jueves, 12 de abril de 2012

Plástica: Comentarios sobre la pintura primitivista

EL AVE FÉNIX

El Siglo XX se caracterizó -entre otras singularidades- por una abundante diversidad en cuanto a estilos artísticos: el Impresionismo, Fauvismo, Cubismo, Expresionismo, Dadaísmo y muchos otros estilos nacieron, se popularizaron y murieron en el transcurso del mismo.

Eso constituyó un fenómeno histórico novedoso, una explosión de estilos sin precedentes en la historia del arte. Recordemos que algunos grandes estilos han imperado por largos períodos, inclusive por siglos: el clasicismo, el bizantino, el barroco, el romanticismo, por ejemplo, dominaron el arte mundial por siglos, sin otros estilos que compitieran con ellos simultáneamente.
En cambio en el Siglo XX la multiplicidad de estilos hizo que se sucedieran unos a otros con rapidez cambiante y vertiginosa, inclusive en una misma década coexistían varios estilos pugnando por expandirse, cada uno procurando la preferencia del mercado artístico.
Algunos estilos pasaron a la historia, otros lograron apenas breves menciones en los libros de la pintura universal.

Después de la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, surgieron tres estilos muy diferentes entre sí: el Dadaísmo, el Futurismo y el Surrealismo, de los cuales solamente el último logró prevalecer y proyectarse mundialmente; inclusive después de la Segunda Guerra Mundial el Surrealismo se renovó y se fortaleció, a tal grado de que continuó creciendo y popularizándose y aún ahora sus reproducciones son muy admiradas; a principios del Siglo XXI, en las Galerías de Arte vendemos posters en papel y giclés on canvas de pinturas de Salvador Dali, René Magritte, Max Ernst y otros célebres surrealistas.
De estos movimientos ni uno llegó a considerarse un “período” en la historia del arte –lo cual implica una categoría superior y más perdurable; sin embargo se conocen como “estilos” o “movimientos artísticos” pues lograron una difusión y aceptación notables en el público amante de la pintura, aunque no pervivieron tanto como un período artístico.

Uno de estos llamados “estilos menores” es el Primitivismo, también conocido como Ingenuismo o arte naïf (del término francés “naïf = ingenuo”). Germinó en África y rápidamente se extendió a todos los continentes, es un arte visualmente sencillo, de fácil percepción e interpretación, se aleja de los cánones tradicionales y explora nuevas opciones en cuanto a forma, luz, color, perspectiva, masa, equilibrio, perspectiva, etc.
Las pinturas primitivistas cautivan por su simpleza, su sencillez extrema, la ausencia de todo aquello que no sea esencial al tema principal del cuadro; la forma de manejar la figura y el color es supremamente natural y espontánea. Nada de sofisticaciones, nada de elaboradas teorías artístico-filosóficas que busquen justificar lo que se mira y se disfruta en los cuadros, lo cual deleita a simple vista. En el Primitivismo todo es ingenuo, elemental, claro, sincero.

En Europa el principal pintor primitivista es Henri Rousseau, un francés que vivió la transición del Siglo XIX al XX. Picasso lo admiraba, Toulouse Lautrec lo admiraba, muchos otros reputados pintores como el gran impresionista Renoir y el puntillista Signac contemplaban sus obras con asombro y respeto.
Aquí presentamos varias de sus obras más famosas:





Para quienes deseen profundizar más en la obra de Rousseau les recomiendo el siguientes link (en Castellano): http://es.wikipedia.org/wiki/Henri_Rousseau
En el siguiente website podrán contemplar la totalidad de sus obras:
http://www.henrirousseau.org (los textos de este website están en idioma inglés pero ofrece láminas de centenares de sus pinturas, al hacer “click” en una de ellas podrán verla en mayor tamaño y alguna información específica sobre ella, el año de su creación, dimensiones, etc.)
En América Latina el primitivismo está muy extendido profusamente. En parte debido a que el intenso colorido de nuestras tierras es propicio para la intensidad de tonos de este movimiento.
Para quienes deseen ampliar lo expuesto en estos breves comentarios, les incluyo los siguientes links, varios de los mejores que he encontrado en la Internet:
Primitivismo en Colombia:
Primitivismo en Guatemala:

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Luna de Mayo

Liliana Perusini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Un día soleado
de la novena luna de mayo,
a mi hijamecimos,
con cantos y arrullos.

Su boquita pintada,
sus pestañas oscuras,
chinitos sus ojos,
y rubor en las mejillas.

Y con amor acunamos,
sus llantos y sus risas,
cautivando corazones,
sus mimos y delicias.

Hermosa hija mía,
largo tiempo soñada…
hasta que al fin,
nos premió la vida,
un mágico día, de mayo.

"Nia" dibujo de Virginia de la Puente

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Del mar del brujo al valle sagrado

Jorge Zavaleta Alegre (CAMBIO16, colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Magdalena de Cao, un territorio pequeño junto al mar, donde nació la Primera Mujer que conduciría la cultura Moche en el norte del Perú, ha sido transformado, por decisión de sus habitantes, en una experiencia válida de cómo construir la identidad local, una economía estable y un proyecto con respaldo de instituciones públicas, fundaciones privadas, universidades de renombre y la cooperación técnica de múltiples nacionalidades.

La Ruta Moche, que aglutina a los pueblos de Lambayeque, Cajamarca y La Libertad, encuentra en Magdalena de Cao un ejemplo de integración del mundo andino.

Cuatro o cinco décadas atrás, los dueños de los latifundios azucareros y los banqueros, veían a la Arqueología una actividad cuasi enemiga del desarrollo. En Magdalena de Cao, parecía que el tiempo se hubiera detenido. Pues ahora, piedra y barro, casas de adobe y calles empedradas, las Huacas Prieta, Cortada y Cao Viejo, comienzan a tener vida. Sus antiguos y nuevos moradores, en memoria de la Dama de Cao, han reconstruido una leyenda y una historia sobre un reino de paz y bienestar, donde el matriarcado supo articular, con el amor y la disciplina, un mundo de ensueño y prosperidad.

El pueblo de Magdalena de Cao ha recuperado su iglesia, la casona republicana, sus fiestas y la adoración a la Virgen. Ha construido un centro de artesanía que lleva el nombre de Tierra Mía.

Mediante un sistemático trabajo de más de dos décadas, sus pobladores han logrado organizarse en torno a desafíos para superar la complejidad del largo del tiempo.

Se trata de una lección, cuyas bondades no deberían quedarse en un hecho aislado. Magdalena de Cao ofrece al visitante una armoniosa síntesis entre la restauración arqueológica de El Brujo y una variada artesanía con insumos del mar, arcillas y plantaciones azucareras. También una gastronomía que conserva la chicha fermentada, la maceración de los pescados; y prácticas de chamanería y curanderismo.

