “Una dispersa dinastía de solitarios: la sociedad secreta en los cuentos de Borges” y reseñas sobre libros recientes como “Borges va al cine” (http://www.borges.pitt.edu/sites/default/files/ResenaZavaleta.pdf ), de los argentinos Gonzalo Aguilar y Emiliano Jelicié, quienes revisan la eterna afición del mayor cuentista latinoamericano sobre el arte de las imágenes animadas aún después de que él hubiera perdido la vista.

Otra vertiente de esta institución, según el crítico Jorge Zavaleta Balarezo, uno de sus colaboradores, es la continua organización de seminarios, conferencias y mesas redondas que reúnen durante el año a especialistas de distintas universidades, los cuales discuten sus más recientes aportes.

En esta línea de trabajo es destacable el creciente interés por vincular la obra de Borges con el cine y en consecuencia convertir a este arte en un vehículo de ejemplar divulgación cultural más allá del ámbito académico.

Tal apertura revela, sin embargo, que pese a que Borges es interpretado frecuentemente como un autor de grupos muy selectos, por la propia complejidad de su obra, ésta se manifiesta más como una expresión universal de la condición humana, donde no se existen exclusiones.

BORGES CENTER: -Daniel Balderston, Director of Graduate Studies, PhD, Comparative Literature, Princeton University. Mellon Professor of Modern Languages.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Érase una vez una vaca en la noria / éranse unas ubres con historia

Gregorio Echeverría (Desde Ricardo Rojas, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Se veía bella aunque no se tratara de una cuestión
estética / cómo expresarlo cómo expresar
lo que no tiene rostro ni anatomía ni sustancia
a falta de todo esto / de todo lo que define
y delimita ¿cuál es el criterio la base el fundamento?
ah si fuera un Rodin o la Venus o el Laocoonte
y sus hijos / la Niké de Samotracia… bah cualquier
Victoria cualquier prostituta no muy entrada
en carnes con acento del Bronx parada con un brazo
en alto en medio de la bahía / parido o abortado
quién podría asegurarlo / si a fin de cuentas todo
se parece a todo y todo tiene que ver con todo
¿Unamuno? tal vez Shakespeare acaso LaoTsé
perhaps perchance / oh lengua traicionera claro
y límpido raudal más lípido que límpido / más límpido
que lámpido más lúbrico que lúdicro / tan craso
tan glóbico tan graso / misterio de misterios
oh diosa de siliconas busconas / tetona sesentona
qué hacer con este desperdicio estropicio
que arranca en un solsticio y muere en equinoccio
implosión de petronas de las mamas marranas
del chupete juguete de picardos bastardos y de apostura
prófuga / dónde están dónde se han ido / mis tiempos
queridos tus trasgresiones kármicas tus redonduras
cárnicas de sabrosura sárnica / ah pérfida plutónica
bataclana gestriónica de inflaciones somníferas
desinflaciones púdicas / Hermes dijo menem lo hizo
el campo es patria la venganza es dulce / sus tetas
son la imagen de nuestra patria ubérrima / Hera que era
la sembradora de la era / Flora que desimplora gata
que se desflora ternera que resbala por el paso de sirga
virgo que eternamente se zurce y se desvirga
porque la plebe quiere porque la plebe se empuñeta
vaca que es vaca mora porque nunca llora / vaca
que como el robledal necesita del agua y no la implora
loba capitolina devoradora de rómulos y rémulos
instigadora de fámulas y émulos fabuladora de príncipes
y régulos / oráculo de tambos citadinos azuzando
piquetes vespertinos / ah busto viperino de lengua
flameante y de ancas rampantes / siliconas por lanza
y bótox por estribo / esta es la fábula o la historia
de triste ejecutoria de la reina jamona que era lengua
leona de pezones vipéridos y de aureola escorpiónica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La cultura desde las culturas

Javier Lajo (Desde Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Presentación del Secretario General de la Comunidad Andina de Naciones Adalid Contreras Baspiñeiro

Han ganado presencia formaciones sociales que siempre existían, pero en una especie de silencio subsistente. Desde allá aparecen ahora recuperando la reciprocidad como forma de vida y la comunidad como forma de organización. Son expresiones de sí mismas y del diseño de lo que Immanuel Wallerstein define como “bifurcación” del sistema oficial o del patrón global de poder que encuentra paralelos contrapuestos y divergentes, o incluso convivientes, pero con otra cosmovisión, con otra propuesta de patrones de desarrollo y de organización social, con otra episteme y otro discurso social u otra palabra que proviene -como dice Aníbal Quijano- de la diversidad, de la heterogeneidad histórico-estructural de la existencia social, o de la palabra que camina en la búsqueda y construcción del vivir bien. En esa línea, Javier Lajo, intelectual quechua, comparte con nosotros un trascendental trabajo dirigido a explicar “el contexto de la cosmovisión (…) que da coherencia sistémica al Sumaq Kawsay o Allin Kawsay del Runa Simi, o el Suma Qamaña del Jake Aru o idioma Aymara, concepto que es engranaje principal de la antigua escuela de la Qhapaq Kuna y de su pedagogía práctica del Qhapaq Ñan o Camino de los Justos”.