La cooperación internacional en países emergentes muestra una gama de “proyectos modelos” que generalmente se agotan cuando concluyen los plazos de ejecución y los desembolsos.

En Magdalena de Cao, sus moradores han pintado sus casas con el color más apropiado, han creado vínculos con pueblos latinoamericanos como San Pedro de Atacama. Funcionan talleres de diseño para tejedoras y capacitación para conservar el Museo de Sitio. La carretera para unir con la Panamericana Norte sigue siendo una promesa incumplida.

Este pueblo ha internalizado su futuro. Minkaperú - Austria y la Corporación Andina de Fomento, representan el más reciente respaldo sistemático. Un singular libro de la biblioteca CAF, con páginas tierra ocre y fotografías blanco y negro, plantea la acción concertadora de gobiernos locales y regionales, Ministerio de Turismo para multiplicar voluntades, en la Rita Moche y otros lugares del Perú.

La Organización de Gestión de Destinos – OGD Cusco-Suiza, lidera y retroalimenta en el sur Andino la experiencia y complejidad de lo que significa vivir cerca de Machu Picchu y habilitar nuevos y atractivos lugares para un creciente turismo sostenible. La OGD desarrolla sus propuestas, conjugando la fina relojería suiza y la enigmática fuerza telúrica de los caminos del Inca.

Escuchar música: La plaza de mi pueblo

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A veces me pregunto (En memoria de Gustavo Roldán)

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Está bien decir murió un escritor (narrador, poeta) cuando su corazón se detiene para siempre?

Creo que no.

Creo que esa gente no muere, que apenas se va corriendo a rescatar alguna letra que se ahoga.

O simplemente se aleja. Sale a enredar estrellas para opacar la necedad de algunas palabras infames de las que sobran en este mundo agonizante.

¡Y quien te dice! tal vez salgan a formar escaleritas con esos libros que de tan altos que los ponen, no pueden alcanzar los que andan muy por abajo.

Hay poetas y poetas. Unos escriben muy lindo. Son los que tienen música y tienen gracia.

Pero hay otros que escriben muy fuerte y se convierten en imprescindibles.

Es por los últimos que a veces me pregunto:

¿Está bien decir murió un escritor (narrador, poeta) cuando su corazón se detiene para siempre?

Creo que no.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La patria de Tabucchi

Edgar Borges (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Días antes de la muerte del escritor Antonio Tabucchi, estuve recorriendo las calles de Roma. Entre observar y pretender descubrir las realidades no vendibles de las ciudades, recordé que Tabucchi escribió sobre “la necesidad de desberlusconizar Italia”. Sabía el escritor italiano que los países continúan padeciendo de “los caprichos de los políticos” mucho después del tiempo de la gestión. De ahí que Tabucchi hablara de “la cultura creada por il Cavaliere”.

En mi ruta sentí que entre los italianos crece la intención de salir del plástico que les aisló de su propia historia. Ese plástico, como la red invisible que el concepto global de la estupidez arroja sobre los pueblos, capturó el sentido histórico de Italia y lo arrojó al abismo de la desmemoria (el teatro del destiempo). Italia, mientras dure “la cultura de il Cavaliere”, será menos Italia, esa fue la sensación que percibí en el camino. (También el mundo cada vez es menos mundo).

Pensar en la Italia que creyó perder Tabucchi me hizo recordar la idea de patria que desde siempre han buscado lo poetas. El cantautor venezolano Ali Primera dijo que “la patria es el hombre”; Tabucchi, por su parte, saltó de la patria Italia a la patria Portugal gracias a los otros yo de la literatura de Fernando Pessoa. El escritor y francés Jean-Claude Carièrre afirma que “si quieres saber algo de la realidad de un pueblo, nada mejor que la ficción”. Y eso es la literatura: una puerta abierta hacia otras posibilidades, otras realidades. La realidad (esa versión absolutista de la verdad) es siempre más indolente que la ficción. La ficción es una chispa que activa la mente humana hacia el despertar de la imaginación. Es una trampa política (y dogmática) hacer creer que la ficción es un asunto exclusivo de creadores abstraccionistas. La ficción es el derecho creador que tiene cada ser humano a descubrir que su existencia es una réplica del universo invisible que la realidad (en su versión absoluta) le niega. Dominar el todo para dejarnos la nada, eso es política de clanes; ir a la nada para crear espacios, eso es literatura.

Los personajes de Antonio Tabucchi (como los de Joyce, los de Cortázar y los de Bolaño) tenían ese espejo de tristeza hermosa que sólo puede dibujar la ficción. Tabucchi se acercó a Grecia y a Portugal desde su imaginación. La cultura de los países se cuenta y se escribe desde la reconstrucción memorística. Al recuerdo llegamos desde la imaginación. La otra forma, siempre menos sana, de reconstruir la memoria, es desde el guión que encomienda la política. Y de ahí que los intereses partidistas terminen optando por su versión de la realidad.

En la entrada de una iglesia oscura (destinada a sembrar la fe en la pobreza), ahí, al nivel del suelo, una doña pedía limosnas entre temblores inverosímiles. La anciana parecía extraída del mundo ficticio de Víctor Hugo; no obstante, las ficciones de Víctor Hugo son atentados creíbles contra la sociedad inmoral; en cambio, las realidades miserables son asombro o resignación (cada quien escoge la puerta acorde a su mirada). Y me detuve, uno, dos y mil segundos ante la indolencia de esa realidad. El paso por Roma, la posterior muerte de Tabucchi y el canto de Ali Primera, me hicieron pensar que el mundo material es un territorio, hasta ahora, devastado por la política. La otra patria, la de los poetas, habita en la existencia. Y al mundo interior de esa patria (que conduce al espacio abierto del todo) sólo se llega a través de la ficción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Por qué la poesía debe existir?

Juan Garrido (Desde Australia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Hoy soy un verso hecho mierda en las calles
Con olores a cadáveres y flores que no saben de abrazos
mis dedos ya no cortan la piel que se desnuda sin amanecer.
Hoy espero, espero un vacío que se haga vino
Y me emborrache de ti, ¿no sé?
Hoy espero que anochezca, y me tenerme a la cama
Y jugar a dormir. Y jugar a reír a quedarme mudo
Mandar todo a la punta del cerro.
Quien soy poeta o un viejo culiao jugando a enamorarte.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: La aventura literaria de El hombre no mediático que leía a Peter Handke

Francisco Vélez Nieto (Desde Sevilla, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

“El hombre no mediático no sufre de angustia ni de ataques imprevistos de prisa. Su lentitud visual le permite ver detalles inexistentes para la mayoría. Sin embargo, él tiene serios problemas para relacionarse con el resto. Su particularidad lo aleja de los otros. Y esto, a pesar de que aún no le representa desequilibrio, opera como una bomba alojada en su existencia (y que podría activarse en cualquier momento). ¿Qué hacer? ¿Cómo detener el inminente peligro que amenaza con implosionar su yo? ¿Él o los otros? Él desearía que el resultado fuese él y los otros, pero sabe que sostener su particularidad no es tarea sencilla”. (Extracto de novela “El hombre no mediático que leía a Peter Handke”, de Edgar Borges).