Haciendo un deslinde con la visión del Vivir Bien en la cultura occidental que privilegia el ‘pensar’ por encima del ‘sentir’, condicionando la ciencia y tecnología al principio de la Razón o el ‘logos’, lo que provoca la separación y dominio del sujeto sobre el objeto y del hombre sobre la naturaleza, explica que el Sumaq Kawsay y Allin Kawsay (‘esplendida existencia’), es “un concepto importante de la disciplina o ‘modo de vida’ andino-amazónico, que tiene que ver en primer lugar con tres compromisos del ser humano con la Pachamama: 1) hacer bien las cosas (o Allin Ruay); 2) querer bien (o Allin Munay) y; 3) pensar bien (o Allin Yachay)”.

Como dice Lajo, estos compromisos son producto del estar bien ubicado o existir plenamente en los tres Pachas: el Hanan Pacha donde el Allin Yachay está representado totémicamente por el Ave Sagrada, el Kuntur o Wáman, seres alados que pertenecen al mundo ‘del alto-afuera’; el Uku Pacha o mundo de abajo-adentro en el que el Allin Munay tiene su representación en el Amaru o Katari; y el Kay Pacha o mundo del aquí y ahora, en el que el Allin Ruay está representado por el Puma. La interacción de los tres Pachas y de sus animales totémicos, en su equilibrio, nos arroja la disciplina andina del Sumaq Kawsay. La dinámica y equilibrio del Hanan Pacha y Uku Pacha se cruzan o encuentran en forma dinámica, contractiva o expansiva, en un “taypi” o punto de encuentro, o en Kay Pacha, lugar transitorio de materialización del tiempo, lugar de encuentro del aquí y del ahora, donde los Pachas se posesionan de nuestra consciencia.

___________

Una aclaración importante sobre el vivir bien

Javier Lajo

En la definición del “Vivir Bien”, debemos utilizar dos niveles de análisis:

1. LA VISIÓN OCCIDENTAL: Podríamos definir la disciplina del VIVIR BIEN como Ética, Moral y POLÍTICA, es decir como una formalidad o CONVENCIÓN HUMANA. Éstas se pueden cumplir o no, según la voluntad humana. Esta es una condición de LIBERTAD.

2. LA VISIÓN INDIGENA: Es obligación natural que se cumple si o sí. La Pachamama obliga al ser humano a cuidar la vida. Pero el ser humano sólo puede cumplir con esta ley si llega a entender cómo se genera, se obtiene y se mantiene el equilibrio del mundo. Esta es una condición de RESPONSABILIDAD.

LA VISIÓN OCCIDENTAL

La visión europea-occidental es una visión más patriarcal e individual, y se le puede analizar como un asunto ético-moral y/o un asunto político. En la diferencia entre ambos vamos a encontrar la deformación occidental del Vivir Bien. Para los griegos arcaicos, cuya filosofía constituye raíz de Occidente, NO todos los seres humanos tenían esta categoría, algunos vivían la ZOE y otros asumieron BIOS, las dos palabras con que los griegos designaban la “vida”.

LAS NORMAS ETICO-MORALES: Estas normas corresponden al “Zoe” primordial, es decir al ser humano que vive en un “estado de naturaleza”, una vida simple, no instruido, el humano que vive junto a las plantas y animales, digámoslo así, “el hombre silvestre”, o no-educado (aquí estaría también “el campesino”), es decir: Al hombre que no pertenece a “la polis”, que no asumió el “logos”, la razón.

Pero, cuando el humano asume la polis, la ciudad o la “urbe”, es decir “se hace ciudadano”, acepta y usa la polis, el logos y la razón.

LA NORMA POLÍTICA, DEL LOGOS Y LA RAZÓN: Se asume como “ser humano” diferente a los animales y las plantas (éstos representan la “nuda vida”), y también se necesita ser diferente a todo lo que “aparenta ser humano”, a los que parecen humanos, pero “no lo son”.

Para tener la categoría de ser humano, además se necesita:

I. SER OCCIDENTAL (originalmente se necesitaba ser griego).
II. SER RACIONAL (es decir haber aceptado y usar la razón).
III. SER VARÓN: Para los griegos, las mujeres son hombres incompletos porque carecen de “racionalidad” (obviamente, esto últimamente se viene alterando por el llamado “Feminismo”).