Existe una línea de conducta literaria directa de Edgar Borger con autores alemanes, como Franz Kafka, Robert Walser, Thomas Berdhard, Peter Handke, que no solamente no oculta sino que proclama a modo de modelo, partiendo del propio compromiso de escribir, sumándolos como punto de partida a su capacidad creativa que, desde su propia escritura, considera mantener como muestra de análisis en sus crónicas y ensayos. Es el hilo con el que unir escritor y lector. El autor de la historia acude a quien pueda leerlo para mostrarle el peligro constante de alienación, para advertirle sobre lo que invita a leer el mercantilismo endulzado y adulterado que envuelve a la sociedad mediatizada, tras la que se esconde y maneja los hilos un absolutismo cuyo ambicioso deseo es engatusar a la humanidad, encajonarla en una cárcel donde los barrotes carcelarios son invisibles, disimulando así la suciedad totalitaria.

“El hombre no mediático que leía a Peter Handke” (Ediciones En Huida, 2012), es una novela que juega con la crónica, el ensayo y la entrevista para dibujar el universo personal de un investigador; se trata de una obra que, desde la ficción literaria, pretende mostrar la desnuda realidad de nuestras sociedades, partiendo del tronco, para el desarrollo de todo el entramado, de la polémica personalidad y comprometida tanto como diversa obra, del escritor de lengua alemana Peter Handke. Desde un principio tan elemental como real con que el autor considera tener muy claro que: “Siempre he creído que la peor condena del pobre es creer en las leyes del destino. El destino es la jugada perfecta (y cíclica) que el poder establecido inventa. Y el pobre juega (día a día) sin posibilidad de victoria”. Desde este punto de partida alumbra con absoluta transparencia su desafío de autor la andadura de una crónica sobre la alienación utilizando las leyes de la ficción, un arma que no es nueva en Edgar Borges, pues es principio conductor de toda su viva e inquieta escritura, ahora sostenida desde la obsesión que para él significa Peter Handke como autor literario no mediático, un pulso embriagador que deja plasmado en frases inolvidables: “La vida del pobre te la imponen (con pistola invisible) como si fuese un atraco a mano armada”.

Crónica-ensayo a modo de novela, donde se intercalan encuestas con Cecilia Dreymüller, escritora y traductora deseada por el autor, en el recorrido de su investigación, por su amplio y sereno conocimiento sobre el polifacético escritor austriaco. Toda una rica y definitoria respuesta que le llega casi al final de la narración. Aquí unas breves líneas de las preguntas de Edgar Borges con respuesta de la interesante conocedora y traductora de Handke:

Pregunta: “Peter Handke apunta hacia la industria mediática que fabrica opinión publica. ¿Cuál es la historia de la relación entre Handke y los medios de información?

Respuesta: “Imposible de explicar en menos de 15 folios. Pero es algo que cada lector puede seguir perfectamente a través de la obra de Hanke y las entrevistas”.

Para Dreymüller, según manifiesta en su libro “Incisione”s, “Handke es una referencia literaria ineludible desde hace cuatro décadas, ente otras razones porque posee una extraordinaria capacidad creativa asociada a una resuelta voluntad de intervención”. El autor espera desde la literatura romper todas las visiones del mundo aparentemente definitivas. “Desde esta disidencia -señala Dreymüller-, Handke ha formulado un discurso metaliterario cuya profundidad y coherencia han sido decisivas para la discusión de las propuestas estéticas dominantes y la función del escritor en la sociedad”.

Edgar Borges durante años ha ido asumiendo criterio y responsabilidad a través del estudio de la obra de tan polémico narrador, hasta llegar a la extenuación absorbido por su personalidad, hasta el extremo de sentirse absolutamente absorto para asumir a su narrador desde tres ópticas diferentes pero coincidentes para la investigación de su obra. Y así, en un desafío conjunto por medio de los tres narradores, enarbolarla como sólida base necesaria a la vez que paralelamente muestra los riesgos que ello puede provocar en todo escritor de actitud desafiadora y crítica, que con su obra cuestione la alienación en que la sociedad se encuentra encajonada. En este caso, con todas las consecuencias y estratagemas, con o sin el polémico caso de la guerra de los Balcanes y el protagonismo de los dirigentes serbios y la manipulación de los hechos por los poderes mediáticos.

Esta postura crítica enfrentada al sistema ha podido alimentar a Handke por dos modelos anteriores: El desafío al poderoso poder mediático de la Iglesia en el siglo XVI protagonizado por Lutero (1493-1546) y su Reforma, toda una confrontación sin retroceso para la omnipotente Roma y su poder mediático, lo que provocó como respuesta la Contrarreforma y una larga contienda. La otra influencia desafiante e incendiaria en términos literarios, la de su compatriota Karl Kraus (1874-12936) que, desde su famosa revista Die Fackel (La Antorcha), provocó una de las grandes crónicas desafiadora de los poderes mediáticos establecidos de la época, y el anuncio de la barbarie más abrumadora que se avecinaba en el primer tercio del siglo XX. Dos modelos de influencia de la mejor literatura y filosofía en lengua alemana.

Edgar Borges se ha desvivido, desde una disciplina delirante, en el buen sentido de la investigación con múltiples interrogantes, como hombre mediático encerrado con toda la obra de un escritor de muy diversas facetas dentro de la misma línea creativa, durante años, sin prisas porque: “El hombre no mediático no sufre de angustia ni de ataques imprevistos de prisa. Su lentitud visual le permite ver detalles inexistentes para la mayoría. Sin embargo, él tiene serios problemas para relacionarse con el resto. Su particularidad lo aleja de los otros. Y esto, a pesar de que aún no le representa desequilibrio, opera como una bomba alojada en su existencia (y que podría activarse en cualquier momento)”.

Señalaba el estremecedor y profundo poeta Paul Celán que “la verdad está en el detalle”. De aquí que Edgar Borges sea un entusiasta comprometido de abordar y analizar las causas, convencido de que nos encontramos amenazados por todas partes y no solamente por las provocadas guerras bélicas tradicionales, sino por una guerra más sutil, pero no menos cruel.

Tras este logro de “El hombre no mediático que leía a Peter Handke”, una crónica novelada, donde un autor (Edgar Borges) encuentra a su autor (Peter Handke) para discurrir sobre el mundo mediático, le sugiero la aventura entre ficción y realidad, de una nueva crónica novelada en una búsqueda que podría llevar el título de Un autor encuentra a cuatro autores. Estos serían: Karl Kraus, Franz Kafka, Robert Walser y Thomas Bernhard. Juntos en un cuadrilátero para entablar un brillante coloquio dialéctico sobre el mundo mediático partiendo de una cita del clásico Heinrich Heine: “Para averiguar la verdad, hay que contradecir a los hombres".