Los griegos llamaban a este “estándar de vida”: el bios, es decir el humano que había asumido la polis, el logos y la razón, para diferenciarlo del zoe o “vida llana o vida nuda”. Aristóteles, filósofo griego que inició la consolidación de todas estas deformaciones del “Vivir Bien” en Occidente, decía que la felicidad se conseguiría perteneciendo a la Polis, donde se disfruta del ocio que se necesita para conseguir la contemplación intelectual (los Cristianos, tiempo después, modifican esto, aumentando la contemplación mística). Es decir que la cultura griega para asumir la polis:

A. EXCLUYE AL TRABAJO, puesto que para conseguir ocio se precisa esclavos.
B. EXCLUYE A LA MUJER, según Aristóteles la Mujer es un “hombre incompleto”.
C. EXCLUYE LAS EMOCIONES, del conocimiento, ciencia o Epistheme (Sentimiento, instintos, que los griegos llamaban “el tymós”).

Es así que el hombre de la POLIS asumió el vivir bien, o mejor dicho el vivir según el bien.

La etica-moral, hace normas aceptando el bien y reprimiendo el mal, pero la política recrea las normas y dice que:

1. Es bueno tener esclavos-siervos-proletarios, es bueno ser autoritario con la mujer y hasta violento cuando se porta mal, y que es buena la ciencia y la técnica que razona sin emociones o “sentimentalismos”.
2. Entre los valores “del bien”, el Ocio es el valor supremo, porque permite la contemplación intelectiva, (después, en la edad media los cristianos aumentan “la contemplación mística” para que “el ser” se comunique con Dios).
3. Con esto se ratifica históricamente el descubrimiento del “ser” por el filósofo Parménides de Elea (530 a.C.), que es un concepto del “existir sin hacer”, es decir sólo “pensar para ser”.
4. Este “existir” sólo “pensando”, luego en el inicio de la modernidad en Occidente con el filósofo francés René Descartes (1596-1650) se ratifica aun más con su famoso principio del “cogito ergo sum” –o “pienso luego existo”-.

EL SUMAQ KAWSAY, EN EL MUNDO ANDINO-AMAZÓNICO

El sumak kawsay, sumak qamaña o allin kawsay, es un vínculo, regla o compromiso vinculante, o contrato entre los humanos con la Pachamama (deidad identificable con la naturaleza), y entre los humanos consigo mismos, para laborar en “ayni” en la búsqueda de la mayor satisfacción de sus necesidades mutuas, todo esto bajo el “entendimiento” de cómo se genera, se obtiene, se conserva y mantiene el equilibrio del mundo y de la vida.


(*) http://www.comunidadandina.org/public/revista_integracion_5.pdf (Pág.112) “Políticas Culturales” de la Revista de Integración de la Comunidad Andina (CAN), Nº 5, Enero del 2010. Adalid Contreras Baspiñeiro hace arriba una introducción al tema de Javier Lajo

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Arquitectura: Torres fuera de lo común…

El Ave Fénix

La actual arquitectura nos confronta con atrevidos diseños absolutamente fuera de los cánones clásicos, desafiando leyes naturales y, fundamentalmente, criterios estéticos ya consolidados. Para muestra, veamos la siguiente colección de obras:


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La venganza y la justicia

Jorge Majfud (Desde Jacksonville University, Estados Unidos. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Pocas cosas hay más estimulantes que las preguntas. Siempre les digo a mis estudiantes que cuando no tengan preguntas pueden considerar que están intelectualmente muertos. Con cierta frecuencia recibo colecciones de preguntas de otros estudiantes, casi todos, vaya a saber por qué, de universidades de Europa. Hoy, por ejemplo, me dispuse a contestar una larga lista de una estudiante de una conocida universidad de Francia, que está haciendo un posgrado en literatura y su trabajo final consiste en un análisis de La reina de América.

Cada vez que respondo este tipo de preguntas y comentarios, viejos fantasmas de la dictadura de mi país resurgen y, como si los lectores más lejanos fuesen mis mejores psicoanalistas, sin querer me revelan o me proveen de indicios sobre esas verdades que gritan en códigos de sueños pero que ni el mismo autor es capaz de comprender plenamente cuando se deja llevar por las emociones de una historia, por las pasiones de sus personajes. Al menos no de forma racional.

En La reina de América abunda la crueldad, es decir, la violencia moral. He dicho muchas veces que me parece que hay pocas violencias más terribles como la violencia moral, porque uno puede recuperarse de un golpe en la cara pero difícilmente pueda recuperarse de un golpe moral. Las dictaduras uruguaya y argentina fueron especialmente especialistas en este tipo de violencia que abunda en esa novela y en algunas otras, no por casualidad. Muchos presos políticos y muchos policías y militares de aquella época me confesaron historias de una innecesaria y cruel creatividad. Por alguna razón, no difícil de analizar, muchas de ellas tienen alguna relación con el sexo. Algunas, ya las he mencionado en novelas y artículos y este no es el momento de volver a ellas.