Francisco Vélez Nieto es poeta, ensayista y crítico literario nacido en Sevilla, España.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Tatuada

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Poco a poco toda la población de Buenos Aires se fue tatuando.

Algunos con algo mínimo en el hombro, en el cuello, en las manos.

Otros con tatuajes más extensos, con figuras de flores, estrellas. O animales, como leones, pájaros. O simples dibujos coloridos.

Pero de una forma o de otra, todos tatuados. Dibujos permanentes fijados en la piel de cada uno.

Todos, menos Josefina. No sabía por qué, pero desde chiquita nunca le gustó estar dibujada en la piel.

Con el tempo empezó a ser mirada con sorpresa y desconfianza por sus compañeros de escuela. Todos ellos con algún tatuaje, aunque sea chiquito, pero ella no...!?. ¿Por qué era diferente...?

Sus padres comenzaron a quedar preocupados. Ambos también tenían sus tatuajes. ¿Por qué su hija no?

Así es que fueron a consultar a un psiquiatra que, obviamente, estaba tatuado. En sus muñecas tenía dibujadas dos balanzas. Era una persona equilibrada.

- Cuando era chica ella ¿se aislaba, quedaba sola, separada de sus amigos? ¿Ella jugaba?

- .....A veces....no siempre, respondieron los padres. A veces quedaba en un rincón, como pensando cosas....

- !...Eso....esquizofrenia circunscripta..!!!. Autismo localizado.

Y agregó, como si fuese obvio: - Igual que antes se aislaba de los grupos, ahora se aparta del tatuaje. Algo que ahora todos se hacen. Por eso es importante para su socialización que quiera tatuarse.

- Pero, ¿cómo hacer si ella no quiere?

-....Bien....hay que tratar de convencerla...si no, aquí les doy la receta de un medicamento que ayuda a la socialización.

Cuestión que con la insistencia de los padres y el remedio psiquiátrico finalmente admitió no ser marginal, o sea tatuarse.

Para eso eligió grabarse en las dos mejillas dos calaveras con huesos cruzados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¡Ay, grillo, grillo!

Daniel de Culla (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Me llamo Grillo
Y me jacto de gran adivinador
Y vengo cantando:
“Soy la primera del grillo
Mosquetero no soy
Uniformado tampoco
Pero en mago si estoy”
Y un día logré mi traza
Pues el rey
Que andaba por Andujar
Me puso a prueba
Poniendo su mano en el suelo
Sobre un grillo
Sin yo saberlo
Y preguntó
-Adivina lo que está aquí
Que la vida te va
Y yo dije temiendo mi cabeza rodar:
- ¡Ay, Grillo, y en que aprieto
Estás metido ¡
Y el rey se me puso a amolar
Diciendo:
- Anda, Grillo, que acabas de ganar
Una dobla
Y te la voy a meter
Por el gatillo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Cómo está el mundo?

ARGENPRESS CULTURAL

A través de la presentación siguiente ponemos a circular una cantidad de datos económico-sociales, políticos y culturales que nos parecen un interesante aporte cultural.

Disponer de todo este caudal de información puede ser de gran valía; por eso creemos con ello dejar un modesto granito de arena que puede servir en la edificación cultural.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los perros de la Catedral

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Estaban allí, en un medio día suave después de la tormenta. La hora parecía no conmoverlos, malévolamente supuse que quedaba algún cura samaritano, porque ellos bien relajados y en distintas posturas y lugares, marcaban el territorio elegido. Uno descansaba, lánguido, entre los asientos y el reverencial para arrodillarse, respiraba plácidamente, despertando envidias diversas, pese al lugar donde desperezaban ocios.
Yo, un topo, entre otras alimañas menores, había sido citado por Yon, el vasco insufrible, en la puerta de la Catedral, donde un Obispo de ilustre apellido literario, que no era el suyo –lo del ilustre- refiere a lo ajeno del protagonista.

El tercero en discordia, confusión protagónica, era el segundo en orden de aparición, casi al pié del hemiciclo, hacía su temprana siesta, sin delatar ni hambre ni interés por el tránsito humano, que debía rodearlo para pasar. Dos ejemplares no mal nutridos de esa raza puro perro, (p.p.), distintiva para otro festival de la necesidad. Asombrosamente indiferentes. Presumo se sentían acunados por la suave melodía de una sonata sin estridencias, casi como un murmullo bienhechor y poco les interesaba que ocurría por allí. La mía era una presencia impresentable que zafé porque la iglesia no implementó el derecho de admisión.

- Vamos a hacer un inventario de calamidades, como en nuestras mejores épocas – fue el saludo del vasco, desde la ventanilla silenciosa del Alfa gris. Después a comer - . Esa última parte fue la única que realmente me interesó, para ser honesto de su saludo. Era el jueves santo de nueva procedencia y la noche anterior, calamidad mediante, se había radicado una tormenta flamante, anticipo del tropicalismo que llegó para quedarse, cosas del calentamiento global que le dicen, pero su paso dejó desolación y víctimas que no volverán.

A riesgo de parecer indiferente, confieso que lo de la comida, como siempre, me superó. Antes de emprender la marcha donde comprobamos que la ciudad no era Bosnia y que la gente tenía miedo de lo innombrable (tornado) para las autoridades, Yon me dijo casi con amabilidad, - sólo por curiosidad, ¿no te vendría bien la comprobación de un informe tuyo del 2008 que sigue revoloteando por allí, repasalo, pese a todo como decía Fontova, puedas sentirte bien - . El Alfa gris, no filtra ruidos, ni desniveles del piso así que se puede leer casi como en casa.

Informe

¿La re...cesión es volver a ceder?

Por Carlos Alberto Parodíz Márquez

“En 1929, EE.UU. hizo crac. Fue financiero, social y económico llevó sus años la recomposición. Resultó necesario entrar en la segunda guerra, para dinamizar la economía del por entonces naciente, complejo militar-industrial. En este 2008, el horizonte dibuja similitudes inquietantes. La recesión está a la vuelta de la esquina. Y la perspectiva de marco familiariza, por el tono bélico, que será –siempre lo es – una buena excusa para empezar de nuevo.

La guerra, conjeturan algunos, es un breve intervalo de la paz. La velocidad de la destrucción es, inversamente proporcional, a la vocación de la construcción. En vísperas de una debacle económica norteamericana, que se mece entre dos instancias posibles un amerizaje suave –en realidad una prolongación del estallido, diluido en un periodo de tiempo ajustable mayor o el de la Reserva Federal, abrupto que, dicen, será más sano para la economía norteamericana, son los extremos.