Pero no sólo las dictaduras practicaron la crueldad. Las post dictaduras ejercitaron este tipo de violencia moral de formas diferentes, si no por abuso de poder, por carecer de él. El miedo tiene la universal facultad de destrozar individuos y sociedades por igual. La impunidad fue una de esas formas y, quizás, por esta razón, varios personajes de la novela mencionada optaron por diferentes formas de venganza.

Por supuesto que yo, como autor, soy incapaz de matar un gato ahogado en una fuente, pero mis personajes han ejercido esta locura de forma reiterada. Una de las protagonistas y la narradora principal de La reina de América, Consuelo, la hija de la inmigrante prostituta, no sólo ahoga un gato en una fuente sino que venga su propia violación con la violación de su violador, haciendo uso de una especie de sicario que sodomiza a su violador en un galpón de la Aguada, ante su propia presencia, tiempo después de haber heredado las propiedades de su tío. El dinero la inviste del poder necesario para ejercitar, por su parte, más violencia moral. Pero también uno de los protagonistas, que debe presenciar las fotografías de su amada siendo abusada por los militares que lo investigan, termina haciendo justicia por cuenta propia en un parque de Buenos Aires.
Una obra de ficción es un testimonio de un momento histórico, como un sueño revela una insatisfacción real. En este caso, creo, es el producto de una injusticia largamente institucionalizada en el Cono Sur, aunque con algunas enmiendas. La ficción es, como los sueños, la realización de actos que nuestra moral condena en su conciencia; es la revelación de frustraciones individuales y colectivas, como bien lo articulara Ernesto Sábato décadas atrás.

Ahora, por otro lado, en un plano más racional y analítico, también podemos enfocar un momento nuestra atención en las trágicas diferencias entre justicia y venganza.

Es políticamente correcto pedir justicia y condenar la venganza. Al menos en el discurso público, todos se cuidan de rechazar cualquier proximidad con esta práctica y deseo que todos condenamos a la luz del día. Sin embargo, creo que en lo más profundo, aunque son practicas distintas, no son dos categorías ontológicas ni morales tan diferentes. Porque la justicia es una venganza institucionalizada, y la venganza una justicia personalizada.

Claro que la primera es superior, ya que su propósito es conducir a una sociedad por un camino conveniente y justo, mientras que la segunda pone el énfasis en las emociones personales, que con frecuencia pueden producir injusticias. El problema es que cuando una sociedad falla grave y sistemáticamente garantizando la justicia más básica, como ocurrió en Uruguay con leyes que dieron inmunidad a los violadores de los Derechos Humanos, los sentimientos que afloran pueden estar my relacionados con los deseos de venganza. Como ocurre en La reina de América, el contexto social no garantiza esa justicia básica, razón por la cual los personajes con frecuencia recurren a la venganza.

En lo personal no estoy a favor de la venganza. No porque la considere de una categoría radicalmente diferente a la justicia, sino porque la considero peligrosa como práctica social e individual. Pero la ficción es un sueño colectivo, y por lo tanto es la expresión de frustraciones (colectivas y personales) con soluciones o desenlaces semejantes a los sueños, donde en ocasiones cometemos actos repudiables y en ocasiones realizamos deseos frustrados.

La justicia tiene la función de evitar agresiones y el quebrantamiento de la regla de oro (“no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”); pero la venganza también. Al fin y al cabo, la justicia es, aparte de un sentimiento antiguo muy relacionado con la venganza, una institución socialmente sofisticada, con reglas y leyes impersonales que exigen la sumisión de las pasiones. Pero cuando la justicia falla como institución y como práctica del poder, los individuos vuelven su mirada a su antepasado más primitivo, la venganza, precisamente, en búsqueda de esa justicia que no llega. Si en nuestro mundo contemporáneo las víctimas normalmente se contienen, es debido a un entrenamiento psicológico y moral que han recibido de una educación, de una cultura civilizada y, frecuentemente, por la esperanza de que el viejo refrán sea cierto: “la justicia tarda pero llega”.

Este refrán, probablemente, es, como muchos, aleccionador, moralizante. Es decir, es una moraleja, tipo medieval, que pretende prevenir determinadas conductas indeseables. No es necesariamente la verdad porque, en el fondo, toda justicia que tarda no llega. Bastaría con considerar la excarcelación de un inocente al final de su vida que es compensado con una suma abultada de dinero. ¿Qué tiene eso de justicia? El único refrán verdadero en este caso es “peor es nada”, pero nunca “la justicia tarda pero llega”, porque “justicia que tarda” es, en sí mismo, un oxímoron cuando se aplica a seres mortales. La justicia sólo es justicia cuando se realiza a tiempo. Lo cual, casi nunca es materialmente posible, pero al menos en un Estado de Derecho se compensa con la inmediata protección de la víctima, con su reparación moral, que incluye el castigo al victimario, y con el ejemplo social.