Es casi seguro que el presidente George W. Bush ignora, uno supone, que el arqueólogo, militar y escritor Thomas Edward Lawrence, quien durante años vivió, combatió y, sobre todo, aprendió en Oriente Medio, menciona en “Los Siete Pilares de la Sabiduría”, publicado en 1926, un curioso proverbio: “Los árabes consideran que la mejor manera de escapar de un cuadrado es hacerlo por tres de sus lados”.

Formulado el teorema, crece la sospecha de una incentivación militar que contenga el deslizamiento de la economía norteamericana, puesto que los gastos militares activan el complejo industrial-militar, aunque los dos intentos llevados a cabo no le alcanzaron (Iraq-Afganistán). No es extraño que la tentación de estirar la conflictividad llegando al enfrentamiento con Irán, resulte por demás tentador, ya que tiene como botín, para los EE.UU., la energía persa y el control del estrecho de Ormuz, por donde circula la energía del planeta.

Nómadas, guerreros y comerciantes, los árabes han sido episódicamente conquistadores y conquistados. Herederos de una poderosa cultura, los antiguos pueblos del desierto convertidos en potencias petroleras tienen otra concepción del tiempo, el poder y sus jerarquías, las relaciones humanas, la confesionalidad, la diplomacia, los negocios y las alianzas políticas. Los conflictos entre etnias, son incomprensibles para Occidente, pero están cimentados en un pasado que tiene aguas divididas y sólo se alinea, circunstancialmente, contra un enemigo común.

No es extraño, entonces, ver que Arabia Saudita (patria entre otros de Bin Laden) tenga una monolítica alianza con los EE.UU, que le ha dado el poder militar de la nación árabe, para resguardar la energía bajo sus pies. Hay que albergar, entonces, máxima comprensión para no perder de vista el negocio petrolero. La estratégica Secretaría de la OPEP, es “eternamente” de este país árabe que decide, por otra parte, el destino del abastecimiento mundial.

Probablemente sea necesario algo más que una gira de ocho días por cinco países -Kuwait, Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Egipto-, para convencerlos de que sus intereses son los mismos que los de Estados Unidos en el Golfo y que Irán es una “amenaza para la paz en la región”. Sobre todo cuando los objetivos de esa gira incluyen un contrato por 30 mil millones de dólares por la venta a Israel de misiles norteamericanos durante la próxima década.

La crisis norteamericana, demorada o abruptamente provocada, tendrá lugar. El pánico de los mercados preanuncia que la proximidad es realmente cercana. Cabe esperar que sucederá en los conglomerados financieros, luego que Merryl Lynch y Citi Group, mostraran el espejo que viene.

El presidente Bush, al finalizar esta gira hablará al pueblo de los EE.UU: para anunciarles el “estado de la nación” y se podrá esperar el marco de medidas correctoras (paquete impositivo) y las políticas de aliento, que comprometen el futuro de los autoridades que vienen.

A pesar de que la Organización Internacional de Energía Atómica comprobó que Teherán no desarrolla, desde 2003, programas nucleares bélicos, sino aplicaciones civiles pacíficas y que 16 organismos de la comunidad de inteligencia norteamericana confirmaron la información, desde Washington se insiste en identificar a Irán como un “estado terrorista”.

El conflicto será una consecuencia, deseada, para atar el salto del complejo militar norteamericano a los avatares de la economía interna de ese país y, por lo tanto, discernir las excusas es casi una obviedad. Más tarde que temprano, puede ser el marco de una decisión presumiblemente trágica, en ambos sentidos de la historia. El futuro, como gusta decir, pasa por él. Bush deja una herencia de brumosa corrección para su país y el planeta.

Recientemente, la marina de guerra de Estados Unidos divulgó un video con audio sobre cinco lanchas rápidas iraníes que el 6 de enero, dos días antes de comenzar la gira Bush, realizaron una “provocación” en el Estrecho de Ormuz a tres buques de la poderosa Quinta Flota.

Ni Bush ni sus asesores parecen haber considerado que las guerras que se iniciaron en el área con el ataque de Saddam Hussein a Irán en 1980 -con apoyo de Estados Unidos, precisamente- seguido por la invasión iraquí a Kuwait en 1990, la posterior “liberación” (bajo la presidencia de Bush padre) y, finalmente, la ocupación estadounidense de Irak en 2003, efectivizada por Bush hijo, afectaron a todos los países del Golfo.

La Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono tampoco toman en cuenta que estos países, enfrentados durante años a Irán, han enviado en los últimos tiempos señales de acercamiento a la república islámica.

El rey Abdullah, de Arabia Saudita, invitó en diciembre al presidente Mahmud Ahmanideyad para que participe de la peregrinación anual a la Meca. Y el rey Hamad de Bahrein -que en agosto de 2002 visitó Teherán en el primer viaje oficial de un monarca bahreiní desde la revolución islámica del ayatolah Khomeini en 1979- exhortó a los empresarios de los países del Golfo Pérsico a que inviertan en Irán. Y en esa búsqueda, nada mejor que la propuesta que en diciembre envió Ahmanideyad a los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG): fortalecer el intercambio económico, incrementar las inversiones recíprocas, crear un corredor de norte a sur del Golfo para exportar energía, establecer una zona de libre comercio, promover la educación y el turismo, anular los visados y permitir a ciudadanos árabes e iraníes la libre adquisición de inmuebles. Naturalmente, es difícil compatibilizar estas inquietudes comunes y pacíficas, con la necesidad beligerante e interesada, con premio energético incluido, para corregir una crisis que permita sostener la hegemonía unipolar en el planeta”.

No me quedó otro remedio, que disfrutar del sol que capturaba por la ventanilla, pensé en los perros de la Catedral, rogando poder llegar antes al “Sitio prohibido”, donde según le escuché ordenar al vasco, nos aguardaba un puré de remolachas en aceite de oliva, para hacer digeribles un par de bifes de chorizo que serían irremediablemente empujados por buena dosis de Chateau Montenot, cabernet, para compensar. Estoy pensando seriamente hasta donde llega el crédito de Yon, por cuanto ignoro lo ilimitado de la ilimitación, que es la entraña de aquel informe, que, cuatro años después, tanto se parece al jardín de los senderos que se bifurcan, pese al disgusto previsible de Borges.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: Roberto Carlos, un mito de la canción popular latina

ARGENPRESS CULTURAL

Roberto Carlos Braga, conocido artísticamente como Roberto Carlos, es uno de los íconos más notorios de la música popular latina del siglo XX.

Nació el 19 de abril de 1941 en Cachoeiro do Itapemirim, en el estado de Espírito Santo, en Brasil. Hijo de un relojero y una costurera, de pequeño Roberto Carlos satisfacía su pasión por la música en la radio local, donde interpretaba temas de otros artistas.

En 1958 se traslada a Rio de Janeiro, donde conoce a Erasmo Carlos, un compañero de clase con el que comparte sus gustos musicales. Juntos, participan en un grupo que toca por los locales del barrio donde vivían.

Su experiencia en la radio le sirve para entrar a trabajar en un programa de la televisión de Rio, donde conoce al productor Carlos Imperial., quien le ayuda a grabar sus primeras maquetas, con resultados discretos. A pesar de ello, con tesón, Roberto Carlos fue haciéndose oír, interpretando temas de bossa-nova, boleros e incluso algún cha-cha-chá.

Luego se trasladó a Sao Paulo, donde causó sensación entre los jóvenes, con ritmos más rockeros y movilizando gran cantidad de fans a su alrededor.

En 1968 Roberto Carlos se presenta como participante en el Festival de San Remo, en Italia, sorprendiendo a todos con su victoria sobre el resto de rivales. Esa ocasión significaría su salto a la fama en el panorama musical internacional.

Roberto Carlos pasó de los sonidos juveniles a los temas más románticos, capaces de llegar al corazón del público. Sus temas hablaban de amor y paz, convirtiendo a Roberto Carlos en uno de los principales ídolos de la canción brasileña.

En los años setenta Roberto Carlos publica gran cantidad de material, lanzando innumerables discos que se convierten en superventas, sonando sin cesar en las emisoras de radio.

Roberto Carlos triunfa también en el mercado latino, cantando sus temas en español y consiguiendo una repercusión internacional que ningún artista brasileño había conseguido hasta entonces.

En 1989 consigue un premio Grammy como mejor intérprete de pop latino, un premio avalado por más de 70 millones de copias vendidas de sus discos

Dado que su discografía es realmente amplísima, a los efectos de acompañar esta nota se hace difícil seleccionar unas pocas canciones representativas. Forzados por ello, elegimos sólo algunas, sabiendo que cualquiera de su larga lista podría representarlo. Finalmente nos decidimos por estas:

Un millón de amigos

Amada amante

Un gato en la oscuridad

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Camus, Kaliayev y los niños

Rafael Plaza Veiga (Desde Madrid, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

"No. Los niños no tienen
Pasado ni futuro
Sólo tienen presente
Y gozan del momento
Cosa que rara vez
Nos ocurre a nosotros"...

Hace ya cuatro siglos
Que Jean de la Bruyère
Escribió estas palabras
¡Podría escribirlas hoy!

Pues hemos olvidado
Que los niños existen
Que los niños del mundo
No comprenden las guerras

-Excepto como un juego
Sin balas y sin sangre-
Que su mirada limpia
Nos hace mil preguntas

Los niños son aquellos
Por los que Albert Camus
Pudo escribir “Los justos”
Y salvó a Kaliayev

Iba para asesino
Mas se sintió incapaz
de apretar el gatillo
al ver al inocente

Lo son todos los niños
de este mundo sangriento
que carece de lágrimas
de piedad y de alma.

Los llaman de mil formas:
En la cercana Francia
Son les enfants des rues
En la rara Inglaterra

Les dicen the street children
En Río de Janeiro
Los meninos da rua
Los chinches en Colombia;

Polillis en Bolivia
En Honduras pululan
Como resistoleros
Scugnizzis en Nápoles

Batang en Filipinas
Balados en el Congo…
Saligóman en Ruanda
Poussins en Camerún...

Los niños de la calle
No saben de justicia
Son golfos, pirañitas,
Pequeños delincuentes

Son pájaros fruteros
Son polvo de la vida
Golfillos, niños malos
La escoria de la calle...

El Kim de Rudyard Kipling
Los gavroches de Hugo...
¡Los grandes inocentes
De Graham Greene, de Mauriac,
Bernanos, Bertold Brecht,
Frank Kafka yDostoievski...!

...Mientras tanto en Irak
en Siria, Yemen, Libia,
o en Afganistán,
los hombres de la guerra
arrojando sus bombas
ignoran a los niños
que "vivían su momento"...


Rafael Plaza Veiga es periodista, escritor, viajero, poeta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Recuerdos

J J Conde (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Tengo el recuerdo de cuando salía con prisas de la escuela de don Juan Hermoso. Aquella escuela de la leche en polvo, del queso americano y de los Ave María Purísima con el brazo en alto a la entrada y en la despedida. Salía con prisas, sin esperar a compañero alguno. Que lo mío era llegar a tiempo al programa de radio de todas las tardes en donde sonaba la música que tanto me atraía.

Me refugiaba en una silla en el salón de losetas grises de la casa de la Isla Chica- con los codos apoyados en mi Telefunken de caja. Y ya no me importaba el alboroto que en la plazoleta se formaba: los timbres de las bicicletas que se lucían en improvisadas carreras; el voceador de caballas, que decía que las traía “vivitas y coleando”; las rifas de tebeos que se organizaban en las aceras; el campeonato de botones con sus primeras figuras, que ellas sí que eran galácticas; el juego de las bolas en el que reinaba “el butre”, que era el que más mandaba y que preparábamos rotándolo en saliva y tierra entremezclada; el muñeco gigantesco con su cuerpecillo de escalera dibujado en la arena húmeda para el disfrute de la lima; la billalda y las espadas; la tejoleta y en hilera las niñas que eran como virgencitas de plata; el aro de hierro que tan diestramente mi amigo Fernando Barranco manejaba; los caballos de caña de cañaveral; las pandorgas…

No me importaba el alboroto que en la plazoleta se formaba. Tan sólo quería mi música. Aquella primera música que yo escuchaba pegado a mi Telefunken de caja. Aquel enigmático Sixteen tons que JOSÉ GUARDIOLA cantaba.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Hoy

Luis Viú (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Para Emilse, por supuesto.
Hoy, Dios me ha regalado
Un día maravilloso;
Una embriaguez de alegría
Me llena todo
Porque tú
Me ocupas todo.
Hoy, por fin
Has llegado;
Hoy, por fin
Estás en cuerpo
Y alma;
Hoy, por fin
Después de tanta espera
Te siento mía.
Hoy, por fin
La primavera ha florecido
Y el invierno, taciturno,
Desviste la lluvia
Con alegría.
Hoy, por fin
El sol me ha sonreído
Y la soledad,
Vieja compañera de viaje
Se ha marchado
Sin mi compañía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Insólitas noticias aparecidas en serios y respetables periódicos