En un Estado donde no reina el derecho, a la víctima le queda otra forma de justicia que todos condenamos por conveniencia propia. Por ello, rara vez, sino nunca, la víctima procede como procedería la justicia si el derecho y el poder estuviesen distribuidos entre todos por igual.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Misty nights

Víctor Jiménez (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

A Charles Dickens

Mira, asustado entre la torva niebla,
la fachada del lóbrego edificio
del asilo de pobres niños huérfanos.
No sabe cómo, pero ya está dentro.
No tiene tiempo. Es tarde y tiene prisa.
Ya pasan diez minutos de la hora.
Se pregunta qué día es hoy. No acaba
de recordar su nombre. Sólo sabe
que llega con retraso. Y viene y va
por fríos corredores solitarios
buscando el comedor, donde le espera
el pedazo de pan, la sopa aguada
y puede que también algún mal trago.
Pasan quince minutos de las siete,
de la hora agridulce de la cena.
Nada es igual. Distinto le parece
todo. Sigue. Se para. No respira.
Se le acelera el corazón. Sin fuerzas,
por grises escaleras sube y baja.
Son veinte los minutos de demora.
Abre puertas y puertas y no ve
más que anónimas sombras ateridas
y siniestros y extraños individuos
que no lo reconocen. Oye gritos
al fondo del pasillo y, como loco,
para saber qué ocurre, corre y corre.
Lo amenaza el reloj con sus agujas.
Veinticinco minutos. Demasiados
para salir indemne. Crece el ruido.
No hay duda, en pie de guerra grita el master.
Corriendo avanza. Espera todavía
un milagro, que nadie lo eche en falta
y nadie cause o sufra ningún daño.
De verlo cara a cara miedo tiene.
Cómo explicar la ausencia y el descuido
de sus obligaciones. No hay manera.
Pero allí está, impasible, Mr. Bumble,
como el depredador ante su presa.
Y en silencio lo mira fijamente.
No hay quien lo libre de las consecuencias.
De repente una luz le da en los ojos.
Entra furtivo el sol por la ventana
de su cuarto y un hondo escalofrío
el cuerpo le recorre. Una vez más
volvió a la carga la maldita noche.
Si se hubiera quedado en un mal sueño…
Por suerte, atrás quedaron esos años.
Y ahora, al despertar cada mañana,
una cálida voz, como de madre,
se le acerca y le dice buenos días,
Oliver, mi pequeño, ya pasaron
el frío, el hambre, el miedo, el abandono…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: Famosas oberturas de ópera

ARGENPRESS CULTURAL

Una obertura es la introducción instrumental de una ópera u otra obra dramática, musical o no. Algunas composiciones instrumentales independientes de los siglos XIX y XX también fueron llamadas oberturas por sus compositores, como es el caso de Obertura Las Hébridas de Felix Mendelssohn.

Las primeras óperas, que datan de principios del siglo XVII, no tenían oberturas pero sí una introducción que hacían los vocalistas en la que realizaban un resumen de la acción que se iba a desarrollar acto seguido. Las introducciones instrumentales se comenzaron a utilizar habitualmente a mediados del siglo XVII, cuando se desarrollaron dos formas características: la obertura francesa, desarrollada por Jean Baptiste Lully, estaba compuesta de dos partes, la primera lenta y estática y la segunda rápida y con muchos detalles contrapuntísticos; y la obertura italiana, desarrollada a finales del siglo XVII por Alessandro Scarlatti, que tenía tres secciones: rápida, lenta y rápida. Éste fue el antecedente del género instrumental independiente de la sinfonía.

Hasta finales del siglo XVIII, las oberturas estaban relacionadas de algún modo con las óperas que se desarrollaban a continuación. El compositor alemán Christoph Willibald Gluck fue uno de los primeros que usó material de sus óperas para sus oberturas. De esta manera, éstas establecían el perfil emocional de la ópera que seguía. La influencia de las ideas de Gluck es evidente en la ópera de 1787 Don Giovanni de Wolfgang Amadeus Mozart, en la que por primera vez se escucha la música de las últimas escenas en la obertura. El empleo de la música utilizada más tarde en la propia ópera se puede apreciar en las tres primeras oberturas de la ópera de Ludwig van Beethoven Fidelio.

En el siglo XIX, la obertura evolucionó hacia un único movimiento, de forma similar al primer tiempo de la sonata o de la sinfonía, a diferencia de los dos movimientos de la obertura francesa y los tres de la obertura italiana. El compositor italiano Gioacchino Rossini escribió gran número oberturas operísticas, destacando la obertura de Guillermo Tell en 1829. El compositor alemán Richard Wagner extendió aún más el uso de oberturas. Las oberturas de sus óperas realizan un repaso de la acción dramática de la trama de la ópera e incorporan temas de la música del drama. En las óperas de Wagner la obertura se convierte en un preludio extenso que lleva sin interrupción a la música del primer acto. La mayoría de los compositores posteriores abandonaron la obertura por completo, aunque ésta sigue utilizándose en la opereta y en el musical.

Presentamos aquí una pequeña selección de tres de las más famosas oberturas de ópera:

1) Mozart, de la ópera “Las bodas de Fígaro”

2) Rossini, de la ópera “El barbero de Sevilla”

3) Bizet, de la ópera “Carmen”

Fuente: Wikipedia

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Poema

Guillermo Henao (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Cuando los jóvenes creen que son lo mejor del mundo
ello quiere decir dos puntos
uno que es cierto
dos que no es cierto
tres yo soy lo mejor del mundo
cuatro yo no pero sí mi generación
cinco no me incluyeron
(por razones obvias)
seis a mí sí pero no a mi generación
(por las mismas razones)
siete todos nosotros somos lo mejor del mundo
ocho ninguno de nosotros lo es
ninguna de nuestras generaciones
nadie
incluyéndolos a ellos

Esto lo repetimos y repetimos desde tiempo atrás
generación tras generación
ustedes los viejos
ustedes los jóvenes
nosotros los jóvenes
nosotros los viejos

Todos hemos estado engañados
y dejamos pasar nuestros mejores años
sentados sobre el tesoro
pensando en los huevos del gallo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Desde Chile, entrevista a Camila Vallejo: “Celebramos las luchas de las mujeres y las del pueblo chileno”

Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro (Desde Caracas, Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Chile, vive momentos de profundo descontento con el gobierno de Sebastián Piñera y es, ahora mismo, el movimiento estudiantil el abanderado de las luchas sociales en el pueblo de Salvador Allende. Esta semana reiniciaron las clases y con ellas la noticia de cinco mil estudiantes expulsados por haber participado en protestas estudiantiles durante 2011, demandando una educación gratuita al Estado. Las y los estudiantes se sumaron también a las manifestaciones populares en la Patagonia, en contra de los procesos de exclusión a los que son sometidos sus habitantes. Un grupo de estudiantes chilenas iniciaron la que debió haber sido su primera semana de estudios después de verano, encadenándose -literalmente- a las rejas del colegio del que fueron expulsadas, como medida de protesta.

La represión por parte del Estado no se ha hecho esperar. Durante la reciente concentración, en Santiago de Chile, de los estudiantes en solidaridad con el pueblo de Aysén, una niña de 3 años de edad resultó casi asfixiada por las bombas lacrimógenas arrojadas por los carabineros (1).

Así las cosas, decidimos celebrar la batalla de la mujer y del pueblo chileno y en entrevista para el especial Día internacional de la mujer del programa radial La Brújula del Sur, (2) conversamos con Camila Vallejo, lideresa de las luchas estudiantiles chilenas y militante del Partido Comunista en su país.

Vallejo, Vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, es un referente y representa la voz femenina de un movimiento que logra trascender las fronteras de la nación suramericana.

-Hola Camila, bienvenida a La Brújula del Sur

-Hola ¿cómo estás?

-Bien. Camila para empezar ¿Cuáles son los modelos ideológicos que consideras una guía para los movimientos revolucionarios femeninos?

-Yo, desde la perspectiva comunista creo que la lucha histórica que han desencadenado las mujeres tiene mucha relación con nuestros principios. Creo que convive la emancipación ante la explotación clasista con la lucha por la emancipación de la dominación patriarcal y jerarquizada, que ha inspirado a nuestras sociedades históricamente.
A eso queremos apuntar hoy día, en Chile. La verdad es que aquí no hay una única visión ideológica respecto a cómo desarrollar un modelo particular, que nos permita superar estas condiciones de desigualdad, de explotación y de subordinación.
Sin lugar a dudas, nos estamos planteando la perspectiva de una lucha unificada de las mujeres, pero también desde las plataformas en las que cada una lucha.
Hay mujeres que combaten por una educación pública y gratuita, también por la salud pública, por la sindicalización efectiva, por las negociaciones colectivas, por una vivienda digna, por la renacionalización de nuestros recursos.
Este 8 de marzo es uno especial, porque no solamente reivindicamos nuestras luchas históricas, sino que también ponemos en el tapete las demandas de toda una sociedad, de todo el pueblo de Chile, no solamente de las mujeres.

-¿Cuál ha sido el papel de las estudiantes chilenas en la lucha por una educación gratuita?