Marcelo Colussi (Desde Guatemala. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Aparecida el 15 de mayo de 1997 en el Süddeutsche Zeitung, Alemania
Es recomendable hablar cada tanto con su compañero de trabajo
Munich, 15/5/97. Los directivos de una empresa de publicidad intentan averiguar por qué nadie se percató que uno de sus empleados estuvo muerto sentado en su mesa de trabajo durante cinco días sin que nadie se interesara por él ni le preguntara qué le ocurría.
Michael Messerschmitt, de 54 años de edad, quien trabajaba como revisor de estilo en una empresa de Munich desde hacía treinta años, sufrió un paro cardíaco en la oficina que compartía con otros veintisiete trabajadores.
El lunes por la mañana llegó a trabajar y discretamente se ubicó como siempre lo hacía en su cubículo reservado, pero nadie notó que no se marchó nunca hasta que el sábado por la mañana el personal de limpieza se preguntó qué hacía trabajando el fin de semana.
Su jefe, Karl Weinachst, declaró: "Michael siempre era el primero en llegar por la mañana y el último en marcharse por la noche, por lo que a nadie le pareció extraño que estuviera continuamente en su sitio sin moverse y sin decir nada. Era bastante reservado y su trabajo le absorbía."
Un examen post mortem reveló que llevaba muerto cinco días tras sufrir un infarto, aparentemente el mismo lunes en que llegó a la oficina.
Como era solo, nadie llamó durante toda la semana para averiguar algo sobre su suerte. Por tanto, nadie cobrará su seguro de vida.

Aparecida el 22 de julio de 1998 en el Clarín, Argentina
Insólitos modos de sobrevivencia siguen apareciendo tras la crisis económica
Buenos Aires, 22/7/90. Una mezcla de sorpresa, consternación y humor causó la declaración dada por el ganador de un concurso de "resistencia para comer".
Andrés Romagnoli, de 34 años de edad y oriundo de la provincia de Catamarca, residente en la Capital Federal desde quince años, participó junto a nueve personas más en el Concurso "¿Cuánto aguanta?", organizado por una prestigiosa cadena de supermercados de nivel nacional.
Desde el primer momento llamó la atención su presencia: al lado de nueve obesos que superaban en todos los casos los 130 kilogramos de peso, el Sr. Romagnoli lucía casi desnutrido. Nadie entendió bien por qué estaba participando en un concurso de resistencia para ver cuánto podía comer. El público asistente así como los locutores del canal televisivo que cubrió el evento en vivo especulaban que era un toque divertido que se pretendía dar al show.
Terminado el concurso dos de los nueve participantes debieron ser hospitalizados de urgencia debido a la enorme cantidad de comida ingerida, uno de ellos el más obeso del grupo, de 221 kgrs.
El Sr. Romagnoli, sin prisa pero sin pausa, pudo comer 14 emparedados de jamón y queso, dos pizzas enteras de anchoa, dos tortas de chocolate, acompañado todo ello con tres litros y medio de gaseosa.
Contento, terminado ya el evento manifestó que hace seis meses que está desocupado, y por cuatro días estuvo sin comer preparándose para el concurso. El triunfo, según manifestó, se lo dedicó a su familia y "a la memoria del general Perón".

Aparecida el 6 de febrero de 2001 en el ThaiRath, Tailandia
Original protesta
Bangkok, 6/2/01. Una pareja de esposos –el Sr. Monthathip Komutcharoenkul, 29 años, y la Sra. Phuket Shinawatra, 26 años– habiendo sido víctimas de una estafa, según manifestaron a prensa y curiosos que no podían creer lo que veían, se encerraron en un ascensor a hacer el amor como original método de protesta.
La pareja hizo saber que la empresa financiera Bangkok Insurances and Financial Business, filial local de la multinacional Universal Insurances Corporation Ltd. con sede en Atlanta, Estados Unidos, los estafó en 30.000 dólares depositados en una cuenta de ahorro especial un año y medio atrás.
Al momento de querer retirar sus fondos se encontraron con que ello no era posible, contraviniendo lo originalmente pactado. Según dijeron a ThaiRath, tras dos meses de infructuosos reclamos donde no encontraron respuesta positiva ni en la compañía ni en los juzgados pertinentes, decidieron provocar un escándalo que permitiera hacer público el hecho.
Fue así que en horas de la mañana del jueves 5 de febrero montaron el ascensor del edificio donde está ubicada la empresa financiera –una torre de 32 pisos– y ante los ojos atónitos de otros usuarios que entraban y salían del mismo, se amarraron con cadenas a sus agarraderas, se desnudaron y comenzaron a mantener relaciones sexuales.
La medida provocó indignación en algunos e hilaridad en otros. Los medios de comunicación llegaron más rápido que la policía, quien finalmente los detuvo por escándalos e inmoralidad en lugares públicos. De todos modos la empresa aludida se vio forzada a reaccionar ante la denuncia de la pareja, y al momento del cierre de esta edición había pagado la fianza para sacarles de la comisaría donde los esposos habían sido conducidos, comenzando a negociar "en términos amigables".

Aparecida el 18 de octubre de 2002 en Le Quotidien, Senegal
Ya no se sabe quién es quién
Dakar, 18/10/02. La noche del miércoles 17 del corriente, en el destacamento de policía del barrio de Seuil Bordon de esta capital, fue presentada una insólita denuncia. Doudou Ndiaye, varón transformado en travesti, de 23 años de edad, se presentó ante las autoridades policiales exhibiendo fuertes golpes en diversas partes del cuerpo para denunciar que su conviviente, la Srta. Nafi Ngom Keïta, de 24 años, le había maltratado.
El ofendido (u ofendida, como en todo momento pretendió que se le tratara) manifestó que desde hace un año vive con Nafi, una joven enfermera especializada en manejo de pacientes psiquiátricos, y de quien dijo "le da mala vida, la cela continuamente, la engaña con otras, y además de todo eso, le pega".
Según expresaron fuentes policiales que pidieron el anonimato, fue todo un problema redactar el acta de la denuncia presentada por Doudou Ndiaye. Le Quotidien tuvo acceso a la misma, y efectivamente pudo constatarse que había una serie de enmiendas cada vez que debía emplearse una marca de género. Finalmente el escribiente policial optó por poner a/o para cada terminación, a fin de ahorrarse problemas.
El/la ofendido/a dijo estar decidido/a a no regresar más a su hogar en compañía de el/la agresor/a, a no ser que un juez fijara taxativamente las responsabilidades de cada uno/a. E igualmente exigió que Nafi Ngom Keïta fuera apercibida/o, so pena de ser detenida/o si incurría nuevamente en cualquier tipo de agresión.
En el momento mismo de firmarse el acta por parte de el/la denunciante en dependencias de la policía, se presentó al lugar la/el agresora/or, quien ramo de flores en mano intentó infructuosamente convencer a su pareja que retirara la demanda. Si bien llegaron a una amistosa componenda, la denuncia no fue levantada por parte de el/la Sr./Srta. Ndiaye, retirándose ambos/as de la comisaría con lujo de enamoramiento ante la atónita mirada de los funcionarios policiales.