-Para la mujer estudiante siempre ha sido difícil participar en la política, en la organización y estar activamente en los procesos de movilización, por toda esta construcción machista, muy arraigada en nuestra cultura, según la cual la mujer y la niña deben acercarse, pero no salir a manifestar, ni a pelear.
La mujer en general y la estudiante han demostrado mucha valentía. Hemos estado siendo protagonistas en todos los procesos de movilización en 2011, lo vimos en las tomas, en los paros, las mujeres estaban allí día a día, en la lucha y creo que esa postura se mantiene hasta el día de hoy.
Por lo menos en el pueblo de Aysén hay mucha participación femenina, en el pueblo de Magallanes también. Entonces, la mujer se está abriendo espacio en la organización social y en la participación política, planteando sus reivindicaciones como mujer y desde la perspectiva de la desigualdad entre los géneros que existe en nuestro país, pero también siendo parte de la lucha social.

-En Venezuela, hay grupos estudiantiles opuestos a la Revolución Bolivariana, que han declarado que preferirían que se privatizara la educación universitaria ¿Qué le dirías a estos estudiantes, desde la lucha que ustedes han mantenido por la educación gratuita?

-Nosotros tenemos una visión desde la experiencia, no es una mera visión ideológica, aunque si tiene que ver con la ideología. Tenemos una historia de treinta años, que ha demostrado que la educación privada no ha traído buenas consecuencias.
Yo los llamaría a revisar el modelo chileno y sus consecuencias y la verdad es que son nefastas, en términos de implicancia social.
La privatización de nuestra educación lo único que ha fomentado es un mercado de intereses privados donde predomina el lucro, dada la aspiración de generar rentabilidad para el negocio de unos pocos, no se ha preocupado de la calidad, ni de la educación con fines de país a través de un proyecto nacional; ha fomentado la segregación a través de un apartheid -que le decimos acá- educacional, y obviamente ha instalado un lógica sumamente antidemocrática del funcionamiento de la institución en sí, sin generar o garantizar autonomía, porque aquí hay una dependencia muy fuerte del mercado y sus intereses, no predominando los intereses sociales.
Yo valoro las opiniones (de los estudiantes opositores venezolanos), pero creo que tienen que mirar un poco más al movimiento chileno y sus consecuencias, y creo que a partir de eso habría una reconfiguración de sus posturas.

-El Partido Comunista de Chile tuvo a una gran mujer como Secretaria General, a una gran luchadora contra la dictadura, nos referimos a Gladys Marín ¿Cuál ha sido su legado, no solamente para las mujeres chilenas, sino para las latinoamericanas?

-UF! Gladys Marín es un ejemplo de lucha: no es un “algo” del que solo recordamos su fecha de fallecimiento, sino que es una presencia activa en la lucha del pueblo de Chile y creo que de los pueblos, en general.
Gladys es una mujer que siempre mostró gran consecuencia, compromiso, representando fielmente los valores comunistas. Luchó codo a codo con los más pobres, lo más desposeídos, con los que viven día a día las desigualdades y la explotación tanto en el ámbito subjetivo, como en el plano objetivo, material.
Así que la presencia de Gladys está con nosotros. Yo creo que hay que recordarla, pero para pensar el presente y el futuro, para proyectar una sociedad mejor, distinta a la actual sociedad de mercado, al actual modelo neoliberal y los jóvenes en particular tenemos mucho que aprender de ella, mucho camino que abrir, mucha página en blanco que llenar de historia y creo que Gladys, así como todos los que no se han dejado doblegar, resulta nuestro motor.
Su felicidad, su alegría nos empuja a seguir avanzando hacia la democracia y desde mi punto de vista, hacia el socialismo.

-Muchas gracias Camila por acompañarnos y aprovechamos para enviarte un abrazo solidario en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

-Muchas gracias. Un saludos también al pueblo venezolano, que con su proyecto bolivariano estaremos siempre apoyándolos.

----

Por razones de estilo, hemos editado esta entrevista que fue originalmente hecha para el formato radiofónico, de manera que las lectoras y lectores puedan pasearse más fácilmente por su contenido. A pesar de ello, no hemos alterado el fondo, sólo parte muy mínima de la forma.
Para escuchar la entrevista íntegra, visite: http://soundcloud.com/br-juladelsur/entrevista-a-camila-vallejo

----

Para ampliar informaciones:

En:
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=485533&Itemid=1
La Brújula del Sur se transmite de lunes a viernes de 8:00 a 9:00 AM, por la emisora Alba Ciudad (1) en Caracas-Venezuela. Alba es la emisora del Ministerio del PP para la Cultura: albaciudad.org, @albaciudad, 96.3 FM.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: “Pasajero K”, de Adolfo García Ortega

Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Editorial Seix Barral

“Aunque seamos un fragmento del mundo, un fragmento infinitesimal
del mundo, somos mundo. Nadie nos puede arrebatar esta calidad”

Adolfo García Ortega

Sobre toda vida siempre vuela el azar de tal manera que uno de los principales protagonistas de esta narración, apellidado con la famosa letra de la literatura universal K, director de cine para minorías, cuando subió al tren de “ninguna manera podía pensar” que el bárbaro Radovan Karadzic ex político serbobosnio, que ocupó el cargo de presidente de la República Srpska, acusado de genocidio, crímenes de guerra y otros delitos, formaría parte de ese azar. De igual manera, aunque con diferencia, que Sidonie la joven periodista de profesión, con la que K se sentaría junto en la última mesa del vagón restaurante del tren Madrid- París. Sin sospechar ninguno de los dos que ese encuentro puramente casual, sería el principio de toda esta historia enigmática sobre la que flotaría una amenaza, dado que Sidonie, como periodista, era poseedora de una sólida información, sobre lo mucho que se pueda conocer de aquella tremenda barbarie vivida en la antigua Yugoslavia.

Siendo el encuentro accidental quien provocará situaciones tensas y arriesgadas motivadas por los procesos históricos en candelero que, pese a ser independientes se verán inmersos por esa relación causal entre ellos, ya que ambos aceptan una causa que consideran, común fruto de la empatía y las propias circunstancias que los rodean, produciéndose en un compromiso solidario hasta el final de la ventura. Ficción que puede perfectamente aceptarse como normal, dentro del acontecimiento histórico en el corazón de la conmovida Europa en estado decadente bajo la afanosa acaricia de los bancos, malvivir e incertidumbre en la que está sumido el viejo continente, lastimado y acosado. Los dos personajes tienen la certeza de estar jugándose la vida por inmiscuirse en asunto de alta y escabrosa política por todos esos los crímenes del genocidios, cuyos culpables han campeado a sus anchas arropados por demasiadas miradas hacia otro lado.

Así que, el azar los une en este viaje en tren, él con destino a Londres inmerso en el mundo de su cine creativo e intimista, ella camino de la Haya donde acude como profesional muy comprometida, al juicio del tristemente célebre dirigente serbio que ha sido capturado y se sentará en el banquillo de los acusados para responder a los bestiales crímenes de los que se le acusa contra los bosnios de aquellas despiadadas atrocidades cometidas con mujeres musulmanas. Que “Se calculan que hubo más de 50.000 violaciones en cuatro años. Eran sistemáticas. Planificadas. Convertidas en salvajismo y orgías de sangre. Se llevaban cabo metódicamente y después no se hablaba de ello. Lo hacía la policía y el ejército, ambos estamentos nacionalistas serbiobosnios. No había paramilitares porque estaban integrados en la policía y el ejército. Era brutal, pero era legal” Un detallado y estremecedor relato dentro de la novela.
Y alrededor de este juicio y las pruebas sólidas y tajantes que Sidonie dispone, más aquellas otras que testigos directos le pueden facilitar, intenta obstruir un oscuro movimiento clandestino partidario del criminal que se sentará en el banquillo ante los jueces, Leitmotif, sobre el que gira tan trepidante novela narrando con apasionado e intrigante oficio de los grandes novelistas del género en los que se mezclan el espionaje, la política de los diversos poderes y por supuesto la guinda de pasiones amorosas de los personajes. Todo descrito con un esmerado y dinámico estilo, crónica de una realidad, por un autor que: "Siempre me ha interesado esta guerra porque tiene mucho que ver con lo europeo como concepto. Se dijo que era una guerra local, pero nos afectaba de lleno, porque lo que estaba pasando era el eterno problema de las fronteras y los nacionalismos”
Algo muy actual que la narración se apoye en el palpitante y al mismo tiempo triste y oscuro futuro dado los males que padece el viejo continente, donde la barbarie, los desafueros y el capitalismo salvaje más la podredumbre económica vienen despertando unos nacionalismos, que algunos consideraban no desaparecidos sino adormecidos, que de nuevo propician el despertar de cadáveres y personajes siniestros, como posibles salvadores ante tanta torpezas históricas de las desvirtuadas democracias: "Cuando el capital rige las cosas y no hay una política que organice desde una perspectiva de justicia y equidad, lo que se producen son grandes desigualdades. Y cuando caen en humillaciones, división de clases y purezas étnicas, triunfa lo pequeño, la frontera, la bandera pequeña” señaló el autor en una entrevista.
Una tensa narración en la que se exponen las vivencias y el sentir humano envuelto en la aventura que plantea la realidad en la que nos desenvolvemos, esa que el autor va intercalando en el discurrir de la historia, exponiendo un panorama realista que sin convertirse en una posesiva predicción, cierto que invita a la meditación, sobre cual puede ser el futuro de la maltratada y peor gobernada Europa, envuelta en unos intereses creados nada solidarios y no obstante, debemos luchar por nuestro continente, pues todavía es menos restrictiva que Norteamérica y el despiadado capitalismo-comunista de la China. Por último, Pasajero K. es a la vez un homenaje al periodismo. A ese periodismo internacional y valiente que tanto se juega en su ejercicio profesional en favor de la transparencia de los hechos que se suceden desde su compromiso por un trabajo limpio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.