Aparecida el 11 de noviembre de 2004 en El Universal, Venezuela
No se sabe si fue accidente o suicidio. Y si fue suicidio, fue por error
Caracas, 11/11/04. En la mañana de ayer el servicio de metro se vio entorpecido debido a que fue temporalmente cerrada la Línea 1, ocasionando ello un caos vehicular de enormes proporciones en las calles caraqueñas.
Alrededor de las 06.30 AM, hora pico en que se desplazan grandes cantidades de personas comenzado su jornada laboral, en la Estación Capitolio cayó a las vías el ciudadano de origen colombiano Ángel Gaitán Samayoa, de 44 años, siendo arrollado por un tren y muriendo en el acto.
Los bomberos tuvieron que trabajar por espacio de casi una hora para poder retirar el cadáver.
No están claras aún las circunstancias del hecho. Testigos presenciales afirman que el amontonamiento sobre el andén hizo que Ángel perdiera pie al ser empujado casualmente por alguien cuando llegaba el tren.
Pero según declaraciones dadas a este diario por una persona de sexo femenino que dijo conocer al occiso, vecina de él en el barrio 23 de Enero y quien pidió el anonimato para brindar su testimonio, el Sr. Gaitán se quitó la vida tras haber recibido el resultado de una prueba de VIH-SIDA.
Aparentemente, según las declaraciones que este periódico pudo recoger, un mes atrás varios vecinos del referido sector se sometieron a esta prueba diagnóstica, y la ahora víctima fatal habría salido con resultado positivo. Ante la desesperación, y sabiendo que la Empresa de Metro paga un seguro de vida a la viuda supérstite, habría optado por suicidares, dejando así asegurados a su mujer y a sus cuatro hijos.
Reporteros de El Universal continuaron la investigación en el transcurso del día y encontraron que el centro diagnóstico donde el Sr. Ángel Gaitán se realizara la prueba habría tenido un error, intercambiando los nombres de los examinados, cosa que jamás aceptó reconocer el personal del laboratorio. Por lo tanto, de haber sido un suicidio, el mismo habría tenido lugar por error.

Aparecida el 22 de junio de 2005 en el Ayna, Azerbaiyán
Cuidado con dormirse
Bakú, 22/6/05. El señor Rasim Musábeyov, trabajador de una empresa de mudanzas en la localidad de Siyazan, no olvidará nunca en su vida la tarde del 16 de junio del 2005 y los tres días que a partir de ella le tocaron vivir.
Habiendo sido contratada la compañía donde él trabaja para realizar la mudanza de un laboratorio de análisis y tratamiento de insulina desde Siyazan hacia la capital, Bakú, junto a otros tres empleados se dedicó durante el transcurso del día jueves 16 de junio a mover y cargar en dos camiones todo el material que debía transportarse.
De acuerdo a lo que él mismo relatara luego, el mismo día 16, cuando ya estaba casi todo listo y sólo quedaba por acomodarse una refrigeradora industrial, quiso hacer una broma escondiéndose en la misma. A último momento autoridades del laboratorio decidieron que esa refrigeradora no sería llevada a Bakú sino que quedaría en la cámara frigorífica de Siyazan.
Oculto en el aparato –de más de dos metros de altura por un metro y medio de ancho y uno de profundidad–, seguramente cansado por el esfuerzo realizado, cayó dormido. Sus compañeros, al notar la ausencia, según pudo reconstruirse posteriormente, optaron por no darle importancia al asunto, y procedieron a acomodar el aparato en la cámara fría tal como les fue indicado.
Maldiciendo la repentina desaparición de Musábeyov, pero no pudiendo hacer nada al respecto dada la responsabilidad de ponerse en marcha para terminar con el trabajo, dejaron ubicada la refrigeradora en el lugar establecido y salieron rumbo a Bakú con ambos camiones cargados. Cuando el señor Musábeyov despertó e intentó salir de su improvisado escondite, descubrió que la refrigeradora estaba dentro de una cámara fría a 30º C. bajo cero.
El que fuera su escondite para su "travesura" pasó a ser su salvación para no morir congelado. Dado el proceso de presurización de la refrigeradora en que durmió su larga siesta, el frío ambiente no lo mató. Pero tuvo que esperar ahí dentro tres largos días hasta que el lunes por la mañana la misma fue abierta y se le descubrió en su interior, deshidratado y acalambrado.
Prometió Rasim Musábeyov que nunca más dormiría una siesta en horas de trabajo.

Aparecida el 26 de diciembre de 2005 en Nuestro Diario, Guatemala
Muertos solidarios: un cadáver ayudó a cambiar una llanta
Guatemala, 26/12/05. Los jóvenes Abelino Chicará y Pascual Toj Tzum, de la aldea Guapinol, municipio de Chichicastenango, departamento del Quiché, vivieron una Navidad que no olvidarán jamás en su vida.
El mismo día de Navidad falleció en esa aldea el Sr. Orlando Ixquiac, familiar lejano del primero de ellos. Para cumplir con la última voluntad del difunto, se decidió transportar el cuerpo al sitio donde pidió ser enterrado: Llanos del Pinal, una comunidad vecina a la ciudad de Quetzaltenango. No encontrándose otro medio para hacerlo más que el traslado del ataúd en un pick-up guiado por los jóvenes mencionados, el día 25, en horas de la tarde, emprendieron el viaje.
Según lo relatara posteriormente Toj Tzum, de 22 años de edad –conmocionado aún por lo vivido–, ya entrada la noche al atravesar el túnel de Zunil pincharon una llanta. Como llovía torrencialmente en ese momento, quiso la providencia que el vehículo quedara bajo el túnel en el momento en que llegaban casi al final del mismo. Eso les permitió trabajar sin mojarse para cambiar la rueda. Pero ni bien comenzaron la tarea, se encontraron con que la llave que llevaban estaba gastada y no permitía quitar los correspondientes tornillos.
De noche, lloviendo, y en día de Navidad, desesperaban ya los dos jóvenes sin saber cómo resolver el problema, agravado por la urgencia de transportar el cadáver.
En esas circunstancias apareció un mecánico sin que supieran de dónde, quien solícitamente se prestó a ayudarlos. En un santiamén, de acuerdo a lo relatado por Toj Tzum, el desconocido cambió la llanta, negándose luego en forma tajante a continuar con ellos, rechazando el ofrecimiento de ser transportado pese a la torrencial lluvia.
Sin insistir demasiado, los dos jóvenes continuaron su marcha.
La sorpresa mayúscula la tuvieron en el punto de destino, en Llanos del Pinal. Ni Pascual Toj Tzum ni Abelino Chicará aciertan a explicar por qué el cajón de muerto llegó vacío.

Tomado del libro de cuentos “Rubicunda”, Ediciones Armonía. Estocolmo, Suecia, 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.